Inicio > Mis eListas > dxcolombia > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 4307 al 4336 
AsuntoAutor
Hasta junio de 200 HK1AA .
FW: MALPELO 2001 H eduardo
FW: BOLETIN FRECUE eduardo
FW: Resumen intere eduardo
ENTREVISTAS DE RAD ea2aov
Fwd: ARLD041 DX ne Alvaro G
HK4CN eduardo
HK4CN eduardo
Re: HK4CN German D
Re: HK4CN Gabriel
Re: HK4CN Gabriel
Re: HK4CN eva grac
Necesito un Integr Jham Sal
Watch Lenovo CEO: hk4dum
Re: Watch Lenovo C Mauricio
Proyecto de Reform Alvaro G
RE: Proyecto de Re oscar ed
Re: Proyecto de Re Alvaro G
ENTREVISTAS DE RAD ea2aov
Secretario General Alvaro G
RE: Secretario Gen Reinaldo
Re: Secretario Gen Dxcolomb
Fwd: ARLD042 DX ne Alvaro G
Antenas de telecom Rubiel R
Encuentran Por Fin HK1AA .
Tonos desde el esp HK1AA .
Sounds from the Fi HK1AA .
RE: Secretario Gen Reinaldo
Re: Tonos desde el Alejandr
Lista de beacons ( David J.
 << 30 ant. | 30 sig. >>
 
Dxcolombia
Página principal    Mensajes | Enviar Mensaje | Ficheros | Datos | Encuestas | Eventos | Mis Preferencias

Mostrando mensaje 4313     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto:[dxcolombia] FW: MALPELO 2001 HK3JJH.doc
Fecha:Jueves, 4 de Octubre, 2007  18:47:25 (-0500)
Autor:eduardo arango visbal <eduardoarangovisbal @.......com>






EDUARDO ARANGO VISBAL Carrera 7 Nº 13-63 Ofi.Nº707 Tel y Fax 2836793 EDIFICIO SAN PABLO BOGOTA COLOMBIA

From: "Francisco Hennessey Jr. - H K 3 W -" <hk3sgp@...>BR>ReplR>Reply-To: radio-hk@...
To: <4m5dx@...&go-, <radio-hk@...>, <FRACOL@...>
Subject: MALPELO 2001 HK3JJH.doc
Date: Wed, 3 Oct 2007 09:47:53 -0500

Documento escrito por Mi gran amigo y colega, Pedro Allina, HK3JJH, sobre la isla de Malpelo.
Espero lo disfruten..
73 Siso, HK3W

 

MALPELO  2001

 

Aún después de haber hecho más de 18.000 comunicados en mi viaje a Malpelo de 1999, la isla continuó siendo anhelada por muchos radioaficionados de todo el mundo quienes contínuamente me solicitaban que volviera, y pese a que en principio este viaje no estaba en mis planes, cuando menos pensé me encontré haciendo preparativos para una nueva expedición.

El primer paso era contactar con la Armada Nacional. Como siempre encontré gente amiga y de invaluable condición humana dispuestos a ayudarme y a abrirme puertas para seguir adelante. El apoyo del Capitán de Fragata Norman Herrera en Bogotá  y del Capitán de Navío Jairo Parra Juan y el Capitán de Navío Alberto Rojas Torres en Bahia Málaga fueron definitivos para la realización de  mi proyecto.

Luego fui al Ministerio del Medio Ambiente, sección de Parques Nacionales Naturales: en donde me informaron que Malpelo ha sido declarado Santuario de Fauna y Flora que debe ser protegido contra cualquier tipo de depredación, de manera que deben estar seguros de que quien lo visita no causará ningún problema. La Doctora Marcela Cano asesora de la dirección de Parques Nacionales y la Doctora Clara Osorio del Ministerio del Medio Ambiente entendieron mi objetivo y me facilitaron el permiso con algunas recomendaciones muy lógicas.

