Inicio > Mis eListas > encuentrohumboldt > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 1457 al 1476 
AsuntoAutor
448/05 - OCTAVO EN Centro H
449/05 - JARDINES Centro H
450/05 - A LA HORA Centro H
451/05 - AVENIDA D Centro H
452/05 - DEGRADACI Centro H
453/05 - REVITALIZ Centro H
454/05 - Algunas c Centro H
455/05 - OCUPACION Centro H
456/05 - LOTEAMENT Centro H
457/05 - Participa Centro H
458/05 - CONFRATER Centro H
459/05 - TERRITORI Centro H
460/05 - LA PROBLE Centro H
461/05 - Vivienda Centro H
462/05 - LA EVOLUC Centro H
463/05 - CALIDAD D Centro H
464/05 - La morbil Centro H
465/05 - EFECTOS D Centro H
466/05 - ESTUDIO D Centro H
467/05 - DESPEDIDA Centro H
 << 20 ant. | 20 sig. >>
 
ENCUENTRO HUMBOLDT
Página principal    Mensajes | Enviar Mensaje | Ficheros | Datos | Encuestas | Eventos | Mis Preferencias

Mostrando mensaje 1512     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto:[encuentrohumboldt] 464/05 - La morbilidad en el Barrio Santa Rosa de Lima: diagnóstico de su situación y factores asociados ent re los meses de noviembre y diciembre de 2004
Fecha:Miercoles, 28 de Diciembre, 2005  00:41:20 (-0300)
Autor:Centro Humboldt <humboldt @...........ar>

La morbilidad en el Barrio Santa Rosa de Lima:

diagnóstico de su situación y factores asociados entre los meses de noviembre y diciembre de 2004.

 

Prof. Miriam L. Coca,

Prof. Facundo M. Hernández,

Adriana Piperno.

 

Resumen

 

El presente trabajo de investigación tiene la finalidad de realizar un diagnóstico socio-sanitario sobre la morbilidad existente en la población del barrio Santa Rosa de Lima de la ciudad de Mar del Plata, (Partido de General Pueyrredón) y los factores asociados a ella. El mismo aportará datos precisos extraídos en base a encuestas sobre las condiciones generales de vida con mayor énfasis en las cuestiones referidas a la salud.

Los resultados del análisis permitirán contribuir en la definición de posibles gestiones políticas sociales vinculadas al  mejoramiento de las condiciones sociales y sanitarias de sus habitantes.

 

 

Marco Teórico

 

El desarrollo teórico del trabajo se encuentra dentro de los lineamientos de la geografía de la salud, donde se analiza la particular relación que se establece entre el espacio y la salud, esta se caracteriza por tener varios factores que se relacionan con problemáticas específicas sanitarias que se manifiestan en el espacio. Una de las características más importantes es la desigualdad social elaborada de antaño por geógrafos anarquistas  de fin de siglo XIX que, llamativamente, pudieron difundirse –como en los casos de Reclus y Kropotkin– con el impulso editorial que les dieron los críticos de la década del ’70 (Pickenhayn, Jorge 2000).

Este trabajo pretende que la salud pueda entenderse como un bien social al que la geografía puede contribuir, facilitando sus claves de acceso, si propicia la instauración de un espacio de cooperación por sobre un espacio de competencia. Es por ello que el trabajo se realizó sobre la base de la cooperación de las instituciones educativas, organizaciones barriales y administrativas y en función de todos los intereses y reclamos de la comunidad del barrio Santa Rosa de Lima, es por ello que los datos generados en este trabajo fueron presentados ante las autoridades municipales y el Ministerio de Salud y Medio Ambiente de la Nación En este esquema, puede notarse que el problema de la salud se toma en cuenta como una actitud de respuesta práctica ante la necesidad de alcanzar objetivos de bienestar comunitario y de ayuda mutua en relación con la salud comunitaria como lo afirmaba Kropotkin (Pickenhayn, Jorge 2000)

La morbilidad no sólo es un indicador que nos permite analizar las condiciones sociales, económicas, ambientales y sanitarias de la población, sino que también nos muestra la calidad y acceso a la atención de la salud tanto en forma cualitativa como cuantitativa.

 El derecho a la salud se considera, desde hace mucho tiempo, un derecho humano básico, si bien resulta evidente que no es posible garantizar a nadie ni la salud perfecta, ni la observancia del derecho a la salud como tal. Por consiguiente, resulta más correcto hablar del derecho a la atención de la salud. Por lo general, se considera que comprende una variada gama de servicios: protección ambiental, prevención y promoción de la salud, tratamiento y rehabilitación. La protección de la salud no se limita a la aplicación de tratamientos médicos, ni es una combinación de tratamientos y promoción de  salud. Las actividades relacionadas con la salud en los campos de saneamiento, ingeniería ambiental, vivienda, urbanización, agricultura, educación y bienestar social la afectan directamente y con mayor frecuencia se las considera una responsabilidad de la sociedad. En muchos casos, el fundamento jurídico de la legislación que versa sobre estas áreas reside en la capacidad que posee el Estado para proteger la salud pública o las condiciones sanitarias, atributo que ha sido reconocido desde las más antiguas civilizaciones (Roemer, Ruth 1989). A través del caso estudiado podemos verificar que aunque el objetivo general de las disposiciones constitucionales relativas a la atención de la salud es exigir que el Estado actúe para proteger a los ciudadanos, existe una gran diferencia entre la consagración del derecho en la legislación, y su efectiva aplicación en la práctica.

 

 

 

Introducción

 

            Nuestro estudio se ubica en los inicios del siglo XXI, con la intención de mostrar algunas consecuencias provocadas por la crisis económica, política e institucional que sufrió el país en los últimos años.

Las transformaciones socio-territoriales ligadas  a la transición en el nivel nacional hacia un nuevo estilo de desarrollo caracterizado por la redefinición de las funciones del Estado, la reestructuración productiva y la flexibilización laboral han tenido numerosos y considerables efectos sobre la ciudad de Mar del Plata y en su contexto inmediato, incidiendo sobre el proceso de producción del espacio urbano, su base productiva y su tejido social (PNUD, 2002).

