Inicio > Mis eListas > encuentrohumboldt > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 1001 al 1020 
AsuntoAutor
2/05 - LA CUESTIÓN Centro H
3/05 - PUBLICACIÓN Centro H
4/05 - TERRITORIO Centro H
5/05 - Urbanizació Centro H
6/05 - "La import Centro H
7/05 - EL PAPEL DE Centro H
8/05 - CALIDAD DE Centro H
9/05 - EL PROCESO Centro H
10/05 - LOS ESPACI Centro H
11/05 - Nueva rura Centro H
12/05 - Archipiéla Centro H
13/05 - Inundacion Centro H
14/05 - El desarro Centro H
15/05 - El agrotur Centro H
16/05 - Paisajes c Centro H
17/05 - TURISMO Y Centro H
18/05 - EL TURISMO Centro H
19/05 - PRIMERA CI Centro H
20/05 - PRIMER ENC Centro H
21/05 - Bienvenida Centro H
 << 20 ant. | 20 sig. >>
 
ENCUENTRO HUMBOLDT
Página principal    Mensajes | Enviar Mensaje | Ficheros | Datos | Encuestas | Eventos | Mis Preferencias

Mostrando mensaje 1040     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto:[encuentrohumboldt] 5/05 - Urbanización, Asentamientos Irregulares y Con flictos Ambientales
Fecha:Viernes, 7 de Enero, 2005  01:19:58 (-0300)
Autor:Centro Humboldt <humboldt @...........ar>

Urbanización, Asentamientos Irregulares y Conflictos Ambientales.

El caso del barrio J. D. Perón, Cinco Saltos, Río Negro.

 

 

Autores

O. Daniel Grasso [1]

Mara C. Abad [2]

Universidad Nacional del Comahue

Neuquén - Argentina


 

Introducción y antecedentes

 

El crecimiento acelerado y la falta de planificación y prevención por parte de los municipios del Alto Valle de Río Negro y Neuquén incidieron que las ciudades crecieran en forma desordenada. Uno de los fenómenos que caracterizan a los procesos de urbanización acelerados, al verse excedida la ciudad en su capacidad habitacional y de servicios, es el de los asentamientos irregulares y la consecuente degradación ambiental (localización de la población en lugares precarios).

Otro aspecto de este crecimiento es el típico conflicto urbano – rural que se plantea en los oasis de riego. La expansión de la planta urbana ha sido muy rápida y ha significado un avance sobre áreas rurales, de suelos con muy buenas condiciones edáficas, que es necesario conservar.

Ante esta situación, en la década de los ´80 y como consecuencia del crecimiento acelerado que venían manifestando dichas ciudades, donde las problemáticas generadas a raíz de la falta de información y de un instrumento que les permita un adecuado ordenamiento del territorio, generó la necesidad de solicitar estudios que ayuden a conocer las áreas más aptas para urbanizar y revertir así los conflictos ambientales existentes.

Ante tal circunstancia, el municipio de la ciudad de Cinco Saltos firmó un convenio con el Departamento de Geografía de la Facultad de Humanidades de la Universidad Nacional del Comahue y la Secretaría de Vivienda y Ordenamiento Ambiental de la Nación (SVOA) para que estos le brinden “...información que les permita conocer cuáles son las áreas más aptas para su incorporación inmediata al ámbito urbano, evitando utilizar aquellas tierras destinadas al uso agrícola”[3] ya que “Cinco Saltos es una ciudad que rodeada en su mayor parte por chacras frutícolas y limitada por una elevada terraza fluvial, presenta escasas alternativas para su expansión.”[4]

De esta manera, en el año 1989 Cinco Saltos pudo contar con las Cartas de Oferta para la Expansión Urbana, hecho que significó para el municipio poseer una herramienta útil para la planificación territorial.

