Inicio > Mis eListas > elmistico > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 16203 al 16232 
AsuntoAutor
Rv: Saludos y ojal maria Go
uso de llama viole marciapi
RE: uso Luis Cor
Re: Rv: Saludos y Alvaro A
Re: Rv: Saludos y lissette
=?UTF-8?Q?RE=3A_=5 Luis Rod
=?UTF-8?Q?RE=3A_=5 Luis Rod
RE: uso MP PG
RE: uso MP PG
RE: Jose Orl
RE: RE: Kim Arta
RE: uso Luis Cor
=?utf-8?Q?Re:__uso Avepo
Rv: SON LAUREADO D javier h
Jorge Bucay =?UTF-8?
Meditacion de armo vhvillac
(365 MEDITACIONES =?UTF-8?
:) =?UTF-8?
Los "NO" que te sa =?UTF-8?
Para ser Feliz =?UTF-8?
Abrete con la ampl =?UTF-8?
"LAS CINCO PERSONA =?UTF-8?
Gente toxica =?UTF-8?
meditacion creativ vhvillac
RE: Gente toxica Ale Land
RE: Gente toxica Xuxep H
El Punto Negro =?UTF-8?
De paso. =?UTF-8?
Latín -leer =?UTF-8?
NUESTRA MISION DE =?UTF-8?
 << 30 ant. | 30 sig. >>
 
El Mistico
PŠgina principal    Mensajes | Enviar Mensaje | Ficheros | Datos | Encuestas | Eventos | Mis Preferencias

Mostrando mensaje 16270     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto:[elmistico] NUESTRA MISION DE VIDA
Fecha:Domingo, 6 de Enero, 2013  16:58:07 (-0430)
Autor:=?UTF-8?B?4py/LuKAokR1zrJyYXNrYeKAou+9peKcvw==?= <oyinokan @.....com>



Unos textos enriquecedores para compartir con quien quiera estar abierto a la vida...

Tomados de la pag:


http://www.narendrayoga.netai.net/tumision1.html


Comparto aqu√≠ un art√≠culo que publiqu√© en la octava entrega de la Colecci√≥n "CONCIERTO PARA EL ALMA", de Ediciones Vergara de Argentina. Para la p√¡gina, he intercalado m√¡s informaci√≥n.


¬¿CU√ĀL ES TU VOCACI√ďN?
¬¿QU√Č VINISTE A HACER A LA TIERRA?
¬¿ESTAS SIENDO FIEL A TU ALMA?


"Todas las personas al comienzo de su juventud saben cu√¡l es su Leyenda Personal. En ese momento de la vida todo es claro, todo es posible y no tienen miedo de so√Īar. No obstante, a medida que el tiempo va pasando, una misteriosa fuerza trata de convencerlas de que es imposible realizar esa Leyenda Personal".

P. Coelho

¬¿Qu√© es lo que nos sucede, cuando a pesar del hecho de que tengamos "todo lo que deseamos", l√©ase salud, familia, dinero, trabajo, etc, sin embargo generalmente no logramos sentirnos en paz? ¬¿Por qu√© pareciera que siempre nos falta algo?

La respuesta a esta milenaria pregunta puede abordarse desde diversos puntos de vista. En esta oportunidad, he elegido desarrollar el punto de vista relacionado con la vocaci√≥n personal. Entiendo que la insatisfacci√≥n a la cual me refiero, esta relacionada con el hecho de que las mas de las veces nos avocamos a tareas diametralmente opuestas a las que desear√≠a realizar nuestra alma. De manera tal que dej√¡ndonos influenciar por circunstancias y voces externas, terminamos siendo y haciendo algo muy alejado a lo que, en lo m√¡s √≠ntimo, quisi√©ramos ser y hacer. Como l√≥gica consecuencia, no logramos satisfacer a los dem√¡s ni a nosotros mismos.

