Inicio > Mis eListas > elmistico > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 13921 al 13950 
AsuntoAutor
Estimado/a elmisti JORGE LU
PROGRAMA DE SERVIC starofzi
Re: FW: para que t José Seb
Fwd: porque soport Mónica R
Re: Estimado/a elm Gabriela
" Los guardianes liliana
FW: MEDICAMENTOS D ethel do
TOCAR FONDO liliana
Fwd: Habla el Arcá Mónica R
ojo con el celular cesar en
Re: Estimado/a elm Mónica R
COMPASIÓN ( MISERI Mónica R
Re: COMPASIÓN ( MI yonathan
Re: FW: para que t Delia al
Re: FW: para que t Delia al
CUANDO ERES CONSCI Mónica R
algunos testimonio victor
Entrevista al vide galeon
LA LUZ LLAMA A LA Mónica R
Re: Fwd: FW: POR F Augusto
FW: Rv: Cruz Roja. ethel do
Fwd: FW: La verdad Mónica R
Re: FW: Rv: Cruz R Mónica R
EL ARQUETIPO MAEST Mónica R
Fwd: Nota en Clarí Mónica R
Cruz Roja.IMPORTAN Sonia Ma
Fwd: Los Chakras I Mónica R
Invitacion a las m victor
Re: algunos testim MARIA DE
Fwd: FW: Envienlo Mónica R
 << 30 ant. | 30 sig. >>
 
El Mistico
Página principal    Mensajes | Enviar Mensaje | Ficheros | Datos | Encuestas | Eventos | Mis Preferencias

Mostrando mensaje 13956     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto:[elmistico] Entrevista al vidente José Luis Manzano (LOS MENSA JES )
Fecha:Sabado, 25 de Julio, 2009  13:06:27 (+0200)
Autor:galeon <galeones @.......com>

RevelacionesMarianas

                           "Se acercan momentos muy críticos a la Tierra, momentos en los que los hombres podrán
                         ver la Ira de Dios de cerca, fenómenos
inexplicables a la comprensión humana." Mensaje 21-8-04
 
 
                 Entrevista directa a José Luis Manzano García, vidente de las  apariciones de "Nuestra Señora de los Dolores"  
                                   en la Finca de Nazaret,  Talavera de la Reina, Toledo, ESPAÑA. 
 www.joseluismanzano.net
 
                                                               

 

        José Luis cuenta como comenzaron las apariciones, los mensajes, su entrega total,
       su apostolado y detalles de su relación con La Virgen y el mundo celestial.
 
                                http://www.pueblodemaria.com/220609.mp3




http://es.geocities.com/aparicionesymensajes2002/
 
Mensaje de la Santísima Virgen María
     
el día 21 de Agosto, de 2004. 

(Mensaje privado con orden a hacerse público.)

 

 "DEBÉIS DAR A CONOCER MIS MENSAJES"

 

La Madre:  La Paz del Señor es contigo, hijo mío.

La Madre:  Ave María Purísima.

La Madre:

Hijo mío, es importante que todos presten atención a mis palabras y que no dejen que escape nada a su entendimiento, el entendimiento del alma.   Los hombres están retando a Dios a un juego suicida donde ellos tienen todas las de perder:

"Es necesario que no permitáis que los hombres jueguen a ser Dios." Porque la ofensa es muy grave, y Dios no se quedará de brazos cruzados ante tal osadía. 
Y hará ver al hombre la furia y el poder que ellos nunca podrán mostrar al ser seres insignificantes en un mundo donde se creen dueños de nada que les toca o conocen. 

Son capaces de pretender que pueden crear al hombre a su antojo, como si ellos pudieran dar alma al molde creado. 
¡Qué ignorancia hay en tu mundo! ¡Se cansan de ser hombres y juegan a ser Dios!

También, hijo mío, dejan que el libertinaje alcance las familias y no son capaces de ver con claridad todos los avisos y consejos que desde lo más alto les estamos dando.

 

Nadie está exento de responsabilidad, pues quien mas y quien menos ha oído de Nosotros y de todo lo que concierne a la moral espiritual y enérgica, que debe reinar en los seres que se quieren acercar a Dios. 

No atesoréis mis mensajes y cuidad su difusión, pues hay quien por orgullo personal distribuye sin ningún orden y a su antojo, haciendo que la obra de los que van delante se desmorone y su paso sea más lento y mucho más difícil.

 

Es tan poco lo que Dios os pide,  y es tanto lo que espera de vosotros que el amor que derrama hacia vuestros seres se ve despreciado por la lujuria que tenéis a este mundo.   "Debéis de dar a conocer mis mensajes en otras partes del mundo sin miedo, sin temores, pues yo acudo a vuestras llamadas sin temor ninguno y de la misma forma quiero ser correspondida."
 

Cuando una Madre habla de sus hijos, lo hace con orgullo y con un amor imponente; de esa misma manera quiero que vosotros habléis de vuestros Padres celestiales,  y que nunca sintáis vergüenza por habernos conocido o por estar cerca de Nosotros. 