La alarmante disminución en la construcción de viviendas por parte del Instituto de la Vivienda Provincial en la ciudad (497 en los últimos 15 años, a razón de 33 por año), la creciente demanda de las mismas (padrones que rondan las 1000 solicitudes cada vez que se anuncia su construcción) la profundización de la crisis social, entre otros factores han generado el asentamiento de población de escasos recursos en lugares geomorfológicamente inestables, dominialmente ilegales, etc. Estas “tomas” (término utilizado en la región) de terrenos desocupados, privados o fiscales, se encuentran habitualmente esparcidas en la periferia de la localidad, en la zona de contacto urbano – rural (Villa Tesari, Barrio J. D. Perón, Cementerio, entre otros), provocando que la ciudad se extienda en función de ellas.

 

Urbanización 

 

América Latina experimenta una creciente urbanización. Este proceso de cambio sumamente complejo, tiene actualmente alcance mundial, pero en esta región se manifiesta en forma particularmente acusada.

Este crecimiento ha sido continuo desde 1950 a la actualidad, pasando de un 39,9% a un 69% de población urbana.

En nuestro país, mientras la población en el total del territorio crecía un 62% en el periodo 1960-1991, en el Alto Valle de Río Negro y Neuquén crecía un 254% en el mismo periodo.

Los cambios económicos producidos en el Alto Valle a partir de los años ´70,  a raíz de la utilización de las fuentes de energía, generaron expectativas y posibilidades de trabajo, provocando un importante movimiento migratorio hacia localidades del área. Estos aportes migratorios generaron a su vez una demanda de terrenos y viviendas que superaron las posibilidades de la oferta. [5] 

Cinco Saltos no ha estado exento de este proceso, el cual produce efectos sobre lo socioeconómico, lo político, lo cultural y sobre el medio ambiente. Como se menciona en la Carta,  “Con la puesta en marcha de esa industria ([6]), el incremento de las exportaciones frutícolas en el período que va desde 1946 hasta la década del `60 y el aumento del consumo interno, se produjo un importante flujo poblacional hacia la ciudad, que de 4067 habitantes en 1950 pasó a 10299 en 1960, determinando un crecimiento urbano del 123,55 %. Como resultado el hábitat se extendió en forma discontinua y desordenada. El emplazamiento primitivo fue incapaz de abarcar ese crecimiento, de modo tal que el espacio urbano desbordó el plano originario, quedando dentro de la nueva planta los galpones de empaque, frigoríficos y aserraderos surgidos en esa época.

Finalmente, en los dos últimos períodos –1960/69 y 1970/79- el avance de la ciudad pierde dinamismo, correspondiéndose con un incremento poblacional decreciente. En términos relativos, en el primero (1960/69) decayó al 31,01 % y en el segundo (1970/79) al 27,01 %. En este lapso se consolidaron las áreas desarticuladas de la trama urbana y los nuevos loteos se produjeron sobre la zona de contacto urbano rural”[7]

En el período 1980/89 continua el incremento poblacional con un 31,94%, mientras que en el período 1990/97 el mismo fue del 24,09%.

En este lapso se consolidaron las áreas de contacto urbano rural y los nuevos loteos siguieron realizándose sobre dicha zona, es decir, en la periferia de la ciudad. Esto sucedió con los barrios:

-          Plan 132 Viviendas, ubicado al oeste de la ciudad, limitando con parcelas rurales en producción.

-          Plan 150 viviendas, ubicadas al noreste de la ciudad, a unos 200 metros de la fábrica IMEXTRADE (hasta hace unos años INDUPA SAIC) 

-          Plan 60 viviendas, ubicado al noreste de la planta urbana, lindante a parcelas rurales que ya no se encuentran en producción.

-          Plan de 60 viviendas, ubicado al noreste de la ciudad, lindante con parcelas rurales inactivas productivamente.

-          Noventa y cinco viviendas (95) ubicadas en la periferia de la ciudad.

-          Loteo Don Eugenio, ubicado al sureste de la planta urbana, limitando con la Ruta Nacional Nro. 151.

-          Loteo Quimei Mapu, ubicado al suroeste de la planta urbana.

 

Estos barrios y planes de vivienda ocuparon una superficie de aproximadamente 216000 metros cuadrados, equivalentes a 21,6 has.

