Inicio > Mis eListas > encuentrohumboldt > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 161 al 180 
AsuntoAutor
146/02 - Brechas S Humboldt
CONTACTO CON STADN Humboldt
147/02 - Deterioro Humboldt
148/02 - Página de Humboldt
Re: 147/02 - Deter Humboldt
149/02 - Documento Humboldt
150/02 - Enciclope Humboldt
151/02 - Ponencias Humboldt
152/02 - Agradecim Humboldt
153/02 - Parabéns Humboldt
154/02 - El Turism Humboldt
155/02 - Geografía Humboldt
156/02 - Ref. "Geo Humboldt
157/02 - Felicitac Humboldt
159/02 - Te felici Humboldt
160/02 - A Geograf Humboldt
158/02 - Entre el Humboldt
161/02 - Taller so Humboldt
162/02 - Quinto En Humboldt
163/02 - Quinto En Humboldt
 << 20 ant. | 20 sig. >>
 
ENCUENTRO HUMBOLDT
Página principal    Mensajes | Enviar Mensaje | Ficheros | Datos | Encuestas | Eventos | Mis Preferencias

Mostrando mensaje 194     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto:[encuentrohumboldt] 154/02 - El Turismo en Misiones en el Espacio Transfronterizo con Paraguay y Brasil
Fecha:Martes, 15 de Octubre, 2002  14:12:11 (-0300)
Autor:Humboldt <humboldt @............ar>

En blanco

 

EL TURISMO EN MISIONES

EN EL ESPACIO TRANSFRONTERIZO CON PARAGUAY Y BRASIL

 

Emilce Beatriz Cammarata·

 

Resumen

 

Este trabajo desarrolla reflexiones en torno a las dimensiones geográficas de las prácticas del turismo y la recreación, el tipo de relaciones y actividades que se expresan en el territorio de Misiones. En primer término se caracteriza el territorio actual y las formas del devenir del fenómeno turístico-recreativo en Misiones; los modelos de planificación llevados a cabo entre 1.974 y 2.000 en relación con las políticas nacionales, cambios y posibles escenarios en el espacio de transfrontera. En segundo término, se analizan las modalidades turístico-recreativas como formas que ponen en valor ciertos “bienes y servicios” del sector socioeconómico productivo actual y potencial. Para esto se revisan los agentes que están involucrados en la actividad turístico-recreativa, los recursos y/o productos que orientan la puesta en valor, perspectiva que supone un reto: conocer las situaciones problemáticas de infraestructuras básicas, deterioros, desigualdades en el sistema social que afectan la calidad de vida de la población y diseñar estrategias y propuestas de gestión integradas para su desarrollo perspectivo.

¿Es posible metodológicamente orientar la puesta en valor de lugares estableciendo formas alternativas de recreación y uso del tiempo libre e incorporar en esta práctica social a la población local con estructuras sociales conflictivas?

 

 

Introducción

 

Al delimitar el objeto del espacio geográfico, las relaciones dialécticas del movimiento histórico tanto diacrónico (espacio) como sincrónico (paisaje) se proyectan a través de formas y funciones de espacialización concretas que en los límites se reconoce una visión de conjunto a distintas escalas de relación espacial: local, regional, nacional y de transfrontera o transnacional.

La configuración territorial de Misiones articula un espacio social diversificado y heterogéneo en cuyas zonas se traslapan los vectores de verticalidad (imposiciones de regulaciones externas) y horizontalidad (asociación y complementariedad de lo cotidiano) compleja realidad donde la tecnología constituye el instrumento de la relación dialéctica entre sociedad y espacio. El capital fijo incorporado a través del tiempo denota situaciones problemáticas que inciden en las formas socioespaciales y representan los tipos de organización y producción del espacio.  

Misiones, en el espacio transfronterizo del Nordeste Argentino, diseña un nuevo mapa: represas hidroeléctricas, grandes obras de infraestructura -rutas, puentes- objetos técnicos fijos que aumentan los flujos materiales y no materiales en el momento de una modernización de alto contenido transnacional: agroindustrias, expansión forestal con especies maderables celulósica-papelera.

Paralelamente, desde la década del ’80 se intenta la preservación de la naturaleza dada la extensión de superficie de parques y reservas públicas y privadas, en un total de 15,71 % de la superficie provincial. (Ministerio de Ecología y Recursos Naturales Renovables, MERNR, 1.996). Nuevo espacio que se reviste de visiones simbólicas al crear y recrear sitios y objetos turístico recreativos de predominio natural y cultural.

Desde esta perspectiva se analizan las relaciones sociales de producción en el análisis y evaluación del espacio turístico como parte del sector económico socio productivo actual y potencial. Se valorizan ciertos bienes del patrimonio ambiental natural y cultural que denominan recursos y productos turísticos según los lugares del territorio de Misiones y contiguo de transfrontera. Al considerar la totalidad en movimiento y trama del espacio geográfico se reconocen los agentes e instituciones que construyen los productos turístico-recreativos, producen el espacio turístico a través de formas materiales (construcción, ordenamiento, facilidades para el esparcimiento) y formas simbólicas que representan a los paisajes e imágenes de promoción de los nuevos productos a partir de los cambios en la demanda y en la estructura del mercado.

