Inicio > Mis eListas > elmistico > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 1 al 30 
AsuntoAutor
Bienvenidos !!!! Victor
saludos a todos !! cecilia
Buen dia Estimados Victor
Saludos y sugerenc Victor
Hola estimados usu Victor
Hola !!! Victor
la busqueda de la Booz
Porque... Rocio
nuevo en la lista Edgar Al
Hola amigos, ojala Victor
Fw: Va el libro de Victor
Va el libro para e Netyzen
:El Mendigo y el D Jesus Be
El Poder de decisi Jesus Be
Como Hacer una ent Jesus Be
Dedicado a todas l Jesus Be
La nueva mística e Victor
Va el libro para e Netyzen
Las Siete Leyes Es Netyzen
es hoy ? Natalia
Hola el libro de l Netyzen
es hoy ? Natalia
Feliz dia de la pr Netyzen
LA PRIMAVERA VOLV Viviana
Ojala les guste Victor
Hola gente de la l Victor
Hola amigos/a , va Netyzen
Hola amigos Netyzen
Hola nuevamente Victor
More SEO Tips; Edi Webprone
 << -- ---- | 30 sig. >>
 
El Mistico
Pαgina principal    Mensajes | Enviar Mensaje | Ficheros | Datos | Encuestas | Eventos | Mis Preferencias

Mostrando mensaje 25     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto:[elmistico] :El Mendigo y el Diamante
Fecha:Sabado, 17 de Agosto, 2002  19:19:58 (GMT)
Autor:Jesus Bertel <jesusbertel @.......es>

 
El Mendigo y el Diamante 
 
Stephen King 
 
Cierto dia, el arcángel Uriel acudio a DIOS con una expresión de 
tristeza pintada en su rostro. 
 
¿Qué es lo que te acongoja? – le pregunto DIOS. 
 
He presenciado algo muy  triste – repuso Uriel al tiempo que señalaba el 
suelo entre sus pies – ahí abajo. 
 
¿En la tierra? – inquirio DIOS con una sonrisa - ¡Oh! ¡No es que haya 
escasez de tristeza precisamente! Bien, veamos. 
 
Se inclinaron juntos a mirar. A lo lejos vieron una figura maltrecha que 
caminaba arrastrando los pies por la carretera rural en las afuera de 
Chandrapur. El hombre era muy delgado y tenia las piernas y los brazos 
cubiertos de llagas. Los perros lo perseguían ladrando, pero el no se 
volvia para golpearlos con el baston ni siquiera cuando le mordisqueaban 
los talones; se limitaba a seguir caminando, arrastrando los pies, 
cojeando sobre la pierna derecha. En un momento dado, un grupo de 
chiquillos apuestos y bien alimentados salieron de una gran casa 
exhibiendo sonrisas maliciosas para arrojar piedras al pobre hombre 
cuando alargo su escudilla vacia en petición de limosna. 
 
¡Fuera de aquí, asqueroso! – grito uno de ellos - ¡Vete a los campos y 
muerete! 
 
Al oir aquellas palabras el arcángel Uriel estallo en sollozos. 
 
Bueno, bueno – lo tranquilizo DIOS al tiempo que le daba una palmadita 
en el hombro – Creia que estabas mas curtido. 
 
Y lo estoy – repuso Uriel enjugándose las lagrimas – Solo que este tipo 
de ahí abajo parece resumir todos los problemas que siempre han tenido 
los hijos e hijas de la tierra. 
 
Y así es – Replico DIOS – es Ramu, y este es su trabajo. Cuando muera, 
otro ocupara su lugar. Se trata de un trabajo muy honorable. 
 
Tal vez – dijo Uriel cubriéndose los ojos con un escalofrió – pero no 
soporto mirarlo. Su dolor me llena el corazón de tinieblas. 
 
Aquí no están permitidas las tinieblas – advirtió DIOS – y por tanto 
debo tomar las medidas necesarias para cambiar lo que las ha cernido 
sobre ti. Mira, querido arcángel. 
 