 

Asentamientos irregulares

 

La alarmante disminución de viviendas construidas por el Instituto de la Vivienda Provincial en la ciudad (497 en los últimos 15 años, a razón de 33 por año), la creciente demanda de las mismas (padrones que rondan las 1000 solicitudes cada vez que se anuncia su construcción) la profundización de la crisis social, entre otros factores han generado el asentamiento de población de escasos recursos en lugares inestables geomorfológicamente, ilegales dominialmente, etc. Estas “tomas” (término utilizado en la región) de terrenos desocupados, privados o fiscales, se encuentran habitualmente esparcidas en la periferia de la localidad, en la zona de contacto urbano – rural (Villa Tesari, Barrio Perón, Cementerio, entre otros), provocando que la ciudad se extienda en función de ellas.

El primer grupo, ubicado en cercanías del barrio Villa Tesari, se encuentra integrado aproximadamente por 15 familias ocupantes de terrenos públicos, cuya permanencia se remonta al año 1998, considerándose un asentamiento espontáneo e irregular, lo que dificulta el acceso de las familias a los servicios públicos. Las viviendas que ocupan han sido construidas con los materiales accesibles acorde la situación de cada grupo familiar, pero se consideran en su mayoría precarias e insuficientes para la resolución de la necesidad habitacional.

El segundo grupo se encuentra integrado por familias que han participado de forma activa en lo que ellos vivenciaron como única alternativa ante el déficit habitacional profundizado por una crisis que se agudiza. Protagonizan, durante los últimos meses del año 2001, la ocupación de terrenos – destinados a espacios públicos o privados – en forma grupal como estrategia de supervivencia.

Originalmente se identifican siete focos de ocupación con diferenciado nivel organizacional, totalizando más de cien familias.

De acuerdo al informe realizado oportunamente por personal de la Policía local, se identifican los mismos y se expone una breve descripción que incluye la situación legal actual:

1.                Usurpación en predio del Centro de Empleados de Comercio sobre calle Elsa Escobar realizada por 22 familias. Existe causa judicial por delito de usurpación con intervención del Juzgado de Instrucción IV.

2.                Ocupación pacífica del predio sobre la calle Italia al 200 con destino a espacio verde, realizada por 16 familias nucleadas en la agrupación autodenominada “Un techo digno”.

3.                Ocupación pacifica en predio sobre calle Fernández Oro y Juan Moll, por parte de 15 familias, en su mayoría madres solas a cargo, integrantes de la agrupación “Un hogar para vivir”.

4.                Usurpación sobre calle Sargento Cabral y Mc Auliffe realizada por 22 familias agrupadas bajo el lema “un techo para nuestros hijos”. Existe causa judicial por delito de usurpación con intervención del Juzgado de Instrucción IV.

5.                Usurpación del predio ubicado sobre calle D. Severino propiedad de la UnTER, realizado por 19 familias. Existe causa judicial por usurpación con intervención del Juzgado de instrucción IV.

6.                Ocupación pacifica sobre calles Pedro Ramos y Río Negro realizado por 3 familias.

7.                Ocupación pacifica sobre calle José Hernández por parte de 5 familias.

 

Esta situación de origen se ve modificada con el transcurso de los meses y, ante las duras condiciones climáticas, se consolidan tres de los siete asentamientos – identificados precedentemente con la numeración 1, 2 y 5 – abarcando una población de aproximadamente cuarenta familias.

El tercer grupo poblacional se encuentra integrado por familias que atraviesan una grave situación socio-económica, ocupando viviendas de condiciones muy precarias, compartiendo las mismas con otros familiares u ocupando fondos de lotes generando por ello situaciones de alto riesgo social en condiciones de hacinamiento y habitabilidad inadecuados. Por las características que les son propias (imposibilidad de inserción laboral, condiciones habitacionales precarias, jefes solos a cargo de menores, etc.) estos grupos familiares se ven históricamente excluidos del mercado de la vivienda y de los planes habitacionales del estado (canalizados en su mayoría por el FONAVI que recientemente ha auxiliado a los sectores medios por el marcado deterioro en sus ingresos). [8]

El último grupo, pero sin duda el más importante dada la cantidad de familias involucradas, antigüedad en el lugar y las necesidades de su población es el denominado Barrio J. D. Perón. Su análisis será ampliado en el marco de su presentación al Programa Mejoramiento de Barrios (PRO.ME.BA). 

