Inicio > Mis eListas > elmistico > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 295 al 324 
AsuntoAutor
sitio de descarga Delmy Sá
Re: libros gratis Delmy Sá
libros gratis. JUAN CAR
libros gratis en i Delmy Sá
razones de la buen victor
EL PODER DE LA MEN victor
ACTITUD MENTAL POS victor
Un poco de humor y victor
corrigiendo hoja w Delmy Sá
Re: corrigiendo ho Isabel
Re: corrigiendo ho Gabriel
Canalización del A victor
Canalización en vi victor
Mensaje del maestr victor
el Maestro Tibetan victor
El significado de victor
EL PICAPEDREDO victor
El Maestro Príncip victor
Canalizado por Lee victor
Sitio filosofía in Gabriel
Fw: Sitio filosofí Gabriel
Encuesta Nueva Tit Centro d
acharia Austria,
Edicion de revista Quintin
Encuesta Nueva Tit Centro d
¿Se están quedando victor
sobre la individua victor
Re: sobre la indiv flia. de
Poemas de krishnam victor
Encuesta Nueva Tit Centro d
 << 30 ant. | 30 sig. >>
 
El Mistico
Página principal    Mensajes | Enviar Mensaje | Ficheros | Datos | Encuestas | Eventos | Mis Preferencias

Mostrando mensaje 326     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto:[elmistico] El significado de la vida...
Fecha:Sabado, 17 de Enero, 2004  22:01:02 (-0300)
Autor:victor <victor @...............ar>

El significado de la vida

Jeshua ben Joseph CANALIZADO por JUDITH COATES,

Universidad de Oakbridge ,EE.UU.

Traducción: Luciana Sinatra

Anita Manasse - estrellam@sion.com

17 de Julio de 2003

 EL SIGNIFICADO DE LA VIDA

 Amado, en momentos pasados hemos hablado de la interdimensionalidad del tu, del Yo interdimensional que está más allá del yo que tu ves como el individuo que dices ser ahora en este día y tiempo. Hemos hablado del Yo interdimensional, tu único Yo . No está enfocado sobre un yo como energía individuada, pero es, en Verdad, el verdadero tu. Es la matriz de la que atraes la energía, la energía creativa, para ser el individuo con el cual te identificas ahora.

  El Tú interdimensional

 Hemos hablado de este Tu interdimensional como el más maravilloso océano del ser. Hemos hablado de él como la Mente de Dios, porque verdaderamente es la Existencia, la conciencia de Dios, la Totalidad, la Fuente creativa. Y lo que haces a cada momento es un gran milagro; traer el foco de atención tan completamente hacia una expresión individual de la Totalidad de tu ser que temporalmente apartas el recuerdo de tu Totalidad. Es un milagro que a cada momento te reconozcas como un ser individuado. Y lo haces por la aventura del Tu creativo, para ver qué puedes experimentar y qué puedes expresar y qué puedes cambiar a cada momento.

 Te hablaría ahora acerca de mundos dentro de mundos y de dimensiones dentro de dimensiones, y de dimensiones donde no existen las fronteras ni las limitaciones. Porque el lugar donde has depositado tu foco ahora en este momento, está dentro de un concepto de la esfera del tiempo. Y es verdaderamente eso: Es una esfera, un concepto donde tu ves las cosas como lineales y si embargo todo el tiempo es ahora. Todo el tiempo es ahora; todo el tiempo está dentro de la esfera del concepto del tiempo. 

 Vuelves atrás en la historia o incluso en esta vida hasta un punto donde algo pasó, y tu te ves a ti mismo estando en otro punto, y lo que conecta esos dos puntos es la línea recta, y tomas eso como verdad, la “t” pequeña del tiempo lineal. Te proyectas hacia el futuro. Ves una película de ciencia ficción tal vez, de algo que va a ocurrir en el futuro, o lees artículos de lo que va a ser en el futuro, y tu te ves a ti mismo en este punto, y ves a ti mismo y a esos eventos en otro punto del tiempo y dices, “Eso es el futuro. Existe una línea hacia ese futuro, y estoy viviendo una progresión, una progresión lineal de experiencia.”

