Inicio > Mis eListas > encuentrohumboldt > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 1941 al 1960 
AsuntoAutor
457/06 - ESPAÇO E Encuentr
458/06 - IX ENCONT Encuentr
459/06 - OS ESPAÇO Encuentr
460/06 - LOS RECUP Encuentr
461/06 - Liebig's Encuentr
462/06 - LA ARGENT Encuentr
463/06 - QUEM É O Encuentr
465/06 - Cartograf Encuentr
464/06 - IX ENCONT Encuentr
466/06 - NUEVOS ES Encuentr
467/06 - NOVENO EN Encuentr
468/06 - IX ENCONT Encuentr
469/06 - El Accion Encuentr
470/06 - CONFERENC Encuentr
471/06 - BALLET IS Encuentr
472/06 - Ecología Encuentr
473/06 - CAPITAL S Encuentr
474/06 - TELECOMUN Encuentr
475/06 - La Geopol Encuentr
MARTES 12 - 12HS - Anamá Ma
 << 20 ant. | 20 sig. >>
 
ENCUENTRO HUMBOLDT
Página principal    Mensajes | Enviar Mensaje | Ficheros | Datos | Encuestas | Eventos | Mis Preferencias

Mostrando mensaje 1994     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto:[encuentrohumboldt] 460/06 - LOS RECUPERADORES DEL PREDIO DE DISPOSICIÓN F INAL DE RESIDUOS SÓLIDOS EN LA CIUDAD DE MAR DEL PLATA
Fecha:Lunes, 23 de Octubre, 2006  07:36:43 (-0300)
Autor:Encuentro Humboldt <encuentrohumboldt @..................ar>

 

LOS RECUPERADORES DEL PREDIO DE DISPOSICIÓN FINAL DE RESIDUOS SÓLIDOS EN LA CIUDAD DE MAR DEL PLATA

 

Rivière, Isabel María[1]

Celemín, Juan Pablo[2]

 

Resumen:

 

Pareciera que el mercado de trabajo del Partido de General Pueyrredon y del aglomerado Mar del Plata-Batán muestra una alta participación relativa de su población, en función de su estructura por edades envejecida, y un relativo crecimiento del empleo. En tal sentido, cabe aclarar que el mejoramiento que exhiben estas tendencias en la cantidad de puestos de trabajo, no significa la superación de las condiciones precarias del empleo. Por el contrario, la generación de mayor demanda de mano de obra tiende a estar asociada a ocupaciones en el sector informal de la economía, sin estabilidad ni protección social y en condiciones que distan de la dignidad.

En este contexto resulta de interés estudiar la Organización de los Operadores Informales, “los cirujas del basural “, que  se encuentran nucleados en la Cooperativa Común Unión de Recuperadores Argentinos (C.U.R.A.), fundada el 16 de agosto de 2004, con entidad formal legal desde el 25 de septiembre de 2004, que comprende a más de quinientos trabajadores.

Se analizan algunos aspectos representativos de la situación social en que viven estos actores,  tales como edad y sexo, nivel de educación escolar alcanzado, cobertura médica asistencial, cantidad de hijos con los que conviven, años en la actividad, ingreso promedio semanal, tenencia del terreno y de la vivienda. Sus hogares se encuentran concentrados en la periferia de la ciudad de Mar del Plata, en  barrios que constituyen los espacios de organización territorial, con características homogéneas en cuanto a la  escasa accesibilidad a los servicios urbanos básicos, y en la proximidad del basural.

La problemática abordada se contextualiza en la actual grave situación existente a nivel Municipal, ya que el predio de disposición final se halla colapsado y recientemente la Subsecretaría de Política Ambiental de la Provincia  ha entregado el certificado ambiental que habilita la apertura de un basural alternativo que reemplazará al actual.

 

Introducción

 

El presente  trabajo tiene como objeto de estudio a una comunidad heterogénea como lo es la de recuperadores del predio de disposición final de residuos de la ciudad de Mar del Plata. Esta comunidad está inserta en el marco de una sociedad parcializada y atomizada en sus diversas manifestaciones y comportamientos sociales. Por lo tanto, no se puede perder de vista las reales demandas, las cuales merecen ser colocadas en el escenario social, político  y económico.

Se plantea una intervención social en un contexto  de profunda reestructuración de las relaciones Estado – Sociedad priorizando la construcción de actores sociales, apelando a su capacidad de organización, generando en ellos su propia capacidad de movilizarse en un marco de equidad y solidaridad.

Partiendo de la concepción que la actividad comunitaria operará, como eje de reconstrucción del sentido de lo colectivo frente a los actuales procesos de fragmentación social, se pretende que en un espacio común, como lo es el predio de disposición final de residuos, se constituya en una herramienta de inclusión socio-laboral.

Se aspira a construir un lugar común que tenga un reconocimiento público, además del recíproco que se produce en un lugar común de por sí.

La metodología empleada se basa en la recolección de información a partir de los datos censales del año 2001, provenientes del INDEC (Encuesta  Permanente de Hogares) referidos a la situación laboral de la ciudad, de entrevistas con funcionarios municipales y la Encuesta efectuada por la Dirección de Cooperativas y Mutuales dependiente de la Municipalidad de General Pueyrredon durante el periodo correspondiente a los meses de febrero y marzo de 2004, llevada a cabo en el espacio del predio de disposición final de residuos

Posteriormente se elaboró a través de un  Sistema de Información Geográfica el mapa de localización de los barrios en que residen  estos actores sociales.

