Inicio > Mis eListas > encuentrohumboldt > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 2005 al 2024 
AsuntoAutor
496/06 - La falta Encuentr
497/06 - Condolenc Encuentr
498/06 - ESCAPE DE Encuentr
499/06 - CIUDADES Encuentr
500/06 - HACIA LA Encuentr
501/06 - CIUDADES Encuentr
502/06 - A 700 km. Encuentr
503/06 - APORTES P Encuentr
504/06 - No quedan Encuentr
505/06 - Ciudades Encuentr
506/06 - HACE 20 A Encuentr
507/06 - LA MEDICI Encuentr
508/06 - President Encuentr
509/06 - UN PERIOD Encuentr
511/06 - ¡PARÁ DE Encuentr
510/06 - VIDEO/ DE Encuentr
01/07 - feliz 2007 Encuentr
2/07 - NOVENO ENCU Encuentr
3/07 - IX ENCONTRO Encuentr
4/07 - PANEL PASTE Encuentr
 << 20 ant. | 20 sig. >>
 
ENCUENTRO HUMBOLDT
Página principal    Mensajes | Enviar Mensaje | Ficheros | Datos | Encuestas | Eventos | Mis Preferencias

Mostrando mensaje 2065     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto:[encuentrohumboldt] 505/06 - Ciudades Intermedias y la Problemática de la No Gestión
Fecha:Jueves, 28 de Diciembre, 2006  23:15:07 (-0300)
Autor:Encuentro Humboldt <encuentrohumboldt @..................ar>

Ciudades Intermedias y la Problemática de la No Gestión.

Estudio de Caso: la Ciudad de Río Cuarto.

 

Prof. Eva Ruth Puigdomenech

Prof. Marcela Cristina Montero

Prof. Pablo Santiago Pizzi*

 

Resumen

 A medida que la ciudad de Río Cuarto ha evidenciado un  crecimiento en su planta urbana, se han ido gestando diferentes situaciones de conflicto entre dos materialidades del paisaje urbano: la red de desagüe y las geoformas. A lo largo de esta investigación las causas de conflicto que hemos podido distinguir atienden a los aspectos físicos referidos al sitio, como las pendientes, las formas y los eventos climáticos. Los conflictos, de origen antrópico, se asocian al anegamiento de zonas identificadas en el ejido urbano.

 

 

 

Marco Teórico

La Geografía como ciencia espacial se ocupa de analizar, interpretar y explicar los diferentes espacios geográficos, entendiéndose a estos como el resultado de un proceso de interrelación entre el medio natural y los grupos humanos que en el habitan. Parte de estos comprenden a las áreas urbanas, espacios de construcción social, dinámicos y resultantes de un proceso histórico que le han impreso características homogeneizantes y heterogeneizantes según sea su aspecto natural, como así también las cualidades culturales del grupo social correspondiente. En un mundo, en el que cada vez mayor cantidad de población se radica en las ciudades, remite a que diferentes ciencias vinculadas al espacio intensifiquen sus esfuerzos en la realización de investigaciones tendientes a una comprensión mas acabada de un espacio tan complejo. Así desde la ciencia geográfica, se desprende una rama que es la geografía urbana que promoverá el estudio de la ciudad como “...un espacio constituido por una combinación singular de fenómenos terrestres, que forman un subsistema espacial abierto y finito de la geosfera”. [1][1]

 De acuerdo a Puyol y otros, podemos estudiar a la ciudad tanto integrada con otros centros urbanos o con un enfoque intraurbano siendo esta el “todo” a analizar. Al partir del análisis de la ciudad como un todo,  el paisaje urbano adquiere una connotación fundamental como una forma de aproximación a la misma en el que las características de su emplazamiento sumado a la intervención de la sociedad brindarán importantes aristas de investigación.