            Uno de los efectos más visibles del deterioro de las condiciones generales de vida de la población  es la disminución del consumo sobre la base de la reducción de los ingresos de los hogares y las personas, agravado por su distribución extremadamente desigual. Dentro de este contexto urbano se desarrolla nuestra investigación puntual sobre el Barrio Santa Rosa de Lima.

Partimos del concepto de que la morbilidad es la proporción de enfermedades en una determinada población y tiempo determinado, se manifiesta en un espacio concreto, por diversos motivos relacionados con la calidad de vida y la capacidad de los sistemas socio-sanitarios de responder a la demanda de servicios básicos (Riverón Corteguera 1999)

La morbilidad es un indicador evidente del subdesarrollo de un país que manifiesta la falta de políticas sociales que brinden respuesta a  demandas tan vitales para la población como lo es la salud.

El estudio de la morbilidad en barrios de la ciudad de Mar del Plata es inexistente en la actualidad, y el aporte realizado es novedoso e inédito para el barrio  estudiado y la  comunidad científica en general.

Entre los antecedentes con relación a la temática estudiada se pueden mencionar el trabajo sobre epidemiología y calidad de agua en barrios carenciados de Mar del Plata realizado por la Facultad de Ciencias Agrarias de la Universidad Nacional de Mar del Plata y el EEA INTA[1]; así como también un trabajo sobre el impacto socio-ambiental en el barrio Santa Rosa de Lima por la posible instalación de un Complejo Politécnico elaborado por la Facultad de Humanidades de la Universidad Nacional de Mar del Plata[2].

El barrio Santa Rosa de Lima se localiza en el ángulo NO de la ciudad de Mar del Plata, delimitado por las calles. Av. Colón- Av. Fermín Errea- Av. Juan B. Justo- Av. Héctor Tarantino, en un área periurbana caracterizada por el continuo crecimiento poblacional con elevada precariedad y problemáticas socio-ambientales (ver plano Nro 1 en Anexo)

            El entorno tiene la misma característica con la diferencia que a medida que nos acercamos a barrios que están más cerca del centro como el Jorge Newbery los servicios urbanos mejoran, y cuando nos alejamos a áreas más periféricas que la estudiada, la marginalidad, la exclusión y la pobreza se hacen más  intensa.

 

 

 

Los objetivos de esta investigación son:

 

- identificar la relación existente entre los factores socio-económicos, la calidad de los servicios prestados en el barrio y la morbilidad.

 

- analizar cualitativamente los datos recolectados en las encuestas realizadas.

 

- desarrollar una propuesta acorde a los resultados obtenidos.

 

El presente trabajo está dividido en tres temas específicos. En primer lugar se describirán los factores socio-económicos y ambientales del barrio, en segundo término identificamos la calidad de los diferentes servicios, y en tercer lugar analizaremos los datos específicos de morbilidad en relación con los anteriores aspectos Se elaborará una conclusión que contenga una propuesta de gestión que de respuesta a la problemática específica planteada.

 

La Metodología empleada se basa en:

 

- Datos primarios obtenidos  a través del relevamiento que se realizó mediante encuestas estructuradas de diseño propio entre noviembre y diciembre de 2004.

El universo de  personas encuestadas fue de 393, que representan a 72 familias y al 22 % de la población del barrio según el censo 2001(INDEC, 2001)

-Relevamiento visual de las características de habitabilidad y confección de mapas acordes con las problemáticas analizadas.

 

I. Aspectos Ambientales, Sociales y Económicos del Barrio Santa Rosa de Lima.

 

El barrio se asienta en una antigua zona lacustre denominada la laguna del Soldado, actualmente rellenada, en su antigua extensión algunas manzanas  la bordean. Hoy en día la laguna vuelve a formarse luego de intensas lluvias,  generando desbordes que inician importantes inundaciones en la zona. Todo el barrio tiene suelos deprimidos fácilmente inundables, lo que genera un ambiente natural no muy adecuado para el asentamiento humano si no se cuenta con obras de gran envergadura (relleno completo de la laguna, desagües y bocas de tormenta efectivas, canalizaciones de pequeños arroyos, etc.) 

Debido a las condiciones geomorfológicas y a la ausencia de una red de desagües pluviales el problema ambiental más conspicuo en el área es el de inundación, particularmente en la zona SO de la franja periurbana, donde se localiza la laguna del Soldado. Para evitar los efectos de las inundaciones los habitantes del lugar elaboraron un canal efluente de la laguna para desagotar la misma y evitar que un gran volumen de agua inundara el barrio. Antiguamente, la laguna del Soldado se extendía unos 150 m al SSE, sobre un sector que actualmente tiene un uso de suelo de tipo residencial, comprendido por las calles Sandino- Alberti- Nicaragua- Garay y las calles Nicaragua- Rawson- Carrillo- Garay.

Según del Río y colaboradores (1999) , el riesgo de inundación es muy alto, así como también la vulnerabilidad y peligrosidad de inundación. Otra problemática ambiental es de la contaminación, principalmente por el uso agrícola del suelo en la franja rural, donde el vertido de agroquímicos acarrea un riesgo de polución de las napas freáticas. También existe el riesgo de contaminación por la disposición ilegal de basura en sectores de la franja periurbana, sobre todo en la salida de Mar del Plata por la Ruta Provincial Nº 226.

La situación del barrio es compleja a nivel social, la falta de respuesta y estímulos por parte de los gobiernos municipales, provinciales y nacionales, tiene como resultado, la adaptación de la población en general a su condición de pobreza, de opresión y marginación. Todo esto surge a través de la falta de oportunidades que los gobiernos nacionales y locales  le otorgan a los barrios más pobres y alejados de la ciudad.

            Según el último Censo Nacional de Población y Vivienda (2001), el barrio tiene una población de 1810 habitantes, creciendo en valores absolutos en 351 habitantes con respecto al Censo Nacional de 1991, la tasa de crecimiento poblacional resultante es de 24,06%, siendo uno de los barrios que más creció en la última década.

El barrio se inicia en 1983, a partir de la subdivisión y parcelación de las tierras pertenecientes Maria Valdez de Tirao, que se realizaron a partir de la década del 1950, donde se formaron chacras de menor tamaño, y en la década de 1970 se realizó el parcelamiento que daría origen al barrio. En 1982 se encontraban intensamente ocupadas las parcelaciones que se habían realizado y en 1983 se funda el barrio Santa Rosa de Lima.