 

Trabajo y pobreza

 

A fin de contextualizar la  situación laboral en la ciudad de Mar del Plata, consideramos importante evaluar el comportamiento y evolución de la tasa de actividad que para el Censo Nacional de Población del año 2001 alcanzaba para  el Partido de General Pueyrredon (PGP) el 58,95 % de la población de 14 y más años de edad, más elevada que el registro del 56,40 % para el total del país.

La tasa de actividad en el aglomerado Mar del Plata-Batán ascendía al 46,20 % en octubre de 2001 según los datos de la EPH. Los valores se sostienen durante las ondas sucesivas entre el 2001 y el 2005. En el último semestre de 2005, la información muestra una tasa de actividad del 49.5  % de la población en edad de trabajar. La tasa de empleo en el PGP llegaba al 32,39 % del total de la población según los datos del Censo 2001, valor muy inferior al registro del 47,20 % correspondiente al total del país.

La tasa de empleo en el aglomerado Mar del Plata-Batán representaba el 35,70 % de la población total según los datos de la EPH. Este valor asciende paulatinamente hasta alcanzar según la misma fuente, en el último semestre de 2005, una tasa de empleo del 49.5 %.

Pareciera que el mercado de trabajo del PGP y del aglomerado Mar del Plata-Batán muestra una alta participación relativa de su población, en función de su estructura por edades envejecida, y un relativo crecimiento del empleo. En tal sentido, cabe aclarar que el mejoramiento que exhiben estas tendencias en la cantidad de puestos de trabajo, no significa la superación de las condiciones precarias del empleo. Por el contrario, la generación de mayor demanda de mano de obra tiende a estar asociada a ocupaciones en el sector informal de la economía, sin estabilidad ni protección social, en condiciones que escapan a la idea del trabajo típico o normal.

Por su parte, el análisis de la evolución de la pobreza, la indigencia y la tasa de desocupación produce un acercamiento a las condiciones de vida de la población. Los datos consignados en el Gráfico 1 ilustran sobre la situación y tendencias de estos indicadores.

Los hogares con necesidades básicas insatisfechas (NBI) en 2001 alcanzaban al 8,9 % del total de hogares del PGP, involucrando a 15.626 unidades domésticas. En el área de la ciudad de Mar del Plata, la proporción de hogares con NBI llegaba al 7,8 % del total, lo cual significa que 12.458 familias sufren de carencias elementales referidas a condiciones de la vivienda, educación y sostenibilidad del hogar.

 

Gráfico 1: Incidencia de la pobreza, la indigencia y los niveles de desocupación (%).

Mar del Plata-Batán, Semestres 2000-2005

                     Fuente: Elaboración propia. INDEC. EPH, 2001-2005.

 

La tasa de desocupación en el aglomerado Mar del Plata-Batán descendió al 12,7 % de la población económicamente activa en el último semestre  de 2005, según la información reciente provista oficialmente. La población sumergida bajo la Línea de Pobreza muestra en el último semestre de 2005, la estimación del 26,4 % de la población y el 18.3% de los hogares del aglomerado. Los hogares bajo la Línea de Indigencia representan el 9 %  de los hogares  lo que comprende un 12,7% de la población.

 

Cuadro 1: Distribución de los Ingresos Totales Familiares y Per Cápita,

según deciles, octubre 2002

 

          Fuente: Grupo de Estudios del Trabajo, Facultad de Ciencias Económicas y Sociales, UNMDP.

La distribución del ingreso  tanto familiar como per cápita para octubre de 2002 destaca un aumento de la desigualdad distributiva. Los deciles 8, 9 y 10 concentran el 55,6 % del total de los ingresos de la población, y entre ellos, el 24,8 % corresponde al décimo decil, datos que evidencian la distancia que separa a los grupos mejor y peor posicionados en el aglomerado marplatense.

 

¿Quiénes son los Operadores Informales?

 

Teniendo en cuenta que “... la participación ciudadana ofrece la posibilidad de la construcción de espacios públicos que articulan Estado, economía y sociedad, constituyéndose objetos capaces de generar pactos y negociaciones. Pero la participación ciudadana supone ciudadanos, y éstos no deben darse por hechos, sino que hay que construirlos” [3]

Los agentes sociales denominados “recicladores” incluyen a dos tipos de actores que obtienen sus ingresos principales a partir de la recolección, selección y clasificación, acopio o venta de los residuos sólidos, todas tareas incluidas dentro de un proceso de Recuperación de residuos, y en algunos casos hacen reutilización y reciclado. Reúne a representantes de estratos sociales muy diferenciados, cuya principal disimilitud radica en la forma en la cual se inserta su trabajo en el mercado laboral, formal e informal, y el grado de capitalización que logran a partir del trabajo que llevan a cabo. Es decir, si bien ellos sostienen una misma concepción con respecto al residuo sólido, su organización en torno a la manera de recolectarlos, recuperarlos y hasta en algunos casos reciclarlos o enviarlos a un destino de reciclado, son muy distintos. Así, por un lado están los denominados Cirujas y por otro lado los Chatarreros o Empresas Recuperadoras. (Jáuregui y Martínez Dellapiana, 2003).