El crecimiento de la ciudad ha puesto de manifiesto la importancia que debe prestarse a las cualidades del medio natural -como la topografía del territorio- que no solo le sirve de sustento, sino que se convierten en parte misma de ese “todo urbano”. En diferentes situaciones la no consideración de este aspecto esencial ha determinado que se produzcan a decir de Vigliocco, las “distorsiones espaciales”. En términos de Verstappen y con la finalidad de enriquecer lo expuesto “...muchos procesos geomorfológicos cambian sustancialmente después de la urbanización.”[2][2]

En países subdesarrollados, que de manera permanente  se encuentran acuciados por situaciones propias de la coyuntura económica, inmersos en la búsqueda de soluciones cortoplazistas a situaciones de tipo estructural como la pobreza, se ve dificultada la puesta en práctica de políticas públicas largoplazistas tendientes a considerar los procesos de urbanización y el ordenamiento de este “todo urbano”.

Consideramos desde una visión holística de la geografía comenzar el análisis de los componentes físicos –como la pendiente, el clima, el suelo, y su dinámica con sus consecuentes geoformas y estructuras- y antrópicos del paisaje de la ciudad de Río Cuarto partiendo desde lo general a lo particular, a fin de conformar un modelo urbano.

 

 

Localización del Área de Estudio

La ciudad de Río Cuarto se encuentra ubicada al sudoeste de la provincia de Córdoba, en el departamento homónimo, a los 33º 00´ y 33º 10´ de latitud sur y 64º 15´ y 64º 30´ de longitud oeste. Es un importante punto de intersección de rutas nacionales como la Nº 8, 36, 35 y 158. Figura Nº 1.

 

Figura Nº 1

 

 

Características Climáticas

 

La ciudad de Río Cuarto  se ve caracterizada por un clima templado subhúmedo a húmedo con una media anual de precipitaciones que rondan los 870 mm. Estas se concentran en las estaciones correspondientes a primavera y verano. La temperatura media anual es de 16,5º centígrados.

 

Características Geomorfológicas

 

A nivel regional el área que incluye a  la ciudad de Río Cuarto se encuentra enmarcada dentro de la provincia geomorfológica llanura Chacopampeana, en la región fluvial subhúmeda, en la Asociación geomorfológica derrames de los río Cuarto y Quinto. Se destaca una paleoactividad fluvial importante, debido a la acción de dichos ríos como así también de la actividad eólica característica de esta provincia. La pendiente predominante de esta asociación tiene dirección este-sudeste. Esta área se encuentra limitada al oeste por el bloque de Viamonte de dirección NNE-SSO y el bloque de Levalle cuya pendiente es este y sur.

 

La Unidad Ciudad

Una vez brindado el marco geomorfológico regional y para el caso puntual que nos atañe, la ciudad de Río Cuarto, se tomará a toda el área urbana como una unidad, cuyo rasgo característico es el elevado grado de humanización. Sus edificaciones se encuentran asentadas  y modificando – en términos del Dr. Regairaz – a un “ambiente planizado”[3][3]. El mismo responde regionalmente a dos subambientes  geomorfológicos, uno de origen eólico – el de mayor extensión - y el restante fluvial. Figura Nº 2.

Figura Nº 2.

El Subambiente Eólico

Sector Llanura Ondulada con Médanos Longitudinales

Limitando hacia el norte con el subambiente  fluvial, -más precisamente con  las terrazas antiguas - se encuentra esta llanura levemente ondulada abarcando la mayor parte del área urbana de la unidad ciudad de Río Cuarto. Dichas ondulaciones responden a la presencia de médanos longitudinales modificados, siendo la erosión hídrica de tipo laminar la de mayor importancia. Figura Nº 2

Sector Bloque Sobreelevado del Golf

Hacia  el oeste de la llanura mencionada, se encuentra un bloque sobreelevado denominado "Altos del Golf". Aquí se presenta una importante actividad antrópica que se pone de manifiesto por ejemplo con el barrio privado Golf. Los procesos geomorfológicos activos se encuentran asociados a las modificaciones hechas por la sociedad. Se puede observar tanto erosión hídrica de tipo laminar como eólica. Figura Nº 2

 

El Subambiente Aluvial del Río Cuarto

Aquí el patrón del relieve está ligado a la actividad Holocena del Río Cuarto, lo cual determina una importante faja aluvial con morfologías asociadas a los distintos eventos de la actividad del río”.[4][4] Figura Nº 2. En este sentido se pueden distinguir diferentes unidades de análisis que citamos a continuación