Durante la década del 1980 el barrio atravesó momentos de prosperidad ya que había una importante oferta laboral; los ejes empleadores eran los sectores textil,  construcción y pesca (en este sector trabajaban principalmente las mujeres en el fileteado).  En menor medida se trabajaba en las quintas del cinturón hortícola, ya que los trabajadores rurales se localizaban principalmente en el barrio Hipódromo.

 Argentina durante los últimos años de la década de 1980 entra en una crisis económica de gran magnitud que se venía gestando desde el plan económico de la dictadura militar lanzado en 1976. Mar del Plata no era ajena a la situación, la hiperinflación se identificaba como el peor enemigo de la población. Aún así  seguía la construcción empleando obreros, el puerto mantenía a sus operarios, y la industria textil pese a mostrar los primeros síntomas de declive, empleaba a gran parte de la PEA (Población Económicamente Activa).

Durante la década del 1990 a través de la intensificación de las políticas neoliberales, y de la reestructuración productiva consecuente, dada a partir de la convertibilidad y las privatizaciones de empresas nacionales de todos los sectores de la economía,  hace que el  sector obrero que representa la mayoría de las familias en el barrio, se quede prácticamente sin trabajo. Sobre todo con la crisis en la industria textil, la industria pesquera y el paro en la construcción.

La encuesta nos muestra las condiciones de empobrecimiento por los bajos salarios con que cuentan los hogares:

 

Barrio Santa Rosa de Lima - Ingresos por Hogar ( en pesos)

Menos de100

100-300

300-450

Más de 450

NS/NC

6.94%

43.05%

23.61%

15.27%

11.13%

 Fuente: Elaboración propia en base a Encuesta 2004.

 

Los datos obtenidos en el relevamiento realizado entre noviembre y diciembre del 2004 (22 % de la población del barrio), arrojaron un índice de desempleo de 57,53% entre los encuestados, la subocupación resultó ser de 10,75% y dentro del 31,72% de los ocupados el 45,94% poseía un Plan Social, es decir no estaba en el sector formal del empleo.   

A partir de la década de 1990 el barrio comenzó rápidamente a empobrecerse, manifestándose en el paisaje urbano, así nos relata el señor Saavedra oriundo de Santiago del Estero (55 años, desempleado, miembro de la Comisión Directiva de la Sociedad de Fomento del barrio)  quien trabajaba en la industria textil. Según el vecino, la zona comenzó a ampliarse durante la década de 1980, cuando se comenzaron a construir las viviendas a través de los ahorros o algún plan de vivienda aislado, pero no llegó a prosperar ya que la crisis de la década de 1990 paraliza la continuidad de las obras destinadas a la construcción  de las casas.

A través de las observaciones realizadas por el grupo en los estudios de campo, vemos claramente la presencia dominante de casas con paredes de ladrillo, con techos con membranas preparados para la colocación de tejas, que están sin terminar. El paisaje barrial se desenvuelve entre viviendas precarias y semiprecarias.

- Las precarias representan el 32,1%[3] de las totales del barrio, definidas por la presencia de materiales poco resistentes y muy permeables: la madera blanda, la chapa común, la carencia de aberturas o la inexistencia de las mismas, pisos sin capa aisladora, etc. a esto se le suma la carencia general de servicios básicos que hay en todo el barrio.

- Las  semiprecarias representan el 31,1%[4], se distinguen de las primeras por que tienen paredes hechas con ladrillo, la mayoría no tiene hecho los revoques, algunas tienen realizado el revoque “grueso”, y prácticamente ninguna tiene revoque “fino”, que impide el traspaso de la humedad del suelo y de las paredes hacia el interior de las casas.

 Debido a esta situación, la mayoría de las viviendas presentan síntomas de desgaste del material, ya que quedaron expuestos a la intemperie materiales que no deben quedar desprotegidos, como los techos de madera preparados para tejas, y que han quedado con la membrana desgastada como única protección de la vivienda. Otro rasgo en común es la presencia de humedad en las paredes exteriores e interiores de las casas

Toda esta situación de precariedad de la vivienda no tiene que ver con la formación de un asentamiento de emergencia social, sino que se trata de obreros que comenzaron sus viviendas y al quedar desempleados no pudieron seguir invirtiendo en su propiedad,  algunos continuaron viviendo de “changas”, de sus propias huertas en sus terrenos, u otra estrategia que sirva para sobrevivir y reproducir la unidad familiar, en este punto es importante agregar que el 10,4%[5] de las viviendas tienen en sus terrenos y/o en el terreno vecino algún tipo de huerta..

Esta radiografía social del barrio, nos lleva a una preocupante situación de peligrosa generalidad en la Argentina: el déficit alimenticio en gran parte de la población, si bien no hay casos de desnutrición, sí los hay de “desordenes de la alimentación”, producto de la falta de proteínas y vitaminas (sobre todo las proteínas cárnicas), básicas para un buen desarrollo de la salud en los adultos y del crecimiento psicofísico en los niños. Íntimamente relacionado con este problema son los bajos ingresos que existen en los hogares, el 73,60% de las familias no supera los 450 pesos mensuales, ubicándose por en estado de indigencia según los valores manejados por el INDEC (Instituto Nacional de Estadísticas y Censos) y no se registró ningún caso en el relevamiento de alguna familia que estuviese por encima de la línea de la pobreza.

Una respuesta a esta situación es la presencia de cuatro comedores comunitarios, tres de ellos otorgan la copa de leche exclusivamente, y uno tiene almuerzo y merienda, que se llama “Amor por los niños”, y está administrado por Norma Sánchez, con quién sostuvimos una larga entrevista en las precarias instalaciones del comedor.

 Este comedor asiste a más de 250 niños y madres, en una edificación incompleta ya que no tiene techo, la construcción está a cargo de los empleados de la empresa Telefónica de Argentina, que lentamente van terminando de construir el comedor. Norma cuenta con un subsidio del Rotary Club, que hace tiempo no lo recibe porque tiene que ser nuevamente evaluado el emprendimiento en la sede italiana. La organización Supertenedores, le lleva mercaderías cada un mes, que en un principio acercaban mercadería no perecedera, y últimamente trasladan mercadería perecedera, como carnes y verduras que son altamente necesarias en la dieta diaria de alimento en los niños.