De acuerdo con la labor que cumplen, conforman el sector de agentes sociales de mayor dinamismo e intervención directa en el proceso de tratamiento de los residuos en torno a los comportamientos de las “3R”: Reutilice, Recupere y Recicle. Son también los actores que más conocimiento y práctica tienen con los residuos sólidos. Unen a su concepción económica de los residuos, el desarrollo de una actividad fundamental para mejorar la calidad de vida para su ciudad y la de las futuras generaciones. Ayudan a recuperar y reutilizar lo que sobra, los residuos que en la sociedad ya no se les dará uso y permiten que no se agoten las materias primas a las que reemplazan. (García, 1995).

Colaboran con la tarea de reducir la tasa de extracción de recursos o materias primas vírgenes del medio ambiente; y además ayudan a disminuir el depósito de los residuos dentro del medio, debido a que les permiten una nueva inserción en el mercado productivo como materia prima de segunda. Si bien esta tarea es ambientalmente loable y se le debe reconocimiento, los cirujas son quienes poseen menor consideración social, económica y ambiental por la tarea que desarrollan. La mayor parte del universo que conforman trabaja dentro del sector informal de la economía, integrando la base económica de una pirámide acumulativa que da origen a la riqueza de las empresas chatarreras.

Conforman el estrato social más bajo, son todos trabajadores por cuenta propia y en algunos casos forman unidades productivas familiares o se asocian en pequeñas unidades comunitarias. En ninguno de los casos aparecen dentro de los censos de población ocupada y se los puede calificar como trabajadores de un sector marginal de la economía urbana. Realizan la tarea de recolección de acuerdo a rubros o tipos de residuos sólidos, y  organizan los recorridos dentro de determinados sector de la ciudad.

El grueso de los ingresos que hacen al sustento familiar, proviene de la recolección informal de los residuos sólidos, su adecuación, clasificación, separación y formación de stock, y posterior venta. Todos ellos pertenecen a un sector de pobreza de tipo estructural, donde las estrategias de sobrevivencia, o prácticas abordadas para vivir ellos y sus familias, están contempladas, en gran parte, dentro de las tareas ya descriptas.

Entre los mismos cirujas existen diferencias que indican una estratificación social. La misma está determinada principalmente por los vehículos que emplean para la recolección de sus residuos, estos aumentan la capacidad de recolección, carga y transporte de los restos sólidos. En el caso de quienes no poseen ningún vehículo, es común que realicen la separación y preparación de residuos dentro del mismo predio Municipal. Este es el caso de los estratos más pobres o son aquellos que colaboran en “sociedades” familiares y comunitarias, con la tarea de separación desde el mismo basural. Estos últimos, en general, han organizado sus vidas en torno al basural, ubicándose en sectores del predio en los que trabaja cada uno, contemplando los horarios en los que les está permitido permanecer en el mismo.

En ciudades como Mar del Plata, según estimaciones de las empresas recicladoras, hasta un 70 % de la capacidad de reciclaje de los residuos sólidos se realiza a base del trabajo de recolección diaria de los cirujas.

Su organización laboral gira en torno a rubros específicos o especializados en la recolección de ciertos tipos de residuos, como cartones, trapos y papeles, botellas y vidrio, hierros y fundiciones. Suelen cambiar esos rubros de acuerdo a las variaciones de precios en el mercado. Se debe remarcar que estos actores realizan sus trabajos como forma de reproducción económica o como ellos expresan “para ganarse la vida”, y efectúan una tarea necesaria para ampliar el metabolismo de los residuos sólidos en el ambiente urbano.

Conforman la base económica del trabajo de las chatarreras, recuperadoras y empresas de reciclado, las cuales se insertan dentro del circuito formal de la economía. Sus condiciones de trabajo son extremadamente precarias, con una falta de cobertura social y/o de asistencia pública, así como falta de contención dentro de una política de salud e higiene o desde niveles de gestión de producción municipales.

Los recicladores formales, son empresarios que se dedican a la compra de residuos, principalmente del cartón y papel, para su posterior reventa a empresas de otras localidades, ya sean chatarreras mayoristas o directamente a empresas recicladoras.

Existen tres empresas de mayor tamaño en nuestra ciudad, entre las que se destaca Eco Recycle, quien informó que el volumen diario que está manejando es de cartón, 22 a 25 tn/día; de metales no ferrosos, 100 tn/día; de vidrio, 300 tn/día; y de polietileno, 7 tn/día. (Jáuregui y Martínez Dellapiana, 2003).

Entre los  cirujas existe una cercanía y accesibilidad directa a dos tipos de elementos que se podrían señalar como factores de localización del tipo de actividad que desarrollan. Uno es la cercanía a zonas donde se ubican las chatarreras locales, y el otro es la proximidad y accesibilidad al predio de disposición municipal de residuos.

Algunos viven junto al predio Municipal de disposición de residuos. Para ello construyen casillas precarias en las que se cubren del frío y de las inclemencias del tiempo. Si bien esto es algo que ha sido combatido desde diferentes gobiernos debido a los problemas de seguridad e higiene que ello trae aparejado, las medidas resueltas muy pocas veces se pudieron llevar a la práctica (Cooperativa Común Unión de Recuperadores Argentinos) (C.U.R.A.),

 

Organización de los Operadores Informales

 

En el Partido de General Pueyrredon,  los  cirujas del basural se encuentran nucleados en la Cooperativa Común Unión de Recuperadores Argentinos (C.U.R.A.), fundada el 16 de agosto de 2004, con entidad formal legal desde el 25 de septiembre de 2004, que comprende  a 530 trabajadores.

Por su parte, los  cirujas de la calle están iniciando su organización colectiva, y se estima que existen aproximadamente 1.800 trabajadores en esta condición según los cálculos realizados a partir de la cantidad de recuperadores de la vía pública que concurren a las chatarreras locales.

