Inicio > Mis eListas > encuentrohumboldt > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 1437 al 1456 
AsuntoAutor
428/05 - RECORRIDO Centro H
429/05 - UN BREVE Centro H
430/05 - EN VILLA Centro H
431/05 - PAPAGAYO Centro H
432/05 - 8vo ENCUE Centro H
433/05 - LA CONFOR Centro H
434/05 - ENTREGA D Centro H
435/05 - Turismo r Centro H
436/05 - Turismo a Centro H
437/05 - TURISMO Y Centro H
438/05 - ASAMBLEA Centro H
439/05 - LA COMUNI Centro H
440/05 - ISLA DE L Centro H
441/05 - Evaluació Centro H
442/05 - CARTOGRAF Centro H
443/05 - Una vuelt Centro H
444/05 - Inundacio Centro H
445/05 - Inundacio Centro H
446/05 - La Ciudad Centro H
447/05 - Los cambi Centro H
 << 20 ant. | 20 sig. >>
 
ENCUENTRO HUMBOLDT
Página principal    Mensajes | Enviar Mensaje | Ficheros | Datos | Encuestas | Eventos | Mis Preferencias

Mostrando mensaje 1493     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto:[encuentrohumboldt] 445/05 - Inundaciones en la ciudad de Mar del plata
Fecha:Lunes, 28 de Noviembre, 2005  00:46:00 (-0300)
Autor:Centro Humboldt <humboldt @...........ar>

 

Inundaciones en la ciudad de Mar del plata

Un ejemplo de falta de planificación y  segregación socio-espacial de las infraestructuras

en el marco de la IV Cumbre de las Américas

 

 

Yurkievich, Gonzalo*

 

 

Resumen

En poco menos de un siglo, se estructuró en forma explosiva y desordenada, la ciudad de Mar del Plata. En este proceso, y en pos del progreso, la huella natural prístina fue borrada por completo del paisaje, sin atender las consecuencias que esto acarrearía a posteriori. Los intereses inmobiliarios y turísticos fueron poderosos vectores que buscando ganar tierras a los arroyos para la especulación, desarrollaron obras sin ningún tipo de previsión, desatendiendo las variables físicas y segregando los espacios y las clases.

Hoy, en ocasión de lluvias torrenciales, diversos sectores de la ciudad se inundan, en respuesta a que aquella desatención original. Éstos, se ubican en las zonas periféricas, las cuales albergan a la población más vulnerable, maximizando los riesgos en función de los procesos de reproducción socio-territorial predominantes desde principios de siglo XX.

Éste, junto a muchos otros problemas estructurales, son desatendidos recurrentemente por los funcionarios de turno. Ahora, la ciudad será sede de la IV cumbre de las Américas y diversas obras se llevan a cabo para lavar la cara de nuestra ciudad y esconder las fallas recurrentes que afectan a los ciudadanos menos favorecidos.

Con el objetivo de observar los mecanismos que gestaron la segregación socio-espacial del riesgo y que hoy siguen alimentándola; a través del testimonio de algunos actores clave, desarrollo este trabajo, que incita al replanteamiento del rol de los geógrafos en el proceso de ordenamiento del territorio que los involucra. 

 

 

 

Introducción

Cada vez que precipitan lluvias torrenciales sobre Mar del Plata, extensas áreas de la ciudad sufren anegamientos que duran minutos, horas y hasta días, según la zona de la cual se trate y la magnitud del meteoro. El impacto es diferencial, espacial y socialmente y expone una serie de fallas estructurales, propiciadas por la falta de previsión, de planificación y de inversión en  mejoramiento de los sistemas de desagüe fluvial.

La ciudad, que creció rellenando los bajos naturales que constituían las cuencas de los arroyos que desembocaban en el mar, se enfrenta con las contradicciones que le plantea la naturaleza de la cual se ha burlado antaño.

Cuando el fenómeno se produce, la conciencia colectiva incentiva a los funcionarios a desarrollar planes de mejoramiento de los mecanismos de prevención y de acción en la emergencia, pero pronto las aguas se calman y las promesas no se concretan.

De esta forma, desarrollo el siguiente trabajo con la intención de observar los mecanismos que se ponen en juego en la gestión del riesgo de inundaciones en nuestro partido, haciendo referencia a la diferenciación socio-espacial del mismo.  Realizo este análisis en el marco de la IV Cumbre de las Américas de la cual se vanaglorian las autoridades locales, no habiendo existido consulta ni participación ciudadana acerca de su realización. Así vemos como, fondos locales, provinciales y nacionales se articulan para ejecutar obras de maquillaje de nuestra ciudad, mientras los sectores más desfavorecidos, siguen sufriendo las consecuencias de la falta planeamiento y de infraestructuras básicas.

Estoy convencido, que como geógrafos tenemos el derecho y el deber de participar en la planificación de los espacios en los cuales estamos comprometidos, orientando las directrices del crecimiento y denunciando la mala praxis de los políticos que nos representan.  

Como primer paso de nuestro recorrido definiremos a la inundación como proceso natural, que

 

*Estudiante avanzado Lic. en Geografía. UNMdP  Comandanteverde@hotmail.com

impacta en el medio social, el cual ocupa un espacio vacío de contenido al cual va dando forma y sentido a través de la historia y de los procesos de producción y de reproducción social. De esta manera observaremos los principales daños ocasionados y las formas de actuar de la sociedad ante el fenómeno catastrófico.

Luego observaremos brevemente la situación hidrológica de la República Argentina y ya dentro de nuestro partido, repasaremos las canalizaciones de arroyos, en la búsqueda de adosar nuevas tierras a la incipiente villa turística de principios del siglo XX, observando la desigual valorización del espacio comandada por la desinformación y la contradicción entre clases sociales.

Analizaremos el caso de uno de los barrios periféricos de la ciudad, afectado por el fenómeno. Aquí nos detendremos en la voz de los actores afectados y en su percepción del riesgo y de las responsabilidades.

Repasaremos los principales hechos ocurridos durante una de las más catastróficas inundaciones de la historia en el verano del año 2000 observando el alegato de los principales actores sociales involucrados y planteando algunas dudas que quedaron insaldadas.

Luego repasaremos el organigrama de las instituciones encargadas de actuar en la prevención, en la Alarma y en la mitigación contrastando el mismo con la realidad observable en ocasión de catástrofes.

En base a estos elementos intentaremos un juicio acerca de los mecanismos que se enlazan en la construcción de un fenómeno, impulsado por el medio natural, pero impactante en el sistema social en función de su ubicación y de su preparación  para soportar el mismo.

En las últimas tres décadas, el promedio de pricipitaciones que caen sobre la Pampa Húmeda ha aumentado significativamente, desplazando las isoyetas hacia el oeste.

¿Qúe medidas de prevención está dispuesto a tomar el estado para combatir está situación? ¿Cuan preparadas están la sociedad civil y las instituciones encargadas de actuar en la emergencia?

¿Se seguirá actuando sobre el territorio sin contemplar los peligros?

¿Se aceptará el papel del geógrafo como analista y gestor de la realidad espacial y sus representaciones en función del interés común?