La Secretaría de Calidad de Vida, dependiente de la Municipalidad de General de Pueyrredón no presta la atención correspondiente, ya que esporádicamente  van a visitar el barrio, y  entrega bimensualmente a los comedores una cuota limitada de comestibles, en comparación con las necesidades que presentan.

La consecuencia es que los comedores disponen de escasos recursos para satisfacer las demandas alimenticias diarias del lugar.

Con este panorama no es posible avanzar hacia una ayuda de emergencia a las familias más necesitadas. Norma no puede anotar más familias en su lista, pero todos los días le piden que ingrese a sus hijos al comedor, porque no tienen qué darle, ella se tiene que negar muchas veces porque no hay comida, esto genera una gran presión, angustia  en una persona que quiere solucionar el problema del hambre de las familias del barrio: “A mí me encantaría atender a todos” nos decía Norma Sánchez.

La situación ha empeorado en los últimos cinco años, y en el mes de diciembre del 2004 cerró uno de los comedores más importantes por falta de recursos, a esto se le suma el incremento de la demanda de este tipo de establecimientos por familias de barrios aún más periféricos que el Santa Rosa de Lima, como lo son La Herradura, Autódromo o San Jorge.

 

II. Cobertura de Servicios e Infraestructura en el Barrio Santa Rosa de Lima.

 

Infraestructura del barrio

 

El mencionado sector barrial carece completamente de servicios básicos para la población como: agua potable, red de gas, tendido eléctrico ineficiente, ausencia de desagües cloacales y fluviales (Ver plano Nro. 2). Además, no existen salas de primeros auxilios ni destacamento policial.

 

Servicios de transportes

 

El sector se encuentra comunicado con el centro de la ciudad únicamente por una sola línea de colectivos, la N°562, lo cual acrecienta los costos económicos, temporales y familiares de transporte de los habitantes al tener que hacer transbordos para trasladarse de su lugar de residencia a otros puntos claves de la ciudad (por ejemplo, Hospital Materno Infantil y Hospital Interzonal).

 

Servicio de agua potable y red cloacal

 

Con respecto al tendido de agua corriente, la misma llega hasta la calle N° 228, el cual es el límite que marca el comienzo del barrio, generando problemas y trastornos a la población ya que para abastecerse de agua potable, deben buscarla con bidones hasta una canilla comunitaria en la calle N° 228.

El agua de la cual se abastece el barrio se encuentra totalmente contaminada de acuerdo a los estudios técnicos de potabilidad realizados por la empresa OSSE (Obras Sanitarias Sociedad de Estado). Se han encontrado altos índices de coliformes en el agua, producto de los residuos cloacales domiciliarios. Esto último se debe a la inexistencia de desagües cloacales en el área de estudio, lo que ha motivado la construcción de pozos ciegos sin las debidas medidas precautorias en lo referente a las consecuencias que trae.

La causa primaria de la presencia de agentes contaminantes,  podría deberse a que la población residente extrae agua de la segunda napa ubicada 30 mbnt (metros bajo nivel de terreno), situación agravada aun más por el uso intensivo de agroquímicos provenientes de las áreas rurales circundantes.

Las consecuencias directas para la población estarían vinculadas con el aumento de enfermedades virósicas de tipo gastrointestinal (por ejemplo, diarreas agudas) aunque no hay datos exactos que confirmen la señalada relación.

 

 

 

Red de gas

 

El tendido de la red de gas se extiende sobre la calle Alberti hasta la calle N° 244, abarcando el 10 % del barrio, quedando inconclusas las obras desde diciembre de 2001 con la debacle económica, que impidió que los vecinos puedan seguir pagando las cuotas del tendido del servicio al domicilio. Por lo tanto, deben satisfacer su necesidad energética con el uso de gas envasado (el metro cúbico es mas caro que el gas de red).

 

Recolección de residuos

 

            La recolección de residuos domiciliarios se realiza diariamente por la empresa prestataria del servicio (9 de Julio).

 

Servicio policial

 

El barrio no cuenta con servicio policial, haciéndose cargo de la seguridad – de manera relativa- la comisaría localizada en el barrio Jorge Newbery, siendo ineficaz el servicio para una creciente población joven y desempleada que, en ocasiones y como nos comentaron los vecinos, recurren a actividades delictivas como consecuencia de la escasez de propuestas laborales y, sumado a esto, los bajos salarios que perciben por parte de los planes sociales del gobierno.

 

Centros de salud

 

No existen centros sanitarios dentro del área de estudio, por lo tanto la población debe movilizarse hasta el barrio Jorge Newbery o al barrio Florentino Ameghino ( a 18 y 15 cuadras de distancia respectivamente), lo cual implica serios riesgos para la salud de las personas, recordando que fue el tercer barrio con mayor crecimiento relativo en el ultimo periodo censal (INDEC, 2001). Esto supone un problema, no solo porque haya crecido la población sino porque los déficit que presenta la cobertura de agua potable y cloacas ha propiciado un notable aumento de enfermedades gastrointestinales que afectan principalmente a los más pequeños.

Una de las causas de este crecimiento de la población lo encontramos en la imposibilidad de acceder a métodos anticonceptivos regulares ya que para proveerse gratuitamente de los mismos, las mujeres deben trasladarse hasta el centro de salud localizado en Colon y Salta donde se desarrolla el “Programa de Planificación Familiar”, con el costo económico que esto implica para una población de escasos recursos.

 

Aspectos educativos

 

En el barrio funciona  la E.G.B. Provincial N° 71  y el Jardín de Infantes Municipal N° 934, ambos establecimientos no poseen agua potable, gas y cloacas.   .

La E.G.B. presenta altos índices de escolaridad en los primeros ciclos, observándose una gran deserción en los últimos años de la Escuela General Básica según el Censo Nacional de 1991.

Los vecinos nos comentaron que los adolescentes no se sienten motivados a seguir estudiando en el Polimodal, fundamentalmente porque no hay escuelas de este tipo en los límites del barrio y los que optan por seguir sus estudios deben trasladarse hasta la Escuela N°21 (Bolívar y 212) o hasta las calles Luro y la calle N° 220, situación imposible para muchos por los costos económicos que implica.