En el marco de una entrevista concedida al periodista Juan Manuel Rapacioli por la Emisora del Sol 100.7 el 28 de enero de 2005, la Presidente de C.U.R.A., María Soubelet, se refirió a la situación actual de los recuperadores. Hasta que llegue el momento en que estén trabajando dentro de los galpones para vender todos en conjunto, tal como está propuesto en el proyecto ECODES, cada recuperador vive con lo que junta diariamente y con eso le da de comer a su familia y puede pagar otros gastos.

Los inconvenientes y reclamos por parte de la comunidad son varios. Entre ellos, la pregunta de los vecinos sobre la necesidad de construir “ranchos” afuera del predio. La Presidente responde que “nosotros lo explicamos muchísimas veces, que no es que los recuperadores no tengan casa, los recuperadores hacen esto porque no hay gente que les compran, los intermediarios que te compran generalmente se quedan con muchísima de la ganancia que vos trabajás, y esto hace que vos tengas que juntar y acopiar un porcentaje de la mercadería para no tener que pagar durante todos los días todo el flete, o sea pagás una vez en la semana para que esto te rinda un poco más para llevarle a tu familia, nada más que por eso, pero hay muchos recuperadores que como yo y muchos más, quieren tener su propia casa y tener su terreno, y quizás tener un baño y poder ducharse todos los días y eso no quita que no nos duchemos, sino que tengamos un baño en condiciones, una cocina en condiciones, una habitación para los chicos y que los chicos estén bien (sic)”. El valor de un flete oscila en los $ 15 por cada recorrido.

 

En cuanto a las condiciones educativas de los trabajadores del basural, la Presidente expone sus esperanzas de “mandar a todos los hijos de recuperadores y a algunos recuperadores que no han podido tener la posibilidad de terminar sus estudios, a terminarlos, y poder hacer carreras que les guste y por ahí las postergaron por el tema de que tuvieron que ser el sustento de su familia en casos que hemos tenido chicos que tienen hasta 19, 15 hermanos, y ser el único sustento de su familia y tener que ayudarles a los padres para que su familia salga delante y tuvieron que postergar sus estudios, entonces quizás de esa forma van a ser más dignificados y decir hoy tenemos por qué seguir luchando en esta Argentina (sic)”.

En el predio de disposición final de residuos hay 513 recuperadores y esto involucra a 3.000 hijos de recuperadores, sus esposas y afines.

El 30 % de los recuperadores tiene Planes Jefes y Jefas de Hogar. En un acuerdo con Desarrollo Social de la Municipalidad de General Pueyrredon, los beneficiarios de estos planes realizan una contraprestación trabajando en la reparación de los galpones, y en el posterior armado. También se ha logrado que un grupo de mujeres formen un comedor para los trabajadores del predio porque, según dice María Soubelet, “hay muchos que no pueden volver a la casa, comer, y volver a trabajar a las 3 de la tarde, entonces se les da un plato de comida, con lo cual Desarrollo Social del MGP. está colaborando con los alimentos. Muchas veces para ellos es difícil el tema de la verdura, el plan diario, entonces eso más o menos lo vamos tratando de solventar según lo que podemos nosotros de ahí mismo (sic)”.

Se registran diariamente accidentes de trabajo vinculados al movimiento de los camiones y la topadora, a la manipulación de la basura y a los incendios espontáneos, o inducidos a raíz del conflicto generado en torno a la gestión de los residuos sólidos domiciliarios.

Al respecto María Soubelet argumenta “te ponés a trabajar y perdés la noción del riesgo porque estamos trabajando en un predio de 22 hectáreas de 40 metros de alto, es como trabajar en un edificio de 14 pisos colgados de una silleta y que la silleta está colgada con un sola soga, nosotros subimos y bajamos, vamos y venimos todo el tiempo para poder recuperar un poco más. Nosotros actualmente estamos recuperando el 25 % de los residuos disponibles en el predio del total que se dispone diariamente, y sabemos que una botella plástica de gaseosa tarda 600 años en degradarse y eso hace que vos trabajes a full para poder llevar un poco más a tu casa porque sabemos que bajaron mucho los precios, y esto te hace perder a veces la noción de lo que estás haciendo y…(sic)” ocurren los accidentes. Y agrega más adelante, “a veces nos autoexlcuimos, porque no queremos ni siquiera ir al hospital cuando nos cortamos o nos pinchamos con una jeringa” para evitar la discriminación que reciben por parte del personal de la institución sanitaria. ¿para qué voy a ir? Total me tomo en casa una amoxilina, me compro cualquier desinfectante y me curo yo solo, no dándote cuenta de las consecuencias que te puede traer una fiebre reumática, o un montón de cosas, pero lo hacés por el solo hecho de no molestar a nadie y decir ‘estoy cansado de que todo el mundo me discrimine y que me esté mirando con cara de bicho raro’ (sic)”.

La temperatura ambiente en el basural llega a casi 45 grados en el verano por el gas que emana. Se calcula que hay gas para 800 familias dentro del predio de disposición final de residuos.