Tuve además que tomar la determinación de elegir un apoderado para las tarjetas QSL de respuesta, el amigo Carl Smith N4AA. Yo he disfrutado mucho en mis anteriores expediciones, contestando personalmente cada una de las tarjetas y hasta volviendo a vivir detalles de muchos de los contactos, que vienen a mi memoria, pero desafortunadamente el correo local no me da las garantías suficientes, y no quise correr el riesgo de quedar mal con algunos radioaficionados, como sucedió en la expedición pasada.

Con todo listo y animado por varios colegas que estuvieron dándome apoyo permanente, esperé ansioso el momento de salir hacia Malpelo, entre tanto traté de adquirir la mayor información posible, pues aún después de tres viajes había muchas cosas que desconocía.

Malpelo es una isla colombiana en el Océano Pacífico, situada cardinalmente en 3º59'57”N  y  81º35’40”W, localizada sobre la cordillera dorsal de Malpelo, sobre la cual también están las Islas Galápagos, Isla de Cocos, Revillagigedo y otras, formaciones estas del Mioceno.  El grupo Malpelo lo conforman 11 peñascos con una superficie de aproximadamente 3.5 Kmts2 y cuya mayor altura alcanza los 906 mts. sobre el nivel del mar. Está a 500 Kmts de la Costa Colombiana. En 1900 fue anexado oficialmente a Colombia y desde 1986 está custodiada por la Armada Nacional. La posesión de esta isla colombiana, extiende el área marítima en 200 millas marinas y por la teoría de defrontación nos da el derecho a la posesión de un sector de la Antártida. Fue descubierta en el Siglo XVI, y usada como punto de referencia de los navegantes entre México y Centro América hacia los países suramericanos. El extraño nombre de Malpelo, viene del griego Malveolus que significa ”inhóspito”

Tenía reservado el vuelo hacia Buenaventura para el día 4 de abril. Arribar a Bahía Málaga fue llegar a casa de amigos. Todo el mundo desde militares de alto rango hasta suboficiales e infantes de marina hicieron todo lo posible para facilitarme las cosas y procurar que todo me saliera bien. Faltaban todavía unos días para la salida hacia Malpelo,  de manera que quise aprovecharlos para sacar al aire la Isla La Palma situada a 40  Kmts. de Buenaventura. Allí en la única compañía, por cierto muy valiosa,  del guardafaros Sinisterra, activé SA017 para 1500 islómanos, pero antes de comenzar a activar el equipo, cometí un grave error al conectar la fuente de poder al generador, que por estar a la altura del mar producía mucho mayor voltaje del esperado.  La fuente de poder quedó quemada en el acto, y en este momento frustrados todos mi planes. Afortunadamente a través de una batería que había en la isla pude dar aviso a la Armada y a mis amigos, sobre mi situación de emergencia. Tan pronto se recibió este anuncio todo el mundo se movilizó, de manera que en pocas horas tuve otra fuente de poder  pude empezar a transmitir. Unas horas antes de salir para Malpelo, una lancha de la Armada me recogió, empaqué nuevamente mis  bártulos y me alisté con mucha emoción para mi nueva expedición.

El 9 de abril, zarpamos por fin hacia Malpelo a bordo del  buque Calima, un pesquero reformado para la armada nacional, al mando del Teniente José David Peroza.

La travesía  de 35 horas fue agradable, con mar tranquilo y sin ningún contratiempo. La compañía durante buena parte del recorrido, de numerosos delfines que jugueteaban alrededor del barco, nos ofreció un magnífico espectáculo y cuando menos pensé estaba avistando una vez mas la isla. Inicié mi subida  por la ya conocida, pero temida  escalera de gato que pende sobre el mar a 17 metros. Sentía que ese paso ya me era familiar pero unos kilos y un par de años más hicieron que me encalambrara cuando ya casi coronaba el ascenso. Solamente los potentes brazos de un par de infantes de marina que me izaron en el último momento me libraron de caer al mar.

Repuesto del calambre y del susto inicié la subida de 350 metros hacia la casa donde permaneceríamos durante un mes. Fue una caminata de casi 2 horas, con una que otra parada para tomar aliento, en un ascenso casi vertical, pero por fin llegue a la meta sano y salvo.