Misiones localiza sitios y lugares de significación histórico cultural, corredores o rutas de tránsito hacia los atractivos turístico recreativos. El escenario en su conjunto, presenta cambios en las características del mercado, se enfatizan las demandas más complejas y diversas; flexibilidad y especialización en las formas de consumo. Sin duda, los cambios actuales y perspectivos obligan a trazar medidas de ordenamiento y nuevas formas de organización, gestión de los recursos y servicios del turismo, ¿una nueva y necesaria estrategia de intervención pública y privada, normas y formas jurídicas de participación?.

El paisaje, insumo turístico recreativo es parte del sistema territorial objetivamente existente e imagen de las motivaciones de los visitantes. La imagen presupone la realidad objetiva de lo que representa y la cualidad subjetiva, o sea, componentes perceptual, cognitivo y afectivo de los lugares, que producen las formas simbólicas de los recursos turístico-recreativos, destinos y actividades de uso y preservación. (Baloglu, S. ea., 1.999). La tarea de ordenar el espacio turístico recreativo, implica seleccionar y atribuir valor a las fracciones del paisaje que se tornan imagen de los recursos para proponer mensajes y brindar la información que presentan en forma integral. La distribución de las formas espaciales en perspectivas sincrónica y diacrónica, el contenido técnico específico sería los elementos sustantivos del espacio turístico en el cual los objetos no cambian de lugar, sólo cambia su función, la de significación y valor sistémico en la producción del espacio. Por ejemplo, a cada paisaje le corresponde un sistema material relativamente inmutable. Así, el conjunto jesuítico guaraní, en cuanto a los procesos que lo formaron, síntesis en la actualidad (paisaje turístico) de la historia congelada o pasada, cristalizada en nuevas formas que en la actualidad se adoptan como recurso turístico dada la significación histórica cultural del conjunto misional, hacia las nuevas funciones del ocio y del tiempo libre. El paisaje es transtemporal, junta los objetos pasados y presentes, articula la construcción transversal de formas materiales y construidas. No obstante, es la sociedad y ciertos agentes los que otorgan valor a diferentes objetos geográficos, valores que cambian según la estructura socio económica y cultural, las intencionalidades de los grupos y personas que se relacionan con los recursos turístico recreativos.

 

 

Turismo, políticas nacionales, provinciales y locales en Misiones

 

Las relaciones sociales de producción en el espacio contiguo transfronterizo paraguayo-brasileño se producen y localizan hacia ambas márgenes de los ríos Uruguay, Paraná e Iguazú, fronteras políticas naturales de la provincia de Misiones, Argentina.

La posición geográfica de la provincia, su condición de bisagra entre tres países se constituye en un área de frontera permeable de gran interacción económica, movimientos de población y diferenciación socio-productiva agropecuaria, forestal y agroindustrial en los países de transfrontera.

Por una parte, el espacio transfronterizo colonizado a partir del último tercio del siglo pasado, se caracteriza por la presencia de pequeños y medianos productores rurales, con una historia similar, formas de ocupación de la tierra y explotación de los recursos también similares, con tradiciones y códigos culturales fuertemente compartidos. Etapas similares han modelado su fisonomía actual y le ha otorgado un conjunto de atributos peculiares entre los que se citan:

·        Una matriz sociocultural histórica común: las reducciones jesuíticas (siglos XVII y XVIII)

·        Un repoblamiento simultáneo y similar: la instalación, a fines del siglo pasado de un frente extractivo de la yerba mate y la madera. Esta formación social fue posible precisamente por su carácter transfronterizo con libre circulación de los hombres y las mercancías.

·        Una similar colonización agrícola con inmigrantes alemanes, italianos, escandinavos, ucranianos, polacos, suizos, etc. y más recientemente japoneses.

·        Una dilatada historia de interrelaciones fronterizas nunca interrumpida.

·        Una capa de población capaz de articularse con más de una nación y de manejar varias lenguas y códigos culturales simultáneamente.

·        Un espacio traspasado por mensajes múltiples radiales, televisivos, gráficos, etc.

·        Un comercio activo y un contrabando no menos voluminoso que data de tiempos remotos.

Por otra parte, la reestructuración mundial del sistema capitalista a partir de la década del ’70 produce efectos espaciales en los tres países que convergen en las fronteras marginales, transhistóricas, de especializaciones regionales y locales que responden precisamente a determinaciones externas. En este caso, la Economía-Mundo se localiza en un bloque regional periférico que presenta dificultades para un crecimiento autónomo debido a los desequilibrios internos y externos. La integración pasa por las estrategias de reestructuración de los capitales locales e internacionales en la formación del Mercado Común del Sur -MERCOSUR-, aunque como procesos de integración segmentado, o sea, zonas de crecimiento económico sectorial en función del dinamismo de la iniciativa privada: sectores económicos diferentes, migración de capitales para la tecnología celulósica-papelera, aprovechamiento de la complementación de los sectores productivos y grupos específicos de pequeños y medianos productores de agroindustrias, hacia inversiones tecnológicas de especialización y/o diversificación integrada.

La presencia de recursos, su distribución territorial, accesibilidad, equipamiento y facilidades para la práctica de actividades turístico-recreativas, constituyen la variable clave para definir el espacio turístico en el Nordeste contiguo al de transfrontera: condiciones de sitio del litoral fluvial paranaense aportan un repertorio hídrico de primera magnitud para la pesca y playas de arena. Las fracciones públicas y privadas que preservan naturaleza y diversidad biológica, constituyen la atracción de actividades itinerantes de aventura, vivenciales dado el protagonismo personal y grupal.  Los recursos culturales singulares contemplan la integración de la ascendencia guaraní, los relictos del conjunto de reducciones jesuítico-guaraní que comparten en el espacio urbano-rural, oferta potencial histórico cultural de los productos turísticos del Patrimonio Mundial de la Humanidad de la UNESCO.