 Ahora al mismo tiempo dentro de la esfera del tiempo, tu estás viviendo también todos los otros puntos, y querrás conectarte con otras vidas, otras expresiones de tu ser en otros períodos de vida en lo que verías como el pasado o el futuro, tu puedes hacer eso, porque no hay separación. Tu puedes ir dentro de lo que tu ves como vidas pasadas y hacer aparecer las cualidades, las experiencias, los tesoros que has tenido en esos períodos de vida y traerlos hacia esta realidad de ahora para que te sirvan como tesoro, como experiencia, para ver cómo enfrentar lo que sea que estés atravesando ahora.

 Puedes hacer lo mismo con ir al futuro, porque el futuro es ahora. Tu estás haciendo tu futuro incluso ahora mientras estás aquí sentado contemplando lo que puede ser el futuro, lo que debería ser, lo que será, lo que esperas que podría ser, etc... Tu estás haciendo tu futuro incluso mientras hablamos, porque estás jugando con ideas, percepciones, limitaciones y estás empujando hacia fuera las limitaciones de lo que ha sido aceptado por ti y por la conciencia colectiva por tanto tiempo.

 Existen muchas expresiones dentro de la Mente de Dios. Hay muchas expresiones y experiencias de tu sagrado Yo. Esta no es más que una de ellas, aunque vieras todo lo que está contenido dentro de este punto de foco dentro de la esfera del tiempo, y yo te diría que esta esfera de conciencia, y el concepto del tiempo no es más que una sola realidad.

  

El Vasto Océano

 

Es como verías la gota de agua dentro del vasto océano. Y existen muchas, muchas realidades donde tu conoces lo ilimitado, donde fluyes como cristal líquido y tienes la conciencia de ser. No es que vas hacia la nada de lo desconocido, sino que tienes conciencia de ser, y aún así sabes que eres ilimitado. Sabes que eres luz, risa, alegría expandida. Y no sabes lo que es estar constreñido por el tiempo o por los años o por el certero envejecimiento del cuerpo. Existen muchas experiencias dentro de la Mente de Dios, tu Yo interdimensional, que no tienen forma como la forma que tu tienes ahora. Conciencia, sí. Conocimiento, sí. Existencia, sí. Inteligencia, sí, más vasta incluso – y no es que quiera ofenderte – pero más vasta incluso que la inteligencia que pretendes tener ahora en este punto de la conciencia.

 Eres mucho más grande que el punto de foco que haces en este momento del tiempo. Tu estás fuera del tiempo, y aún así estás dentro del tiempo. Tu estás fuera del espacio, y aún así estás dentro del espacio y estás ocupando espacio, en tanto que comprendes las leyes físicas. Tu estás más allá de cualquier restricción de expresión, aunque el cuerpo te hablará de cierta limitación. Tu estás más allá de eso, y ahí es donde entra el roce de tanto en tanto, porque tu sabes que eres más allá de lo que tu cuerpo te dice, que más allá de lo que el cuerpo sugeriría, está la verdad de tu ser. Tu estás más allá de eso, y la fricción viene cuando el cuerpo te dicta ciertas limitaciones, y sabes que esas limitaciones no son reales, y aún así ¿cómo haces para superar la conciencia colectiva que cree tan fuertemente en la forma física? Gradualmente. Así es como lo estás haciendo. Has decretado que será una evolución de la conciencia. Pero también has decretado que vas a acelerar el proceso para llegar al lugar donde tu conoces tu Ser sagrado.

 Evolución de la conciencia

 Tu estás empujando las fronteras de la conciencia colectiva. Pero has instalado una medida de seguridad dentro de esta realidad, dentro del concepto del tiempo, donde has dicho que habrá un proceso. Habrá tiempo para pensar en las consecuencias – y al mismo tiempo te impacientas con el proceso, porque recuerdas la manifestación instantánea, y sabes que, en Verdad, manifestar no lleva tiempo. Puede ser en un instante. Pero yo te digo que hay un valor en el proceso. Es una medida de seguridad, y funciona muy bien.

