Inicio > Mis eListas > elmistico > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 14630 al 14659 
AsuntoAutor
FW: Limpieza de lo ethel do
RE: FW: Limpieza d Vivian K
BENDICIÓN Brìgida
RE: BEN Vivian K
RE: BEN Vivian K
Fw: Fwd: Crisis Es Estudio
Re: BENDICIÓN Mirta Ev
Fwd: Hombre Nuevo Mónica R
Fw: Todo Acerca De Isabel R
FW: U R G E N T E, dulce ma
FW: Test Tibetano cesar au
Fwd: TU LUZ INTERI Mónica R
Fwd: TU LUZ INTERI Mónica R
Re: BENDICIÓN paola va
Fwd: REFLEXION Mónica R
Re: BENDICIÓN Marìa de
continuare mos nue angel m
GRACIAS MO NICA Y angel m
Una experiencia ce M. Isabe
FW: POR NOSOTROS.. ethel do
Luz del Alma - Rev Verónica
LUZ DEL ALMA Mónica R
=?utf-8?Q?FW:_META ethel do
=?utf-8?Q?RE:__FW: Mario Ga
FW: VIRUS LEER URG ethel do
FW: Rv: Jubilados ethel do
FW: Las 10 putas ethel do
FW: Las 10 putas ethel do
Fwd: Hijo de la lu Mónica R
RE: Fwd: Hijo de l ethel do
 << 30 ant. | 30 sig. >>
 
El Mistico
Página principal    Mensajes | Enviar Mensaje | Ficheros | Datos | Encuestas | Eventos | Mis Preferencias

Mostrando mensaje 14669     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto:[elmistico] LUZ DEL ALMA
Fecha:Jueves, 17 de Junio, 2010  20:53:25 (-0400)
Autor:Mónica Ramírez <monica22r @.....com>

 
 

La naturaleza de las creencias


Stuart Wilde

 

El siguiente paso para crear tus propios milagros es observar la naturaleza de tus creencias. Revisando creencias y sentimientos comienzas a entender cómo usar la Ley Universal de modo efectivo. Es natural anhelar lo imposible pero, al hacerlo, estableces fuertes creencias acerca de lo que puede ser hecho y lo que no. Puedes saltar cierta altura y no más alto, correr a cierta velocidad y no más rápido, aceptar una cierta posición y no otra mejor.


Dado que la mayoría de los aviones comerciales vuelan a 600 millas por hora, el tiempo más corto en el que puedes llegar a Nueva York es de unas seis horas. Esos son hechos en el inconsciente colectivo. Pero ¿que pensarías si te contara de un hombre que pudiera mover su cuerpo muchas miles de millas es pocos segundos? Tu mente escanearía sus bancos de memoria y se quedaría en blanco, e inmediatamente después tú podrías pensar: ¡Imposible! Entonces quizás revisarías todos los datos científicos disponibles y concluirías que este hecho es inalcanzable.


Todo el conocimiento científico y el pensamiento corriente son productos del mismo "inconsciente colectivo" y justo el hecho de que mil millones de personas no tienen el concepto de un hombre moviéndose 3000 millas en unos segundos lo hace imposible. Pero los miles de millones de personas están equivocadas.


Hay una dimensión, aquí mismo, sobre el plano terrenal en la cual un hecho así es posible, y hay unas pocas personas vivas hoy en día que saben de esta dimensión y la usan. Es un asunto de percepción y creencia.


Tu habilidad para hacer milagros depende enteramente de lo fácil y rápidamente que puedas darle la espalda al inconsciente colectivo. Es tu atadura al inconsciente colectivo, o patrones de creencias del mundo lo que te mantiene atrapado. Esta atadura, que aceptas al nacer es tu principal desafío en la vida, y tu meta espiritual es sobrepasarla. Finalmente te das cuenta de que, para llegar a ser una parte de una consciencia más alta, has de dejar el sitio donde estás ahora y entrar en lo desconocido. Esa es la razón por la cual todos los relatos del camino del iniciado hablan de absoluta soledad porque al moverte fuera de la vieja energía hay una sensación de pérdida.


Cuando emprendes ese camino tus percepciones se expanden gradualmente para aceptar una vibración más alta de ti mismo y comprender que lo que los demás creen es parte de su evolución, pero no es el total de los hechos.