¿Seguirá el estado presente para operar sobre intereses foráneos y ausente para saldar la deuda con la parte menos agraciada de la sociedad, que no sobrevive en la jungla del neoliberalismo? 

Esta preguntas y otras que surjan de forma espontánea intentarán ser respondidas a lo largo de nuestro análisis.                            

 

Inundaciones

Las inundaciones son una de las catástrofes naturales que mayor número de víctimas produce en el mundo, y representan un amplio riesgo en extensas zonas de nuestro planeta. Se puede observar que aunque éstas solo representen un 23% de los daños producidos por catástrofes naturales, constituyen la causa más importante en cuanto al número de víctimas, con un 57% del total y más de 3 millones de muertos en el siglo XX.

Las causas de las inundaciones se pueden englobar en dos grandes grupos.

-Crecidas en sistemas fluviales o zonas endorréicas.

-Maremotos y grandes mareas.

Estas causas dependen en mayor o menor medida de tres parámetros fundamentales:

-    Clima (principalmente precipitación y temperatura)

-        Geología (geomorfología y neotectónica)

-        Actividad antrópica (zonas de ocupación y organización de actividades)

"Estos tres parámetros fundamentales deben ser considerados en la planificación de manera integrada, de tal forma que una cuenca fluvial se debe plantear como un megasistema entre agua, tierra y hombre." (Saha 1981 en Elizaga Muñoz)

 

 Inundación en Bangladesh

 

Riesgos y Daños

El hecho físico de las inundaciones da lugar a 2 tipos de riesgos, en función de que el daño sea causado por la inundación o bien estos riesgos-daños se manifiesten posteriormente al fenómeno. De esta forma podemos agruparlos en Directos o Indirectos y Secundarios.

Los daños directos son inmediatos sobre bienes finales o bienes en proceso, materias primas, materiales, infraestructura, maquinarias, equipos, medios de transporte, tierras de cultivo.

Los daños indirectos son los flujos de bienes que se dejan de producir o servicios que se dejan de prestar durante un  lapso de tiempo después del evento (hasta 5 años). Perdida de cosecha futura por anegamiento, mayores costos de transportes por usar vías alternativas, impuestos no percibidos por el fisco, menores ingresos en las empresas de servicios.

Los daños secundarios reflejan las repercusiones de los daños directos e indirectos en las principales variables macroeconómicas: PBI, balance comercial, exportaciones e

importaciones, reservas monetarias, inflación, ingreso familiar.

 

Actuaciones frente a las inundaciones

Para actuar en caso de inundación y de esta manera minimizar los riesgos o daños, una de las metodologías es la realización de Mapas de Riesgo.

A partir de datos climáticos y geológicos puede saberse con cierta aproximación como va a ser el hidrograma de respuesta y de que orden puede ser el caudal máximo teórico para un cierto retorno. Los datos elaborados adecuadamente mediante diferentes métodos hidrológicos, van configurando el modelo hidrológico.

La integración de los datos de las variables geológicas diseñan el modelo geológico de la cuenca .

El modelo geológico y el modelo hidrológico, componen al integrarse la imagen más aproximada de la dinámica del sistema fluvial o Modelo Geodinámico.

Es sobre este último modelo, el modelo geodinámico, sobre el que es posible plantearse como influyen las actividades humanas realizadas en la cuenca y simular cuáles van a ser los resultados de nuevas acciones sobre ella y su comportamiento ante la posibilidad de hidrogramas anormales, debido a situaciones extraordinarias.

La posibilidad de contrastar la interacción de la actividad humana con el modelo geodinámico, nos permite definir con mayor o menor exactitud puntos o zonas, a veces conocidas y a veces desconocidas, con un determinado riesgo ante una inundación. Surge así la cartografía de riesgos o Mapas de Riesgo

Los objetivos generales de las diversas actuaciones frente a las avenidas (modificación transitoria del caudal), son las de prevenir y reducir, en la medida de lo posible, los daños que producen.

Cuando se producen precipitaciones, parte de ellas escurren sobre el terreno y después de fluir un determinado tiempo se reúnen en la red de drenaje. Esta red va transportando las aguas a cauces cada vez más importantes, formándose de esta manera una onda de avenida que se propaga en el río principal con una determinada celeridad.

Así, las posibles actuaciones para prevenir los daños radican en las interferencias que podemos establecer en los mecanismos de su formación. Hoy en día no es posible actuar sobre las precipitaciones atmosféricas y su distribución, pero sí podemos aumentar la capacidad de retención del agua en el terreno y aminorar la velocidad de su flujo estableciendo programas de conservación del suelo, o evitando la erosión en la red de drenaje.

El conjunto de actuaciones se pueden clasificar de la siguiente manera:

A)     Soluciones estructurales

1-Corrección de cuencas y conservación de suelos

2- Embalses de laminación y regulación

3- Obras en cauces (Protecciones, encauzamientos, correcciones, trasvases, obras de drenaje)

B)    Soluciones no estructurales

1-Elaboración de Mapas de riesgo

2- Implantación de zonificaciones con normas de uso de suelo

3- Sistemas de seguro

4- Regulación legal general para las actuaciones frente a las inundaciones.

5-información de la sociedad bajo riesgo

      C) Actuaciones para prever, y así poder reducir, los daños producidos por las inundaciones

1- Sistemas de Alarma y Protección

2- Planes de protección civil

Previsión y alarma

Los sistemas de alarma, consisten en un conjunto de dispositivos, mediante los cuales se pone en estado de alarma a las poblaciones cuando se produce una inundación.

Los objetivos de estos sistemas son:

1-     Poner en estado de alerta a la población cuando se produzcan inundaciones extraordinarias.

2-     Informar sobre la evolución de la inundación a fin de que se tomen las medidas más adecuadas.

3-     Informar y asesorar a los Servicios de Protección Civil y a las autoridades Provinciales y Locales.

 

Inundaciones en la República argentina

 

En la Argentina, en años recientes, han surgido simultáneamente inundaciones catastróficas en el río Pilcomayo (Formosa), en la Pampa Deprimida ( Bs. As), en el Río Quinto (Córdoba y La Pampa) y en el eje de los ríos Uruguay y Paraná...

En general, se ha actuado con imprevisión en sus diversas modalidades:

v     Explotación degradante de los suelos

v     Trazado de obras de infraestructuras ferrovial sin consideración de las condiciones geomorfológicas de la región

v     Obras hidráulicas de emergencia no fundadas en el conocimiento científico

v     Ausencia de espíritu cooperativo de los propietarios agrarios

v     Inexistencia de un plan general de desagües

v     Ausencia de una legislación completa sobre aguas

v     Avance de las explotaciones agropecuarias sobre áreas ineptas por su elevada posibilidad de anegamiento o por su permanente riesgo de sequía

v     Avance de los sistemas urbanos, sin un adecuado Plan de Ordenamiento Territorial

 

                           

                                     Inundación en la Ciudad de Sta. Fe

En la planificación ambiental, un punto crítico básico a considerar es la diferencia esencial entre naturaleza y gobierno. La naturaleza funciona como un sistema de múltiples y estrechas interrelaciones; las organizaciones gubernamentales funcionan básicamente a través de compartimentos estancos, muchas veces con escasa relación mutua.