 

Fuera del tiempo, imagínate por un momento como un flujo de cristal líquido. Si puedes imaginar un cristal siendo calentado, aunque sea en términos físicos, hasta el punto en que se vuelve líquido y fluye con la conciencia de ser, tal vez sin una meta como hacia dónde es que va a fluir, sino simplemente una Existencia del flujo, o una conciencia dentro de la luz – llamémoslo así, si quieres – Inteligencia, y está fluyendo. No tiene que tener un objetivo en mente.

 El objetivo generalmente está orientado dentro del tiempo, dentro del concepto del tiempo. Pero tu eres Luz, Inteligencia, experimentando y expresando, ilimitada, sólo por la pura alegría de ser, simplemente por saber que Eres, totalmente fuera de cualquier restricción, viviendo en la Mente de Dios, expresándote como la Mente de Dios, y mirando dentro del más maravilloso concepto del tiempo para ver lo que está sucediendo allí, como lo harías tal vez dentro de una bola de cristal, para ver lo que pasa, y para elegir, una vez cada tanto, venir y ser una parte de eso, o para mirar dentro de otros conceptos de dimensiones y realidades que aún así son conceptos, y para ver lo que está sucediendo dentro de esos conceptos, y para ver si quieres ser una parte de ese concepto, esa realidad, o no.

 Para hacer lo que haces con tu aparato de televisión, saltar los canales para ver lo que hay, simplemente para ver lo que se está jugando ahora. Miras los cines para ver lo que están dando ahora en las películas. Tu Yo sagrado hace eso: mira dentro en ti. El Ser mayor de ti mira para ver, “¿En qué drama está ella ahora? ¿Qué drama se está construyendo él para sí mismo ahora? ¿Qué paz está encontrando ella, madurez? ¿Qué soluciones, qué preguntas, que interrelaciones están ocurriendo?”             

 

Viviendo en la Mente de Dios

En otras realidades que no están dentro del concepto del tiempo existen interrelaciones también, y hay un conocimiento de una cierta comunión en el fluir, un compartir, una mente que se funde, si quieres, y luego un acuerdo de ir por caminos separados nuevamente, aunque en absoluto separados.

 Lo que estoy haciendo contigo en este momento, justo ahora, es importunar a la mente, para traerte a un punto donde comprendas el concepto de esta realidad temporal, y que la veas como sólo un concepto, un hermoso concepto, dentro de Aquello que es mayor y está verdaderamente fuera de todo concepto, a pesar de que contiene los conceptos de diferentes realidades. Esto es difícil, explicar dentro de un concepto finito lo que es infinito y más allá del concepto. Pero te estoy fastidiando con esto para que juegues con, “Tal vez no importa mucho lo que el cuerpo me dice, lo que el mundo me dice. Tal vez yo no viva en el mundo sino que el mundo vive en mí. El mundo es mi creación, no estoy a merced del mundo, del cuerpo, de las decisiones de otros. No soy vulnerable, no puedo ser amenazado por nada que parezca venir con apariencia amenazante o trastornante o insegurizante” – la cual sé que no es una palabra, pero estoy inventando una nueva. Tu Yo sagrado no puede ser amenazado. Ni siquiera comprende el concepto de ser amenazado. Tu Yo sagrado es eternamente continuo.

 El significado de la vida es expansión. Tus científicos están descubriendo ahora por su remembranza que tu universo se está expandiendo. Y lo están probando por lo que ven en la más maravillosa tecnología de sus telescopios, los que están situados aquí en nuestra sagrada madre, en la Tierra, en este planeta, y los que están afuera en el espacio, viajando para obtener una perspectiva diferente y para traer al recuerdo de algunos aquí la luz que ha sido, de manera que haya una comprensión de lo que ha sido en el comienzo, como ellos lo llaman.

 El significado de la vida es expansión. Es estar eternamente en curso, incluso dentro del concepto del tiempo. Y ustedes son unos que, por lo que hemos estado hablando justo ahora, están haciendo estallar la burbuja del concepto del tiempo, y caminan fuera de esa burbuja por un momento o algo así – lo cual aún es un poco un acertijo el usar esa terminología – pero por un momento más o menos, ustedes caminan fuera del concepto del tiempo y se ven a ustedes mismos estando en el flujo infinito de la Existencia la cual continúa eternamente.