 

Conflictos ambientales

 

El proceso de expansión de la ciudad inevitablemente transforma el medio natural en un medio artificial, que debe ser adecuadamente planificado para asegurar un óptimo aprovechamiento de los recursos y evitar el deterioro irreversible del medio para una mejor calidad de vida de la población. Tal aprovechamiento responde a reglas socioeconómicas que influyen notoriamente en la ocupación del espacio, alentando la competencia en el uso del suelo, en este caso, entre la fruticultura, la industria y la expansión urbana. Expansión esta que en los últimos años se ha realizado en función del asentamiento de grupos familiares en la periferia de la ciudad en terrenos públicos y privados desocupados. Es en el marco de esta competencia que surgen los conflictos, los que deben ser considerados con un enfoque ambiental que procure atenuar y evitar los aspectos negativos de la relación sociedad - naturaleza.

En tal sentido, el análisis de esta variable se aborda a partir de la detección de los distintos conflictos que tienen lugar en el barrio J. D. Perón, los que han sido representados cartográficamente en el respectivo mapa temático.

 

Breve descripción del Programa Mejoramiento de Barrios (PRO.ME.BA)

 

La Nación Argentina en el ámbito específico de las Políticas Sociales y dirigida a la población con mayor criticidad, obtuvo una línea de financiamiento, que aporta U$S 102 millones mediante un Contrato de Préstamo del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) que se firmó el 20/02/97, al que se suma un aporte nacional de U$S 68 millones. Dicho contrato fue reformulado en mayo de 2002, con la priorización del Programa y su inclusión en el Plan de Emergencia Social del Gobierno. En esa oportunidad, le fue asignado nuevo financiamiento por U$S 98.000.000, resultado del redireccionamiento de los saldos disponibles de ciertos préstamos de otros Programas. Los recursos de la contrapartida por los fondos adicionales ascienden a U$S 65.000.000. Los aportes del nuevo contrato ascienden a:

-          U$S 200.000.000 por parte del BID

-          U$S 134.216.000 por parte de la Nación

-          Monto Total del Contrato: U$S 334.216.000

El Programa ha sido priorizado e incorporado en el 2002 al Plan de Emergencia Social del Gobierno, para lo cual recibe nuevo financiamiento, resultado del redireccionamiento de los saldos disponibles de ciertos préstamos de otros Programas.  

Con la ampliación del alcance se estima que finalmente se atenderán unos 180 barrios del país, que tendrían acciones sobre unas 56.000 familias y unos 281.000 beneficiarios finales. El inventario de proyectos del programa permite observar que existe demanda suficiente para completar dichas metas.

El préstamo es en dólares, con un plazo de amortización de 20 años. Devenga interés semestralmente a tasa variable (próxima al 6% anual), más comisiones de compromiso sobre fondos no utilizados de 0,75 % anual. El plazo para comprometer los recursos de financiamiento era de 5 años (febrero de 2002), extendiéndose el mismo a Noviembre del año 2006.

 

 

FINANCIAMIENTO

FUENTE

ORIGEN FONDOS

PROVINCIA

NACION

NACION

40%

 

40%

BID

60%

30%

30%

TOTAL

100%

30%

70%

  

Para constituirse en operativas, las provincias deben sancionar una ley que autorice el endeudamiento provincial y firmar un Contrato de Préstamo con la Nación para asumir su parte proporcional de la deuda.