En general los planes de desarrollo alientan la integración con las naciones vecinas, aspecto que no afecta a las estrategias de crecimiento del capitalismo al identificar las formas productivas actuales de Misiones: la fortaleza del proyecto forestal en el Alto Paraná es la oportunidad de los holdings chileno-alemán-brasileños, empresas nacionales y locales para invertir en el sector dinámico de la economía; la amenaza de la deforestación o talado de la selva en el borde fluvial del Alto Uruguay, la oportunidad de la Provincia en delimitar parques, reservas como Yaboti, Biosfera de la UNESCO, entremezclados con pequeños productores y población asentada en tierras marginales con bajos del nivel y calidad de vida.

La incertidumbre acerca del rumbo que pueden tomar los procesos inversionistas en Misiones, apunta a la necesidad de analizar y evaluar la organización territorial para el uso turístico-recreativo: qué productos son viables, cuáles no parecen serlo, qué agentes económicos concretos se involucran en la actividad turística, quiénes se benefician y quiénes quedan excluidos. Es necesario poner de relieve la intersectorialidad típica del fenómeno turístico-recreativo al depender del complejo de otras actividades, accesibilidad, regulaciones y normas, recursos del espacio natural, actividades recreativas y apoyo técnico para poner en funcionamiento la actividad turística. En este sentido, seria conveniente tratar de evitar que los agentes involucrados sean receptores pasivos de las decisiones del destino, ya que, en general, las decisiones se toman fuera del ámbito local.

 

 

El ordenamiento del territorio y las acciones turísticas a partir de la década del ’70

 

Misiones recorta su silueta de 29.704 Km2 con 1.391 Km de fronteras y 91% de fronteras hídricas internacionales: 367 Km con Paraguay, 900 Km con Brasil, a excepción de 22 Km en Bernardo de Irigoyen, de frontera seca. La ruta nacional Nº 14, divide naturalmente las vertientes del Paraná y Uruguay.

El planeamiento físico para el turismo en Misiones ha recorrido un camino metodológico similar a los planes de desarrollo regional del Estado-Nación, en los que se entremezclan elementos del largo plazo con otras concepciones sectoriales en diferentes horizontes temporales.

Las etapas del desarrollo expresan las secuencias de la formación socio espacial: economías de subsistencia, de transición, primarias agroexportadoras, de apertura e industriales no integradas. La apertura al circuito financiero internacional desde 1.960 define la intervención del Estado al incrementarse los negocios asociados a los intereses transnacionales. Desde este parámetro, el período que se abre en 1.976, y continúa, aún cuando la forma de gobierno sea democrática, genera órdenes e intenciones como la necesidad de flexibilizar y abrir las fronteras políticas en el contexto actual.

En los planes de desarrollo turístico de Misiones se destacan dos aspectos: a) la estructura espacial y temporal a escala territorial, de característica pluriescalar de intercambio socio económico y político, b) la zonificación territorial integral y el ámbito de aplicación sectorial en la distribución de las actividades agropecuarias y forestales y turístico-recreativas. (Cammarata, 2.001)

En la Constitución de Misiones (1.958) se pone de relieve al turismo como actividad que tiene que estar al alcance de los habitantes de Misiones, en particular a los empleados, obreros y escolares. A partir de 1.973, ’74 y ’78 los planes reconocen el conjunto espacial de Misiones y de transfrontera al diseñar Circuitos Turísticos Integrados. [Consultora Tourconsult-OEA y Consejo Federal de Inversiones- CFI].

El Plan Vial (1.961-1.965) se realiza en la década del ’80 y ’90; la demora incide en el desarrollo de las actividades socioproductivas de ocio y turismo, dado que la accesibilidad física conforma uno de los criterios básicos en la localización de los recursos turísticos.

Entre 1.964 y 1.975 Misiones suscribe convenios con la Dirección Nacional de Turismo y adopta políticas de coordinación para la promoción y los programas de desarrollo turístico. En este sentido, en el campo político se destaca el contexto de integración nacional, el desplazamiento e intercambio de sus pobladores, la proyección de la imagen del país en el exterior. A partir de los ’70 confluyen una serie de factores que ponen en cuestionamiento algunos de los supuestos entre la relación desarrollo y crecimiento económico.

Hacia 1.985 se crea la Empresa Misionera de Turismo, Sociedad del Estado Provincial (EMITUR SEP, Ley Nº 2235,1985) organismo que pretende librarse de las trabas burocráticas del Estado provincial. Las funciones de promoción e información tienden a incentivar la actividad turística en Misiones.

Entre estas etapas se reconoce la importancia creciente que han adquirido las actividades que se vinculan con los servicios y el turismo como la actividad económica de mayor crecimiento a escala mundial, y en menor proporción en Latinoamérica, Argentina y la Región. En general, la creciente fluidez se relaciona con el otorgamiento de créditos y los movimientos financieros de las décadas del ’80 y ’90, la creciente mercantilización del ocio y el tiempo libre gracias al equipamiento, medios de transporte y comunicación, además de la eficiencia de la gestión y promoción.

En el 2.000, el gobierno de la Provincia de Misiones a través de la Secretaría de Turismo puso en marcha el Plan Estratégico de Desarrollo Turístico de Misiones, realizado por la consultora de Barcelona, España -CONSULTUR-. El plan de competitividad (2.000-2.004) identifica programas de actuación y define dentro de estos las áreas prioritarias que a su vez, se desglosan en líneas de actuación específicas a desarrollar.