Faja Aluvial Actual

Cauce actual del Río Cuarto. Sector urbano: si bien es posible observar algunos meandros estos se caracterizan por ser poco importante su pronunciación. A lo largo de este pueden observarse barras de arenas móviles. Cabe aclarar que es el tramo que representa un elevado nivel de intervención antrópica. A modo de ejemplo podemos mencionar los trabajos realizados a fin de lograr la conservación de los márgenes  en diferentes tramos, recurriendo al empleo de gaviones en la margen sur  en cercanías del puente carretero - conocido como puente viejo - y  que se encuentran a simple vista y con escaso trabajo de conservación. Con idéntica finalidad entre fines de los setenta y comienzos de los ochenta se implantaron en ambas márgenes próximas a este puente,  especies arbóreas del tipo sauce. Aguas abajo, hacia los noventa se implantaron sauces en torno del puente “Juan Filloy”. A esto se sumó la construcción de canales rectificadores en proximidades del predio de la Universidad Nacional de Río Cuarto (UNRC).

 Pero la mayor modificación que  se ha llevado adelante es la construcción de los azudes que se planificaron para instalarse en distintos sectores del río y que se han presentado ante la sociedad en general como “Obras de Sistematización del Cauce del Río Cuarto”. Uno de los objetivos de esta obra es evitar futuros desbordes del curso de agua. El tramo urbano del cauce del Río Cuarto finaliza cambiando abruptamente su dirección la que adopta un rumbo noreste-sudoeste debido a una fractura que ejerce el control del mismo.

Vinculada a su dinámica es factible observar una terraza actual en proceso de desarrollo, cuya morfología responde al comportamiento del río. En tramos meandriformes, se desarrolla arealmente mientras que cuando el cauce se hace entrelazado disminuye.

Faja Aluvial Antigua

Niveles de Terrazas. Atravesando al Subambiente Eólico, hacia el norte y hacia el sur del mismo es factible distinguir la primera de tres terrazas, sugeridas por investigadores del Dpto. de Geología de la UNRC. Esta primer Terraza (T1) posee una pendiente baja que se ve alterada por algunas sinuosidades que tiene su correspondencia con paleocanales. En este nivel de terrazas la ocupación por parte de la sociedad se hace evidente a través de algunas áreas dedicadas a la explotación frutihortícola y elaboración de ladrillos siendo fundamental la urbanización en sí misma. En cuanto al borde con el Subambiente Eólico se pueden diferenciar sectores que presentan ciertos niveles de actividad, mientras que otros  no son activos y tienen pendiente más elevada  con vegetación implantada. A medida que se incrementa la urbanización, los límites con las demás unidades se realizan transicionalmente.

La segunda terraza (T2) se localiza entre la terraza anterior y el cauce actual caracterizada por mostrar un relieve con leves ondulaciones. Estas son consecuencia de canales con fuerte migración.   Cabe aclarar que sobre estas terrazas antiguas - T1 y T2 - se encontraba el casco antiguo de la ciudad coincidiendo en la actualidad con parte del macro y microcentro. A continuación se presenta un cuadro síntesis con las características edáficas de cada subambiente.

 

Características Edáficas de la Unidad Ciudad de Río Cuarto

 

 

 

 

 

 

Unidad Ciudad

Subambientes

Sectores

Características Edáficas

 

 

Eólico

Bloque Sobreelevado Sector Golf

Hapludoles típicos y énticos

Llanura Ondulada con Médanos Longitudinales

Hapludoles típicos y Argiudoles

 

 

 

Aluvial

Faja Aluvial Actual

Desarrollo edáfico incipiente. Fluvents y Acuents

Faja Aluvial Antigua

Hapludoles, Argiudoles y Udifluventes.

 

Diferenciación de Áreas de acuerdo a la Pendiente

A partir de un trabajo cartográfico realizado por investigadores pertenecientes al Dpto. de Geología de la UNRC en el que constan las curvas de nivel,  se procedió a calcular la pendiente general para el área urbana. Figura Nº 3. La metodología empleada fue la de intervalos móviles a distancias medias entre curvas de nivel. Asociado a esto se determinó el tipo de pendiente según la clasificación inglesa de BiBBY y MACKNEY (1969). Cuadro Nº 1.