El Programa tiene como objetivo principal mejorar la calidad de vida de la población con necesidades básicas insatisfechas y que enfrentan deficiencias severas de vivienda, constando de varias fases o etapas en las cuales se priorizan los distintos proyectos a partir de ciertos criterios de elegibilidad sociales, dominiales, ambientales y urbanos. Si cumplen con dichos criterios se pasa a la siguiente fase en la cual se realizan los diagnósticos social, ambiental y urbano proyectándose las distintas obras necesarias para mejorar la calidad de vida de la población. Una vez realizada la Consulta Pública, en la cual se pone a consideración de la población el Proyecto Integral, y no habiendo ninguna objeción al mismo se pasa al Proceso Licitatorio, previa elaboración de los Pliegos General y Particular con planos, memorias técnicas, cómputos y presupuestos. Por último, se llega a la ejecución integrada del proyecto en la cual se lleva a cabo la obra, se realiza el acompañamiento social y ambiental.  

 

El caso del Barrio J. D. Perón

 

El sector denominado Barrio Perón se encuentra situado a unos 1500 metros al noroeste del centro de la ciudad de Cinco Saltos, y por su ubicación, génesis y constitución podría caracterizarse como periférico de crecimiento espontáneo.

Se encuentra limitado al Norte por el Canal Principal del sistema de riego del Alto Valle, y el restante perímetro por parcelas rurales en producción e inactivas.

La formación del barrio comienza, en una primera etapa en el transcurso del año 1986, con el asentamiento de aproximadamente 30 familias, que ocupan tierras inutilizadas o subutilizadas para la producción frutícola. Dicha ocupación, al margen del proceso oficial de planificación, es realizada por vecinos de la localidad en forma agrupada buscando tener un carácter definitivo, incorporándose familias en forma progresiva, como alternativa de resolución de su problema habitacional.

Con el transcurso de los años dicho sector toma características propias que lo identifican, creciendo paulatinamente el sentimiento de apego y pertenencia al lugar, como así también la cantidad de familias que deciden afincarse en él.

La necesidad de delimitar el espacio, identificar lotes y sus ocupantes, la búsqueda de resolución de problemas pertinentes a un asentamiento, redundan en una incipiente organización vecinal que luego se traduce en la elección de la junta vecinal, continuando con esa modalidad organizativa hasta la fecha.

Actualmente el barrio ofrece una imagen de lotes individuales, con calles internas que delimitan manzanas, organización propia asignada por los primeros ocupantes, y cuya configuración refleja la traza del canal Principal de Riego.

El 80% de los ocupantes utilizan materiales de desecho, entre ellos la “cantonera” (madera residual que no utilizan los aserraderos) como material predominante en la construcción que acompaña la ocupación de las tierras. Así es como se construyen precarias viviendas, sin reunir condiciones mínimas de habitabilidad, en su mayoría con baños en el fondo del terreno identificados como letrinas. Con el transcurso del tiempo alguna de estas construcciones se modifican o amplían de acuerdo a las posibilidades de cada grupo familiar.

La característica propia de estos asentamientos espontáneos se encuentra vinculada con deficiencias de servicios y equipamiento que se visualizan por ejemplo en la falta de servicios esenciales como el gas, las cloacas, calles de vinculación con el resto de la ciudad, desagües pluviales, escuela, destacamento policial, alumbrado público.

Del total de la población relevada en el sector propuesto de intervención, el 80% presenta características relacionadas con algún indicador NBI, situación que se corresponde con la condición de los asentamientos poblacionales de extrema vulnerabilidad social.

El indicador NBI que concentra mayor porcentaje es el identificado como condiciones sanitarias deficientes, con un 87%, pudiendo desagregarse de la siguiente manera:

·         no dispone de inodoro o retrete = 82%

·         con inodoro o retrete sin descarga de agua = 5%

 

Asimismo, padecen situaciones de precariedad absoluta en sus viviendas, hacinamiento y riesgo sanitario por presencia de basura en el lote, roedores, moscas, agua estancada y servida. 