 

 

Acciones de planificación turística

 

En 1.968 se realiza el Plan de Desarrollo Turístico para la Provincia de Misiones y el Complejo Cataratas del Iguazú, conjuntamente con el equipo asesor de Planes y Proyectos de la Dirección Nacional de Turismo y el Consejo Federal de Inversiones.

El Proyecto de desarrollo turístico Area internacional Iguazú-Misiones Jesuíticas surge del convenio con Paraguay, Brasil, el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y la participación del INTAL (1.972 y 1.976).

El plan de desarrollo se estructura sobre tres ejes: *el río Paraná y la ruta nacional Nº 12, *la ruta nacional Nº 14 y *la ruta nacional Nº 101 y el río Uruguay; la identificación de tres focos turísticos de jerarquía superior: 1) Cataratas del Iguazú, 2) Ruinas de San Ignacio y 3) Salto del Moconá.

Posadas, en la estructura socio espacial es centro urbano con funciones turísticas. Puerto Iguazú, Eldorado y Oberá conforman centros turísticos urbanos potenciales. Se describen las áreas con vocación turística, el contenido de la imagen y el nivel de usuarios potenciales o segmentos de turistas y visitantes y la delimitación de las áreas para 1973-74.

En 1.978 se define el Proyecto de Desarrollo Integrado para Misiones, en coordinación con la Secretaría de Planificación de Misiones-OEA.

Se definen las subregiones: a) Cataratas del Iguazú, Foz do Iguaçú, Pto. Iguazú y Puerto Stroessner, hoy Ciudad del Este, b) Ruinas Jesuíticas con centro de servicios en la ciudad de Posadas y Encarnación.

En el 2.001, el gobierno provincial lleva adelante las primeras acciones orientadas a apoyar y poner en marcha el Plan Operativo de Desarrollo Turístico. El citado plan tiene el propósito de potenciar la actividad turística a partir del aprovechamiento óptimo de sus oportunidades y posibilidades; en los programas de actuación señala la necesidad de basarse en el modelo de desarrollo sostenible a fin de garantizar la competitividad del modelo turístico-territorial, orientar el producto hacia las nuevas tendencias del turismo, potenciar las identidades locales y configurar una gestión global e integradora. “A efectos operativos y comerciales con el fin de presentar e integrar geográfica y temáticamente los productos a desarrollar en la Provincia, se han redefinido las zonas turísticas, diseñando una nueva zonificación en función de criterios geográficos y temáticos: a) El Alto Paraná, b) El Alto Uruguay, c) La Selva misionera, d) Las Sierras Centrales, e) Las Misiones Jesuíticas, f) Puerto Iguazú, g) Posadas, capital de Misiones”. (Plan Estratégico de Misiones, Mayo de 2.001, pág. 85, 86)

 

 

Modalidades turístico recreativas

 

El análisis del conjunto de las actividades turístico recreativas, la valoración social de determinados componentes (recursos, actividades y accesibilidad), las nuevas formas y posibles usos, desarrollan a distintas escalas geográficas áreas urbano-rurales que configuran: nodos, municipios, corredores o rutas de tránsito, puertas y lugares turístico recreativos, dada la particular combinación de los recursos, singularidad o yuxtaposición de ofertas y demandas. Lo anterior lleva incorporar en el estudio del espacio geográfico los procesos socioeconómicos, cambios y/o conflictos que lo generan para captar la dinámica del posible espacio turístico de Misiones, su cambio, estabilidad o gran transformación de nuevos espacios, complementarios y/o exclusivos.

De aquí el interés de descomponer y recomponer la totalidad en las perspectivas sincrónica y diacrónica, caracterizar el proceso de desarrollo de Misiones, las formas, (los elementos primarios concretos del recurso), y las funciones o elementos secundarios, (oferta, demanda, transporte, infraestructura, servicios, gestión, marketing que facilitan su consumo, alojamiento, entretenimiento, comercio, etc.).  En las formas del uso se destaca la riqueza y variedad de los recursos naturales e histórico cultural; en distintas etapas aparecen: a) oferta de factores naturales del recurso agua-morfología de cataratas y saltos (demanda nacional e internacional como en Iguazú, 1.900 a 1.954) y vegetación de selva subtropical; b) oferta de factores histórico culturales del recurso patrimonial construido, las ruinas Jesuítico-Guaraní, con muchos planes turísticos pero escasas inversiones de apoyo técnico y servicios turísticos (1.954 a 1.983). [Sobre el particular, el Banco Interamericano de Desarrollo (BID Octubre, 2.000) otorga créditos y consultores que junto con técnicos de la Secretaría de Turismo de la Nación realizan el diagnóstico del potencial comercial del Circuito Integrado de las Misiones Jesuítico-Guaraníes (los tres países del Mercosur) a fin de poner en marcha el proyecto de 1.996] c) oferta integrada del patrimonio de naturaleza en parques, reservas, turismo en el espacio rural en combinación con actividades de aventura e histórico cultural y contacto con las comunidades en los sitios del Patrimonio Mundial de la Humanidad -Cataratas del Iguazú y Ruinas de San Ignacio-, mayor apoyo técnico para el desarrollo de las actividades turístico-recreativas (1.984 al 2.000).