 

Principales sectores de la ciudad de Río Cuarto según la pendiente

 

Sector de la ciudad

Tipo de pendiente

En metros

En grados

En porcentajes

Dirección general

Banda Norte

Moderada

6 m / Km

5º 24´

0,6 %

S-SE

Centro

Moderada

6 m / Km

5º 24´

0,6 %

SE

Alberdi

Fuerte

8,82 m / Km

7º 56´

0,88 %

E-SE

Cuadro Nº 1

 

Figura Nº 3

 

 

Desagües Pluviales del Área Urbana de la Ciudad de Río Cuarto.

 

El escurrimiento de las aguas procedentes de las precipitaciones registradas sobre el área urbana responde  a las características geomorfológicos donde se haya emplazada la ciudad, la dirección varía según la pendiente natural de terreno y los elementos naturales y artificiales presentes en él, que actúan como obstáculos o facilitadores. Figura Nº 4

La ciudad de Río Cuarto se encuentra dentro de la cuenca media del río homónimo, en su borde sur, ya que en el sector sur se encuentra la divisoria de aguas correspondiente a la cuenca arreica del arroyo Santa Catalina.

Las mayores alturas del terreno se encuentran al noroeste de la ciudad (460 m.s.n.m.) y la pendiente disminuye aproximadamente 50 m. en 11Km hacia el sureste (410 m.s.n.m.). Así mismo existen variaciones en Banda Norte S-SE, Centro SE y Barrio Alberdi E- SE. Figura Nº 3. Dentro de la ciudad el curso del Río Cuarto es el principal colector de las aguas pluviales, por medio de canales, antiguos meandros y arroyos afluentes.

Los principales obstáculos a las pendientes señaladas son artificiales  representados por  las vías del ferrocarril Nuevo Central Argentino, en Banda Norte y Barrio Alberdi, las vías de circunvalación en los sectores norte y oeste de la ciudad. Los elementos artificiales que modifican el escurrimiento de forma positiva o facilitadota y que han producido el transvase de subcuencas se corresponden con la construcción de canales interconectados, disposición y dirección del trazado urbano de calles asfaltadas y/o nivelación de calles.

La ciudad cuenta con dos cuencas colectoras naturales, canales a cielo abierto y un sistema de desagüe pluvial subterráneo. Todos ellos integrados a este sector de la cuenca del Río Cuarto. Es importante destacar que no se cuenta con el relevamiento de los sectores oeste y suroeste de la ciudad, Villa Golf y Suroeste. 

 

Cuencas Colectoras Naturales.

Río Cuarto: el escurrimiento de las aguas se realiza en tres sectores, separados por elementos artificiales.

Arroyo El Bañado: recibe las aguas de una acequia que se encuentra al noroeste de la ciudad, luego desagua en el Lago Villa Dalcar,  luego discurre  para desaguar a la altura del Puente Nuevo “Juan Filloy” en el río. El curso corre a cielo abierto hasta el macrocentro, encontrándose entubado desde allí hasta su desembocadura.

Desagüe Pluvial Subterráneo.

Colecta las aguas del microcentro y del sector oeste del macrocentro.

Canales a Cielo Abierto.

Comprende una gran cantidad de pequeños canales interconectados, de manera tal que funcionan como grandes cuencas. Los principales canales colectan las aguas pluviales y las derivan al curso del Río Cuarto.  Estos son, el Canal colector Norte que concentra las aguas pluviales procedentes de la superficie comprendida desde las vías del ferrocarril hacia el norte y este del área urbanizada. Colecta las aguas de dos canales, uno dispuesto en el borde norte y el otro al este de la misma. El Canal colector Sur recibe el aporte de diferentes canales menores procedentes de  parte del macrocentro hasta alcanzar el límite artificial de  la Ruta Nacional Nº 8.

Figura Nº 4

 

Análisis de Principales Eventos Pluviales en la Ciudad de Río Cuarto desde 1970 a 2004.

El análisis se basó en la búsqueda de artículos periodísticos, sobre la temática de nuestro interés, correspondiente al período 1985 – 2004. Posteriormente se realizó una comparación y correlación con el Registro de tormentas más importantes desde enero de 1970 a noviembre de 1999[5][5]. Los resultados se basaron en la selección de un subperiodo de interés, por año, establecido según los meses de mayores precipitaciones, basado en el régimen pluviométrico estival[6][6]; correspondiente al tipo climático regional. Los meses resultantes fueron: enero, febrero, marzo, noviembre y diciembre.