Dentro de los aspectos educativos, decidimos incluir la presencia de la “Casita Solidaria”, próxima a la Sociedad de Fomento, que presta servicios a niños con dificultades de aprendizaje y estimulación temprana, dos funciones de gran relevancia para una población con altos porcentajes de individuos en los primeros grupos etarios.

 

Sociedad de Fomento

 

La Sociedad de Fomento recibe mensualmente un importe pagado por la Municipalidad  de General Pueyrredón de $ 2.200. Importe insuficiente si tenemos en cuenta las múltiples necesidades que presenta el barrio.

Lo que observamos en nuestras repetidas visitas es que, los miembros de la Sociedad de Fomento realizan un importante seguimiento de las carencias y falencias de su espacio barrial, concurriendo semanalmente a efectuar sus justos reclamos a la Municipalidad del Partido de General Pueyrredón.

 

 

III .  Morbilidad y factores asociados.

 

A partir de lo analizado en los dos primeros temas del trabajo  establecemos en esta parte las relaciones que se generan entre los datos obtenidos de morbilidad con los datos analizados de los factores asociados planteados. Es importante destacar que los factores analizados son los que consideramos más propicios para analizar el grado de desarrollo en materia socio-sanitaria en zonas periféricas, desde el aporte de la geografía de la salud reconocemos el análisis espacial que ofrece a través de la comprensión de la relación espacio-salud, esta se puede comprender analizando el grado de cobertura de los establecimientos público de asistencia médica, la conectividad entre la población y los centros de salud más cercanos, la relación que se establece entre el bajo grado de cobertura social y la sobreutilización de los servicios públicos, la distancia que existe a los centros de mayor complejidad y que tipo de transporte se utiliza en esa distancia, la calidad del servicio sanitario, entre otros conceptos (Roemer, Ruth 1989)

En el plano de la cobertura social médica se identifica claramente un deficiente acceso a las obras sociales ya que del total de los ocupados, que representan el 31.72% de la PEA, solo el 19.99% posee obra social y un 3.81 % utiliza como medio de cobertura las prepagas. Esto permite distinguir un amplio porcentaje de población que se desempeña en el sector informal.

      La cantidad de habitantes sin obra social es de 76,60%, que en su totalidad utiliza los servicios públicos más cercanos, este porcentaje coincide con el uso de Hospitales y centros de salud públicos: Hospital Materno Infantil (59,72% para atención primaria y 66,11% para emergencias y/o tratamientos de mayor complejidad). Hospital Interzonal (62,50 para emergencias y7o tratamientos de mayor complejidad) y el Centro del Barrio Ameghino (72,22% para atención primaria)

En la medida que la población fue creciendo demográficamente y los indicadores de desempleo y trabajo informal fueron aumentando en las últimas décadas también creció el número de personas que concurren a los centros de salud públicos cercanos al barrio.   Diferenciamos dos tipos de asistencia médica: una relativa a la atención primaria y la otra referida a situaciones de salud más complejas y/o de emergencia.

 

 

 

Lugares de concurrencia para la atención de la salud

Lugar de atención médica

Para atención primaria

 (%)

Para emergencia o complejas (%)

Centro de Salud N° 1

4.16

0

Instituto Nacional de Epidemiología

0

1.38

Hospital Materno Infantil

59.72

86.11

Hospital  Interzonal

34.72

62.50

Clínica Privada

15.27

6.94

Consultorio Privado

8.33

1.38

Servicios de Emergencia

0

5.55

Centro de Salud del Barrio Florentino Ameghino

72.22

16.66

Centro de Salud del Barrio Jorge Newbery

18.05

8.33

Otros

2.77

2.77

Fuente: Elaboración propia en base a Encuestas 2004.

 

      En el primer caso distinguimos el elevado porcentaje de población que concurre al centro de salud del barrio Florentino Ameghino (72.22% de la población encuestada), es importante aclarar que es el centro de asistencia médica más cercano al barrio, que se encuentra a 1.5 km ( datos que se relacionan con el 76% de la población total).

Siguiendo con la atención primaria encontramos también un porcentaje elevado de asistencia al Materno Infantil (59.72%), en prácticamente todas las familias compuestas por menores, esto se debe a la precariedad en el centro Ameghino para tratar patologías de diversa índole que afectan a la población más joven y que necesita mayores cuidados. Situación análoga a esta es la del Hospital Interzonal que, a diferencia de la última, concurre principalmente la población adulta pasiva y activa (34.72%). En el segundo caso, atención en casos complejos y/o de emergencia, nos encontramos con un elevado porcentaje de familias que concurren al Hospital Materno Infantil (66,16%), esto se da en todas las familias compuestas por menores de edad, también es elevado el porcentaje de concurrencia por hogar al Hospital Interzonal (62,50%), esto tiene que ver con la capacidad de este establecimiento de poder resolver situaciones sanitarias límites, a diferencia del Centro de Salud del barrio Ameghino que no cuenta con esa capacidad, los que van a este establecimiento para tratar cuadros complejos (16,66%) son derivados al Interzonal o al Materno Infantil.

      Otra variable que hemos utilizado para comprender el conflicto que se genera en barrios lejanos a cualquier tipo de asistencia médica, es el medio de transporte utilizado por las familias para atenderse en los centros de salud. Esto se realizó mediante la pregunta sobre qué medio de transporte utilizan las familias para trasladarse  a los establecimientos a los que concurren. El colectivo es el de mayor uso, sobre todo en la única línea que pasa por el barrio: Nº 562 (87,50 %), esto se debe principalmente a la falta de poder adquisitivo de la población para tener un móvil propio (el automóvil solo el 8,33% declaró tenerlo, un 18,05% se traslada en bicicleta para atender situaciones no complejas, y un 1,38% se moviliza en motocicleta).

      A su vez, los que utilizan colectivo, cuando se dirigen al Hospital Interzonal deben tomarse dos línea, aumentando el costo de traslado. Cuando se dirigen hacia el Hospital Materno Infantil, el transporte los deja a cinco cuadras (se aclara en este caso que es para atención de menores). Otro dato importante para destacar es el 29,16% de la población que se dirige a pie al centro de asistencia médica, en este caso en su totalidad se trata del Centro de Salud del Barrio Ameghino, y en menor medida del Centro de Salud del Barrio Newbery (18,05%).