 Yo y el Padre somos Uno

 

El significado de la vida es ir por ella, vivirla. He venido para que ellos puedan tener vida, y que puedan tenerla más abundantemente. En otras palabras, saber verdaderamente Quién eres y vivir desde el lugar del Yo sagrado. Yo y el Padre somos uno. Yo soy la expresión del Padre. Yo soy Vida eterna, incluso más allá de la eternidad, la cual es aún un concepto del tiempo. Yo soy aquello que soy, no circunscrito por ningún concepto o restricción.

 La vida es expansiva. Por eso es que tienes ideas de hacer cosas. Por eso es que luego de estar sentado un rato en tu trasero, quieres estar levantado y haciendo. Por eso es que estas eternamente imaginando lo que puedes hacer, dónde puedes ir, con quién puedes hablar, las ideas con las que puedes jugar, por qué tienes proyectos que quieres concretar. La vida es expansión. E incluso luego de que sueltas el cuerpo, la expansión no se detiene. En Verdad, te expandes incluso más, porque no estás restringido por la creencia de lo que el cuerpo te ha estado diciendo que debe ser la fisicalidad, de acuerdo con todas las leyes físicas que ustedes como colectivo han acordado. Tu vas más allá del cuerpo. Vas más allá de un cierto punto, un punto maravilloso, hacia la conciencia infinita de tu Totalidad. Y luego eliges, si quieres, volver dentro del concepto del tiempo en otra realidad dentro del tiempo o no. Tu puedes elegir.

 Muchos de ustedes han dicho, “Ésta es la última vida que voy a tener en este plano. Voy a completar todo en esta vida así no tengo que volver aquí de nuevo.” Bueno, tengo noticias para ustedes. Ustedes no tienen que volver aquí. Siempre es una elección. Pero muchas veces elegirán volver porque ustedes son curiosos. Quieren saber, “¿Cuán expansivo puedo ser dentro de las restricciones de la conciencia colectiva?” Eso es lo que han estado haciendo en esta vida. “¿Cuán expansivo puedo ser dentro de las fronteras que la conciencia colectiva ha erigido como verdad, “t” pequeña?”

 Y se han encontrado con que son los iconoclastas, los que siempre están yendo más allá de las fronteras, los que siempre están buscando algo más, algo diferente, siempre queriendo saber. “Tiene que haber más. Sé que hay más que simplemente este concepto del tiempo, maravilloso como es. Hay más para mi, y quiero conectarme con ello una vez más y hacer lo más milagroso. Quiero traer esa conciencia incluso dentro de los confines de la esfera del tiempo y de la realidad limitada”. ¿Ven cuán grandes que son como maestros – que lo son – que incluso se atreven a tener un pensamiento tal? Pero lo han hecho una y otra vez. Es un papel que conocen muy bien, porque lo han jugado muchas veces, donde ustedes han mirado dentro de una realidad y han dicho, “Ajá. No estaría mal ir ahí dentro y tal vez empujar algunos límites, aunque eso haga que mi familia biológica se moleste un poco conmigo, aunque haga que la relación me tenga un poco cuestionado. Tu sabes, realmente no me molestaría jugar ese papel por un rato.”

 Y luego ustedes vienen como el niño pequeño, y aprenden todo lo que la conciencia colectiva dice que es verdad, la “t” pequeña, y consienten en olvidarse por un rato. Y aún así está esta Voz interna dentro de ustedes la cual los incita a explorar, a buscar, a saber, a encontrar eso que se siente como el Hogar, y a estar con otros que reconocen el Hogar cuando lo encuentran en ustedes, en tanto que lo encuentran en sí mismos. Por eso es que van a reuniones para encontrar a los que tienen una mente parecida; ustedes leen libros, artículos para encontrar la chispa del recuerdo del Hogar.

