Inicio > Mis eListas > debunker > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 4321 al 4335 
AsuntoAutor
Invitación!!! Cassiel
Invitación!!!...m Violeta
Una Web Juan Ant
Nunca envié ese me Dr.Jose
Artículo sobre la José Gar
Re: Artículo sobre jmbello
Hola a todos Violeta
Artículo_sobre_la_ Violeta
Artículo_sobre_la_ Violeta
Re: Artículo_sobre campaib
UNA REVELACIÓN MES José Gar
EL TEMOR A LAS PRO José Gar
Reflexión sobre el Javier G
Re: Reflexión sobr goyodiaz
Fw: Inocencia de l Luis I.
 << 15 ant. | 15 sig. >>
 
Debunker
Página principal    Mensajes | Enviar Mensaje | Ficheros | Datos | Encuestas | Eventos | Mis Preferencias

Mostrando mensaje 4336     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto:[debunker] UNA REVELACIÓN MESIÁNICA.
Fecha:Jueves, 10 de Octubre, 2002  01:20:25 (+0200)
Autor:José García Álvarez <JOGALVAREZ @.....es>

Como Tomás, discípulo de memoria bíblica, la mayor parte de los hombres de este mundo quieren ver y tocar solamente la parte física instrumental y científica de estos aparatos prodigiosos que hoy llamamos "PLATILLOS VOLANTES" y rehusan de forma categórica el otro aspecto, mucho más importante, concerniente a la parte reveladora de su presencia y de sus advertencias simbólicas, que es la parte MESIÁNICA.
 
Los encuentros entre estos Seres Superiores, que viajan en tales aparatos, y ciertos hombres de la Tierra revisten las mismas características que los contactos que tuvieron lugar en tiempos antiguos. Para citar uno de los más importantes que han tenido lugar entre estos Seres y los hombres de este mundo, hombres particularmente seleccionados, con predisposiciones sobre los planos psicológicos, físicos y espirituales, es el que tuvo lugar entre el profeta bíblico Abraham y tres de estos personajes, extremadamente evolucionados, que venían de los Espacios exteriores a la Tierra.
 
El encuentro de Abraham (según la Biblia) tuvo lugar en un encinar cerca de Mambré, cuando él estaba sentado a la entrada de su tienda. La Biblia dice: "y he aquí tres hombres estaban parados cerca de él". (Génesis 18, vers. 2). Corrió a su encuentro... y dijo: "QUE TRAIGAN UN POCO DE AGUA Y LAVAOS LOS PIES Y TENDEOS BAJO EL ÁRBOL. VOY A TRAER UN BOCADO DE PAN PARA QUE RECONFORTÉIS VUESTRO CORAZÓN. LUEGO PASARÉIS ADELANTE" (Génesis 18, vers. 4-5). "DESPUÉS TOMÓ REQUESÓN Y LECHE Y EL BECERRO QUE HABÍA ADEREZADO Y SE LO PUSO ANTE ELLOS; QUEDÁNDOSE ÉL MISMO DE PIE CERCA DE ELLOS, BAJO EL ÁRBOL. ELLOS SE PUSIERON A COMER". (Génesis 18, vers. 8). "UNO DE LOS TRES HOMBRES ERA EL SEÑOR, DIOS, QUE ESTABA DOTADO DE CLARIVIDENCIA".
 
No menos importante es el encuentro de Lot con dos de los tres personajes vistos por Abraham. Pero ¿quiénes eran? ¿De dónde venían? ¿Por qué habían venido a la Tierra? He aquí unas preguntas que numerosos investigadores no se hacen y sin embargo revisten una importancia determinante en esta antigua Verdad que se revela, todavía una vez más a la inteligencia del hombre de este planeta. ¿Quiénes eran? ¿Los mismos personajes que algunos, hoy, encuentran y denominan "Marcianos"? ¿DE DÓNDE VIENEN?
 
De donde han venido siempre, de otros sistemas solares formados muchos miles de años antes de que naciese nuestro sistema solar, nuestro mundo, y que están mucho, mucho más evolucionados que todo lo que la expresión humana pueda explicar a nuestra inteligencia limitada.
 
¿POR QUÉ HAN VENIDO AHORA A LA TIERRA?
 
Por la misma razón que les ha traído siempre: para ayudar, para dar a los hombres de este mundo la luz de conocimiento de los valores reales exteriores e interiores, para enseñar la Ley de Amor Universal, para impedir al hombre abusar, pasar los límites consentidos por su libre albedrío, para invitar a los hombres a no desarmonizar los equilibrios de la Fuerza Creadora y a tener conciencia plena de los eventuales desequilibrios que esta Fuerza puede poner en acción si la desobediencia persiste y se vuelve cínica. Ellos vuelven para decir una vez más: ¡Parad! a la degeneración sodomita y para dar a los hombres un nuevo mensaje preciso y determinante para el camino de la evolución de la Humanidad.
 
Muchos son los mensajeros que han extendido por doquier estas cosas de alto concepto, que muchos han preferido no comprender como debían haberlas comprendido, ni aceptar como debían haberlas aceptado. A muchos no les interesan hoy y puede que hoy todavía menos que ayer a causa de una presunción orgullosa e hipertrófica. Pero, he aquí la Verdad: HAN VUELTO SOBRE LA TIERRA CON UN MENSAJE BIEN PRECISO Y CON UN PROGRAMA BIEN DETERMINADO. Y su obra ya está en el epílogo.
 
Un saludo cordial,
 
José García Álvarez