 La Presidenta explica “La basura va emanando gas, eso queda concentrado abajo tapado por tierra, y esto hace que se descomponga la basura y se formen bolsones de gas. Nosotros tenemos claro esto porque cuando estábamos haciendo las ranchadas arriba de la basura y no afuera como ahora, formábamos los ranchos y hacíamos pozos de medio metro para sacar gas para poder calentar la comida, secar la ropa en invierno. Tirábamos agua, donde salía burbuja la sacábamos, le poníamos un encendedor y ahí prendía y estaba meses prendido, porque no se apaga nunca, es constante, lo que va haciendo que se va comiendo el pozo y se va abriendo la tierra, o sea se hace cada vez más grande el agujero por el mismo calor de la basura (sic)”.

La Cooperativa de Reciclado Común Unión de Recuperadores Argentinos cuenta con un concejo de administración elegido democráticamente entre todos los trabajadores nucleados, compuesto por un Presidente, Vicepresidente, Secretario, Prosecretario, Tesorero, Protesorero, seis Vocales Titulares y seis Vocales Suplentes, y con una Comisión Fiscalizadora integrada por tres Síndicos Titulares y tres Síndicos Suplentes. Realizan tres asambleas por semana para debatir y resolver los problemas de la comunidad, en el lugar donde se emplaza el predio de disposición final de residuos actualmente. Publican un Boletín mensual para mantener el contacto y difundir la información entre todos los trabajadores.

Sus hogares se encuentran distribuidos en la periferia de la ciudad de Mar del Plata, en 17 territorios que constituyen los espacios de organización, ubicados preferentemente hacia el oeste y sur (Mapa 1.).

Estos sitios donde se concentran el mayor porcentaje de recuperadores, tienen características homogéneas: los mismos pertenecen a áreas periféricas de la ciudad, con escasa accesibilidad a los servicios urbanos básicos, frecuentes carencias de disponibilidad de red pública para la eliminación de residuos cloacales, como así también de agua corriente, dificultades de acceso al servicio telefónico tanto domiciliarios como públicos y escasa o nula provisión de gas por red. Las calles son  de tierra o engranzadas  y los  medios de transportes que acceden son escasos o nulos, con frecuencias horarias distantes.

Los territorios son:

Antártida Argentina -  Asentamiento 8 de Diciembre (calle 108 y 59) - Asentamiento en las calles 190 y 53 - Asentamiento en Nuevo Golf – Autódromo - Batán y alrededores – Belgrano - Cerrito y Mario Bravo - Estación Chapadmalal - Las Américas - Las Heras - Monte Terrabussi - Parque Hermoso- Santa Rosa - Talcahuano y Mario Bravo - Valle Hermoso - Villa Evita   

 

Como se puede observar en el mapa de la ciudad de Mar del Plata, la ubicación de los hogares de los recuperadores es, mayoritariamente, en la periferia de la ciudad y se ubican en los radios censales con mayor porcentaje de necesidades Básicas Insatisfechas (NBI).

 

Mapa 1: Ubicación de los Recuperadores y porcentaje de NBI

 por radio censal en el Gran  Mar del Plata

 

Fuente: Elaboración propia a partir de los datos de la Encuesta de la Dirección de Cooperativas y Mutuales Municipalidad de General Pueyrredon, 2004. INDEC. Censo Nacional de Población 2001.

 

La Cooperativa de Reciclado C.U.R.A. se adhiere, promueve y defiende el Proyecto Eco-Des (Ecología y Desarrollo), emprendido junto a la Municipalidad de General Pueyrredon, el Rotary Club Aeropuerto y la empresa Nueva Tecnología Argentina, el cual consiste en la puesta en práctica de un Complejo de Recuperación y Procesamiento de Residuos Sólidos Urbanos, que tratará el total de las 500 toneladas  en invierno y las 1.000 toneladas en verano que produce el Partido de General Pueyrredon. Entre sus finalidades se encuentra la meta de reintegrar a más de 500 habitantes al circuito productivo local, lo cual supone además una inyección en el mercado de consumo.

La planta de separación y clasificación de residuos es de carácter modular, se desarma y se puede trasladar a donde el Municipio lo disponga. Así está pactado en el convenio que firmó Desarrollo Social de la Nación con el Intendente del Partido de General Pueyrredon, es decir, donde se ubique el predio de disposición final de residuos, la planta será instalada, solamente se deberá recomponer el piso. En la actualidad ya se ha iniciado la construcción  de la misma.

  

 Un porcentaje de los residuos que entran al predio de disposición final llegaría a la tolva de la planta de los recuperadores para su procesamiento, separando todo lo que es orgánico y puede ser dispuesto en el predio final, o procesado y derivado al mercado de insumos para el campo como abono de las tierras. De las toneladas de basura diaria en invierno y  en verano, la planta estaría en condiciones, en una primera etapa, de procesar y recuperar un 25 %.

Este emprendimiento traería Beneficios Sociales que son los objetivos del Proyecto Eco-Des y de la Cooperativa C.U.R.A. El superávit que se logre reunir mensualmente será destinado a las siguientes inversiones en partes iguales: en tecnología, en salud, en educación, en vivienda y en reserva estratégica. Se planea la construcción de un Policlínico en el área central de la ciudad, una escuela para recibir alumnos de la Educación Primaria Básica y de la Educación Secundaria Básica y un conjunto habitacional en un predio loteado ya seleccionado y que se encuentra a la espera de la evaluación de factibilidad.

Además, las ideas para mejorar la calidad de vida de los trabajadores recuperadores y sus familias, llega al diseño de proyectos de trabajos alternativos, como los criaderos de pollos y conejos, o las manufacturas de ropa. Con el resultado de la venta de estas producciones, la meta es alcanzar un plan de alimentos sanos, completando la dieta actual de los trabajadores y su grupo familiar, baja en proteínas y minerales.