Se debería trabajar en nuevos esquemas de defensa civil que definan con variadas alternativas el comportamiento civil y estatal en circunstancias de catástrofes.

Las actuales políticas de desmantelamiento estatal hacen difícil que estos esquemas lleguen a concretarse en el corto y mediano plazo

"Las grandes metrópolis sudamericanas  crecieron sin planeamiento y las obras públicas se realizaron luego de que la población se asentara, los espacios verdes fueron cubiertos por cemento anulando la intercepción del agua por parte de la vegetación y la infiltración por parte del suelo. Al mismo tiempo, se refuerza la función del suelo en cuanto al escurrimiento superficial. Las aguas tienden a dirigirse hacia las zonas deprimidas formadas por los valles de ríos y arroyos".(Beck 1993)

Estos procesos se comprueban plenamente en el caso particular de la ciudad de Buenos Aires. Los espacios verdes solo ocupan el 7,5% de los 200 Km2 que abarca la Capital Federal. Por otro lado estos espacios se encuentran desigualmente distribuidos, lo cual reduce su eficiencia como reguladores hídricos.

 Mar del Plata, historia y presente

La ciudad de Mar del Plata es un claro ejemplo de este fenómeno, en el cual la visión de corto plazo y la falta de previsión, estableció un sistema urbano en conflicto con el medio natural. En esta relación fue el hombre quien modifico los paisajes naturales y desde su omnipotencia pretendió controlar un medio que pronto le demostró cuan equivocado estaba. "Históricamente los temporales han inundado la ciudad de Mar del plata. Es así, que entre 1910 y 1920 las inundaciones ya eran consideradas uno de los problemas ambientales de la ciudad" (Estudio Regional de las Inundaciones en el Partido de General Pueyrredón, 1999)

En el plano podemos observar las zonas inundables de la ciudad de Mar del Plata.  Estas se corresponden con los barrios:  Estrada, Los Pinares, Parque Luro, Constitución, Libertad, Florentino Ameghino, Santa Rosa de Lima, Jorge Newbery, Gral Belgrano, Las Américas, El Gaucho, Bosque Alegre, Autódromo, Las heras, Bosque Grande, El Martillo, F. de la Plaza, El Progreso, Gral. San Martín, Cerrito Sur, Juramento, El Puerto, Villa Lourdes, Alfar, Terminal y San Jose.

 

 

Esta circunstancia determinó que desde su génesis hayan tenido que desarrollarse una serie de obras estructurales de control, contención y canalización de las aguas de escorrentía superficial. De esta forma la ciudad siguió desarrollándose, siempre con una visión cortoplacista, solucionando temporalmente los problemas y desplazando estos en el espacio.  Por otro lado no existió en ningún caso un plan que ordenara satisfactoriamente el territorio de forma tal de reducir el riesgo potencial de los fenómenos meteorológicos. No existió tampoco un proyecto educativo que contemple las necesidad de informar a la población afectada reduciendo de esta forma la vulnerabilidad de la misma.                       

 

Los paisajes naturales son transformados en nombre del progreso

La ciudad de Mar del Plata, principal puerto pesquero y centro balneario de la costa bonaerense, se encuentra asentada sobre un área de interfluvios. Ésta se caracteriza por la alternancia de lomas y valles fluviales, recorridas por pequeños arroyos que bajan de las últimas estribaciones de las Sierras de Tandilia, para desembocar en el mar.  La loma de Santa Cecilia, de unos 40 metros de altura, divide las desembocaduras de dos arroyos que presentan la particularidad de encontrarse muy próximos entre sí (unos 500 metros), durante el último tramo de sus respectivos cursos inferiores. Ellos son: El Cardalito al norte y Las Chacras al sur. El desarrollo inicial del pueblo se asocia más al arroyo Las Chacras que al Cardalito debido a las actividades económicas predominantes. Para 1900 las funciones que se le asignan al arroyo las Chacras son, entre otras, las siguientes: fuente de agua dulce para consumo doméstico, colector de desechos industriales, energía hidroeléctrica, muelle.  "Esta concentración de actividades en los espacios cercanos a la costa y sobre las márgenes del arroyo, actuó como factor de atracción para la radicación de población; situación que se prolongará en el tiempo, aún cuando las actividades que le dieron origen hayan desaparecido" (Rigonat, 1997). Hacia principios del siglo XX las clases acomodadas porteñas buscan reconstruir un balneario como los de Europa, a los que no pueden concurrir por las contiendas bélicas. El sector costero, pasa a ser el principal foco de atención predominando las actividades relacionadas al ocio y el esparcimiento. "Los arroyos pasan a ser percibidos como "fuente de contaminación", aún cuando la misma haya sido ocasionada por el accionar humano, y se los considera como la causa directa de las inundaciones urbanas.  Esto último se hace notorio durante las fuertes precipitaciones de 1911 y, especialmente, las de 1913, coincidentes con un ciclo lluvioso, en toda la provincia de Buenos Aires. Resultan ilustrativas las fotografías de turistas y locales circulando en botes por las calles céntricas, situación que incomodaba y –preocupaba- a quienes deseaban forjar una imagen de centro turístico elegante" (Villar, 1998). En este contexto, durante las primeras décadas del siglo XX, las intervenciones apuntarán, al curso de los arroyos, mediante entubamientos, desvíos o terraplenado de cauces. La ciudad sigue creciendo y surgen así, proyectos para realizar entubamientos que afectarán, principalmente, al curso inferior del arroyo Las Chacras, dando lugar a un largo proceso de obras de desagües, que borrarán de la superficie toda huella del arroyo, al menos dentro de los límites del ejido urbano. Los entubamientos tienen como finalidad "resolver" el complejo problema de las inundaciones, erradicar el foco infeccioso que representaba el curso de agua, al que se arrojaba todo tipo de desperdicio –enmarcada en un conjunto de políticas que atienden a la salubridad pública como prioridad- y, por otra parte, se busca ganar tierras de alto precio inmobiliario que pasan a ser propiedad del municipio. "Ganar tierras era una razón de gran importancia, a tal punto que cabría preguntarse, dado que la tierra era pública, si los entubamientos del arroyo Las Chacras: ¿no obedecerían más a la posibilidad de vender estos terrenos, a medida que la ciudad crecía? . En muchos dirigentes políticos, estaba internalizada la idea de recuperar tierras a costa del arroyo Las Chacras para venderlas y alivianar los continuos déficits de las arcas fiscales". (Morrell, Villar 1998).   A medida que el núcleo valorizado va expandiéndose, comienzan a escasear las tierras céntricas y la periferia se torna más atractiva, entonces se decide también entubar el arroyo El Cardalito, que hasta entonces albergaba población de menores recursos. Sin embargo, las primeras acciones, que datan de principios de siglo, están vinculadas con las inundaciones del centro.  "Con la ingenua convicción de solucionar definitivamente este problema, se pensó en desviarlo por un sector distante a unos 5 KM de la costa, para liberar de esta forma, el área céntrica, de una importante masa de agua, en ocasión de precipitaciones intensas. Se afianza así, una política de intentar sacar el agua en dirección del centro a la periferia, sin medir las consecuencias a largo plazo, e inaugurando una constante en la ciudad: hoy los sectores con graves problemas de inundación son los periféricos, receptores de la población de menores recursos y en los que la inversión pública en obras de desagües es mínima, consolidándose la dupla inundados/pobres". (Rigonat, 1997)   

 

La cuenca del arroyo del Barco.