 

 

 

 

En cuanto a la salud, el barrio cuenta con un Centro de Salud perteneciente al Hospital de Cinco Saltos. Dicho centro[9] ha detectado en el barrio Perón las siguientes carencias o problemáticas:

  • Diarreas (primavera – verano)
  • Enfermedades de las vías aéreas (aumento de la frecuencia de afecciones del tracto respiratorio).
  • Letrinas mal mantenidas.
  • Hacinamiento
  • Cocinas y estufas a leña deterioradas, en estado no óptimo.
  • Agua potable con sabor desagradable
  • Presencia de vectores (moscas, roedores, etc.)
  • Perros vagabundos
  • Hepatitis.

 

En el año 2000, el centro detectó:

DIAGNOSTICOS

CASOS

DIARREAS MENORES DE 2 AÑOS

50

DIARREAS MAYORES DE 2 AÑOS

40

ACCIDENTES DE TRANSITO

3

DESNUTRICION

10

QUEMADURAS

10

EMBARAZADAS

15

AFECCIONES DE VÍAS AEREAS

311

 

Del análisis del cuadro anterior, cabe resaltar el hecho que del total de casos mencionados, el 70,8% de ellos corresponden a afecciones de vías aéreas. De acuerdo a lo consultado a la autora del trabajo ya mencionado, la Sra. Chandía, S., las causas de esas afecciones se relacionan a:

  • Problemas al interior de la vivienda (emanaciones de humo de la calefacción, estufa, cocina y fogones de leña, chimeneas deterioradas o con tiraje inadecuado).
  • Problemas externos a la vivienda (emanaciones de humo procedente de la quema de full oil en la época de heladas y de la fabricación de ladrillos. Por otro lado, las fumigaciones con agroquímicos o “curas” por parte de los chacareros también son causantes de afecciones respiratorias. 

 

Otro dato importante que se observa a primera vista es el 20,5% de casos que presentan alteración de la eliminación intestinal (diarrea), tanto en menores como en mayores de 2 años.

Las causas de ese malestar se relacionan a:

  • higiene personal y doméstica
  • Letrinas con higiene no adecuada (mal olor).
  • Letrinas en estado de deterioro (falta de techo, puertas).
  • Residuos domiciliarios en la vía pública.
  • Crianza de animales (cerdos, gallinas, gansos, etc.)
  • Presencia de moscas en periodo estival

 

Cabe recordar que los artrópodos están íntimamente relacionados con la salud del hombre, pues son transmisores de muchas enfermedades relacionadas a un sistema de saneamiento básico deficiente. Las moscas pueden actuar como vectores mecánicos de diversas enfermedades, ya que a través de sus patas cargan agentes patógenos. Provocan enfermedades como la diarrea, Salmonelosis, cólera, fiebre tifoidea, entre otras.

            Ante esta situación general, a través de los diferentes programas instrumentados, se intenta paliar con mínimos recursos el incremento de la pobreza y la exclusión social, pero la resolución de la vivienda como bien básico y el acceso a los servicios públicos lleva directamente a minimizar la situación de exclusión vivida por los pobladores. 

            En consecuencia, y teniendo en cuenta lo dicho anteriormente es que se presenta al barrio J. D. Perón como postulante al Programa Mejoramiento de Barrios (PRO.ME.BA). El mismo, como ya se mencionara anteriormente presenta las condiciones para ser elegible, en cuanto a deficiencias sociales, urbanas, ambientales y dominiales.

 

Conflictos que surgen de los diversos usos

 

Como ya se mencionara anteriormente, el barrio se encuentra localizado entre parcelas rurales subutilizadas e inactivas. Por ello, es necesario remarcar los conflictos que se generan por el uso del suelo.