Al comparar los eventos se observa, una mayor cantidad de casos de anegamiento de calles y viviendas, que de casos de tormentas importantes. Esto se debe a que las situaciones pueden producirse con precipitaciones inferiores a los 50mm. causada por la intensidad del fenómeno, en la mayoría de los casos o, por  la prolongación del mismo por varios días. Como puede leerse en varios artículos analizados:

“Unos 35 milímetros cayeron en poco más de media hora, lo que determinó el anegamiento de numerosas arterias y, consecuentemente, la detención de vehículos o el cambio del habitual recorrido...

Casi de improviso surgieron problemas para transitar por las avenidas que conducen al centro.” PUNTAL Pág. 9.  , 22 de noviembre de 1986.

 

“Ayer, en Río Cuarto, se registraron veinte milímetros de lluvia. Aunque el registro no es demasiado alto, el chaparrón fue vigoroso porque el agua calló en apenas veinte minutos.

Como consecuencia de la lluvia, las calles del centro se tornaron intransitables por unos minutos hasta que fueron desagotándose. Los problemas mayores se registraron en la periferia donde las calles quedaron en mal estado luego del aguacero”.PUNTAL  Pág. 19., 13 de enero de 1998.

 

 

“Arterias poceadas, cortadas o inundadas conforman el paisaje cotidiano de la semana, a raíz del agua caída desde el lunes y hasta ayer, se registraron en la ciudad 19 milímetros. Quejas de taxistas, remiseros y frentistas.”  PUNTAL Pág. 13, sábado 30 de marzo de 2002.

 

Los daños e inconvenientes causados a la población en la mayoría de los casos son similares, anegamiento calles, cortes y demoras en el tránsito, atascamiento de vehículos,  poceado y formación de cárcavas en calles de tierra; anegamiento de viviendas y sus consecuentes pérdidas económicas, cortes del suministro eléctrico y, además, destrozos referidos a la caída de árboles y ramas.

Al realizarse un análisis de los eventos se observó  que existen dos tipos de sitios que sufren anegamiento de calles y viviendas, el primero se corresponde con calles específicas y, el segundo es mencionado en los artículos como barrios en general. Figura Nº 5.

 

Figura Nº 5

Conclusiones

Lo hasta aquí mencionado nos remite a la necesidad de reflexionar brevemente sobre el papel que ciertos actores juegan en la conformación de este paisaje. Así es posible citar a actores económicos, sociales y políticos, aunque en este caso particular consideramos fundamental el rol desempeñado por estos últimos. Entendemos por actores políticos a aquellos que integran el proceso de gestión en los diferentes planos como nacional, provincial y municipal y que se encargan de generar todas aquellas regulaciones y reglamentaciones a ejercerse sobre los restantes actores. El investigador Guillermo Curtit haciendo referencia a Pirez señala que “…de las acciones y relaciones de esos actores resultan las orientaciones que va tomando la ciudad.” [7][7] De esta manera la ciudad es el resultado de “…una totalidad de productos diferentes destinados a satisfacer necesidades colectivas e individuales y, en ese sentido, es un objeto público”. (Curtit: 2003)

La ciudad como objeto público, en donde interactúan los tres tipos de actores,  responde a diferentes racionalidades  que se reflejan en el paisaje. La no gestión de los actores políticos genera las ya mencionadas distorsiones espaciales -evidenciadas en las áreas de anegamiento de la ciudad en cuestión- resultantes por no tenerse en cuenta globalmente las características  naturales del emplazamiento. Estos sectores de anegamiento, ocasionados por precipitaciones de milimetraje poco importante pero con cierta intensidad, sumados a redes de desagüe que no concuerdan con las situaciones planteadas, corroboran la necesidad de una gestión integrada e interdisciplinar con todos los actores participantes.