Por regla general, en los centros de educaci√≥n, a nivel mundial, desde la escuela hasta la universidad, "se corta a todo el mundo con la misma tijera"; se nos prepara as√≠, para poder pertenecer a una fabrica llamada la fabrica de la productividad, la cual lamentablemente lo que mas produce es gran confusi√≥n... B√¡sicamente, mediante este mec√¡nico andamiaje, nos formamos masivamente para trabajar, para as√≠ ganar dinero, para poder comprar cosas que en su mayor√≠a no necesitamos... Entreverados en estos menesteres, las mas de las veces elegimos la carrera equivocada, y terminamos sinti√©ndonos "como sapo de otro pozo", lo cual a la larga nos proporciona hast√≠o, desdicha y enfermedad.

Para comenzar a revertir esta inconducente situaci√≥n, tanto los padres como los docentes, debemos aprender a estar atentos a las se√Īales de nuestros ni√Īos, darnos cuenta de cuales son sus naturales inclinaciones y facilitarles el camino para que desde temprana edad, puedan expandirse en el campo que mejor les avenga, sea cual sea. Comprendamos que somos sumamente irresponsables e irrespetuosos, cuando orientamos a nuestros hijos tendenciosamente conforme indican nuestros propios anhelos. Nos equivocamos severamente cuando interferimos de esa manera en el destino de los dem√¡s. No tenemos que pretender que desarrollen perfecci√≥n en ning√ļn oficio o profesi√≥n en particular. Tenemos que intentar ser diestros en el arte de darles la libertad y la orientaci√≥n necesaria que los ayude a lograr ser... perfectamente felices.

Es tiempo ya sobrado, de cambiar los m√©todos educativos mundiales, logrando que se conviertan en un medio capaz de ayudar al individuo a educir su verdadero potencial, a cultivar sus particulares dones, sus tendencias innatas, todos aquellos recursos que cada quien "trae puestos" por naturaleza, prontos para ser entregados como maravillosa ofrenda en medio del entorno en el que la vida haya colocado a cada quien. Reci√©n entonces, lograremos conformar una sociedad m√¡s sana, creativa y feliz.

Es maravilloso aprender a disfrutar de cada minuto, haciendo lo que m√¡s nos apasione, que es precisamente aquello que vinimos a hacer. Podremos percibir inequivocamente cuando damos en la tecla, porque al realizar nuestra precisa tarea nos sentimos exactamente como si estuvi√©ramos enamorados, pero en vez de estar enamorados de una persona, lo estamos de nuestra misi√≥n, de nuestra vocaci√≥n; ella se transforma en algo que nos incentiva grandemente, que nos produce profundo bienestar, se convierte en fuente inagotable de pensamientos; es algo que deseamos desarrollar por encima del resto de nuestras actividades, con contagioso entusiasmo, seguros de que es "eso" y particularmente "eso"; una actividad que le da un sentido especial a nuestra vida. Es como si nos regalaran un instrumento musical y empez√¡ramos a tocarlo perfectamente, casi sin haber aprendido nada al respecto. La m√ļsica que emane de √©l ser√¡ hermosa y embelesar√¡ a todo el que la oiga. Ser√¡ la m√¡s colosal de todas las que podamos emitir, por que estar√¡ en sinton√≠a con la paz y la dulzura que nos proporciona estar donde debemos estar. En lenguaje criollo, me estoy refiriendo al tan mentado dicho de nuestro amigo Mart√≠n Fierro: "cada lech√≥n en su teta es la forma de mamar". As√≠ de sencillo.

En terminolog√≠a s√¡nscrita existe una palabra que ilustra a la perfecci√≥n el concepto que deseo desarrollar. Esta palabra es Dharma: "aquello que hace que una cosa sea lo que es", es decir, la naturaleza propia de cada ser: Por extensi√≥n entonces, Dharma es el modo correcto de actuar correspondiente a cada ser, de acuerdo con su peculiar naturaleza.