El arroyo del barco, recorre el sector sudeste de la ciudad de Mar del Plata, la cuenca del mismo, de 19km2 es circundada por las colinas de San Carlos hacia el norte, Santa Celina y Peralta Ramos al sudeste y sudoeste respectivamente. Originariamente constituía el pueblo de Peralta Ramos, fundado por Patricio Peralta Ramos en 1890. Este área comienza a adquirir relevancia a principios del siglo XX, cuando se realiza una gran inversión con la construcción del puerto de aguas profundas. Hasta ese momento el puerto funcionaba en proximidades de la desembocadura del arroyo de las Chacras en la céntrica playa Bristol.  A medida que las actividades de los pescadores comienzan a interferir en las balnearias cobra fuerza nuevamente la idea del traslado del puerto que estará nuevamente asociado a otro arroyo (Del Barco).

Finalmente en 1911 comienzan las tareas de construcción que finalizan hacia finales de la década. Hacia 1921 se habilita una extensión del ferrocarril que alcanzará el puerto, dividiendo en dos la cuenca del Ayo del barco e impidiendo la libre circulación del agua. Hacia 1928 se inaugura la usina eléctrica, construida por la Compañía de electricidad de la Provincia. De Buenos Aires Limited, ubicándose en el área comprendida entre el ramal de las vías del Ferrocarril del Sud y el arroyo del Barco.

Los mencionados emprendimientos impulsan el traslado de los pescadores que habitaban en proximidades del antiguo Puerto (playa Bristol) conformando lo que se llamó Villa del Puerto, siendo ya de cierta importancia para fines de la década del 20’.

Andando la década del 30’, se comienzan a instalar en la zona  saladeros de anchoas y más tarde, plantas elaboradoras de pescado que utilizaran al curso del arroyo Del Barco como canal colector de sus desechos. Esto afecta seriamente la calidad del agua del mencionado curso que hasta entonces era utilizada para consumo e higiene, debiendo la municipalidad de General Pueyrredón instalar surtidores de agua potable para abastecer a la población.

Durante la década del 40’ la actividad pesquera atraviesa un período de auge, que irá acompañado por la instalación de plantas procesadoras de pescado en el área portuaria, aumentando la demanda de suelo para uso industrial y produciendo un gran impacto ambiental debido a proliferación de olores  y desechos de pescados.  Hacia medidos del siglo, se produce un cambio masivo en el perfil del centro turístico, orientándose hacia el turismo masivo, dando lugar a la construcción de numerosos hoteles gremiales y departamentos para usos turísticos, actividades que revalorizan el sector céntrico.

La ciudad presiona sobre sus límites, formándose nuevos barrios. En este contexto, en 1949 se anexa el pueblo de Peralta Ramos a la ciudad de Mar del Plata transformándose en un barrio de la misma (con características particulares y con una identidad muy definida )

En la década del 70, los problemas que aparecen como de mayor importancia se relacionan con las inundaciones provocadas por el arroyo Del Barco, siendo notorio el estancamiento de agua en diversos puntos del sector del Puerto y del barrio de Villa Lourdes, y por otra parte

constituye un motivo de preocupación la contaminación originada por las empresas pesqueras, quienes arrojan sus efluentes a la vía pública sin ningún tipo de tratamiento.

Hacia la década de los 80’ tiene lugar la ocupación de las zonas más altas, especialmente las colinas ubicadas en la zona sur, constituyéndose barrios residenciales, que ofrecen una mejor calidad de vida. Se ocupa definitivamente la zona del bosque Peralta Ramos y se consolidan los barrios colinas de Peralta Ramos y Punta Mogotes. Estos dos últimos se ven impulsados por la revalorización de las playas del sur, especialmente por la construcción del complejo Punta Mogotes, notándose un gran predominio de la vivienda turística.

Hacia 1987 toda la superficie de la cuenca queda urbanizada.

De esta forma, los sectores de menores recursos quedan circunscriptos a los barrios alejados del mar y/o próximos al cordón de las industrias pesqueras cuya actividad es claramente incompatible con un uso residencial (proliferación de malos olores, vertido de efluentes en la vía pública, etc.),  presentando problemas de inundación y falta de servicios como cloacas y desagües. Otro caso paradigmático es el entubamiento del arroyo del Tigre cuya cuenca se ubica en la zona de la Terminal de ómnibus en la cual se encuentra en nuestros días una de las zonas de  mayor probabilidad de inundaciones.

"Todos estos entubamientos, consumados hacia la década del 50, borraron para siempre el paisaje de arroyos en la ciudad, sin embargo sus cuencas amanzanadas y pavimentadas siguen colectando el agua meteórica para transportarla al mar" (Estudio Regional de las Inundaciones en el Partido de General Pueyrredon, 1999) Con el tiempo estos arroyos entubados son utilizados en muchos casos como desagües cloacales, al igual que ocurre con otros pluviales que se construyen.  La impermeabilización que significó la pavimentación, con la consiguiente eliminación de espacios verdes, hace que los problemas de inundaciones continúen con el tiempo. Por otro lado la política de "sacar el agua hacia fuera" hace que sean diferenciales las consecuencias del fenómeno causando mayores daños a los sectores más vulnerables ubicados en los barrios periféricos. "Durante las primeras décadas, los efectos de las intervenciones, hubieran sido reversibles, ya que sus impactos en términos relativos, no fueron de gran magnitud, pero sentarán precedente, en lo que respecta al menosprecio de la variable natural. La etapa posterior, en la que se consolida, el centro recreativo de elite, dará lugar a una profunda transformación, cuyas consecuencias, no sólo serán irreversibles, sino que perviven en la actualidad. Mas tarde, ante la reiteración de los mismos problemas,  elaboraron  respuestas idénticas a las de sus antecesores.

En todo el proceso de construcción de la ciudad, se visualiza un sistemático menosprecio por la variable natural, por las consecuencias a largo plazo, y una total indiferencia por quienes deben sufrir los costos de una desigual inversión en obras públicas, que sirven a los intereses circunstanciales de los grupos dominantes". (Rigonat, 1997)

"Los desastres recurrentes que sufren los asentamientos humanos, responden como se ha dicho, preponderantemente a las condiciones sociales y económicas de los ocupantes de estas áreas" (Estudio Regional de las Inundaciones en el Partido de General Pueyrredón, 1999). De esta forma como afirma Herzer "un desastre no es un acontecimiento físico sino un proceso social, económico y político desencadenado por un fenómeno natural"   El mismo autor continúa diciendo que un plan de emergencia debe desarrollarse sobre la base de:
1) Identificación del riesgo   2) Evaluación del riesgo    3) Reducción del riesgo                                               Nosotros nos preguntamos  ¿Conoce la ciudad de Mar del Plata cuál es la naturaleza específica del riesgo?  ¿Saben los responsables de turno, cual es la magnitud y forma del mismo?                                                   ¿Hay en desarrollo tareas efectivas dedicadas a reducirlo?