 

Experimentamos la vida a través de los cinco sentidos, "las ventanas del alma", y se nos enseña la capacidad que tienen. Sin embargo, cada uno de ellos tiene una dimensión que es muchas veces más profunda de lo que es percibido normalmente y esas dimensiones se abrirán para ti cuando te dirijas hacia ellas.

 

Observemos los sentimientos. A través de los sentimientos puedes penetrar en otros mundos y ser "clarisintiente" (un elevado sentido de los sentimientos) es una capacidad que puedes aprender a desarrollar bastante rápido. No es tan aguda como la visión extrasensorial, pero es profunda y a través de ella accedes a áreas de percepción que poca gente ha experimentado jamás.


Todo a tu alrededor es energía -tu cuerpo, sus diferentes órganos, tus pensamientos, el lugar físico donde habitas, y los eventos de tu vida, todo expresa una energía. Una parte de esa energía es perceptible a través de los cinco sentidos, pero la mayoría está más allá de la percepción normal. Abriéndose al poder de la Ley Universal y controlando la mente mediante el centramiento y la disciplina, te haces consciente de la sutilidad de las energías a tu alrededor. Te darás cuenta de que puedes usar tus sentimientos para guiarte a través de la vida. Al entrar en una situación lleva tu sentimiento hacia lo que está delante. ¿Cómo se siente? ¿Qué te está diciendo la Ley Universal? ¿Qué área fluye y cuál no? Después de un tiempo este ejercicio se hace simple y muy exacto. Tal vez no seas capaz de ver todas las energías sutiles a tu alrededor, pero puedes aprender a sentirlas y pronto hallarás que la información de la Ley Universal tiene un modo de saltar a la vista inesperadamente.


Los sucesos de tu vida reúnen energía al venir hacia ti y puedes sentirla semanas e incluso años antes de que ocurran. La ciencia te dirá que no es posible ver el futuro y eso es cierto para aquellos que creen que esto es así, pero al salir de la "percepción de grupo" del mundo, sentir a incluso ver el futuro será tu segunda naturaleza.


Para controlar la Ley Universal de modo efectivo, debes vigilar su manifestación, que es, básicamente, cada evento de tu vida. Entonces enlaza cada suceso con tus sentimientos y actitudes subyacentes. Percátate de que, cuando las cosas van bien, es solamente porque tú introdujiste esa imagen dentro de la Ley Universal y ella respondió. Imagina la Ley universal como un oficinista de ventas en una gran compañía de envíos por correo. Él tiene tu pedido pero no tiene ni idea de quien eres. Si el pedido dice: "talla 8", él envía la talla 8. No es su problema si esa talla te queda bien o no. Él sólo da cumplimiento a tu solicitud.


En la vida diaria tus sentimientos, pensamientos y actitudes son tu formulario de pedido; por lo tanto antes de que decidas cambiar tus condiciones actuales, tendrás que estar muy seguro de lo que quieres de la vida. La Ley Universal reacciona espasmódicamente a los mensajes dudosos o inciertos. Tienes que escribir claramente y tienes que estar dispuesto a aceptar aquello que estás buscando.


Digamos que quieres ganar una gran suma de dinero, dejar tu trabajo y pasar el resto de tu vida tumbado al sol. Sueñas con el dinero, suspiras y dices: “Sería maravilloso” . Pero, ¿es eso realmente lo que quieres? Puede que muy pronto te aburrieras y, aunque a tu mente le gustaría vaguear al sol, tu yo interior tal vez diga: “Debería haberme quedado donde estaba; había más potencial allí”.


Crear energía para ti a través de la Ley universal no es tan sólo un asunto de desear cosas, de cualquier manera. Has de darte cuenta de que el poder está en tu interior y, una vez que tomas el primer paso hacia él, cualquiera que sea lo que crees será para tu más alto bien. Puede que no sea exactamente lo que pensabas que querías pero sería mejor que te prepararas para las consecuencias.


Antes de embarcarte en un "plan de acción milagroso", debes dedicar algún tiempo a meditar sobre las condiciones u objetos materiales que deseas. La Ley Universal es el empleado del departamento de envíos que espera tu pedido claro y conciso. La moneda con la que vas a pagar por él es la fe.


Para crear algo con absoluta certeza, has de establecer en tu interior el sentimiento de que ya ha sucedido y la condición que deseas es ya parte de tu vida. Esto puede ser difícil porque tu mente, que no sabe nada del funcionamiento de la Ley, se defiende.