 

Muchos de mis hijos creen estar muy cerca de Nosotros,  pero están muy lejos y no agradan a Dios en nada de lo que pretenden,  porque les falta fe y amor, mucho amor.   "Se acercan momentos muy críticos a la Tierra, momentos en los que los hombres podrán ver la Ira de Dios de cerca, fenómenos inexplicables a la comprensión humana".

Y sobre todo un ataque
descomunal y violento que el enemigo de Dios, Satanás, desplegará sin piedad sobre los hombres.  Será entonces, hijo mío, cuando los hombres tendrán que buscar de verdad a los Guerreros de Dios, que estarán inmersos en la lucha y que sólo escucharán la voz y la plegaria que viene de Dios. Esto no quiere decir que vayan a ser despreciados, esto quiere decir que ellos despreciaron los avisos, los consejos. 
 

Oportunidades en la vida del hombre hay pocas, al menos eso es lo que ellos dicen, hijo mío. Sed conscientes de todo lo que os quiero decir,  y no os quedéis en escuchar: cumplid hijos míos, cumplid.  

No dejéis que el Brazo de Dios Padre caiga al mundo por vuestras actuaciones y decisiones; cumplid, y no es una petición, es un consejo y una orden de Madre a hijos.

 

Lo que queda de año y el siguiente serán claros los designios, y los hombres desecharán totalmente a Dios de sus vidas, más de lo que ahora lo hacen; ese será el principio de un nuevo final, hijo mío.   No dejes que comercien con mis mensajes;  el que quiera que se ponga a tu entrega, y el que no ya sufrirá sus consecuencias.  Que la paz del Señor, quede contigo. Ave María Purísima.

Adiós, hijo mío

 

            
 

"Mensaje de la Santísima Virgen y Jesús de Nazaret"

Recibido en Talavera de la Reina, Toledo, España

                  el día 25 de Julio, de 2005.

        (Mensaje privado con orden a hacerse público.)
 
 "ULTIMO LLAMADO A LAS ALMAS CONSAGRADAS"

 

LA MADRE.- La Paz sea contigo, hijo mío.

LA MADRE.- Ave María Purísima.

LA MADRE.-

Hijo mío, mi pequeño hijo, quiero hablarte y hacerte un encargo especial. 

Hace un tiempo te tuve aquí, frente a esta visión. Entonces sufrías, no entendías tu camino, ignorabas lo que el Altísimo me había concedido para contar contigo en mis planes de salvación de los hombres.  Ahora, pequeño, nuevamente estás aquí en este lugar, frente a la Santísima Trinidad y frente a Mí, junto a esta visión hasta la cual te trajo la Voluntad del Padre. 


Mi súplica, hijo, es tu oración: la oración de todos mis hijos por la salvación de las Almas Consagradas,  por toda tu Patria, y la humanidad al borde del abismo. Quiero un verdadero cambio de vida en vosotros, quiero que cada día amanezca con un renovarse en la Fe y en la consagración a nuestros Corazones, el Corazón Santísimo y Sagrado de Jesús y a mi Inmaculado Corazón.
 

Renovaos desde adentro.  Hijo, pídeles a mis hijos una verdadera conversión. Vosotros no podéis hablar de conversión si siempre estáis pendientes de vuestros problemas económicos. Aprended a confiar en la  Misericordia  y Providencia Divina, que son infinitas y llenas de gratuidad.

 

Yo te pido que digas a mis hijos, que oren y hagan actos de reparación ante el Santísimo Sacramento, porque días muy amargos vendrán para la Iglesia de mi Hijo si los sacerdotes y religiosos no vuelven verdaderamente sus corazones a Dios.  Es preciso que vosotros, los fieles, vayáis hacia ellos, que les prediquéis el amor y la verdadera entrega.

 

Es el último llamado a las Almas Consagradas,  son los minutos en que aún se está derramando sobre el mundo la  Misericordia de Dios.  No desaprovechéis esta gran invitación de Dios, os está llamando de las plazas y los caminos para que vosotros compartáis su verdadero Banquete.  ¿Qué más puede llamarse Banquete que todo lo que recibís de Nosotros?

Él va preparando con inmenso amor cada alimento, pensando en cada uno, individualmente y Yo voy sirviendo junto a Él cada plato,  revistiéndolo de una ternura incomparable. ¿Qué más puede pedir el hombre hoy?

Pero allá están los otros, lejos de la invitación; corred a llevarles un poco del alimento que hoy a vosotros os sobra, no vaya a ser que ellos se mueran de hambre,  porque no se les ayudó a servirse el alimento hasta la boca.  Oportunidad se les dió, pero no supieron aprovechar de tantos manjares. ¡Ayudadlos, por favor!

 

EL MAESTRO: 

La Paz sea contigo, hijo mío. Ave María Purísima.

EL MAESTRO: 

Hijo amado, gracias por aliviar mi sufrir que continúa todavía por vosotros.   Era preciso este día doloroso.  He dicho abiertamente a todos que el Camino, la Verdad y la Vida soy Yo.  
 