Hoy las actuales autoridades locales que ingresaron al gobierno municipal por la puerta trasera, al igual que las autoridades nacionales, tras la renuncia del ex intendente Elio Aprile en 2002, se vanaglorian de haber "conseguido" que Mar del Plata sea la cede de la IV cumbre de las Américas en el mes de noviembre de 2005, otorgándole a nuestra localidad el título de "Ciudad Cumbre". La ciudad había sido propuesta como cede durante la gestión del ex presidente De la Rua y ratificada más tarde por el actual presidente Nestor Kirchner. El lema de la cumbre es: "Crear Trabajo para Enfrentar la Pobreza y Fortalecer la Gobernabilidad Democrática" ¿Democracia para quién? ¿Para los grupos de privilegio que buscan privatizar la política poniéndola al servicios de los grandes capitales? ¿Crear trabajo para qué? ¿Para no caer en la contradicción más peligrosa del capitalismo; la exclusión y la desaparición del consumo? En ningún momento se considero la opinión de la ciudadanía al respecto aunque pareciera que las elegantes señoras del exclusivo barrio los troncos son las únicas que discuten en sus tertulias los beneficios de la Cumbre. Hace un mes se comenzaron a realizar obras de enmiendo de diversos sectores de nuestra ciudad con el fin de mostrar una cara maquillada que esconda los incontables problemas estructurales irresueltos a la fecha; a saber: transporte público de pasajeros, sitio de disposición final de residuos domiciliarios, planta de tratamiento de efluentes cloacales, barrios sin servicios de saneamiento, inundaciones recurrentes. etc, etc, etc. Para este fin se destinaron recursos nacionales, provinciales y municipales, Mientras tanto, el intendente Daniel Katz, de origen radical, interviene en las reuniones de la interna de Sola y Kirchner -recordemos que Sola entregó a la Unión Européa los recursos pesqueros durante su gestión como Subsecretario de pesca de la Nación y es considerado persona no grata en nuestra ciudad-. ¿Cuál es lógica de la política argentina luego de 2001? Pareciera que exactamente la misma que durante los "gloriosos noventa" a pesar del discurso demagogo-populista de nuestro presidente. ¿Adónde debemos anclar nuestras esperanzas? ¿Cómo podemos contribuir como geógrafos a desarticular esta maraña?  Durante noviembre se desarrollará en paralelo a la Cumbre de las Américas la CUMBRE DE LOS PUEBLOS en la que participarán todos aquellos sectores excluidos del debate que decide los destinos de nuestros PUEBLOS. Se prometen grandes operativos de seguridad y un sitio casi absoluto de la localidad. Allí en su bunker privado los mandatarios tomarán grandes decisiones, mientras tanto y por fuera, el Pueblo resistirá y no se dará por vencido. ¿Qué ganará nuestra ciudad? Nadie puede contestarlo pero esperamos que la dignidad pueda más que la represión y que las huellas de George W: Bush Hijo no contaminen nuestra tierra.

La periferia de la Periferia        

El Barrio Jorge Newbery, al igual que otros barrios de la periferia suele sufrir periódicas inundaciones en ocasión de lluvias torrenciales. La causa principal es el desborde del Arroyo el Cardalito y la ineficaz red de desagüe pluvial. El Arroyo no se encuentra entubado y en sus márgenes se observa un ejemplo claro  de degradación urbano-social, ya que en  estas zonas de mayor peligrosidad se ubican viviendas de construcción muy precaria sobre tierras ocupadas  La alta vulnerabilidad, coincide con la alta peligrosidad antes mencionada, maximizando el riesgo para estos sectores de la población expuestos a la catástrofe. El barrio cuenta con todos los servicios, excepto las cloacas, las cuales han estado a punto de construirse desde hace varios años. El agua de las lluvia se dirige naturalmente hacia la cuenca del Arroyo, pero debido a la utilización de éste como basurero, se ve reducida su capacidad de evacuar las mismas. De esta manera se observa un problema estructural sumado a un proceso de desinformación de la sociedad afectada, situación que potencia la peligrosidad y maximiza el riesgo

Barrio Jorge Newbery      

 

Marta de la sociedad de Fomento nos señala:

"Acá cuando hay tormentas, toda la zona que esta al lado del arroyo es un desastre"

Cuando se la consulta sobre como operan durante los momentos de alarma nos comenta.

"primeros llamamos a la municipalidad para que saque a la gente y la traiga para acá, nosotros les damos ropa seca y comida y de después los llevan a los centros de evacuados, hasta que se va el agua de las casas"

Cuando mencionamos las obras que se están realizando con motivo de la IV cumbre de las Américas nos dice: "La política funciona así, solo se acuerdan de los pobres cuando vienen a buscar votos y ahí compran a la gente con asistencialismo"

Consultando a Patricio que vive la calle Brown junto al arroyo, éste relata.

"No sabes lo que fue en el 2000, nos sacaron con los tractores y no pudimos volver como por 5 días" Luego agrega "En Mar del Plata a los que mandan no les importan los pobres que quedamos abajo del agua".

El Barrio Jorge Newbery se inunda en épocas de sostenida humedad y tormenta. Esto se debe a la escasa superficie de la cuenca, ubicada mayormente en zonas rurales. Al contar ésta con balances hídricos excedentarios se anega fácilmente en ocasiones de lluvias torrenciales.

Las pendientes naturales del terreno hacen que el efecto sea diferencial, estableciendo sectores del barrio más afectados que otros. Las viviendas ubicadas en las zonas más riesgosas son en general de menor calidad edilicia que la ubicadas en zonas más seguras.

 

La inundación del 30 de Enero del año 2000 fue una de las más catastróficas en la historia de la ciudad de Mar del Plata. La combinación de una masa de aire cálido, el ingreso de un frente de aire frió y el recalentamiento diurno, fueron los factores que desataron el fuerte temporal de lluvia y granizo que azoto a la ciudad.

El temporal se origino alrededor de las 18:30 y duro hasta las 22hs, luego continuaron lluvias con menor intensidad, hasta las 3 de la madrugada, con un total de alrededor de 140 mm de precipitaciones caídos sobre la ciudad.

Cada milímetro en el pluviómetro representa un litro por metro cuadrado, por lo que el 30 de Enero del año 2000, cayeron 140 litros de agua por metro cuadrado, aproximadamente.

La cantidad de precipitaciones genero un caos nunca antes visto en la ciudad, que llevo a los siguientes acontecimientos:

·        Cortes de luz en mas de 140 manzanas.

·        Las avenidas se inundaron en su totalidad.