La no gestión remite también a aquellas políticas que no contemplan el mediano y largo plazo sino solo el presente. El profesor del M.I.T. Jay Forrester sostiene que “…muchas políticas y programas de corto alcance, diseñados para resolver los problemas urbanos urgentes, en realidad crearon nuevos y mayores problemas alargo plazo.”[8][8] Se debe reflexionar  de manera constante sobre la ciudad con el objeto de corregir las distorsiones espaciales ya existentes con planeamientos que conjuguen el corto, mediano y largo plazo. Este planeamiento del territorio  permite comprender al medio  y sus características como también a aquellos que le modifican, y las consecuencias que se derivan. Al mismo tiempo brinda los instrumentos que permiten dar respuesta a los intereses de la sociedad. Debe entenderse como procesual y dinámico, sujeto a revisiones. De acuerdo con Vigliocco, el planeamiento físico consistiría de las siguientes fases: a) Determinación de los objetivos. b) Investigación. c) Diagnóstico.   d) Plan. e) Implementación. f) Evaluación.[9][9] Estas deben interpretarse como fases dinámicas debido a la acción de los actores participantes en la construcción de este objeto público.

El rol del Estado se transforma entonces en algo esencial, como agente de contención de los demás actores y en la promoción de contextos adecuados para esta finalidad.

 

Bibliografía

·         Archivo Histórico Municipal de la Ciudad de Río Cuarto.

·         Archivos del Diario Puntal 1975 - 2003.

·         Blarasín, M; Cabrera, A.; Eric, C.; Villegas, M. “Mapa de Riesgo a la Contaminación del Acuífero Libre por Uso de Agroquímicos en la hoja 3363-19-1. Río Cuarto. Departamento Río Cuarto, Provincia de Córdoba. Argentina”. Dpto. de Geología. UNRC. Río Cuarto. Argentina.

·         Butler, Joseph H. “Geografía Económica. Aspectos Espaciales y Ecológicos de la Actividad Económica.” Ed. Limusa S.A. 1996. México.

·         Cantú, M. P. y Degiovanni, S.B. 1984. “Geomorfología de la Región Centro Sur de la Provincia de Córdoba”. IX Congreso Geológico Argentino. Bariloche. Argentina.

·         Curtit, Guillermo. “Ciudad, Gestión Local y Nuevos Desafíos Ambientales. Reflexiones en torno a las políticas neoliberales y sus efectos sobre nuestros territorios”. Ed. Espacio. 2003. Buenos Aires. Argentina.

·         Degiovanni, S.B.; Villegas, S.M.; Doffo, N. “Propuesta de Ordenamiento Territorial en el Tramo Urbano del Río Cuarto sobre la Base del Análisis del Riesgo de Erosión de Márgenes”. Dpto. de Geología. UNRC. Río Cuarto. Argentina.

·         Doffo, N. C. y Degiovanni, S. D. 1993. “Geomorfología de la hoja de Río Cuarto, su aplicación en estudios de susceptibilidad de erosión”. XII Congreso Geológico Argentino y II Congreso de Explotación de Hidrocarburos. Actas Tº VI (274 – 282). Argentina.

·         Eric, C. Schiavo, H. y Becker, A. 1999. "Mapa de Riesgo de Inundación por Precipitaciones en el Área Urbana de La Ciudad de Río Cuarto”. Departamento de Geología. UNRC.

·         Eric, Carlos y otros. 2001. "El Escurrimiento Superficial y Drenaje Urbano. Área Urbana”. Inédito

·         Foglia, M. E. 1998.  “Cuadernos de Estudio de La Maestría en Desarrollo Urbano. Bases para una Historia Urbana de La Provincia de Córdoba. Reflexiones sobre Los Procesos Históricos de Ocupación del Territorio. Teorías y Modelos”. Facultad de Arquitectura, Urbanismo y Diseño. UNC. Córdoba.

·         Grandi, F.; Maldonado, G.I.; Martini, J. Pagliaricci, M. C. 2000. “Evaluación de Impacto Ambiental: Sistematización del Arroyo “El Bañado”. Inédito. Dpto de Geografía. UNRC.

·         Kearney, M.; Solivellas, E.; Pizzi, P.; Zalazar, D. 2000. “Riesgos Naturales y Antrópicos en el campus de la Universidad Nacional de Río Cuarto. Inédito.