La evaluación de la oferta -naturales, socio económicos y culturales, infraestructura de transporte y servicios-, destaca la mayor accesibilidad en las áreas del eje costero del Paraná; la ruta nacional Nº 12 une Posadas con Iguazú, camino histórico de la ocupación, de la colonización privada y pública de los años ’20, ’40. En este borde el espacio turístico conforma puertas, nodos, municipios, corredores, lugares donde se localizan los objetos-recursos únicos, de jerarquía y complementarios. Circuito con recursos paisajísticos dada la riqueza de la diversidad natural en el norte, e interfaces de uso forestal-agropecuario e histórico culturales en el sur.

Desde la década del ’80 la tendencia turístico-recreativa se polariza y dispersa hacia el área de los relictos de selva, áreas protegidas en el Alto Uruguay y Nordeste de Misiones. A partir de 1.994 las áreas protegidas se incrementan al diseñar el Corredor Verde (Ley Nº 3631/99 área integral de conservación y desarrollo sustentable), singular modelo normativo de protección, Reserva de Uso Múltiple que privilegia la gestión de 22 municipios que debieran proteger las altas cuencas de los arroyos, posibilitar el desarrollo socioeconómico sustentable y preservar en los parques la biodiversidad (ambientes de la altiplanicie central escalonada y serranías de las vertientes del Uruguay)

Las nuevas realidades conducen a reformular y definir estrategias de desarrollo hacia nuevos usos turístico recreativos en el espacio rural con predominio de naturaleza, las nuevas demandas y modalidad de actividades a las que Weaver (1.991) denomina formas alternativas de tipo “no tradicional” o, re funcionalización de establecimientos en el contexto socioeconómico actual.

A grandes rasgos el mapa de Misiones reproduce la valorización de los objetos naturales en las nuevas actividades turístico-recreativas, susceptible a las acciones externas en las inversiones hoteleras y casinos con diversiones, -ícono de la modernidad-. Contiguo a dichas puertas y nodos, las ventajas comparativas de las plantaciones forestales e industrias y el servicio financiero que se localiza en Posadas (18 Bancos cuasi transnacionales). Paralelamente, el sector público invierte en infraestructura física: rutas, aerostaciones, etc., escenario actual y perspectivo para el desarrollo turístico-recreativo, en conjunto conformaría un pilar de base técnica, normativa y simbólica.

Para realizar el inventario de los recursos turístico-recreativos de Misiones se considera la metodología de Javier Solsona Monzonís, (1.999) que resulta, en parte, compatible con otras ya existentes; presenta criterios cuali-cuantitativos e información básica sobre los recursos actuales y potenciales.

A fin de clasificar y catalogar los recursos el instrumento para Misiones se adapta, acorde a cuatro categorías: recursos naturales, recursos histórico culturales, recursos socio económicos y recursos de fiestas locales y nacionales. La ficha del inventario presenta cuatro componentes de análisis: -Recurso: descripción del recurso, ubicación geográfica, tipología turística. -Uso actual y potencial: formas de uso y aprovechamiento. -Relaciones del recurso: interrelación del recurso con el entorno, accesibilidad e infraestructura turística. -Observaciones: abierto a comentarios sobre el recurso en sí.

 

 

Los objeto-recursos de Misiones se diferencian en cuatro categorías básicas:

 

1.      Recursos Naturales: bases naturales de Misiones con predominio del agua, especial protagonismo en contacto con la naturaleza: diferentes arroyos forman saltos y cascadas; en la costa de los ríos Paraná, Uruguay e Iguazú gran riqueza escénica paisajística, uso actual y potencial en las actividades náuticas, de pesca y paseos. El rasgo dominante del relieve, (rocas volcánicas de basaltos), modelado por el agua y la vegetación, se destaca en los parajes naturales con peculiaridades en diferentes lugares, observación de la selva y especies singulares; saltos o caídas de agua, arroyos, ríos, parques, reservas y vías escénicas.

2.      Recursos Histórico-Cultural: remite a la trayectoria de la organización y colonización del territorio, las Ruinas de los Conjuntos Jesuíticos-Guaraníes de los siglos XVII y XVIII, las Estancias agropecuarias y forestales de principios del siglo XX, los oratorios y lugares de peregrinaje de tipo religioso; lugares históricos, sitios arqueológicos, comunidades aborígenes Mbya. El Parque de las Naciones en Oberá, espacio-símbolo de la colonización y carácter multiétnico de Misiones.

3.      Recursos Socio-Económicos: visitas a los establecimientos agropecuarios, forestales, centros de investigación y producción, artesanías y las actividades mixtas que se realizan en el turismo de chacras y estancias en el espacio rural y diseño de los futuros circuitos turístico-recreativo como muestras de la producción de Misiones.

4.      Recursos de Fiestas/Eventos: incluye los principales eventos de carácter popular en Misiones y nacionales de naturaleza, histórico cultural en diversos municipios; acontecimientos programados a partir de la combinación de actividades y actuaciones que suceden entre dos a cinco días, distribuidos en diferentes momentos del año.

 

A partir de la realización del inventario y jerarquización de los recursos en Misiones se destacan los recursos naturales (60%), histórico culturales (23%), socio económico (8 %) y fiestas (9 %).

 

Valoración Jerárquica de los Recursos: la Matríz de Valoración Jerárquica se construye con las cuatro categorías de los recursos turístico-recreativos y cuatro niveles de jerarquía para cada municipio. Al mismo tiempo, se consideran las jerarquías que se valorizan según tipología de interés o motivación turístico recreativo: Jerarquía I Poco Interés, Jerarquía II Mediano Interés, Jerarquía III Mucho Interés, Jerarquía IV Excepcional Interés.