      Es importante subrayar que los vecinos resaltan el hecho de que para atenderse en estos centros de salud tienen que asistir desde muy temprano (entre las 5 y 6 de la mañana) para conseguir un turno médico, en el caso de odontología y psicología infantil lo obtienen para dentro de dos meses una vez hecho el pedido. Esto tiene que ver con la ampliación del área de influencia del Centro de Salud del Barrio Ameghino y del Newbery que, como ya dijimos antes, abarca barrios periféricos en continuo crecimiento demográfico. Un último aspecto a señalar es la carencia de servicios de remis o taxi, sobre todo durante la noche, ya que el barrio no ofrece garantías de seguridad y es muy oscuro por la falta de luminarias.

Una vez descriptas las condiciones de los servicios urbanos en el apartado II, en esta sección analizaremos los servicios urbanos que más se relacionan con el estado sanitario de las viviendas.

  1) Es destacable que el 94,41% no posee agua corriente y se abastece con agua de pozo.

  2) Es importante resaltar que el 100% de la población no tiene cloacas y en su lugar posee pozo ciego. Dentro del total que consume agua de pozo sólo el 37,31% tiene la distancia del pozo ciego al pozo de agua a más de 10 metros que es lo recomendado por OSSE (Obras Sanitarias Sociedad del Estado),

 3) Sólo el 29,85% tiene sistema de impermeabilización en el pozo ciego, y si le agregamos que el 79,41%  consume directamente el tipo de agua que tienen en sus hogares y que solo un 14,66% realiza algún sistema de potabilización (cloro, pastillas potabilizadoras, etc.) podemos concluir que el principal recurso del soporte de vida de un ser humano, el agua, en el Barrio Santa Rosa de Lima se encuentra mayoritariamente en condiciones no aptas para su consumo.

En muchas ocasiones los pobladores caminan entre 5 y 15 cuadras, según su ubicación, para llegar a una canilla comunitaria que se localiza en el Barrio Jorge Newbery donde hay agua corriente.

También es relevante la cercanía de las huertas del cinturón Frutihortícola de Mar del Plata, debido a que utilizan fertilizantes y diferentes agroquímicos que se infiltran con el riego y las lluvias en la tierra hasta llegar a las primeras napas donde se encuentran los sistemas de extracción de los pozos, contaminándolos y a su vez, contaminando el agua que consumen los hogares.

El agua es uno de los principales vectores de diferentes patologías, como así también lo es la falta de buena calefacción, la ausencia de materiales impermeables al agua en la estructura edilicia de las casas, la falta de ventilación de las mismas, la mala construcción de pozos ciegos, entre otras características que desmejoran la calidad socio-sanitaria de la población (Riverón Corteguera, 1999).

      Esto se manifiesta en elevados porcentajes de morblidad general en el barrio  y también por grupo etario 255 por mil, en la población  menor de 14 años (morbilidad infantil), 142 por mil en el grupo etario que comprende la PEA: 14-64 años y 857 por mil en los  mayores de 64 años. Los extremos de la pirámide poblacional son los que mayores porcentajes tienen esto se debe, a dos causas totalmente relacionadas: por un lado es la población que cuenta con menos defensas biológicas y por ende la que mayor asistencia necesita porque es más propensa a enfermarse. En segundo lugar, a medida que la situación en las economías domésticas empeora, también lo hace la posibilidad de contar con alimentos fundamentales para el desarrollo de determinadas vitaminas, que se encuentran en alimentos de elevado coste (las proteínas cárnicas por ejemplo).

      También, como ya mencionamos, el problema de la menor protección social tiene que ver con el incremento del desempleo, el trabajo informal y los planes sociales, ya que ninguno de estos representa un seguro de asistencia médica como lo es una mutual de servicios médicos obligatoria en la economía formal. 

La salud pública surge así como la única posibilidad para poder atender la salud de quienes padecen enfermedades, las familias que otrora poseían una mutual respaldada por lo general por un gremio, durante la década de 1990 a partir de la flexibilización laboral, la reforma de estado que llevó a un sin fin de privatizaciones y la crisis industrial que generó el cierre de muchas industrias, volcó de manera masiva a las familias hacia los hospitales y los centros de salud de atención primaria, estos últimos fueron construidos para atender un número limitado de pacientes que por lo general eran del barrio donde se encontraba emplazado.

      Esta situación cambió radicalmente ya que los barrios más precarios y periféricos incrementaron su población tanto en términos absolutos como relativos, por dos razones principalmente, por la natalidad elevada debido a una falta de planificación familiar y por la cantidad de familias que fueron desplazadas de las zonas más céntricas por un rápido empobrecimiento y se han establecido en zonas más precarias y alejadas de la ciudad. A partir de esta situación los Centro de Atención Primaria de la Salud, se han vista desbordados, ya que en la zona oeste de la ciudad de Mar del Plata no se ha construido un centro de salud en los últimos 15 años, a medida que se incrementa la población que demanda este tipo de servicios sanitarios, lo que lleva a su sobreutilización generando un intenso daño a su estructura y capacidad de respuesta, ya que no solo faltan recursos humanos, sino también insumos médicos básicos para el funcionamiento de cualquier centro de salud   

Se realizó también un análisis intensivo de la morbilidad según enfermedades para obtener un resultado más genuino sobre esta problemática, ya que muchas de las patologías detectadas tienen que ver con la inexistencia de servicios básicos como el agua potable (hepatitis) o la falta de sistemas de calefacción eficiente (neumonía, bronquitis, bronco-espasmos) sumándole las dificultades que tienen los hogares para atender a este tipo de circunstancias por bajos ingresos, lejanía del centro de atención y la pésima disponibilidad de estos para atender a estas demandas.

 

El análisis de morbilidad por enfermedades ha sido resumido en los siguientes cuadros:

 

 

Barrio Santa Rosa - Patologías detectadas por cada mil habitantes

Grupos etáreos

Anginas

Alergia

Artrosis

Bronco espasmos

Bronquitis

Crónicas

Diarreas

0-14

25

30

0

10

15

0

30

15-64

27

5

5

0

5

5

16

65 y más

285

0

571

0

428

571

571

Fuente: Elaboración propia en base a Encuestas 2004

 

 

Patologías detectadas por cada mil habitantes

Grupos etáreos

Gripe

Hepatitis

Neumonía

Otitis

Paperas

Parásitos

Varicela

0-14

29

15

5

5

5

5

20

15-64

69,5

0

0

0

0

5

5

65 y más

857

0

285

0

0

0

0

Fuente: Elaboración propia en base a Encuestas 2004.