 

El Padre es amor

 Cuando les dije que el Padre es amor, era para transmitir la idea de la expansión. Porque cuando te has enamorado de alguien, así como cuando estás enamorado de una mascota amada, o enamorado con una puesta de sol o con el amanecer, hay una expansión que sucede dentro tuyo. Sientes tu alma entera que se abre, como la flor que se abre al sol. Y esa expansión es la Vida misma. Es el significado de la vida. Es Tu significado. Es tu verdadera naturaleza. Y cuando las profecías de oscuridad y tristeza y del fin del mundo vienen a ti, hay una reacción que sientes. Hay un cierre incluso en el plexo solar – bien nombrado por el sol, la luz – del cuerpo que no se siente bien. Se siente como una constricción. Así que cuando te hablan de oscuridad y tristeza y del fin del mundo, hay una gran parte de ti que se levanta y dice, “Esto no es verdad. Sé que no es verdad. Sé que he vivido – y lo has hecho – a través de muchos finales y que eran simplemente conceptos de finales, y no eran Verdad, con “V” mayúscula”. Dramas, sí, aventuras, sí, y ustedes han jugado sus partes muy bien. Pero no es Verdad, con “V” mayúscula.

 La vida es expansiva, incluso la vida individual tal como la has reclamado en esta parte de tu ser. Es expansiva. Por eso es que te atrapan las ideas nuevas. Por eso es que te sientes expansivo cuando te contemplas yendo hacia algún lugar, haciendo algo nuevo. Sí, puede haber un sentimiento de cuestionamiento si es que estás yendo dentro de territorios nuevos, tal vez un nuevo trabajo, o incluso un nuevo lugar de residencia, una nueva locación. Hay un poco de excitación, y esa excitación es verdaderamente tu expansión. Es traer la sagrada energía del creador.

 Ya has consentido suficiente tiempo lo que el mundo dice que tiene que ser, todo el drama del mundo. Has visto mucho del drama y sabes que se repite a sí mismo una y otra vez. Y continuará dentro del concepto del tiempo y la realidad del tiempo lineal como es visto. Habrá una repetición y una repetición y una repetición y una repetición hasta que algunos como tu hagan estallar la burbuja del tiempo mismo, y se muevan fuera de él para ser los espectadores de lo que está ocurriendo dentro del concepto del tiempo, incluso este punto, justo aquí, dentro de la esfera del tiempo, e incluso se moverán fuera de la esfera lo suficiente como para decir, “Hey, sabes, mira todas esas galaxias que están reconocidas dentro de la realidad del tiempo. Mira lo que están haciendo. Se están expandiendo. ¿Qué es lo que eso va a hacer con el concepto del tiempo?”

 

Expansión

 Lo que va a hacer es cambiar, una expansión, si quieres. El significado de la Vida es la expansión, la creatividad, el ir por ello. Hacer aquello que has estado deseando hacer. Permítete jugar con el concepto del tiempo en tu meditación, en tus reflexiones, en momentos en los que estás haciendo las actividades diarias que no requieren demasiado que hacer a la mente, y encuentra a tu mente vagando sobre otras ideas. Juega con, “¿Qué podría haber fuera del concepto del tiempo? No solamente de este punto del tiempo, sino de todo el tiempo. Dios mío, si hay algo fuera de eso, ¿qué es?” Y te encontrarás, a tu verdadero Yo, en esa expansión, y sentirás y sabrás verdaderamente que la Vida no es el cuerpo. El cuerpo te sirve bien, sí, para un punto de foco en un período de vida. Pero el cuerpo no es Quien eres . La Vida es quien eres. La expansión, la continuidad de la vida es Quien eres. Y las ideas, la conciencia de las ideas con las que juegas, son parte de la creatividad de la totalidad de ti mismo. Esa es la Vida misma, y no tiene que ser, no está, circunscrita, constreñida por la fisicalidad.

 Ahora, no estoy diciéndote en estas palabras que deberías matar al cuerpo. Eso no es lo que estoy diciendo, porque el cuerpo es lo más maravilloso, y tu lo has elegido de manera que puedas caminar por esta vida en relación con otros, y de manera que puedas tener el placer físico del cuerpo. No estoy diciendo que mates al cuerpo de forma que puedas salir del concepto del tiempo. Pero lo que estoy diciéndote es que la Vida misma es la expansión de la Existencia creativa, y que vives esa vida sin tener cuidado de las leyes físicas. Y eso, mis amados, es liberar. Esa perspectiva libre es donde yo vivo y viví, incluso en la cruz, hasta el punto de la muerte del cuerpo. Yo aún estaba vivo, incluso con la muerte del cuerpo. ¿Comprendes ese punto? Bien.