Con esto he resuelto por anticipado todas las dudas en el sentido de que creyéndome, necesariamente deben desvanecerse todas las trabas de la mente.  He dicho que creyéndome, porque es inútil afirmar una verdad tan grande, como la que se ha dicho, y luego no ser creído.  Es inútil para vosotros, se entiende. 

Pero sería inmensamente útil para vosotros el creerme, porque de la Fe en Mí, pueden dimanar todos los bienes que he reservado inclusive para esta vida temporal vuestra. 
Por eso, si creéis, si podéis creer que Yo soy el Camino, os digo que todas las dudas se desvanecerán muy pronto.

Tú, hombre pequeñísimo, puesto en la Tierra para experimentar cuán grande es el Amor que te tengo, tardas a veces en creer enteramente en mi Palabra.  
Si te he dicho que para llegar aquí arriba donde todo es belleza y todos están en felicidad perpetua, es preciso transitar un sendero, camina entonces por ese sendero. ¿Qué te importa lo que hacen los otros? 
 

Tú ven a mi lado, porque ciertamente te llevaré a ver cara a cara al que amas, al que deseas y a todos los que tú amas y de los cuales eres a la vez amado en el Cielo. Ven Conmigo.  Sopesa bien estas palabras: 

"Ven", es decir, camina; "con", es decir, unido  "a Mí";  El que te ama, el que quisieras hacer conocer a todos; y al que no todos, por desgracia, ansían conocer. Si soy el Camino, ven Conmigo, camina unido a Mí.
 

Créeme y encontrarás alivio aún en tu fatiga. Tantas veces te he dicho que no engaño, sino que doy tanta saciedad a vuestras almas, que por la dulce sensación de tener Mi alimento, siempre volvéis a Mí. Venid todos, caminemos cogidos del brazo y los Ángeles que nos miren se inclinarán a nuestro paso. 

Es un camino hecho de piedras, bastante duras, el Mío y vuestros pies están descalzos, lo sé muy bien, pero soy Yo el que os invita, no dudéis.
 

¡Oh, si supierais cuánto daño os hacéis creyéndome solamente ahora, y no en el momento en que Yo habré de callar para ver cómo os reguláis en el camino que debéis transitar!  Pero os he dicho que el camino será recorrido, si queréis tomados del brazo Conmigo, y que los Ángeles formarán hilera y séquito a nuestro paso.
 

Pero otras criaturas, al fondo del camino, os llamarán y os aseguro que debéis creerme por vuestro bien.  Estas, mis criaturas santas, hacen mi querer para concurrir a su salvación.  Después os darán gracias, ahora no comprendéis las ayudas que os dan por mi amor.

¡Sí! por mi amor, aún antes que por vosotros mismos, ya que deberíais saber que me antepongo a todos y que el primer movimiento de vuestros espíritus, está orientado siempre a Mí. Os lo repito para que aprendáis la Santa Ley del Amor Divino.

 Yo soy el Camino. Por tanto caminad según mi Evangelio, no según las falsedades del mundo. Sabéis a dónde os llevaré, creed que en el fondo del camino acabarán las cosas, acabarán los días de aflicción, y todo cambiará.   Venid, amados, para cada uno tengo una rosa y ninguno que la acepte podrá decir que ha tenido una flor igual a la del otro.  No a todos una diferente rosa, pero a cada uno el perfume particular que Yo le infundiré.  
 

Al final de su vida, cuando se lo ponga delante como un sol majestuoso, centelleante, ardiente y desbordante de luz, mi Amor que os esperaba para abrazaros por siempre;  entonces mirando hacia atrás el camino recorrido, bendeciréis los obstáculos que puse en vuestro camino: Y sobre todo me bendeciréis a Mí que, al acompañaros y guiaros, os habré conducido al Reino del Amor.  Es decir, al lugar donde no hay sitio para los egoísmos, para las guerras, para los hastíos.

¡Sí!, entonces llegaréis aquí, al centro hacia el cual os sentíais atraídos y veréis claramente el significado de las cosas de abajo y mi obra en vuestro favor. Llegaréis al final del camino, al Reino de la Paz gozosa.


Y también vosotros os volveréis luz y llamas, danzarines dichosos y felices en Mí y Conmigo mismo, primera Luz y primera Llama. Al verdadero discípulo es natural pedirle confianza. Tranquilo, hijo mío, ¿acaso no estoy contigo? ¡Sé valiente en defender mi voz y mi amor, habla de Misericordia, da tu testimonio, con mucha humildad. 

Pero no temas, solo vas a Evangelizar, Yo Soy quien hablará por tí, eso es vivir con mi Espíritu y lleno de Mí. Te amo, hijo mío.

Que la Paz quede contigo. Ave María Purísima.     http://es.geocities.com/aparicionesymensajes2002/
 


 


 
 

 





Crea tu propia Red Social de Noticias
O participa en las muchas ya creadas. ¡Es lo último, es útil y divertido! ¿A qué esperas?
es.corank.com


[Adjunto no mostrado: icono_play_video.png (image/png) ]