En el mismo sentido, frente a la pregunta de ¬¿C√≥mo saber cu√¡l es nuestra verdadera misi√≥n?, comparto un extracto del Bhagavad Gita comentado por el Acharya Vinoba, el cual arroja m√¡s luz sobre el tema: "Nuestro Dharma nace en el mundo, junto con nosotros. La sola idea de ir a buscarlo, es de por s√≠, extra√Īa. Cuando un hombre nace, su SVADHARMA (propio drama) nace con √©l. Como un ni√Īo no precisa ir a buscar a su madre, as√≠ tampoco precisamos ir en pos de nuestro SVADHARMA. Es nuestro desde el comienzo. Siempre que debamos ir en b√ļsqueda de nuestro SVADHARMA, estemos seguros que all√≠ habr√¡ alguna clase de ADHARMA (aquello que es opuesto al Drama, una forma err√≥nea de actuar), o PARADHARMA (el Dharma de los otros, el cual no nos es propio), estemos seguros de que alguna acci√≥n errada o que pertenece a otros, estamos realizando". Hay algo muy especial que cada uno de nosotros vino a realizar a la Tierra y es nuestra mayor responsabilidad encontrarlo y desarrollarlo. Cuando utilizo la palabra especial, no me refiero a que sea algo particularmente importante o destacado para el medio, sino simplemente esa tarea que nos corresponde por naturaleza. El sol cumple con su dharma "al salir todos los d√≠as por el horizonte", la abeja haciendo su miel, los √¡rboles dando sus frutos, etc. "Los ojos horizontales, la nariz vertical", dicen los maestros zen. As√≠ como cada cosa tiene su lugar, a nosotros nos sucede lo mismo y conviene darnos por enterados. La abeja no puede dar frutos y el √¡rbol no puede hacer miel. ¬¿Por qu√© entonces, tantos humanos viven alejados de su vocaci√≥n? ¬¿Ser√¡ que interpretaron mal el sanscrito y en vez de encontrar su Dharma lo que buscan es vivir en medio del Drama?

Mi intenci√≥n es que la lectura de lo que sigue a continuaci√≥n, pueda ayudarnos a reflexionar sobre el tema, dado que lo considero de gran importancia, a la hora de hablar de llevar una vida digna y disfrutable. Luego de reflexionar profundamente, ojal√¡ estemos siempre bien dispuestos y con el suficiente valor para poder realizar los cambios pertinentes que entendamos son necesarios realizar para reajustar el rumbo de nuestra vida. Ojal√¡ nos queramos lo suficiente para darnos cuenta de que merecemos ser felices aqu√≠ y ahora, para lo cual es fundamental que podamos ser sumamente generosos con nosotros mismos. Si vivimos haciendo algo que no tenemos mas ganas de hacer, algo con lo cual no nos identificamos coraz√≥n adentro, estaremos cabizbajos y meditabundos y eso ser√¡ lo que contagiaremos a los que nos rodean, y esa ser√¡ tambi√©n nuestra cosecha. Ya hay a nuestro alrededor, demasiado campo sembrado de hast√≠o. Aportemos algo diferente.


EL HACER REFLEJA
NUESTRA CONCIENCIA DEL SER


Cuando lo que buscamos es Ser, las acciones correctas son inevitables. Así como las ruedas de la carreta siguen los pasos del buey, de la misma manera la felicidad sigue a las acciones correctas.

Lo primero que tenemos que averiguar antes de definir concientemente para qu√© estamos sobre la superficie de este maravilloso planeta, adentro de un cuerpo f√≠sico, es: saber quienes somos. Es necesario que nos preguntemos a nosotros mismos: ¬¿Qui√©n soy yo en el fondo? ¬¿Qui√©n soy yo, mas all√¡ de todas las etiquetas coyunturales que adornan mi alma?

Investigar sobre este peque√Īo gran detalle nos puede llevar libros enteros que quiz√¡s podamos empezar a compartir en pr√≥ximas instancias. No obstante, me parece un elemento muy importante a tener en cuenta a la hora de poder definir nuestras acciones. "Cuando lo que buscamos es Ser, las acciones correctas son inevitables". ¬¿Estamos buscando al Ser o mediocremente nos conformamos cultivando el parecer...? ¬¿Cu√¡nto tiempo dedicamos cotidianamente a Contactarnos con lo que Realmente somos? Jos√© Mart√≠ dec√≠a: "el verdadero hombre va hasta la ra√≠z de las cosas; lo dem√¡s es reba√Īo". Y la ra√≠z de la cosa est√¡ en poder descubrir cu√¡l es nuestra verdadera identidad. Reci√©n entonces estaremos en condiciones de dar adecuada direccionabilidad a nuestra vida.