 La vida, el significado de la vida, es expansión, continuidad, creatividad. Y cuando te permites a ti mismo moverte hacia el lugar del Observador, salir fuera del tiempo sólo por un momento o un poco más, cuado te permites moverte dentro de la conciencia del Yo interdimensional el cual no está restringido por ninguna dimensión, ninguna realidad, comienzas a sentir el sabor de cuán infinito, poderoso y creativo eres. He hablado muchas veces con ustedes acerca de cómo ustedes son una extensión del Padre, venida a este plano de realidad. Les hablé en términos que pudieran ser comprendidos como el hijo del Padre, que es lo que realmente son. Y luego vino el concepto de que ustedes eran co-creadores de la realidad que experimentan. Y luego dimos un paso más hacia el lugar donde estoy ahora, inculcándoles que son una extensión, no sólo un co-creador, no sólo el niño al que ustedes verían como un vástago, sino una extensión del Padre, el creador Único, venido hasta este punto de realidad para vivir la vida humana desde un punto de vista divino. Y ustedes sabían esto cuando eran niños pequeños, cuando corrían libres e inocentes por al menos un momento antes de que toda la sociedad y los padres aplicaran sobre ustedes los “deberías” y los “no deberías”.

 ¿Así que a dónde te lleva? Te lleva al lugar de la Totalidad de tu ser, más allá y más acá del tiempo. Te lleva a la Mente de Dios. Te lleva a tu verdadero Yo, tu Yo sagrado. Tu vives la vida humana, sí, pero la vives desde una perspectiva divina. Eso es lo que acordaste que harías. Sufrirías las lanzas y las flechas del mundo, sí, y luego les permitirías rebotar fuera de ti, porque el Yo sagrado verdaderamente no puede ser amenazado, no puede ser herido. Tu Yo sagrado está fuera del tiempo, antes y después.

 A menudo les he dicho que cuando el propósito del tiempo ha sido cumplido – en otras palabras, cuando algunos han jugado con el concepto del tiempo hasta el punto en que han dicho, “Ahora lo conozco, dentro y fuera, íntimamente, cada punto dentro de él; estoy satisfecho, saciado, completo con eso” – entonces las galaxias en expansión se habrán expandido dentro de la Totalidad que eres tu, dentro de la Mente de Dios, que eres tu.

 Así que te agradezco por lo que estás haciendo en este día y momento, porque estás permitiendo que la mente individual, con “m” minúscula, juegue con la posibilidad, la probabilidad, y la realidad de la Mente, “M” mayúscula, de ti, de Dios. Tu eres Dios. Por eones de tiempo, como tu comprendes el tiempo lineal, has reverenciado a Dios en algún lugar fuera de ti, y has dicho que este Dios es Todopoderoso, y lo Es. Pero te has olvidado que no estás separado de este Dios al cual reverencias. En tanto que has vivido un período de vida, has sido el punto de conciencia de la Mente de Dios, como la Vida misma, en cada período de vida. De manera que a pesar de que negaras eso que eres en cada vida, y habrás dicho, “Pero Dios está ahí afuera en algún lugar, Todopoderoso, y yo estoy aquí en algún lugar, separado”, tu en ese período de vida, como una expresión de la Vida eras, has sido, serás y eres la Mente de Dios expresada. ¿Lo comprendes? Muy bien.

 Con ese pensamiento en mente, te permitiré que lo contemples, que vivas en expansión, que des los abrazos, que des el coraje a algunos, que vivas como la Luz que eres y que celebres la Luz en este mes y en los que siguen, y que sepas que la Vida es realmente expansiva, que no termina con la muerte del cuerpo, que no comienza con la elección de un cuerpo, sino que es eternamente continua. La Vida es lo que tu haces de ella. Es expansiva. Tanto si lo niegas como si lo aceptas, es expansiva. Ve con ese pensamiento en la mente y vívelo verdaderamente.

Así que sé eso.

 Jeshua Ben Joseph (Jesús)

Expresándose a través de Judith Coates,

Universidad de Oakbridge, EE.UU

Traducción: Luciana Sinatra