 

Características sociales de los  Recuperadores de Partido de General Pueyrredon

 

En octubre de 2003, la Municipalidad de General Pueyrredon, junto a los actores sociales que conformarían el proyecto Eco-Des, realizaron un relevamiento exhaustivo sobre la situación social y laboral de los recuperadores del basural, indagando los siguientes ítems: apellido y nombre, documento de identidad, fecha de nacimiento, domicilio, estudios cursados, estado civil, número de hijos que conviven, beneficios sociales que perciben, antigüedad en la ocupación, último trabajo formal, ingreso semanal, tipo de oficio para el que tiene preparación y aportes jubilatorios y tipo de tenencia del terreno y la vivienda

Del análisis de las 461 entrevistas realizadas se desprende que el concepto de anterior ocupación se asocia fuertemente con realizar actividades de carácter esporádico o changas, o bien por desempeñarse en ocupaciones distintas a su actividad habitual.

Al indagarse por el concepto de “changas” las expresiones más habituales coincidieron en definirlas como un trabajo de pocas horas, ocasional, de cobro inmediato o al fin de una tarea. Los sinónimos más utilizados fueron trabajo por día, por hora o temporario.

El total de los recuperadores encuestados carece de cobertura médica asistencial (obra social, mutuales, etc.). Esto es significativo, una vez más, porque la salud materno infantil se encuentra totalmente desprotegida, aún cuando siempre pueden contar con los servicios gratuitos brindado por los establecimientos públicos.

La lectura y análisis de los datos obtenidos a través del instrumento de recolección de datos nos visualizan una comunidad heterogénea en sus distintas variables. Es por ello que creemos que es fundamental rescatar la heterogeneidad como factor de crecimiento.

Como todo grupo humano el de los recolectores no es homogéneo, es por ello que tendrá contradicciones que permitirán su crecimiento. Para desarrollarse, sus miembros captan, retienen y se distribuyen funciones que permitan maximizar sus potencialidades y recursos.

En esta  organización se comparten valores e intereses mas allá de sus particularidades para transformar la realidad, pues estas expresan solidaridad interna, conformándose en torno a las carencias, deseos y necesidades de sus integrantes.

A esta organización, como a otras, le es intrínseca la capacidad para  rescatar y exaltar el valor de la equidad, impulsar relaciones de solidaridad, cooperación cívica y expansión de ciudadanía.

 

 

 

El análisis de la Encuesta efectuada  permite obtener diferentes datos representativos de la situación social de estos actores. En cuanto al sexo, es evidente el predominio de los varones en esta actividad aunque es destacable la presencia de mujeres en este trabajo tan exigente.

 

 

Sexo de los Recuperadores

                           Cuadro 2                                                                     Gráfico 2

Sexo

Nº de personas

Masculino

Femenino

372

89

Total

461

Fuente: Encuesta. Dirección de Cooperativas y Mutuales .Municipalidad de General Pueyrredon, 2004.

 

 

Relación entre Edad y Sexo de los Encuestados

 

Con respecto a la edad, se observa que tanto mujeres como hombres recuperadores menores de 20 años constituyen el 15%, mientras que el grupo etario 20-40 años representa el 47% del total de los recuperadores. Como resultado de los datos arrojados por la encuesta, ya desde muy chicos, con apenas diez o quince años, algunos de ellos comenzaron a procurarse un medio de subsistencia.

 

Cuadro 3

 

Masculino

Femenino

Total

Menos de 20

 

59

 

11

 

70

20 a 25

68

14

82

25 a 30

53

10

63

30 a 35

50

11

61

35 a 40

36

13

49

40 a 45

24

8

32

45 a 50

19

6

25

50 a 55

19

7

26

55 a 60

20

5

25

60 a 65

10

3

13

65 a 70

6

1

7

Mayor de 70

5

-

5

Total

372

89

461

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Fuente: Encuesta. Dirección de Cooperativas y Mutuales .Municipalidad de General Pueyrredon,2004.

 

 

Nivel Educativo alcanzado

 

Respecto del nivel de educación escolar alcanzado, nos encontramos con que el 48% de la población encuestada posee la primaria incompleta. Esto resulta significativo porque, en realidad, no contando con un dato completo sobre año de instrucción alcanzada, no se puede afirmar cuantas personas saben leer y escribir, y del número de analfabetos funcionales y el alto riesgo de los “niños de la calle”.

 

Tipo de educación

Nº de personas

Analfabetos

Primaria Incompleta

Primaria Completa

Secundario Incompleto

Secundario Completo

Terciario

35

223

157

35

10

1

Total

461

                 Cuadro 4                                                                       Gráfico 3

        

 

Fuente: Encuesta. Dirección de Cooperativas y Mutuales .Municipalidad de General Pueyrredon,2004.

 

Cantidad de hijos con los que conviven

 

Del 68% que dijo convivir con hijos, un total del 51% lo hace con uno o dos. A su vez, el 30% vive con 3 ó 4 hijos. Por último, el 19% cuenta con 5 o más hijos.

 

 

       Cuadro 5                                                                   Gráfico 4

Cantidad de Hijos

Nº de personas

1

87

2

72

3

53

4

40

5

20

6

26

7 o mas

16

Total

314

   

 

Fuente: Encuesta. Dirección de Cooperativas y Mutuales. Municipalidad de General Pueyrredon, 2004.