El secreto de la existencia no consiste solamente en vivir, sino en saber por qu√© vivimos. ¬¿Cu√¡l es el prop√≥sito de nuestra vida? ¬¿Sabemos realmente para qu√© estamos encarnados en un cuerpo, con el aqu√≠ y el ahora tan hermosamente disponibles a nuestros pies? ¬¿Qu√© es lo que m√¡s deseamos alcanzar en nuestra vida? ¬¿Sabemos que existe algo llamado perfecci√≥n y que habita en nuestro interior? Hasta que no definamos claramente estas cuestiones, ser√¡ dif√≠cil que entendamos para qu√© hacemos lo que hacemos. Conforme sean nuestras respuestas, ser√¡ nuestro accionar.

Una de nuestras principales tareas en este alucinante proceso de autoconocimiento por el que todos tenemos que transitar mientras estemos respirando, es aprender a liberarnos de los condicionamientos humanos para despertar la condici√≥n humana, la cual es Sagrada. Nuestro olvidado puerto. La humanidad vive despertando. Como consecuencia de ello, paulatinamente, casi sin que nos demos cuenta, la vida de todos camina hacia lo sagrado. Naturalmente esto va abriendo nuestros ojos, nos va preparando para convertirnos en creadores de una nueva humanidad, en la cual ya no es suficiente tener casa, auto, un buen trabajo y vacaciones una vez por a√Īos, ya no interesa luchar en contra de un sistema que se est√¡ cayendo solo. Estamos aprendiendo a percibir nuevos horizontes...

Sogyal Rimpoche, en su libro tibetano de la vida y de la muerte nos dice al respecto: "La sociedad moderna me parece una celebración de todas las cosas que alejan de la verdad, que hacen difícil vivir para la verdad y que inducen a la gente a dudar incluso de su existencia. Y pensar que todo esto surge de una civilización que dice adorar la vida, pero en realidad la priva de todo sentido real; que habla sin cesar de "hacer feliz" a la gente, pero que de hecho obstruye su camino a la fuente de la auténtica alegría". La autentica alegría se encuentra en aprender a ser fieles a nuestra naturaleza y no a un sistema falso que nos conduce directamente al sufrimiento y a la enfermedad". A buen entendedor, pocas palabras...




REFLEXION



Una mujer estaba agonizando.
De pronto, tuvo la sensación de que era llevada al cielo y presentada ante el Tribunal.
"¬¿Qui√©n eres?", dijo una Voz.
"Soy la mujer del alcalde", respondió ella.
"Te he preguntado qui√©n eres, no con qui√©n est√¡s casada".
"Soy madre de cuatro hijos".
"Te he preguntado qui√©n eres, no cu√¡ntos hijos tienes".
"Soy maestra de escuela".
"Te he preguntado qui√©n eres, no cu√¡l es tu profesi√≥n".
Y así sucesivamente.
Respondiera lo que respondiera, no parec√≠a poder dar una respuesta satisfactoria a la pregunta "¬¿Qui√©n eres?".
"Soy una cristiana".
"Te he preguntado qui√©n eres, no cu√¡l es tu religi√≥n"
"Soy una persona que va todos los días a la iglesia y ayuda a los pobres y necesitados".
"Te he preguntado quién eres, no lo que haces".

Evidentemente no consiguió pasar el examen, porque fue enviada de nuevo a la Tierra.

Todas las respuestas que ha dado esta mujer son etiquetas coyunturales. Es necesario que nos preguntemos a nosotros mismos: ¬¿Qui√©n soy en el fondo?

Todos nosotros hace rato que estamos yendo y viniendo sin lograr responder adecuadamente a esta simple y profunda pregunta.