·        El transito fue caótico. No funcionaron los semáforos y los atascamientos se produjeron en infinidad de calles.

·        Centenares de automóviles quedaron dañados.

·        El subsuelo del casino debió ser evacuado por los bomberos.

·        El agua inundo centenares de comercios y estacionamientos subterráneos. Además ingreso en miles de comercios.

·        Los bomberos recibieron más de 500 llamadas telefónicas. Trabajaron más de 500 unidades pidiendo refuerzos a los partidos de la zona.

·        La zona de la Terminal fue una de la más afectadas. La estación se vio inundada en cuestión de segundos.

·        Las bocas de tormenta del centro se vieron superadas por el caudal de agua. Además muchas se encontraban tapadas por basura.

·        Caos en el transporte, los colectivos no se detenían y tampoco circulaban taxis y remises.

·        Desbordaron las cloacas en varios barrios de la ciudad.

 

 

¿Qué dijeron los actores?

 

Tras una larga jornada en la que no solo debieron hacerse cargo de apagar incendios sino que también tuvieron que socorrer a gente atrapada en ascensores y coches, desagotar cocheras y subsuelos, el personal de Bomberos de la delegación de Mar de Plata declaro que el resultado fue positivo en lo relacionado con el factor humano, pero dejo que desear en materia de equipamiento: “la realidad es que deberíamos contar con mas elementos”, comento el subcomisario Jorge Daniel Venturini.

En cuanto a la labor realizada, se trabajo en forma coordinada con la dirección de Defensa Civil de la comuna realizando evaluación de daños y priorizando las salidas en función de aquellas que presentaran mayores peligros.

Los bomberos declararon que no se pudo dar resolución a todos los inconvenientes que se presentaron, por que se necesitaban mas equipos, ya que la situación los sobrepaso.

No obstante Venturini recalco que las centrales de Mar de Plata, los cuarteles del Puerto, Monolito, Batan y el Centro- contaron con la colaboración de los voluntarios de Sierra de los Padres y de las dotaciones de Miramar y Balcarce, ordenadas por la región cuarta de Bomberos voluntarios que a su vez obedecen a Defensa Civil de la Provincia.

A demás de las fuertes lluvias, el granizo y el viento, el secretario de Planeamiento Urbano y Gestión Ambiental, ingeniero Luis Ratery aseguró que la situación se agravó por que las obras de desagüe de la Terminal no se habían terminado y seguía funcionando el antiguo sistema. 

Los nuevos conductos tienen un diámetro de 1.80 por 1.80 y están instalados solo en algunas zonas de la ciudad.

Luis Ratery agregó que aunque la obra hubiera estado terminada, con lluvias de esta magnitud, los lugares bajos igual iban a sufrir anegamientos, pero no con tanta magnitud.

En cuanto a las razones que motivaron que el temporal convirtiera a la ciudad en un escenario diluviano, el titular de Defensa Civil de General Pueyrredón, Guillermo Valotto destaco 3:

·        La cantidad de agua caída en poco tiempo

·        La basura que tapo los desagües

·        Que el temporal ocurrió un Domingo

Sobre la acumulación de residuos Valotto defendió el servicio de recolección municipal aclarando que en la zona céntrica, principalmente lo que agravo la situación fue la basura de la gente que había sido arrojada durante todo el día.

"El servicio de recolección de basura pasa por el barrio Centro a ultima hora del día, pero el problema no fue tanto la cantidad de bolsas, sino la basura que la gente tira individualmente en la calle, que se sumo en muchos casos a gran cantidad de hojas que el granizo hizo caer"

 

                              

 

                              Las calles de la ciudad anegadas por las aguas        

 

 

 

“Este tipo de fenómeno podría prevenirse si se tuviera en Mar del Palta un radar Meteorológico, pero no se tuvo ya que el costo era de alrededor de un millón de dólares y la misma suma cada 3 años para su mantenimiento” comento Valotto.

 

 A nosotros nos quedan algunas dudas

¿Fue un problema de predicción, como afirmó Valotto, por no disponer de un satélite capaz de prever con mas anticipación los fenómenos Meteorológicos?

¿Fue el inadecuado estado de la infraestructura de desagüe pluvial en una ciudad que creció en cemento, desafiando los límites naturales?

¿Fue la falta de educación de la comunidad afectada para protegerse de los daños, es decir para reducir su propia vulnerabilidad?

¿fue un problema de coordinación en situación de Alarma, dado que era un día domingo y había pocas oficinas municipales afectadas? ¿Tuvieron deficiencias de equipamentos las instituciones dedicadas a mitigar los impactos?

¿Falló una vez más la Gestión Pública?

¿Se burló la naturaleza de la errónea impronta humana en el territorio?

¿Qué sector de la sociedad sufrió más daños?

 

Mecanismos que se articulan para manejar el riesgo

Defensa Civil

Es una organización que tiende a evitar, anular o disminuir los efectos de la acción de la naturaleza, los riegos tecnológicos, sociales, biológicos, accidentales de magnitud y otros que se configuren como desastres, entendiendo a éste como un evento que por su envergadura produzca conmoción y trastornos, tal que altere el normal desarrollo de la vida en la zona afectada, y que a juicio de la Junta Municipal de Defensa Civil o de la Junta Provincial de Defensa Civil, justifique la Intervención de la DC para restablecer la normalidad de la vida en dicha zona.

Defensa civil se basa en:

La autoprotección de cada individuo y de su familia en pos de un conocimiento: de sus propias vulnerabilidades, de las amenazas y de la forma adecuada de enfrentarlas, (comunicación de riesgos).

En la acción voluntaria y solidaria de distintas instituciones de carácter público y privado, coordinadas por DC. (Alarma y mitigación)

En situaciones de normalidad se supone que Defensa Civil actúa mediante la prevención y la planificación de los recursos disponibles a utilizar en casos de emergencia: Humanos, materiales, económicos y de información. Debe coordinarse con los distintos servicios de protección civil. Bomberos y Policía en primer término. Fuerzas Armadas, Cruz Roja, Empresas de gas, agua, electricidad y teléfonos, sociedades de fomento, grupos rescate, entidades de bien público, etc, en segundo término.

Cuando se desencadena una emergencia se establece un sistema de comunicaciones.

La cúspide del sistema es DC, el intendente es la autoridad principal pero hay un Director de Defensa Civil que coordina las acciones. Se articula un sistema en el cual se convoca a un Comité de Emergencia. A este acuden bomberos, policías, militares, paramédicos. Desde DC se coordina la parte operacional y logística. Se coordinan los recursos que sean necesarios y que estén disponibles para restablecer la normalidad a la zona afectada.

Mientras tanto dentro de la esfera pública, se teje una red institucional a nivel municipal y provincial (Nacional en casos de catástrofes extremas), en la  que se involucran numerosas secretarías como Calidad de Vida, Vialidad, Obras Públicas,  Consejos Escolares,  Sanidad, etc.

La Defensa Civil es un organismo a nivel mundial que va descendiendo por distintos estamentos hasta llegar a Los Ciudadanos Comunes que establecerán una red ciudadana, en la medida en que cuenten con información para tal proceso, de otra forma permanecerán a ciegas en la catástrofe.