 

 

Beneficiarios de Planes Sociales

 

                  Si bien se trata de una población que cuenta con escasos recursos económicos, sólo el 38% percibe planes sociales para el año 2004, lo que equivalía a un ingreso mensual de 150 $ si se trata de los Planes Jefas y Jefes de Hogar, mientras que el Plan Familia el ingreso es trimestral de acuerdo a la cantidad de hijos menores de 18 años y con un máximo de 5 hijos (100 $por el primer hijo y 25 $ por cada uno de los restantes hasta 5 menores).

       Un gran porcentaje de la comunidad de recuperadores no se hallan incluidos en algún beneficio de ayuda social (Ayuda Familiar Directa, Plan Más Vida, Pensiones, Becas de Estudio, entre otros), a la vez que es posible inferir que este hecho se deba a que muchos de los menores, jóvenes y adultos se encuentren indocumentados.

 

 

Años en la actividad    

 

Ante la fuerte recesión en la última década en el mercado laboral, que enfrentaba diversas circunstancias adversas, y a la hora de satisfacer las necesidades básicas primarias surgieron distintas estrategias  alternativas, tal es el caso de la recuperación de residuos.

Esta forma de precarización de trabajo constituyó también una salida para personas desocupadas e incidió en la profundización de los niveles de inestabilidad y vulnerabilidad.

Al analizar los años de antigüedad como  recuperador nos encontramos que el 71% de ellos  iniciaron su actividad  entre siete y diez años atrás.

 

              

 

Años dedicados a la actividad

de recuperador

 Menos de 1

1 a 3

4 a 6

7 a 10

mas de 10

11

91

156

170

33

  Total

461

 Cuadro 6                                                               Gráfico 5                        

 

Fuente: Encuesta. Dirección de Cooperativas y Mutuales. Municipalidad de General Pueyrredon,2004.

 

 

Trabajo realizado con anterioridad

 

En cuanto a este aspecto,  un 28 % lo hizo en la construcción y en referencia a los oficios el 56% de ellos declara que los posee en los  rubros construcción, tareas portuarias, panadero, mecánico, tareas rurales y  gastronómicos,  entre otros. Tan sólo el 23% ha efectuado aportes a la Caja Provisional, lo que puede suponer que las condiciones laborales fueron precarias.

 

 

Ingreso semanal promedio

 

Respecto del ingreso semanal de cada recuperador, el mismo va a depender de varios factores como por ejemplo el de las horas invertidas, de la oferta y la demanda, el valor del material estimado del mercado, movilidad y acarreo, cambios climáticos, estado de salud del recuperador o de su familia, entre otras.

Puede observarse que el 53% gana como producto de su actividad entre 50 y 100 pesos semanales. Lo que hace un promedio total de entre doscientos y cuatrocientos pesos mensuales, lo que significa estar debajo de la Línea de Indigencia.

 

 

            

Ingreso semanal promedio

Menos de 50 $

50 a 100 $

100 a 150 $

150 a 200 $

Mas de 200 $

59

242

94

60

6

Total

461

             Cuadro 7                                                                          Gráfico 6

 

Fuente: Encuesta. Dirección de Cooperativas y Mutuales. Municipalidad de General Pueyrredon, 2004.

 

 

Tenencia de la vivienda y el  terreno

 

 Existen distintos tipos de tenencia de la vivienda que implica modalidades diferentes de propiedad o usufructo de la misma. Estas diferentes maneras de acceso a la disponibilidad de un “techo” corresponden a características específicas del comportamiento de cada uno de los miembros de la comunidad recuperadora. En cuanto al tipo de tenencia del terreno el 32% corresponde a la categoría de Cedido, el 29% Alquilado, el 25 %Fiscal y el 13% Usurpado.

En cuanto a la condición legal de la vivienda el 58% es Propia, el 39% Cedida y el resto Usurpado o Alquilado.

 

A modo de reflexión

 

   Para llevar a cabo una adecuada Gestión Integrada de Residuos Sólidos Municipal, es necesario implementar un Programa o Proyecto  que se sustente en una jerarquía de objetivos y se centre en  áreas principales que se encuentren  correlacionadas y apoyadas mutuamente; por lo tanto deberían estar integradas a fin de constituir un marco amplio y ecológicamente racional .

Es fundamental una política social que apunte a la generación de actores locales para el desarrollo, al fortalecimiento de las organizaciones locales, a la creación de ámbitos de contribución en la elaboración, ejecución y evaluación de políticas sociales, nuevas formas de articulación entre el Estado, el mercado y la sociedad  (Arocena, 1995).

Entre las ventajas que proporciona el reciclado destacamos la reducción de  la cantidad de basura, ahorra energía, recursos naturales, dinero, genera nuevos empleos y protege el medio ambiente, ya que evita la formación de nuevos basurales, colabora con la recuperación de los suelos ( en forma de abono ), elimina la generación de contaminantes del aire (gases y malos olores) , impide la proliferación de plagas y roedores, ayuda a preservar los bosques y protege las aguas (superficiales y las subterráneas).

El Emprendimiento Eco-Des y de  la Cooperativa C.U.R.A. traería beneficios sociales ya que ell superávit que se logre reunir mensualmente será destinado a las siguientes inversiones en partes iguales: en tecnología, salud, educación, vivienda y en reserva estratégica. Se planea la construcción de un Policlínico en el área central de la ciudad, una escuela para recibir alumnos de hasta sexto año y otra hasta noveno año, y un conjunto habitacional en un predio loteado ya seleccionado y que se encuentra a la espera de la evaluación de factibilidad.