  • Uno de ellos es el que surge entre el uso residencial y la cría de cerdos que se efectúa a metros en una de las parcelas. Los malos olores que producen la cría de cerdos y la falta de limpieza y la acumulación de orujo, sumado a la dispersión que provocan los vientos provenientes del oeste, hacen de éste uno de los conflictos a tener en cuenta.
  • Otro es el que surge en la época en la cual se comienzan a realizar las fumigaciones con agroquímicos (conocidas en la región como “curas”) sobre las plantaciones frutícolas. Es una temporada que abarca desde la floración hasta la cosecha, en la cual se protege a la planta de los distintos agresores (arañas, carpocapsa, entre otros).
  • Respecto a la basura, es depositada y quemada en la calle de servicio del Canal Principal de Riego por el 20,1% de las familias; en las zonas bajas o en el fondo del lote por el 26,8% con la consecuente generación de malos olores, acumulación  de residuos y cenizas y atracción de vectores de enfermedades.
  • Si bien en la época de la floración de los frutales la frecuencia de heladas es baja, (los datos climatológicos registrados así lo demuestran) cuando éstas ocurren el productor utiliza el método de la quema de full oil para elevar la temperatura de las parcelas plantadas, evitando así que se hielen las plantas. El conflicto se da ya que la quema  de combustible produce humo denso que se dispersa por los alrededores, llegando a los hogares y afectando a las personas que sufren de enfermedades cardiorrespiratorias
  • Otro de los conflictos se da a partir del humo que produce el horno de ladrillos en su proceso de producción, afectando a personas con enfermedades respiratorias.
  • La particularidad de la presencia de canales y desagües de distintos grados y funciones lindantes al barrio, genera distintas problemáticas, entre ellas:

-          anegamiento de agua en los fondos de los lotes lindantes a los canales terciarios de riego, por filtraciones originadas en la rotura de paredes y fondo de los mismos.

-          Presencia de basura (arrojada por los vecinos) en cantidades considerables en los canales que llevan el agua a las parcelas rurales, originando inconvenientes a la hora de realizar el riego aguas abajo del barrio.

-          Falta de mantenimiento y limpieza por parte del organismo encargado.

 

Conclusiones

 

ü      Del análisis del barrio surge que la situación socioeconómica de la población en general y las políticas implementadas por el ESTADO (neoliberal), han generado en los grupos sociales más carenciados problemas espaciales de difícil resolución. Por un lado, quedó librado al azar, producto del desfinanciamiento y vaciamiento de los IPPV, la atención primaria de una necesidad básica como es el derecho a vivir dignamente. Por el otro, el estado, asociado en ese periodo a los actores y agentes contratitas de la vivienda solo alcanzó a dar respuesta a la población a través de planes que no satisfacen plenamente tal requerimiento y que han resultado sumamente honerosos para toda la población.

ü      El Programa de Mejoramiento de Barrios no surge como un sustituto de los Planes de Viviendas, sino como un paliativo momentáneo a dar respuesta parcial a la necesidad de una vivienda con condiciones habitacionales propicias (dormitorios, artefactos de calefacción, entre otros). No obstante, dicho programa deberá ser revisado rápidamente en función de los actuales ingresos del gobierno central y del déficit habitacional que padece un importante número de grupos sociales de nuestro país.

ü      Si bien dicho programa atiende una necesidad básica, por las características del mismo (construcción de núcleo seco y húmedo), no alcanza para solucionar el problema de hacinamiento. 

ü      Finalmente, se debe destacar que de continuar aumentando el número creciente de pobres en la Argentina, este plan resultara aun más insatisfactorio.

ü      Si bien el asentamiento del Barrio J. D. Perón fue espontáneo y no planificado por parte del estado, la existencia del estudio Cartas de Ofertas para la Expansión Urbana de la ciudad de Cinco Saltos y la futura intervención del Programa Mejoramiento de Barrios permite planificar el crecimiento futuro de dicho sector en función que:

-   El estudio proponía como sitios con prioridades para urbanizar (1,2,2*, 3 y 4), a la zona del barrio Perón, debido a que el suelo no es apto para la actividad agrícola, el uso del suelo es inactivo, el drenaje deficiente y presenta valores elevados de salinidad y alcalinidad (Cartas Nº 15 y 17).

- La intervención del PRO.ME.BA no sólo permitirá la dotación a esa zona de la infraestructura de servicios y equipamiento, sino también la posibilidad de extender los mismos a la futura zona aledaña.