 

Se puede distinguir en los cuadros anteriores, las características de la morbilidad infantil, donde persiste la presencia de enfermedades que están relacionadas con un servicio precario de agua potable, como lo es la diarrea, se le suma algunas de carácter contagioso según el grado de higiene del ambiente en general, como la hepatitis y la varicela.

 Por la ausencia de calefacción en las viviendas podemos inferir que los Broncoespasmos, bronquitis y los casos de neumonía empeoran su cuadro y su recuperación. También en niveles elevados encontramos enfermedades de carácter más estacional, como la gripe, anginas y las alergias. En todas las patologías la falta de una completa alimentación favorece el desarrollo de las enfermedades

En cuanto a la población adulta activa, predominan las de carácter estacional. La población adulta pasiva tiene elevados porcentajes en prácticamente todas las formas patológicas, muchas de ellas se agravan a causa de la edad y la falta de recursos económicos para poder comprar medicamentos costosos para tratamientos largos, como las enfermedades crónicas (cardiovasculares, óseas, etc.).

 

Conclusión:

 

La situación del barrio es compleja a nivel social ya que la falta de respuesta y estímulos por parte de los gobiernos municipales, provinciales y nacionales ha tenido como resultado la condición de pobreza y marginación de su población.

Según el último Censo Nacional de Población y Vivienda (2001), el barrio tiene una población de 1810 habitantes, creciendo en valores absolutos en 351 habitantes a partir del Censo Nacional de 1991 por lo que la tasa de crecimiento poblacional resultante es de 24,06%, siendo uno de los barrios que más creció en la última década.

Durante la década del '80 el barrio alcanzó un crecimiento intenso producto de la existencia de fuentes de trabajo en los sectores textil, construcción y pesca. Pero, a principios de los '90 a través de la intensificación de las políticas neoliberales y de la reestructuración productiva consecuentemente dada a partir de la convertibilidad y las privatizaciones de empresas nacionales de todos los sectores de la economía, el  sector obrero representante de la mayoría de las familias del barrio fue afectado directamente al perder sus puestos de trabajo  en los sectores ya mencionados. 

Hoy, la mayor parte de la población se sostiene económicamente a través de subsidios otorgados por el gobierno que resultan escasos para familias predominantemente numerosas y con necesidades de distinta índole. Asimismo señalamos que este ingreso está muy por debajo de la Canasta Básica de Alimentos, por lo que la gran mayoría de la población del barrio está identificada por el INDEC como un área con Necesidades Básicas Insatisfechas (NBI).

 Esta situación socioeconómica tan compleja que presenta el barrio se ve agravado por la falta de servicios básicos, tales como, el agua potable, la cobertura de gas, cloacas y desagües, en un medio natural proclive a inundaciones y desastres ambientales. En este contexto ha sido imprescindible la presencia de cuatro comedores comunitarios a modo de paliativo situación mencionada que debido a la falta de apoyo del Municipio uno de ellos tuvo que suspender su asistencia.

En lo que a atención sanitaria se refiere es menester señalar la ausencia de Salas de Primeros Auxilios o de atención primaria dentro de los límites del barrio, situación agravada por las deficiencias en transporte público y los pocos transportes privados que existen,  que obligan a la población a plantear estrategias para trasladarse en casos de urgencia a lugares de atención de la salud muchas veces ubicados a considerables distancias. 

Estos factores y variables analizados son los que están asociados a la morbilidad, a través de estas comprendemos la gravedad de la situación socio-sanitaria que existe en el barrio y nos ayuda a comprender la relación espacio-salud que se manifiesta en el barrio Santa Rosa de Lima. A medida que se empobreció la población, a partir del desempleo y la falta de políticas de asistencia social realmente efectivas, el crecimiento de la economía informal que conlleva a la ausencia de asociaciones mutuales y agrupaciones gremiales y la falta de servicios urbanos básicos para satisfacer las necesidades básicas, la  situación socio-sanitaria ha empeorado aún más en los últimos cinco años

El diagnóstico sobre morbilidad es un insumo que le permite al barrio sustentar sus demandas sociales (por ejemplo: Centro de Atención Primaria de la Salud, Red de Agua Potable, Cloacas y Red de Gas). El equipo que realizó este trabajo actúa en conjunto con la Sociedad de Fomento y los dos establecimientos educativos localizados en el barrio, para que se lleven a cabo las obras de instalación de agua corriente en la zona prometidas para Diciembre del 2004 por parte de la empresa OSSE, entre las que se incluye Santa Rosa de Lima, que se completen las obras paralizadas desde el 2001 de Gamuzzi Gas Pampeana para la instalación de la red de gas y que se construya un centro de atención Primaria de Salud, para no solamente atender a la creciente población del barrio sino también para disminuir la presión que se ejerce sobre los centros de salud vecinos (Ameghino y Newbery) que se encuentran saturados y sobreutilizados.

 A su vez se plantea la urgente necesidad de recursos alimenticios que necesitan los comedores barriales y una mejor asistencia y continuidad por parte de la Secretaría de Calidad de Vida del Partido de General Pueyrredón.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Bibliografía:

 

-  Del Río, J.L., Martínez Arca, J., Bó, M.J., Muller, M.L.L., Manolidis, N., Otero, A., y  M.V. Bernasconi.1999. Estudio regional de las inundaciones en el Partido de General Pueyrredón. UNMdP, Facultad de Cs. Exactas y Nat. Centro de Geología de Costas y del Cuaternario. Subsecretaria de Medio Ambiente.

 

-Dr. Corona, Enrique y Dr. Montero, Veis. 2004. Morbilidad, Mortalidad, Índice Ocupacional y Estadía Hospitalaria en Servicios de Enfermedades Diarreicas Agudas. Hospital Infantil Sur, Santiago de Cuba.