Para Misiones la valoración de jerarquía IV corresponde a recursos de Excepcional Interés, de gran significación porque motiva el desplazamiento a escala nacional y en menor medida internacional. En la categoría Natural corresponde a dos recursos: Cataratas del Iguazú y Saltos del Moconá, éste con escaso grado de explotación y apoyo técnico. En cambio, las categorías III y II en su mayor parte corresponden a sitios con recursos naturales e históricos culturales capaces de generar desplazamientos por sí sólo o con otros de posible interactividad como recursos complementarios en el ámbito local y regional.

 

Acorde a la jerarquía de los recursos tradicionales, natural e histórico-cultural, en relación con la variable accesibilidad física y con mayor demanda, tanto Cataratas como Ruinas de San Ignacio se localizan sobre la ruta nacional Nº 12, eje costero que articula Posadas con Iguazú, similar a los valores de los planes de 1.973 y 1.978. Área con mayor peso en los servicios, equipamientos, municipios con recursos cuya demanda es supra e intrarregional. En este eje se concentran las puertas (ciudades, ductos o puentes de entrada y salida), lugares (de visita, lugares de paso o destinos que incluyen varios días),  municipios (sede político administrativa con actuaciones resolutivas de gestión en el turismo), rutas turísticas (ejes de circulación que facilitan el desplazamiento de los turistas, recreacionistas a lugares turístico recreativos).

 

Análisis y evaluación de los aspectos cualitativos y cuantitativos de la  demanda actual de turistas y visitantes.

 

La expectativa que genera el mercado turístico recreativo, en crecimiento en los últimos años, requiere de previsiones o estudio de la demanda en el que es necesario tener presente dos aspectos uno a) objetivo, mirar el objeto del producto turístico y otro b) subjetivo, mirar al sujeto o turista, visitante para identificar los posibles servicios y motivos del viaje y realizar aciones  concretas de apoyo a la actividad que permitan un desarrollo local, regional, nacional, transnacional.

Interesa conocer el comportamiento y la evolución de la demanda turística: volumen de personas, origen o procedencia geográfica, bienes y servicios que se solicitan, tendencias espaciales de los desplazamientos, o sea, los aspectos cuantificables; asimismo, los aspectos cualitativos como el perfil de los visitantes, la definición de las temporadas turísticas y los planes que se adoptan para realizar la visita. Se describen parte de las diferentes encuestas realizadas en centros receptivos públicos y privados.

Se consigna la demanda turística tradicional actual de Iguazú y San Ignacio; los datos de Posadas como puerta de entrada/salida, los motivos del viaje, los lugares de visita en la Provincia y la demanda potencial de modalidades especializadas en el espacio rural de la provincia de Misiones.

La Provincia tiene datos relativos de los flujos de turistas debido a la ausencia de información sistemática en los centros receptivos públicos, tanto en Cataratas del Iguazú como en Ruinas San Ignacio. Las encuestas realizadas a los visitantes en el Parque Nacional Iguazú (PNI) durante un año desde agosto ’93 a julio ’94 (ESTUR-CFI-UNaM, 1994) permitieron caracterizar el turismo en el Area de Iguazú.

Al delinear el perfil medio de los visitantes se destaca la procedencia: 34% de la provincia de Buenos Aires, 14.9% resto del país y ciudad de Buenos Aires, 14% de Europa occidental; en los tipos de grupos se destacan las familias tipo, parejas de adultos y grupos jóvenes. Respecto a los planes turísticos se escoge el típico económico, confortable y tour terrestre en estancias de 2 a 5 días con medios de movilidad alternativos.

Al definir temporada de afluencia no se registra un comportamiento uniforme a lo largo del año sino una marcada variación estacional en dos grandes temporadas a) vacaciones en Argentina (enero, febrero, abril, julio), b) meses de actividad en Argentina (marzo, mayo, junio, agosto, setiembre, octubre, noviembre, diciembre). Las temporadas en función de los planes turísticos son cuatro: 1. Enero-Febrero, (familias) 2. Marzo, Mayo, Junio, Agosto, Diciembre, (mayor confort) 3. Abril, Julio, (estadías cortas) 4. Setiembre, Octubre, Noviembre (arribo charter)

Por otra parte, los datos de visitantes que brinda la Intendencia del PNI al Parque Nacional Iguazú facilitan el conocimiento del flujo para diez años (1.989 y 1.998) con la afluencia de 4.729.682 personas, o sea, un promedio de 472.968 visitantes/año. A efectos comparativos, aunque en años disímiles al no contar con datos homogéneos se registran las visitas al Parque Foz do Iguaçu entre 1.986 a 1.995: 8.863.941 de personas y un promedio de 886.394 visitantes/año, con picos mayores de más de un millón de personas en el período 92/93.