·         Maza, Jorge. 1993. “Apuntes de Hidrología Urbana. Curso de Técnicas Modernas de Predicción en Hidrología”. Mendoza Argentina.

  • Millaruelo Aparicio, J. Orduña Rebollo, E. Coordinadores. 2004. “Ordenación del Territorio y Desarrollo Sostenible”. Ed. Ciudad Argentina. de Ciencia y Cultura. Buenos Aires-Madrid.

·         Puyol, Rafael,  Estébanez, José y otros. 1998. “Geografía Humana”. Ed. Cátedra. Madrid.

·         Regairaz, Alberto C. 1988. “Sismo: Geomorfología y Urbanismo”.

·         Tacchini, Jorge y otros. 1994. “Mendoza en el 2000. Proyecto de Ordenamiento Territorial para la Provincia. Plan Sectorial para el Gran Mendoza”. Centro Coordinador de Ediciones Académicas. Facultad de Ciencias Agrarias. Universidad Nacional de Cuyo. Mendoza. Argentina.

·         Telediario Digital. Temas: Locales. Archivo. Canal 13 Río Cuarto. 2003 – 2005. www.telediariodigital.com.ar

·         Valenzuela, Cristina  y Sosa, Elina. 1995. “El Enfoque Dinámico para el Estudio del Clima Local: Una propuesta pedagógica“. Reflexiones Geográficas nº 5.  Ed. AGRUPACION DE DOCENTES INTERUNIVERSITARIOS DE GEOGRAFÍA. Río Cuarto. Argentina.

·         Verstappen, H. Th. 1983. “Applied Geomorphology-Geomorphological Suirveys for Environmental Development”. Elsevier.

·         Vigliocco, Miguel A. 2004. Urbanización y Planeamiento. Ed. Universitaria de La Plata.. La Plata. Argentina.

·         Zarate,  A. 1984. “El Mosaico Urbano. Organización Interna y Vida en las Ciudades”. Ed. Cincel. España.


 


* Docentes Investigadores del Dpto. de Geografía. Facultad de Ciencias Humanas. Universidad Nacional de Río Cuarto.

[1][1]Puyol, Rafael,  Estébanez, José y otros. 1998. Geografía Humana. Ed. Cátedra. Madrid.

[2][2] Verstappen, H. Th. 1983. “Applied Geomorphology-Geomorphological Suirveys for Environmental Development”. Elsevier.

[3][3] Regairaz, Alberto C. 1988. “Sismo: Geomorfología y Urbanismo”.

[4][4] Blarasín, M; Cabrera, A.; Eric, C.; Villegas, M. “Mapa de riesgo a la contaminación del acuífero libre por uso de agroquímicos en la hoja 3363-19-1. Río Cuarto Departamento Río Cuarto, Provincia de Córdoba. Argentina”. Dpto. de Geología. UNRC. Río Cuarto. Argentina.

[5][5] Kearney, M.; Solivellas, E.; Pizzi, P.; Zalazar, D. 2000. “Riesgos Naturales y Antrópicos en el campus de la Universidad Nacional de Río Cuarto. Inédito.

[6][6] Valenzuela, C  y Sosa, E. 1995. “El Enfoque Dinámico para el Estudio del Clima Local: Una propuesta pedagógica“. Reflexiones Geográficas nº 5.  Ed. AGRUPACION DE DOCENTES INTERUNIVERSITARIOS DE GEOGRAFÍA. Río Cuarto. Argentina.

[7][7] Curtit, Guillermo. 2003. “Ciudad, Gestión Local y Nuevos Desafíos Ambientales. Reflexiones en torno a las Políticas Neoliberales y sus Efectos sobre Nuestros Territorios”. Ed. Espacio.. Buenos Aires. Argentina.

[8][8] Butler, Joseph H. 1996. “Geografía Económica. Aspectos Espaciales y Ecológicos de la Actividad Económica.” Ed. Limusa S.A.. México.

[9][9] Vigliocco, Miguel A. 2004.”Urbanización y Planeamiento”. Ed. Universitaria de La Plata.. La Plata. Argentina.


Ponencia presentada en el Simposio Ciudades Intermedias de América Latina. Octavo Encuentro Internacional Humboldt. Colón, Entre Ríos, Argentina. Jueves 28 de setiembre de 2006.