Además, las ideas para mejorar la calidad de vida de los trabajadores recuperadores y sus familias, llega al diseño de proyectos de trabajos alternativos, como los criaderos de pollos y conejos, o las manufacturas de ropa. Con el resultado de la venta de estas producciones, la meta es alcanzar un plan de alimentos sanos, completando la dieta actual de los trabajadores y su grupo familiar, baja en proteínas y minerales.

Estas nueva forma de organización social, la Cooperativa de Reciclado C.U.R.A, emerge y se consolida como un primer paso para comenzar a integrar a estos sectores marginados del mercado laboral y crea nuevas perspectivas de constituir espacios solidarios hacia un logro que tenga como objetivo prioritario restituir la dignidad de estos trabajadores.

Como bien expresa Milton Santos”Sobre una determinada fracción del territorio un grupo humano se dedica a la organización del espacio que dispone y a partir de las condiciones existentes o adicionales, va a formar su medio de vida y su paisaje”. (1996).

 

 

Bibliografía:

 

-          Aquín, Nora (2002) Nuevos escenarios y práctica profesional. Editorial  Espacio. Buenos Aires

-          Arocena, (1995) El desarrollo local, un desafío contemporáneo. Nueva Sociedad-CLAEH, Caracas.

-          Cooperativa Común Unión de Recuperadores Argentinos (C.U.R.A.),

-          Diario “La Capital”.16 de mayo, 2005. Mar del Plata.

-          García, María Celia (1995): Tratamiento de residuos urbanos domiciliarios en la ciudad de Tandil. Serie Informes Técnicos. Secretaria Académica, Universidad Nacional del Centro de la Provincia de Buenos Aires. Tandil, Argentina.

-          García María Celia (1999). Residuos Sólidos Domiciliarios. ¿Todos somos igualmente responsables? Centro de Investigaciones Geográficas (CIG), Universidad Nacional del Centro de la Provincia de Buenos Aires. Tandil, Argentina.

-          García, María Celia (2004) “Sustentabilidad Urbana en Mar del Plata. Un análisis a partir de los residuos sólidos domiciliarios, su gestión y la calidad de vida de la población consumidora”. En: Velázquez, G.; Lucero, P. y Mantobani, J. (editores), Nuestra Geografía Local, UNMdP, 2004.

-          Grupo de Estudios del Trabajo, Facultad de Ciencias Económicas y Sociales, UNMDP

-          INDEC. Encuesta Permanente de de Hogares: 2001-2005.

-          INDEC. Censo Nacional de Población 2001.

-          Jáuregui, Valeria y Martínez Dellapiana, Lucrecia (2003) Residuos Sólidos Industriales. Control y Manejo de Residuos Sólidos. Universidad de la Fraternidad de Agrupaciones Santo Tomás de Aquino (FASTA). Mar del Plata, Argentina.

-          Lanari, María Estela (compiladora) (2005): Trabajo Decente. Diagnóstico y aporte para la Medición del Mercado Laboral Local. Mar del Plata 1996-2002. Grupo de Estudios del Trabajo. Facultad de Ciencias Económicas y Sociales, UNMDP. Ediciones Suárez. Mar del Plata, Argentina.

-          Municipalidad de General Pueyrredon. Dirección de Cooperativas y Mutuales.

-          Pirez, Pedro y Gamallo, Gustavo (1994).Basura privada, servicio público. Centro Editor de América Latina. Buenos Aires, Argentina.

-          Quirós, E. G. y SaraviÍ, Gonzalo A. (1994).La informalidad económica. Ensayos de Antropología Urbana. Centro Editor de América Latina. Buenos Aires, Argentina.

-          Santos, Milton (1996). Metamorfosis del espacio habitado. Oikos-Tau. Barcelona.

 

Entrevistas realizadas:

 

-          Al Presidente de N.T.Argentina, Tecnología Industrial: Ingeniero Raúl N. Errobidart. Mar del Plata, agosto de 2005.

-          Al Representante del Rotary Club Aeropuerto Mar del Plata, a cargo del monitoreo económico del proyecto Eco-Des: CPN. Roque Balinotti. Mar del Plata, agosto de 2005.

-          Al Secretario de Gestión Ambiental, Ente Municipal de Vialidad y Servicios Urbanos y Gestión Ambiental (EMVISUR y GA), Municipalidad de General Pueyrredon: Ingeniero Simón Caparrós. Mar del Plata, septiembre de 2005.

-          Al Director de Cooperativas y Mutuales de la Municipalidad de General Puerredon: Ingeniero Mauricio Maglione. Mar del Plata, septiembre de 2005.

-          A la Presidenta de la Cooperativa C.U.R.A.: Sra. María Soubelet realizada por el periodista Juan Manuel Rapacioli por la Emisora del Sol 100.7, 28 de enero de 2005.



[1] Profesora y Licenciada en Geografía. Master en Gestión Ambiental del Desarrollo Urbano.

Docente de la UNMdP. Investigadora del Grupo  de Estudio de Población y Territorio. UNMdP.

 

[2] Licenciado en Geografía. Master en Conservación y Gestión del Medio Natural. Becario del CONICET. Integrante del Grupo de Estudio de Población y Territorio .Universidad Nacional de Mar del Plata.

[3] Aquín, Nora: Nuevos escenarios y práctica profesional. Edit. Espacio. Bs. As. 2002