Inicio > Mis eListas > debunker > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 4381 al 4395 
AsuntoAutor
Re: Problema esote marcg
Re: Problema esote Juan Ant
EL SIDA NO ES UNA Eduardo
OTRO ENFOQUE SOBRE Eduardo
LA INDUSTRIA DEL S Eduardo
LAS VERDADERAS CAU Eduardo
SIDA-POLÈMICA Eduardo
Fwd: COMUNICADO DE Guillerm
Re: MENSAJES DESDE José Gar
SIDA, polémica, Gi El Ciber
El sexo, siempre e José Gar
El zonzo José Garc El Ciber
Re: El sexo, siemp Juan Ant
Re: El sexo, siemp Henry
Re: El sexo, siemp campaib
 << 15 ant. | 15 sig. >>
 
Debunker
Página principal    Mensajes | Enviar Mensaje | Ficheros | Datos | Encuestas | Eventos | Mis Preferencias

Mostrando mensaje 4396     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto:[debunker] El sexo, siempre el sexo.
Fecha:Lunes, 18 de Noviembre, 2002  02:25:19 (+0100)
Autor:José García Álvarez <JOGALVAREZ @.....es>

EL SEXO, SIEMPRE EL SEXO

En todos los actos de vuestra existencia, hombres y mujeres terrestres, prevalece siempre la dinámica del sexo como única intención de vuestra vida. El erotismo convulso es vuestro pan de cada día, y notamos que vosotros no conseguís pensar en otra cosa sino en estimular, con todos los medios, la frenética carrera hacia las bajas frecuencias habituales de la sexología.

La libídine es siempre la resultante de cada simpatía, de todo encuentro entre dos sexos opuestos. No sabéis dar nada al espíritu; solamente a la materia concedéis la máxima confortación. Y esto es un mal enorme. Muchos nobles sentimientos se desgastan en el orgasmo del excesivo deseo de posesión, en la excitación superflua y fluctuante del deseo carnal. El desequilibrio prevalece y el dinamismo espiritual queda seriamente comprometido.

Es verdad que la práctica del sexo es necesaria, pero también es verdad que el exceso es deletéreo para un sano equilibrio psico-físico-espiritual.

La excitación que provocáis a través de films y revistas pornográficas acelera, sea en la mujer o en el hombre, el instinto degenerado de la posesión violenta y la satisfacción sodomítica o fornicaciones peores, que los mismos animales rehusan.

Ya os hemos dicho que el sexo no es el amor, más bien un instinto meramente creador, un medio que empuja la adoración a constituir con el amor el concepto andrógino, temporalmente separado en vuestra dimensión.

La disolución psíquica del sexo, produce una dinámica violenta de atracción, alterando notable e hipertróficamente, los valores substanciales del pudor y de los sentimientos sublimes del amor.

Fue dicho y escrito: “El hombre no haga la mujer y la mujer no haga el hombre” y “El hombre no vista como la mujer ni la mujer como el hombre”.

Vosotros recurrís a insidias todavía peores para estimular atenciones irritantes capaces de desarrollar el instinto de la violencia y de la posesión sexual. La culpa es siempre vuestra, de vuestra ciencia y de vuestra sociedad, incapaces de proporcionar soluciones necesarias. En nuestros mundos estas asquerosidades no existen.

                                                                                         Hoara