Ruinas de San Ignacio: el ingreso de turistas entre 1.980 a 1.996 señala fluctuaciones cíclicas de afluencia turística; picos máximos en 1.981, 1.987 y 1.992-93 (150.000, 175.000 y 200.000 visitantes respectivamente) y mínimos para los años 1.983 y 1.990. Al realizar la evaluación de visitantes durante el año y período 1.980 a 1.990 se aprecia la estacionalidad: la temporada de invierno (junio-julio) y semana santa. La frecuencia responde a la demanda global del turismo en Misiones a partir de Cataratas como recurso de jerarquía, dado que los visitantes entran por el norte o sur a las ruinas pero de paso. Este aspecto se confirma al reconocer el escaso número de personas que participan del espectáculo luz y sonido, con duración de 45 minutos de horario nocturno o luego de la puesta de sol. Por ejemplo, en enero del ’98 ingresaron 7.840 personas pero sólo participaron 320 personas, además esta actividad se realiza en español. (Dieckow, 1.998)

En la ciudad de Posadas (muestreo no probabilístico realizado en el hall de hoteles en 1.998) el ingreso de turistas (en mayor proporción proceden de Buenos Aires) destaca la modalidad del viaje en grupos primarios de familias (77%), parejas (14%), amigos (8%), que indican los lugares a visitar: Cataratas (90,8%), Ruinas (83,1%), otros lugares de Misiones (46,2%).

La demanda en centros receptivos privados cuenta con recursos de base natural, histórico cultural y socio económico puestos en valor desde hace cinco años. Estos complejos turísticos ofrecen alojamiento, actividades y servicios que se integran como parte de la oferta, lo cual constituyen productos turísticos rurales integrados (alojamiento, alimentación, transporte, excursiones o actividades) y se destacan como productos diferenciados frente a la fuerte concentración de la oferta turística Iguazú-San Ignacio.

En algunos sitios, las nuevas modalidades conforman parte de la explotación económica alternativa para complementar los ingresos de  la producción de base; también  existen empresarios que compraron predios rurales de 2 a 4 hectáreas y se localizan próximo a los parques, reservas y rutas de acceso principales. El desarrollo de estos productos atiende a una demanda diferente; constituyen consumidores que tienen una imagen propia e identifican la oferta de la empresa con lo que ofrece el establecimiento como servicio y actividades, sean paseos o excursiones de ecoturismo, aventura, agroturismo, deportes, descanso o salud. (Niding, et al; 1.999). En el seguimiento de este proceso, el contacto con cinco de los empresarios que más éxito tiene en relación con la demanda anual, permite la obtención de datos representativos (Mayo, 2.000) para Misiones.

El perfil medio del visitante extranjero preferentemente de Europa occidental oscila en un 60% a 80 %, se relacionan con turistas que residen temporariamente en Buenos Aires por cuestiones laborales o son familiares y amigos de paso; otro 40% son argentinos que proceden de Buenos Aires, Chaco, Formosa, Córdoba, Mendoza, en ese orden. En general, el volumen de afluencia es de 15 a 20 personas por mes durante todo el año y permanecen entre 4 a 8 días en el lugar del producto comprado; permanecen en la provincia alrededor de una semana o más. En general los tipos de grupo destacan a las parejas, amigos y familias.

Los planes de actividades en general se adaptan a los requerimientos de las personas que buscan sitios novedosos, protagonismo con la naturaleza, actividades de aventura, descanso del estilo de la vida urbana.

 

 

A modo de Cierre

 

El turismo se reconoce como una actividad socioeconómica de servicio que se desarrolla con cierto ritmo y secuencia estacional de manera significativa. Los recursos turísticos que dan soporte a las actividades permean también otras modalidades.

El carácter social de los recursos turísticos lleva a preguntarse por las formas en las que se crean y recrean las atracciones y los productos. Al considerar los establecimientos e iniciativas privadas y públicas turístico recreativas, estas “unidades de producción” se destacan por constituir organizaciones de tipo familiar, al par que pone de manifiesto la pluralidad de agentes con distinta trayectoria que actúan de manera independiente, sin articulación con el resto de los componentes que conforman el mercado recreacional y turístico. Se destaca un tipo de estructura comercial atípica con problemas no sólo de estacionalidad sino de falta de profesionalidad y desconocimiento del proceso decisorio y percepción de negocio.

Por otra parte, en relación con la articulación gestión y administración de las políticas públicas, administración y gestión municipal, existen políticas estructuradas difusas además de ausencia y desconocimiento de formas de articulación más participativas para legitimar los intereses del conjunto de los agentes y la población local. En este marco complejo es necesario crear un clima de cooperación para un proyecto común que favorezca el desarrollo turístico recreativo en coordinación con las instituciones vinculadas directa o indirectamente con el área objeto de estudio.

Ante la necesidad de reflexionar en las cuestiones que se refieren al estudio y trabajos de investigación, ¿cómo dejar de andar en círculos con la compleja temática turístico recreativa y los retos del desarrollo en un contexto complejo de crisis socioeconómica, política y cultural? La apertura de otros caminos ¿constituyen salidas posibles? ¿qué apertura es la adecuada?. Estas cuestiones se debaten en el campo de los trabajos e investigaciones que se llevan a cabo en distintos centro universitarios del país y en Brasil. Pareciera de valor la respuesta que realiza Margarita Barretto (2.002): “la de trabajar con el planeamiento y la gestión... Importa el estudio y caracterización de las situaciones contradictorias que aparecen en el escenario de los agentes y actores. Dentro de este complejo fenómeno turístico recreativo, existe el lado comercial; desde ese ángulo, es un producto que se arma, se distribuye, se vende, se compra. Existe el lado político, es decir quién decide lo que se hace, quién reglamenta esa arena (movediza) de la oferta, la demanda y la utilización de los atractivos.

Al respecto se han tejido hilos diversos en más de 25 años, pero aún se requiere de la continuidad en el diálogo, mejorar las vinculaciones entre academia (universidad e investigadores), empresarios y poder público. Cada uno tiene el estereotipo del otro.