   

Bibliografía

 

ANGUITA, Julio y otros. 1989. Carta de Oferta para la Expansión Urbana de Cinco Saltos, Provincia de Río Negro. Departamento de Geografía. Universidad Nacional del Comahue. Neuquén.

 

ANGUITA, J. Y CIMINARI, M. 1998. “Metodología de análisis de un ámbito local aplicado al ordenamiento ambiental y territorial.” en Municipio y Desarrollo local aplicado en la región del Comahue. Ed. Educo. Neuquén. pp 141-153.

 

ANGUITA,J. Y CIMINARI, M. 1993. “La situación parcelaria del subsistema frutícola del Alto Valle. El caso de Cinco Saltos”. MEMORIA. I Coloquio Geográfico sobre América Latina y IX Simposio Mexicano – Polaco. Ed. Taller de Cartografía Automatizada de la Facultad de Geografía. Universidad Autónoma del Estado de México. pp 3-11.

 

APCARIAN, A. Y BERTANI, L. 1996. “Guía de Campo: Evaluación de Tierras” perteneciente a la maestría Planificación y Manejo Integrado de Cuencas Hidrográficas.

 

CAPUA,O. Y CIMINARI, M. 1997. Trabajo práctico del Tema: Interpretación de suelos con fines de usos ingenieriles a cargo de Alfred Zinck, perteneciente al modulo III  Evaluación de Tierras de la maestría Planificación y manejo de cuencas hidrográficas.

 

DE JONG, G. Y OTROS, 1994. “El minifundio en el Alto Valle del Río Negro. Estrategias de adaptación”. Editorial Univ. Nac. Del Comahue, Neuquén.

 

MENDEZ VERGARA, E. 1989. “La ordenación territorial. Proceso planificado y política del Estado al Servicio de la Gestión Ambiental.” Venezuela.

 

UNITED STATES DEPARTMENT OF AGRICULTURE. S/F. “Guide for interpreting engineering uses of soils”. Soil Conservation Service. Pp 58. 

 

YUJNOVSKY, Oscar. 1971. “La estructura interna de la ciudad. El caso latinoamericano.” Ediciones SIAP. Buenos Aires. Introducción: pp 9-11.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 



[1] Técnico en Planificación Ambiental, Investigador en el Proyecto H085. Universidad Nacional del Comahue.

[2] Becaria en el Proyecto de Investigación H085. Universidad Nacional del Comahue.

[3] Anguita, J. Et al, “Cartas de Oferta para la Expansión Urbana de la Ciudad Cinco Saltos”, 1989

[4] Anguita, J. Et al, op. cit.

[5] Anguita, J., Ciminari M., “Metodología de análisis de un ámbito local aplicado al ordenamiento ambiental y territorial”, 1998

[6] En este caso se hace referencia a la planta industrial INDUPA SA

[7] Anguita, J. Op Cit, 1989

[8] Informe realizado por la Lic. en Servicio Social Elizabeth Trpin en el marco de la presentación del Barrio J. D. Perón al PRO.ME.BA.

[9] CHANDIA, S. Y VIRRARUEL, G. 2001. OP. CIT.


Ponencia presentada en el Sexto Encuentro Internacional Humboldt. Villa Carlos Paz, Argentina. Setiembre de 2004.




Descubre "La otra cara de Papá Noel".
Bájate el vídeo (70 seg.) entrando aquí:


Algunos de los cientos de artículos en venta o subasta en eGrupos.net
 
  • DELL LATITUDE C600 ( 490 USD) 
     
  • PINTURA, ART FINE, ANTONIO CLAVÉ . ( 72000 EUR) 
     
  • GAVETA PORTA DINERO SERIAL O INTERFASE IMPRESORA ( 365000 VEB) 
     ¿Tienes algo que deseas vender? ¿O comprar? ¿Quieres ver tu anuncio aquí, gratis? 
    ¡ Visita hoy mismo EGRUPOS.NET !

     
    ------=_NextPart_000_0041_01C4F457.00FD2A20--