Después de la emergencia y posteriormente a la misma se asiste moralmente y materialmente a los damnificados para recuperar sus necesidades básicas.

DC debe conocer, prevenir, mitigar, reducir, prepararse, coordinar, capacitar, informar.

 

Hablando con Gloria, la secretaria de la actual directora de Defensa Civil, ésta muestra entusiasmo por su tarea, y nos cuenta la forma de operación de su dependencia. 

Esta acaba de ser mudada desde el Centro de la ciudad hacia la periferia, en el Barrio Belgrano. Dice que su jefa Graciela Nava ha mejorado el sistema durante su gestión en base a las relaciones públicas y a un incremento de los vínculos con los diversos organismos participantes.

DC dicta  seminarios y Jornadas para capacitar, hace campañas en medios, simulacros para prevenir y asesora a la población sobre como protegerse.

Gloria dice:

"Hay una degradación de los valores, hay problemas políticos, si el gobernador es de otro partido, se hace más complicado todo"

Hacia 1997 el entonces director de DC, Guillermo Valotto, puso en marcha un programa intersectorial llamado ALERTA, para dar respuesta a la afectación hidrometeorológica a raíz del fenómeno de El Niño. Este programa proponía la capacitación y organización de los vecinos voluntarios y de las instituciones comunitarias para intervenir coordinadamente ante desastres. Incluía un Curso de Capacitación de nueve semanas donde participarían los vecinos y representantes de la sociedad civil del sector y los instructores serían profesionales de Defensa Civil, de la Secretaría de Calidad de Vida Municipal, de Obras Sanitarias Mar del Plata, Camuzzi Gas Pampeana, Empresa Distribuidora de Energía Atlántica, Bomberos de Policía de la Provincia de Buenos Aires y Voluntarios de Sierras de los Padres y Grupo CORPS de Supervivencia. Finalizada la capacitación, los participantes y las instituciones comunitarias, con el acompañamiento técnico de los Trabajadores Sociales Municipales y Defensa Civil, diseñarían  el proyecto para constituir su organización de barrio que intervendría en todo el ciclo de desastres e informaría a sus vecinos sobre conductas a seguir frente a estos.

El Plan ALERTA, no llegó a implementarse de forma efectiva, falló en motivo de la inundación catastrófica de enero de 2000 y cesó con el cambio de gestión municipal en 2002 al igual que el cargo de Valotto.

 

Los Bomberos en la Emergencia

Daniel Fuentes Sargento 1º del cuerpo de Bomberos de la provincia de Buenos Aires, perteneciente a la Policía de la Provincia de Buenos Aires, tiene aspecto de buena persona. Se interesa por el tema e invita a sentarnos, trata de explicar el esquema básico del organigrama municipal. Viene de hacer una guardia en un banco del centro por que asegura, no alcanzarle el sueldo de bombero. Dice tener una conexión fluida con DC aunque asegura no se avanzó demasiado en el plan ALERTA sino que éste respondió a una coyuntura y a un discurso que terminó con el cambio de gestión.  Pareciera ser, que una vez más, las palabras excedieron a las representaciones y no se practicaron  nuevas formas de encarar las situaciones riesgosas.

Daniel es oriundo de Azul y relata una inundación grande en su ciudad natal:

"No sabes lo que es eso, un metro y medio de agua. Yo pase semanas viviendo en un centro de evacuados, y ahí ves lo que es.

Una vez vi a un estanciero, un viejo lleno de guita, muerto de frío y a una vieja que no tenía donde caerse muerta abrigándolo."

Daría la impresión que las relaciones se horizontalizarían en las situaciones dramáticas. Extrayendo lo peor y lo mejor de las personas. Somos un mundo solidario o somos un mundo bárbaro en el cual todos se enfrentan con todos en pos de salvaguardarse a si mismos.

¿Es ésa circunstancia la que nos condena?. Sin embargo vemos que en los países del primer mundo, que enaltecen estos valores individuales, los sistemas de emergencias son eficaces.

Somos acaso víctimas de la pobreza ya que no contamos con recursos idóneos o tenemos además un problema de actitud, en un medio que nos obliga a subsistir. ¿Se proyecta esta indiferencia hacia el prójimo desde el ciudadano común hacia quienes llegan a puestos de poder?

Daniel mientras tanto:

"No había comunicación ni terrestre ni aérea, empezó a contaminarse el agua con los cementerios y los pozos negros, mucha gente se enfermó".

Más tarde asevera:

"Acá el problema es la falta de previsión y de Planificación".

Nos cuenta que mensualmente se reúne el COE (Comando de Operaciones de Emergencia) y que hace poco se hizo un simulacro de incendio en el cual participaron los Bomberos, la Cruz Roja, la Fuerza Aérea, tránsito, Defensa Civil y la Zona Sanitaria VIII.

Pareciera como si todo funcionara a la perfección, como si los compartimentos estancos se entrelazaran en un sistema efectivo.

Sin embargo cuando vamos a la realidad observamos que en la práctica los sistemas nos son tan efectivos como predican, ya sea por falta de educación de la comunidad, ya sea por ineficiencia o letanía política, ya sea por diferenciación socio-espacial.

 

La inundación del 2000 determinó que O.S.S.E (Obras Sanitarias Sociedad de Estado) debiera reconsiderar el tema y comenzara a desarrollar nuevos "proyectos" para alivianar la situación de diversos barrios de la ciudad. Se habrían "proyectado"  obras de infraestructura para solucionar la situación del sector NW en un ámbito de 110 km2. Es en esta zona que se encuentra la mayoría de los barrios periféricos de escasos ingresos con riesgos de inundación. Este proyecto es muy ambicioso y costaría 50 millones de pesos. Se avanzó con la sola conformación del proyecto aunque es probable que por su costo no se realice a la brevedad

El ingeniero Spyzrnal no abre juicios, se limita a decirme que el proyecto en si mismo es valioso.

Nos dice que se estaría por desarrollar la segunda etapa, de cuatro, del proyecto de alivianamiento de la zona de la Terminal de Ómnibus. Estaría dando, el tramo ya realizado, buenos resultados, aunque este año no hubo lluvias torrenciales para comprobarlo.

Nos explica que en condiciones de alerta meteorológica O.S.S.E interviene tratando de desbloquear los caños de desagüe por medio de bombeo.

Spyzrnal piensa que en cada época se actuó en concordancia con la lógica del momento, que nunca se pensó en el desarrollo que llegaría a tener la ciudad.

No se deberían repetir los errores del pasado, proponemos.

"Seguro que se van a repetir, la gente tiene poca memoria y la política es muy poderosa"

Nos contesta.

En cuanto a la IV Cumbre de las Américas se escuda diciendo "la gestión municipal debe atender cuestiones diversas y es muy difícil establecer prioridades en estos tiempos globalizados, en los cuales las directrices políticas exceden al ámbito local" Debemos aclarar que el Director de O.S.S.E es el hermano del intendente municipal Daniel Katz y que el edificio de O.S.S.E. lleva el nombre de Spyrznal Padre.  