Uriel miro y vio que DIOS sostenia en la mano un diamante del tamaño de 
un huevo de pavo. 
 
Un diamante de este tamaño y calidad alimentara a Ramu durante el resto 
de su vida y mantendra a sus descendientes hasta la séptima generación – 
explico DIOS – De hecho, es el diamante mas valioso del mundo. Y 
ahora.... veamos. 
 
DIOS se apoyo en las manos y en las rodillas, sostuvo el diamante entre 
dos algodonosas nubes y lo dejo caer. Tanto el como Uriel siguieron su 
descenso con gran atención y lo vieron aterrizar en el centro del camino 
por el que andaba Ramu. 
 
El diamante era tan grande y pesado que Ramu, sin duda, lo habría oido 
chocar contra el suelo si hubiera sido mas joven, pero el oido no le 
funcionaba bien desde hacia varios años, al igual que los pulmones, la 
espalda y los riñones. Solo su vista seguia tan aguda como la de un 
lince, como cuando contaba tan solo veinte años. 
 
Al subir una cuesta del camino sin percatarse del enorme diamante al que 
el sol arrancaba hermosos destellos, Ramu exhalo un suspiro antes de 
detenerse e inclinarse hacia delante sobre el baston cuando el suspiro 
se convirtió en un acceso de tos. Se aferro al baston con ambas manos, 
intentando sofocar la tos, y justo en el momento en que esta empezaba a 
ceder, el baston, un palo viejo, seco y casi gastado como el propio 
Ramu, se rompio con un chasquido; Ramu cayo al suelo polvoriento. 
 
Permanecio tendido, mirando al cielo y preguntándose por que DIOS era 
tan cruel. 
 
<He sobrevivido a todos mis seres queridos – se dijo – Pero no a 
aquellos a los que odio. Soy tan viejo y tan feo que los perros me 
ladran y los niños me arrojan piedras. Hace tres meses que no como mas 
que sobras, y mas de diez años que no como un ágape decente en compañía 
de familiares y amigos. Vago sobre la faz de la tierra y no hay ningún 
lugar que pueda llamar hogar. Esta noche dormire bajo un árbol o un 
seto, sin techo que me cobije de la lluvia. Estoy cubierto de llagas, me 
duele la espalda y cuando hago aguas veo sangre donde no deberia haber 
sangre. Mi corazón esta mas vacio que mi escudilla.> 
 
Ramu se incorporo con lentitud, sin darse cuenta que a menos de veinte 
metros y una cuesta de distancia, oculto de sus perspicaces ojos, yacia 
el diamante mas grande del mundo, y volvió la mirada hacia el humedo 
cielo azul. 
 
DIOS mio que mala suerte tengo – exclamo – No te odio, pero me temo que 
no eres amigo mio, que no eres amigo de nadie. 
 
Dicho aquello, Ramu se sintio algo mejor y reanudo su renqueante 
caminata tras detenerse a recoger el trozo mas largo del baston roto. 
Mientras caminaba empezo a reprocharse la autocompasión que sentia y la 
desagradecida plegaria que había dicho. 
 
En realidad, si tengo algunas cosas por las que sentirme agradecido – 
razono – Hace un dia extraordinariamente bello, en primer lugar, y 
aunque he fracasado en muchos sentidos, sigo gozando de una vista 
excelente. ¿Qué seria de mi si fuera ciego?. 
 
A fin de demostrarse la veracidad de sus palabras, Ramu cerro los ojos y 
siguió avanzando con el baston roto extendido ante si como si fuera un 
ciego. La oscuridad era terrible, sofocante y confusa. Al cabo de unos 
instantes ya no sabia si seguia avanzando como antes o si, por el 
contrario, se estaba desviando e iba a precipitarse a la cuneta en 
cualquier momento. La idea de lo que podría sucederles a sus viejos y 
frajiles huesos a causa de una caida como aquella lo atemorizaba, pero 
pese a ello, mantuvo los ojos cerrados y siguió avanzando a tientas. 
 