En la selva y en la monta√Īa, en las grandes ciudades comienza a encenderse la hoguera sagrada, la vida toda deviene en ceremonia. Ya no es suficiente tener casa, autom√≥vil y un buen trabajo, ya no apetece luchar en contra de algo que se est√¡ cayendo solo, las fronteras comienzan a ser ignoradas, las etiquetas van perdiendo su capacidad de mantenernos separados. Al revelarse, los corazones descubren que todos somos flores del mismo jard√≠n, que lo diverso en esta nueva fase enriquece la unidad, que juntos podemos volar muy alto.

Disfruta la vida, es tan corta, tan breve. Nadie sabe que va a pasar despu√©s... Uno se aferra a una creencia en el m√¡s all√¡, al para√≠so... hay tantas teor√≠as, profec√≠as, visiones, sue√Īos, pero nada de eso est√¡ garantizado. As√≠ que por las dudas vive bien. Disfruta la vida, aunque sea por si acaso. Vale la pena aprovechar al m√¡ximo esta oportunidad de estar vivos. Disfruta la vida, crece, ama, juega, descubre, explora y comienza ahora mismo. No sigas postergando.

¬¿Cu√¡l es la misi√≥n que tienes en la vida? ¬¿Qu√© h√¡bitos posees? ¬¿Tus h√¡bitos est√¡n en coherencia con tus objetivos y son un avance en ese proceso? Has de cuenta que de vez en cuando escuchas una voz de alguien que te grita y te dice ¬¡alto! ¬¿Qu√© est√¡s haciendo con tu vida? ¬¿Hace cu√¡nto tiempo que llegaste a este planeta? ¬¿C√≥mo est√¡s?

F√≠jate si cada vez eres m√¡s libre. Otro factor indispensable para ser feliz. Recuerda que la libertad est√¡ directamente relacionada con la reducci√≥n de tus necesidades.

Es muy importante ver si estas verdaderamente feliz, si estas amando, si estas disfrutando la vida. Si cuando te mueras, la muerte te va a encontrar cantando y danzando. Como dec√≠a una persona con sabidur√≠a ese d√≠a que present√≠a la muerte... Fue r√¡pido a su casa y pidi√≥ a su compa√Īera que ponga la m√ļsica que a √©l m√¡s le gustaba, y luego le dijo "pon m√¡s fuerte, dancemos m√¡s intensamente por favor, porque creo que me estoy muriendo". Que la vida termine como debe ser. Dignamente. Es decir, una persona que disfruta hasta de la muerte directamente es transferida a la eternidad. Y todo eso comienza con el aprender a estar siempre aqu√≠. Por ejemplo, tu que estas leyendo este mensaje, l√©elo para ti. No mires de reojo para el costado, no pienses en otra persona. Es para Ti.

Una vez vi una pintura en una pared que dec√≠a: "Me interesa todo lo que tenga que ver con la rebeld√≠a". Me pareci√≥ precioso. De alguna manera todos tenemos el deber de revelarnos, siempre pac√≠ficamente... Porque hay cosas que no est√¡n bien planteadas en esta sociedad. Somos una parte valiosa del universo. Somos la parte del universo que sabe que esta de paso.

Quiz√¡ todo comience replantenado nuestra agenda de manera que tengamos tiempo para nosotros. Quiz√¡ todo comience atrevi√©ndonos a decir: me da la gana de ser feliz...

Chamalu









Un relato has√≠dico cuenta que Rabb√≠ Zousya pronunci√≥ estas palabras en su lecho de muerte: "En el mundo que viene, la pregunta que me van a hacer no ser√¡: ¬¿por qu√© no has sido Mois√©s? No. La pregunta que me van a hacer es: ¬¿por qu√© no has sido Zousya?"


"El círculo de los mentirosos"
de Jean Claude Carriere

Fondo de tabla por Robert Meyers




¬¿QU√Č SUCEDE CUANDO NO SOMOS FIELES A NUESTRA VOCACI√ďN?
LAS CONSECUENCIAS SON LA ENFERMEDAD Y EL SUFRIMIENTO.


"La enfermedad es el resultado, en el cuerpo físico, de la resistencia de la personalidad a ser guiada por el alma". Edward Bach




¬¿C√≥mo saber cu√¡les son los designios del Alma? ¬¿Qu√© lenguaje utiliza el Alma para hablarnos?