Después de un breve descanso comencé a instalar equipos y antenas, y por fin a las 20:57 (hora UTC) el miércoles 11 de abril empecé a salir al aire. Es indescriptible la sensación de orgullo y satisfacción que sentí al estar sacando las tan esperadas letras colombianas (HK3JJH/0M). Olvidé el cansancio y los esfuerzos realizados y en ese momento solo tuve oídos para captar cada indicativo y satisfacer al mayor número posible de radioaficionados.

Al principio los “pile ups” fueron enormes, pero la experiencia de tantas expediciones anteriores me facilitaron el poder poner orden, establecer turnos y aprovechar al máximo el tiempo.

Las condiciones de propagación de las ondas Herzianas no fueron las mejores y por lo tanto había que aprovechar cualquier hora del día o de la noche en que se facilitara la transmisión y la recepción.

Los ratos libres, en los cuales sentarme al radio era inútil, los aprovechaba para dar cortos paseos por la isla y analizar a mi manera los cambios encontrados dos años después de mi última visita. Por ejemplo, la población de piqueros o pájaros bobos es muy grande y estable y se ve  sana pero parece tener dificultades en la reproducción pues hay muchos huevos infecundos; los cangrejos, que como los anteriores son especie endémica de la isla, ha disminuído su población notoriamente, mientras la cantidad de lagartos y lagartijas ha aumentado muchísimo. Han aparecido además especies de insectos que no había visto antes como dos clases de insectos voladores, algo molestos y posiblemente llevados por los guardianes de la isla en materiales orgánicos, así como algunas colonias  de hormigas. Los vegetales, esos helechos primitivos que son lo único verde de la isla, se encuentran muy bien y al parecer no han sido tocados, aunque tampoco ha aumentado su extensión. En la fuente de agua ha aparecido una lama verde, que podría contaminar el agua. Solamente un biólogo está en capacidad de analizar todos estos fenómenos y hacer las recomendaciones pertinentes, para evitar modificaciones que perjudiquen la flora y la fauna de la isla.

La compañía permanente del Teniente Rojas, Suboficial Oliveros y los infantes de marina que vigilan la isla, fue muy grata y el compartir largas horas con ellos  me permitió hacerles observaciones y sugerencias  sobre la vida en la isla y el cuidado de la fauna y la flora y en ocasiones hasta servirles de escucha para sus problemas personales.

La comida estuvo  cada día a cargo de uno de los infantes, no tenía horarios fijos y por supuesto ni la calidad, ni la variedad eran las mejores, pero se trataba de nutrirse y no de que fuera un placer. Sin embargo algún día se arriesgaron a pescar  y la experiencia exitosa de por sí, por el compañerismo y la recreación que significó, nos brindó el placer de comernos el pescado asado más delicioso que se  puedan imaginar.

El baño fue siempre un momento de relajación y lo disfruté cada día como si fuera la primera vez. Echarme encima olladas de agua fresca, bajo un sol radiante y teniendo al fondo el espectáculo del mar infinito y bravío, hacía que me alejara de todo y me concentrara solamente en la satisfacción del momento que estaba viviendo,y aunque tenia que trepar mas de 80 metros para volver a la casa bien valía la pena.

 En esa rutina de largas horas en radio, algunas caminatas, ratos de conversación con los compañeros,  pasaron  poco a poco 24 días. El objetivo primordial, la radioafición  creo que se cumplió pues pese a las malas condiciones de propagación logré hacer 15.000 contactos. Luché por contactar a mucha más gente, pero los esfuerzos fueron infructuosos pues hubo bandas como los 6 mts. y los 160 mts. totalmente imposibles.  También tuve mucho tiempo para pensar, para agradecerle a la vida el tener tan buenos amigos en Bogotá y en todo el mundo, que estuvieron pendientes de mí todo el tiempo y me brindaron su ayuda oportuna y el contacto con la familia, que en estas circunstancias  era tan importante. Y también para aprender a querer entrañablemente a esta isla agreste, pero magnífica; a ese mar que guarda tantos tesoros, a todo lo que significaba estar ahí. Por eso duele en el alma lo que se haga contra ella.