 

-Dr. Riverón Corteguera. 1999. Informe de Morbilidad Infantil. Hospital Infantil Sur, Santiago de Cuba

 

- Habitar Mar del Plata. Problemática de vivienda, tierra, y desarrollo urbano de Mar de Plata. Diagnòstico y Propuesta. Edición Programa Arraigo-FAUD/UNMDP, 1996. 186 pp.

 

- COT. Código de Ordenamiento Territorial, Mar del Plata, Buenos Aires, Argentina, 1988.

 

-Roemer, Ruth. 1989. “El derecho a la atención de la salud” en El derecho a la salud en las Américas: Estudio Constitucional Comparado. Publicación Científica Nro. 509 Compiladores: Fuenzalinda, Hernán y Scolle, Susan. Organización Panamericana de la Salud. Oficina sanitaria Panamericana. Oficina regional de la Organización Mundial de la Salud. 525 Twenty-third Street. Washington, DC. 20037, Estados Unidos de América.

 

 

Agradecimientos:

 

Mgr. Isabel Riviere.

Autoridades y docentes de la E.G.B. Provincial N° 71  y el Jardín de Infantes Municipal N° 934.

Sociedad de Fomento del barrio Santa Rosa de Lima.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Servicios sanitarios

%

Agua Corriente

5.59

Cloaca

0

Pozo de Agua

44.05

Pozo Ciego

30.36

BARRIO SANTA ROSA DE LIMA

 

CARACTERÍSTICAS DE LA SITUACIÓN DE LA POBLACIÓN

 

Consumen agua...

%

Directamente

79.41

Con Cloro

10.25

Sistema de Potabilizacion

4.41

Ns/NC

1.48

Otros

4.41

 

 

 

 

 

 

 

                                          

               Fuente: Elaboración propia en base a Encuestas 2004.              

 

 

Impermeabilización

%

Si

29.85

No

56.71

Ns/Nc

13.44

 

Distancia del pozo ciego al pozo de agua

%

1 a 5 mts

16.41

6 a 9 mts

43.28

+de 10 mts

37.31

Ns/Nc

3

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Lugares de concurrencia para la atención de la salud

Lugar de atención médica

Para atención primaria

 (%)

Para emergencia o complejas (%)

Centro de Salud N° 1

4.16

0

Instituto Nacional de Epidemiología

0

1.38

Hospital Materno Infantil

59.72

86.11

Hospital  Interzonal

34.72

62.50

Clínica Privada

15.27

6.94

Consultorio Privado

8.33

1.38

Servicios de Emergencia

0

5.55

Centro de Salud del Barrio Florentino Ameghino

72.22

16.66

Centro de Salud del Barrio Jorge Newbery

18.05

8.33

Otros

2.77

2.77

Fuente: Elaboración propia en base a Encuestas 2004.

 

 

Barrio Santa Rosa - Patologías detectadas por cada mil habitantes

 

Grupos etáreos

Anginas

Alergia

Artrosis

Bronco espasmos

Bronquitis

Crónicas

Diarreas

0-14

25

30

0

10

15

0

30

15-64

27

5

5

0

5

5

16

65 y más

285

0

571

0

428

571

571

 

 Fuente: Elaboración propia en base a Encuestas 2004.

 

 

Patologías detectadas por cada mil habitantes

 

Grupos etáreos

Gripe

Hepatitis

Neumonía

Otitis

Paperas

Parásitos

Varicela

0-14

29

15

5

5

5

5

20

15-64

69,5

0

0

0

0

5

5

65 y más

857

0

285

0

0

0

0

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Fuente: Elaboración propia en base a Encuestas 2004.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Anexos:

 

-Plano Nro. 1

PLANO DE LA CIUDAD DE MAR DEL PLATA

 

REFERENCIAS


 Posee cobertura de salud pública

No posee cobertura de salud pública

 

 

 

BARRIO SANTA ROSA DE LIMA

 

 

Plano Nro. 2

REFERENCIAS

1-    Sociedad de Fomento                           4- Plaza Santa Rosa de Lima

2-    EGB N° 71                                           5- Jardín de Infantes N° 934

3-   


Casita solidaria

     Red de agua


Red de gas

 

Ponencia presentada en el Simposio Calidad de Vida Urbana. Séptimo Encuentro Internacional Humboldt. Villa de Merlo, San Luis – Argentina. Viernes 23 de setiembre de 2005.

 

 

 

 



[1] Lasta M.E, Echave, M., Andreoli, Y., Cittadini, R., González, N. Génova: “Epidemiología de las enteroparasitosis y calidad de las aguas en barrios carenciados de Mar del Plata. Facultad de Ciencias de la Salud, UNMdP.  Unidad Integrada Balcarce (FCA, UNMdP- EEA INTA Balcarce).

 

[2] Coca, M.L., F. Hernández, A.M. Piperno y D.A. Tassara.: “El impacto socio-ambiental en el barrio Santa Rosa de Lima por la posible instalación de un Polo Científico -  Tecnológico”. Trabajo presentado en la cátedra de Seminario de Uso de la Tierra y Ordenamiento Territorial. Facultad de Humanidades, UNMDP, 2003.

 

[3] Coca, M.L., F. Hernández, A.M. Piperno y D.A. Tassara.: “El impacto socio-ambiental en el barrio Santa Rosa de Lima por la posible instalación de un Polo Científico -  Tecnológico”. Trabajo presentado en la cátedra de Seminario de Uso de la Tierra y Ordenamiento Territorial. Facultad de Humanidades, UNMDP, 2003.

 

[4] Coca, M.L., F. Hernández, A.M. Piperno y D.A. Tassara.: “El impacto socio-ambiental en el barrio Santa Rosa de Lima por la posible instalación de un Polo Científico -  Tecnológico”. Trabajo presentado en la cátedra de Seminario de Uso de la Tierra y Ordenamiento Territorial. Facultad de Humanidades, UNMDP, 2003.

 

[5] Coca, M.L., F. Hernández, A.M. Piperno y D.A. Tassara.: “El impacto socio-ambiental en el barrio Santa Rosa de Lima por la posible instalación de un Polo Científico -  Tecnológico”. Trabajo presentado en la cátedra de Seminario de Uso de la Tierra y Ordenamiento Territorial. Facultad de Humanidades, UNMDP, 2003.