El m√¡s sencillo de todos, ese que se encuentra exactamente a nuestro alcance; es el lenguaje de las cosas simples que nos rodean, tales como hacer lo que realmente nos gusta, como compartir con las personas que queremos, cultivar sentimientos nobles, tomar elecciones sanas, disfrutar de lo natural poni√©ndonos en contacto con los elementos, etc.. Nuestra alma nos habla a trav√©s de la intuici√≥n, a trav√©s de nuestros deseos m√¡s profundos y elevados, de nuestras atracciones, rechazos, alegr√≠as y tristezas.

Kahlil Gibran tiene una frase fant√¡stica que comparto como flecha orientadora:

"Hay un nirvana, desde luego, y consiste en llevar tu ganado a los verdes pastos, y en llevar a tu hijo a la cama, y en escribir la √ļltima l√≠nea de tu poema".

¬¿Cu√¡l es el camino que nos lleva a nuestro nirvana personal? ¬¿Ya lo descubrimos? ¬¿Nuestras acciones est√¡n direccionadas a obtener dicho objetivo? El nirvana es la frescura de soltar, soltar condicionamientos externos y poder ser fieles a nuestras reales y simples inclinaciones. Cuando no somos capaces de decodificar este √≠ntimo y elemental lenguaje, el resultado es la enfermedad. Si buscamos vivir en armon√≠a, vale la pena entonces, ajustar nuestros o√≠dos a los sutiles mandatos de nuestro Maestro interno.

¬¿C√≥mo darnos cuenta si estamos haciendo lo correcto?

Es muy f√¡cil, observando el estado de salud de nuestro cuerpo. Si actuamos en consonancia con nosotros mismos, nuestro cuerpo se encuentra perfectamente ajustado, como un hermoso arco pronto para disparar la certera flecha que dar√¡ en el blanco... Por el contrario, si no escuchamos nuestros anhelos profundos, si en el puzzle de la vida, tomamos forma de cuadrado pretendiendo introducirnos dentro de un circulo, si lo que deseamos cocinar son verduras y las vamos a comprar una y otra vez a una ferreter√≠a..., tarde o temprano terminaremos da√Īando a nuestros diversos cuerpos, invitando a nuestra mesa a la enfermedad, a la depresi√≥n, al estr√©s, al miedo, etc.. Que almuerzo m√¡s aburrido y triste...

Cualquiera sea la dolencia que hayamos adquirido por propia elecci√≥n..., sepamos que las posibilidades de sanarnos est√¡n totalmente al alcance de nuestras manos, pues la vida no pone pruebas que est√©n por encima de nuestras posibilidades. Nunca se nos pide mas de lo que podemos hacer. Somos nosotros los que muchas veces esperamos muy poco de nosotros mismos y de la vida.

La soluci√≥n est√¡ al lado nuestro, al decir de los maestros zen, la verdad "est√¡ m√¡s cerca que cerca". Es algo tan simple como hacer lo que nos gusta. Si hacemos lo que nos gusta somos felices y si somos felices vivimos sanos, no obstruimos la energ√≠a de nuestros cuerpos, interactuamos con el entorno en armon√≠a, caminamos por las avenidas de la vida como si estuvi√©ramos en medio de una fiesta, manteniendo alejadas las medicinas, los sanatorios, los consultorios, y las nuevas formas de drogadicci√≥n que tristemente ha adoptado un numero sumamente elevado de humanos en la actualidad, a saber: la relaci√≥n adictiva con el celular, la b√ļsqueda vac√≠a de contacto humano dentro de un chat, etc.

Para responder la pregunta inicial de cómo darnos cuenta si estamos haciendo lo correcto, comparto el siguiente dialogo:


SEGUIR EL VIENTO DE LA VIDA

Campesino: ¬¿C√≥mo sabr√© si la acci√≥n que hago es correcta?
Niraja: La acci√≥n correcta es estar atento a la Vida. Cuando el hombre dice que tiene responsabilidades o deberes s√≥lo est√¡ atendiendo a su propio yo. Entonces, si es un pol√≠tico, dice que no puede atender a su hijo enfermo porque tiene que dar una conferencia, porque tiene que cumplir con su acci√≥n correcta de pol√≠tico, por lo tanto, est√¡ atendiendo a su ambici√≥n.