En el medio académico se ve al empresario como aquel que solo quiere lucrar usando cualquier cosa como atractivo; los empresarios y los políticos ven a los académicos como aquellos que producen cultura inútil; los políticos tratan de beneficiar a los empresarios porque saben que de ellos viene  los votos y las donaciones; los empresarios ven a los políticos como vehículo para conseguir sus fines haciendo aprobar leyes, normas, etc.  También en estos estereotipos se da en el trabajo participativo, dado que existen empresarios que quieren lucrar, lo cual es legítimo en el sistema capitalista, pero también eligen la preservación de la naturaleza y el cuidado de los recursos naturales y culturales. Por tanto, el primer diálogo es necesario precisarlo con los empresarios locales y los gobernantes locales y discutir qué queremos para nuestras comunidades, cómo incentivar la actividad turístico recreativa como práctica social.

En principio, apuntar al desarrollo local significa potenciar los recursos y actores existentes en función de la capacidad de inserción de la zona en el funcionamiento económico global para la toma de decisiones y acciones que involucren a la comunidad local, y precisamente el desafío se circunscribe a las relaciones entre el diseño de las políticas públicas y las posibles articulaciones con las iniciativas privadas para el desarrollo local.

Sin embargo, el problema del desarrollo no reside tanto  en la concepción teórica sino en las practicas, porque esas ideas tan claras se van incorporando al discurso universal, como señala José Coraggio (1.997), pero no se traducen en una práctica de transformación de manera visible en la realidad de los lugares de América latina, Argentina, Misiones. En particular porque la cuestión central no está en el significado de lo local sino en el sentido del desarrollo, ya que se pueden confrontar diversas concepciones de las virtudes de lo local: idea de mejor vida, ámbito eficiente de la organización de ciertas relaciones entre la representación política cultural, de la comunidad, de la convivencia, de la delimitación territorial, diversos alcances y escalas de trabajo para actuar y operar ciertos efectos.

Por otra parte, se reconoce que el concepto presenta dificultades y la problemática del desarrollo no se resuelve con acuerdos conceptuales de “lo local como alternativa de lo global”. Ante la complejidad del turismo y la necesidad de respuestas multi e interdisciplinarias quedan, en parte, algo claro: el interés en favorecer el desarrollo integral local y el flujo de relaciones entre lo rural, pueblos, picadas y lo urbano, tanto como objeto de estudio como fenómeno en el cual se pueda intervenir conjuntamente con los agentes y actores en el proceso de cambio, su continuidad en proceso y su potencialidad.

Asimismo, interesa poner de relieve los desafíos en el desarrollo de los Municipios en el plano político-institucional, su dinámica de funcionamiento y la relación con la sociedad local, dado que en el análisis de los planes y/o proyectos que se llevan a cabo, en relación con la planificación territorial, se considera a la región como una subdivisión del espacio en el que se analizan tres aspectos fundamentales: 1- La definición y caracterización del espacio. 2- Las formas de organización externas a cada país que intervienen deliberadamente en la división social del trabajo, intercambios y niveles de organización. 3- La perspectiva integradora macro y micro, dado que se reconoce al “turismo  como otra alternativa de desarrollo para una región, área, municipio o lugar, dado que se elige entre otras formas, sean especializadas o complementarias; no obstante, de cual fuera la decisión a tomar en el modelo de desarrollo territorial, hay que saber tanto lo que se elige como lo que se relega”. (Valls, G. 1.996:42).

 

 

Referencias Bibliográficas

 

-BALOGLU, S.  (1.999) “Un modelo para la formación de la imagen de un destino”. Annals of Tourism Research en español vol. 1 Nº 2 UIB, España.

-BARRETTO,  M. (2.002) Turismo@listserver.com.ar.

-CAMMARATA, E. B. (2.001) “El turismo en Misiones en el espacio transfronterizo con Paraguay y Brasil” Tesis para optar por el grado de doctor en Cs Geográficas, Universidad La Habana, Cuba. (Mimeo)

-CORAGGIO, J. (1.997) “Descentralización, el día después”. Cuadernos de Postgrado. Facultad de Cs Sociales, UBA, Argentina.

-DIECKOW, L. (1.998) “El Corredor de las Reducciones Jesuítico Guaraníes”. Tesis de grado licenciatura en turismo. (Mimeo). UNaM, Posadas, Misiones.

-ESTUR-CFI-UNaM (1.995)  Sistema Estadístico de Turismo para la Provincia de Misiones”. UNaM, Posadas, Misiones.

-NIDING, M. RIVERO, B. (1.999) “Productos Turísticos Integrados en Misiones” Secretaría de Investigación y Postgrado, FHyCS UNaM, Posadas, Misiones.

-SOLSONA MONZONÍS, J. (1.999)  “El turismo rural en la Comunidad Valenciana, análisis y planificación. Ed. Soc. Castellanense de Cultura. Castellón de la Plana, Valencia, España.

-VALLS, G. (1.996) “Las claves del mercado turístico”. Ed. Deusto Turismo S.A. Bilbao, España.

-WEAVER, D. B. (1.991) “Alternative to Mass Tourism in Dominica” En Annals of Tourism Research, vol. 8 Nº 113, Pergamon Press, UK.



· Dra en Cs Geográficas, docente e investigadora de la Universidad Nacional de Misiones.


Ponencia presentada en el Simposio Geografía y Turismo, durante el Cuarto Encuentro Internacional Humboldt "Geografía de la Integración". Puerto Iguazú, 16 al 20 de setiembre de 2002.