Esto es lo que te hacia falta para curarte de tu ingratitud, viejo amigo 
– se dijo – Pasaras el resto de tu vida pensando que si, eres un viejo 
mendigo, pero al menos no eres un mendigo ciego, y eso te hará feliz. 
 
Ramu no cayo en la cuneta, aunque si empezo a desviarse hacia el lado 
derecho de la carretera al llegar a la cima de la cuesta e iniciar el 
descenso, y por ello paso junto al enorme diamante que relucia en el 
polvo; su pie izquierdo paso a menos de cinco centímetros de la piedra. 
 
Unos treinta metros mas allá, Ramu abrio los ojos. La brillante luz del 
sol estival inundo su mirada y parecio inundar también su mente. Con un 
sentimiento de jubilo contemplo el cielo azul, los polvorientos campos 
amarillos, el camino por el que caminaba. Siguió con la mirada y una 
sonrisa el vuelo de un pajaro de un árbol a otro, y si bien no se volvió 
ni una sola vez ni vio el enorme diamante que yacia detrás suyo, lo 
cierto era que había olvidado las llagas y el dolor de espalda que lo 
atormentaban. 
 
¡Gracias a DIOS por conservarme la vista! – grito - ¡Gracias a DIOS por 
esto, al menos! Tal vez vea algo de valor en el camino, una vieja 
botella que valga algún dinero en el bazar, o incluso una moneda; pero 
aunque no encuentre nada, vere muchas cosas. 
 
¡Gracias a DIOS por conservarme la vista! ¡Gracias a DIOS por ser! 
 
Una vez satisfecho, Ramu se puso de nuevo en marcha, dejando atrás el 
diamante. DIOS  alargo la mano, lo recogio y volvió a dejarlo en la 
montaña africana de la que lo había sacado. Casi como idea de ultimo 
momento (si es que DIOS tiene ideas de ultimo momento), rompio una rama 
de un árbol y la dejo caer en la carretera de Chandrapur, al igual que 
había dejado caer el diamante. 
 
La diferencia estriba – explico DIOS a Uriel – en que nuestro amigo Ramu 
encontrara la rama, la cual le servira como baston durante el resto de 
sus días. 
 
Uriel miro a DIOS (en la medida en que alguien, incluido un arcángel, 
puede mirar ese rostro ardiente) con expresión insegura. 
 
¿Me has dado una lección, Padre? 
 
No lo se – repuso DIOS con aire inocente – ¿Tu que crees? 
 
Tomado del libro: PESADILLAS Y ALUCINACIONES 
 
Editorial Grijalbo. 
 
Escrito por STEPHEN KING. 
 
ISBN: 84-253-2642-7 
 
jesusbertel@...  
 
 
 
El Exito en definitiva depende de ti. 
 
___________________________________ 
mensaje enviado desde http://www.iespana.es/_reloc/email.iespana 
servicios gratuitos: emails - alojamiento web - agenda - favoritos - 
foros... 
 
El Exito en definitiva depende de ti. 
 
___________________________________ 
mensaje enviado desde http://www.iespana.es/_reloc/email.iespana 
servicios gratuitos: emails - alojamiento web - agenda - favoritos - 
foros... 
 
El Exito en definitiva depende de ti. 
 
___________________________________ 
i loterias de i (españa)... la primera peña de Primitiva con garantía de
premio!! 
http://www.iespana.es/_reloc/email.iloterias 
 
 
 
 
 
_______________________________________________________________________ 
Visita nuestro patrocinador: 
~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~ 
         ~~ OPORTUNIDAD UNICA Y LIMITADA ~~ 
                 eresMas+OfertaPC 
  Liquidación de agendas Palm - Desde solo 133 euros!! 
        Impresora Lexmark  por solo 29 euros 
       Portátil Toshiba 4010 CDS -  478 euros 
        Monitor Nokia 446 XT 19" - 199 euros 
Haz clic aquí -> http://elistas.net/ml/85/ 
~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~