Es lamentable ver como es atacada su riqueza ictiológica permanentemente, por barcos pesqueros  que no se identifican o lo hacen en forma muy dudosa, y cuya tripulación por lo general es ecuatoriana. Lejos de respetar las seis millas marítimas de veda total por ser reserva natural, pescan en las inmediaciones de la isla y tuvimos oportunidad de ver como el Yate Tiger, de bandera costarricense, quien lleva con mucha frecuencia buzos a conocer el Santuario Ictiológico, y es gran colaborador en la vigilancia de la isla, recogió  a pocos metros de la Isla, varias líneas de anzuelos cebados, de más de 500 mts de larga cada una, que hubieran atrapado indiscriminadamente gran cantidad de peces.

La presencia de la Armada Nacional, con la mejor intención de defender la riqueza ictiológica colombiana resulta insuficiente ante los numerosos depredadores, que están violando al mismo tiempo la soberanía nacional. Hubo días en que alcance a ver desde la isla hasta cinco de estos barcos usurpadores.

El castigo que se aplica a quienes logran coger in fraganti, y llevan a Buenaventura, es  una multa que les resulta un valor irrisorio, dadas las ganancias logradas en cada viaje.

Espero con esta expedición haber satisfecho las expectativas de mis amigos radioaficionados. Ojalá puedan perdonarme la impaciencia y los regaños que debieron aguantarme en los ratos de más trabajo. Son momentos de mucha tensión y fatiga, y además la experiencia me ha enseñado que solo con un poco de energía se logra organizar grandes “pile ups”, para poder dar el indicativo al mayor número de personas.

Unos días antes de cumplir un mes de estar en la isla se me presentó la oportunidad de regresar, y en vista de que, dadas las condiciones de propagación, era difícil hacer más contactos, decidí abandonar la isla con un poco de nostalgia pues probablemente no la vuelva a ver, pero satisfecho de la labor cumplida y feliz de volver al hogar.

 El comportamiento de los radioaficionados contribuye mucho al éxito de una expedición, por eso quisiera dar algunas recomendaciones que seguramente nos beneficiarían a todos en otras oportunidades:

·        Oír con atención y tratar de entender las indicaciones del expedicionario.

·        Cuando se llama por números, respetar el número citado.

·        Tener paciencia hasta oír el indicativo y la información que se da normalmente cada uno o dos minutos.

·        Cuando el expedicionario llama por su indicativo a una estación, no repetirle 3 y 4 veces el indicativo por que se sobreentiende que ya lo oyó.

·        Cuando está en un comunicado, no llamar encima.

·        Evitar repetir el indicativo de la expedición ya que esto sobra.

·        Evitar dar órdenes de pasar a otras frecuencias ya que hay un plan preestablecido.

·        Evitar dar en medio de un “pile up”, nombres y ciudades y mucho menos deletrearlas (a no ser que se pida), ya que no hay tiempo ni espacio para tomar esas notas.

·        Los reportes normalmente deben ser 5-9, excepción hecha cuando se oye algún defecto en la señal.

·        Evitar las preguntas  y comentarios mientras haya mucha gente en espera

·        Evitar repetir comunicados en la misma banda.

 Pedro J. Allina B. HK3JJH

 



Estoy utilizando la versión gratuita de SPAMfighter para usuarios privados.
Ha eliminado 1934 correos spam hasta la fecha.
Los abonados no tienen este mensaje en sus correos.
¡Pruebe SPAMfighter gratis ya!

--~--~---------~--~----~------------~-------~--~----~
Has recibido este mensaje porque estás suscrito a Grupo "Radioaficion en Colombia" de Grupos de Google.
 Si quieres publicar en este grupo, envía un mensaje de correo
electrónico a radio-hk@...
 Para anular la suscripción a este grupo, envía un mensaje a radio-hk-unsubscribe@...
 Para obtener más opciones, visita este grupo en http://groups.google.com/group/radio-hk?hl=es.
-~----------~----~----~----~------~----~------~--~---




Charla con tus amigos en línea mediante MSN Messenger: Haz clic aquí




Crea tu espacio en el calendario universal de la red
Imagina un calendario universal donde cada persona elige una fecha especial (cumpleaños, boda, etc) y crea una pagina en esa fecha, para siempre.
www.nuestrosdias.com