Campesino: Pero tenemos diferentes deberes: pol√≠ticos, religiosos, familiares y dem√¡s. En el momento en que estos se contraponen ¬¿c√≥mo decidir cu√¡l es la acci√≥n correcta?

Niranja: Si se separan las acciones en un casillero, entonces no son las acciones correctas, porque quien hace la acci√≥n correcta vive en la Vida, est√¡ unido a todo, no tiene nada prefijado, est√¡ dentro de la Vida y se mueve con ella como hoja en el viento. El viento no le pide su parecer a la hoja para moverla, ni la hoja piensa en resistirse: si va para arriba, bien; si va para abajo, bien. El viento y la hoja son una sola voluntad.

Campesino: Pero, Maestro, es muy dif√≠cil decidir cu√¡l es la acci√≥n apropiada, la vida presenta encrucijadas en las cuales no sabemos decidir qu√© es lo mejor.

Niranja: No est√¡s escuchando con el coraz√≥n. ¬¿Tu ves acaso que la Vida viene, se detiene frente a ti y te dice: "aqu√≠ te presento una encrucijada?"

Campesino: No, Maestro.

Nirajna: Entonces es tu mente quien las presenta. La mente depende de un poder superior que es la Vida, por consiguiente los juicios de la mente no afectan a la Vida. Tu s√≥lo debes seguir el impulso del viento afincado en tu coraz√≥n, √©l te llevar√¡ correctamente.









LAS SE√ĎALES

"Todos tenemos las mism√¡s dudas y las mism√¡s ansiedades. Eso es lo bello de la raza humana, compartir ciertas preguntas, como: "¬¿por qu√© sufro?"
Y ciertas alegr√≠as, como: "¬¡que bueno que consegu√≠ realizar mi sue√Īo!.

En cualquier circunstancia, debemos utilizar la intuici√≥n y seguir las se√Īales que recibimos. Las se√Īales son como un idioma nuevo que se est√¡ aprendiendo por medio de un proceso de acierto y error. Tu alma dice: tienes que hacer tal cosa. Tu lo haces y es lo correcto.

Y as√≠ aprendemos la primera sentencia. De a poco vamos percibiendo que ah√≠ hay un lenguaje individual de comunicaci√≥n con Dios, que no tiene nada que ver con religi√≥n. La se√Īal es la capacidad de cada uno de entenderse con Dios y de escucharlo en el silencio del coraz√≥n.

Primero, es preciso tener coraje y no dejarse enga√Īar por lo oculto. Jesucristo ya dijo que no hay nada oculto que no haya sido revelado. Percibe que las cosas son mucho m√¡s simples de lo que se piensa.

Recuerda que quien quiere aprender tiene que tener muchos maestros, entendiéndose por maestro al chofer del taxi, al mozo del restaurante, etc. Pues nadie aparece en nuestra vida por acaso"

Paulo Coelho



 
.

__,_._,___



--
**********************************************
"¬¿C√≥mo sab√©is si la Tierra no es el infierno de otro planeta?."
HUXLEY, Aldous

www.el-adagio.blogspot.com
**********************************************



--
¬§¬ī¬®)
¬ł.*¬ī¬ł.*¬ī¬®) ¬ł.*¬®)
(¬ł.*¬ī (¬ł.*`¬†¬† ¬§ (¬ī¬®¬§‚ėÜLa vida es aquello que pasa, mientras estamos ocupados en otras cosas... ‚ėܬ§¬ī¬®)



--
**********************************************

¬†‚ÄúEn el crep√ļsculo de la memoria
volveremos a reunirnos,
volveremos a hablar juntos,
y cantar√©is para m√≠ un canto m√¡s profundo,
y si vuestras manos vuelven a encontrarse en otro sue√Īo,
construiremos otra torre en el cielo‚ÄĚ

Khalil Gibran

www.el-adagio.blogspot.com

**********************************************