 

"Para alcanzar el bienestar humano debemos eliminar las principales fuentes de privación de la libertad como la pobreza, la tiranía, la escasez de oportunidades económicas y las privaciones sociales sistemáticas". (Amartya Sen, 1998)

 

 

Consideraciones finales

 

Cada funcionario se limita a realizar su tarea burocrática. Aquella que le exige el sistema para el cual trabaja.

Las políticas surgen en la cúspide y desde allí descienden a los ciudadanos comunes.

Las inversión en obras públicas es una política exclusiva, que segrega a aquéllos ubicados en los márgenes de la sociedad.

Con un clima que se humedece de treinta años a esta parte; ¿cuán capacitados estamos para saber dónde, cómo y cuándo se producirá un fenómeno hídrico catastrófico?

La ciudad de Mar del Plata creció falta de planeamiento, esto trajo aparejados problemas estructurales y funcionales que sufrimos hasta nuestros días.

Gran cantidad de población se estableció en las zonas periurbanas en la década del 70, generalmente, en tierras fiscales o de muy escaso valor inmobiliario. Es en estos sectores que se observan las situaciones más dramáticas.

Estructurar un plan de Defensa Civil integral es una promesa de cada funcionario de turno, pero pronto se observa que a pesar de la buena voluntad de alguno de ellos, en la práctica se choca con impedimentos políticos y económicos que interrumpen toda tarea de organización y de enlace entre comunidad, autoridades y equipos de emergencia.

Las fallas estructurales del sistema socio-económico determinan que solo los más aptos logren evadir la peligrosidad natural. Solo éstos, cuentan con la información y los medios para reducir su vulnerabilidad y alejarse de las situaciones de riesgo .

Otro sector importante de la comunidad sigue mientras tanto enfrentándose a las inclemencias de la naturaleza y a la desatención de la parte de la sociedad más agraciada y por ende más alejada de las consecuencias de las catástrofes.

La ciudad de Mar del Plata creció sin ningún tipo de planificación y es allí donde se gestan los principales problemas. Aunque haya voluntad de una parte de la ciudad por combatir las situaciones  riesgosas y actuar en los casos de alarma, no existe una conciencia colectiva que revea los errores del pasado y plantee de aquí en más un ordenamiento del territorio de cara al futuro.

"Faltan datos, así es muy dificil planificar" Explica Spyzrnal.

 ¿Hay voluntad o cada cual gestiona en función de la duración de sus mandatos y de los intereses de los sectores encumbrados?

Parece ser un proceso que se repite en todos los ámbitos de la política nacional y porque no del subcontinente latinoamericano.

Proponemos una revisión de la forma de conceptualizar la realidad.

Suficientes pruebas entrega la historia de la falencia de los procedimientos.

De cara a tiempos más húmedos y a un incremento de la población que presiona sobre los límites de la ciudad, exigimos la revisión de los conceptos y la reestructuración desde la base, comenzando desde la educación primaria, haciendo incapié en la comunicación de riesgos y proponiendo salidas estructurales a los problemas instalados y esquemas planificados de cara a la ocupación futura del territorio de la Ciudad de Mar del Plata.

Los geógrafos debemos estar presentes en el proceso de evaluación y gestión del territorio que nos involucra.

Si nos limitamos al diagnóstico y a la critica, nuestro rol se desdibujará una vez más y nuestra disciplina se conducirá al ocaso.

 

 

 Bibliografía

 

Rigonat,C.;Villar,M.:" Algunas implicancias socioeconómicas y políticas de las inundaciones en el area recorrida por el arroyo El Cardalito,Mar del Plata.". Trabajo completo en ActasVIII Jornadas Cuyanas de Geografía.,Vol.II;p.649-655; U.N.Cuyo , Mendoza, (1997).

Villar,M.-Morrell,P. "Percepción Remota: Conjunción de Investigación y Educación en base estudio de caso en el Partido de General Pueyrredón (Pvcia. Bs. As., Argentina)" Publicación Resumen ( pp. 45) en Actas II Jornadas Educación en Percepción Remota en el Ambito MERCOSUR, Bs. As., (Agosto 1998).  

Villar,M. "Incorporación de la cartografía histórica como medio complementario y eficaz para abordar estudios del proceso de organización y transformación del espacio" Publicación Resumen ( pp. 102) en Actas II Jornadas Educación en Percepción Remota en el Ambito MERCOSUR, Bs. As., (Agosto 1998).  

Rigonat.M.C.;Villar,M. "Inundaciones urbanas en Mar del Plata:....El resultado de una diferencial distribución del deterioro ambiental". Publicación Resumen Jornadas Geológicas Bonaerenses, 1998, Centro de Geología de Costas y del Cuaternario, UNMdP, ( Vol.II );(Diciembre 1998).

Barrenechea, J. y Natenzon C. (1997): “Dirección Nacional de Defensa Civil y Segunda Reforma del Estado. Modificación del encuadre institucional”, en Territorios en Redefinición. Lugar y Mundo en América Latina. 6º Encuentro de Geógrafos de América Latina. Resúmenes. Buenos Aires, FFyL-UBA (1997)

Beck, Ulrich (1993): De la sociedad industrial a la sociedad del riesgo. Cuestiones de supervivencia, estructural social e ilustración ecológica, en: Revista de Occidente, nº 150. México. (1993)

Blaikie, Piers, Cannon; Davis y Wisner: Vulnerabilidad. El entorno social, político y económico de los desastres. Bogotá, LA RED/ITDG. (1996)

Herzer, H. Los desastres no son tan naturales como parecen. En: Medio Ambiente y Urbanización No. 30. Buenos Aires, IIED/AL, (1990).

Herzer, H. y Gurevich, R. Construyendo el riesgo ambiental en la ciudad. La Red (Red de Estudios Sociales en Prevención de Desastres en América Latina). Ciudad de Panamá, (2001).

Garzon Heydt, guillermina. Geología y dinámica fluvial, (1990).

Temez Pelaez, José Ramón. Métodos estructurales y no estructurales de defensa  contra las inundaciones, (1992).

Elizaga Muñoz. Prevención de inundaciones. Los mapas de riesgos, (1995).

Berga Casafont, Luis. Las inundaciones: Sistemas de alarma y previsión (1995)

Centro de geología de costas y del cuaternario, UNMdP. Estudio Regional de las inundaciones en el Partido de General Pueyrredón (1999)

Rigonat María C. Una mirada crítica hacia las primeras intervenciones hídricas urbanas-Mar del Plata, Argentina. En primer encuentro Humboldt, Buenos Aires. (1991) 

Sen, Amartya. Teoría del desarrollo a principios del siglo XXI en L. Emmerejil y J. Nunez del Arco "comps, el desarrollo económico y social en el umbral del siglo XXI" (1998)

Ponencia presentada en el Simposio Problemáticas Ambientales. Séptimo Encuentro Internacional Humboldt. Villa de Merlo, San Luis – Argentina. Jueves 22 de setiembre de 2005.