Inicio > Mis eListas > chamanismognostico > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 85 al 104 
AsuntoAutor
Conferencia balaram
Estimados Hermanos balaram
Chamanismo Gnostic balaram
35.- DIARIO VIVIR Grover G
34.- DIARIO VIVIR Grover G
Acerca del Servici balaram
EL MAESTRO Y EL DI Grover G
Un abrazo De Anton Grover G
Mensaje navideño: Grover G
37.- DIARIO VIVIR Grover G
39.- DIARIO VIVIR Grover G
Re: SALUDOS GUERRE Grover G
51.- DIARIO VIVIR Grover G
52.- DIARIO VIVIR Grover G
57.- DIARIO VIVIR Grover G
58.- DIARIO VIVIR Grover G
2.- VIAJES DE TRAB Grover G
Relación Maya-Atla balaram
LLAMAMIENTO INTERN Grover G
Nueva pagina balaram
 << 20 ant. | 20 sig. >>
 
Chamanismo Gnostico
Página principal    Mensajes | Enviar Mensaje | Ficheros | Datos | Encuestas | Eventos | Mis Preferencias

Mostrando mensaje 89     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto:[ChamanismoGnostico] 34.- DIARIO VIVIR DEL MAESTRO Por Fernando Salazar Bañol
Fecha:Miercoles, 18 de Diciembre, 2002  07:10:18 (-0600)
Autor:Grover García <ggt24 @.....com>

DIARIO VIVIR DEL MAESTRO Por Fernando Salazar Bañol

34.- Durante muchos años el Maestro Samael desarrolló
las Terceras Cámaras ( ). Las actividades allí
realizadas eran destinadas solamente a los estudiantes
más antiguos y más avanzados. Durante los años `70 el
Maestro premió muchos estudiantes extranjeros, dejando
que ellos participasen de las actividades de ese grupo
especial. En Tercera Cámara eran dadas cátedras
magistrales, luego transformadas en libros, como fue
el caso específico de Tarot y Cábala( ), La Alquimia
Sexual( ) y Antropología Gnóstica ( ). En otras
ocasiones, consagró Obispos para la Iglesia Gnóstica.

El programa desarrollado por el Maestro en Tercera
Cámara seguía, invariablemente, el siguiente orden:

·	Cátedra sobre un tema específico
·	Mantralización
·	Meditación no dirigida
·	Entrega de la unción

Para oficiar en Tercera Cámara el Maestro usaba una
túnica blanca muy simple, con una cruz dorada bordada
en la región del corazón. Como un gran Iniciado de los
tiempos actuales, el Maestro daba sus conferencias
internas en frente del ara sagrada, en una actitud que
daba la impresión, de que allí, sobre el ara, estaba
su fuente inspiradora. A su lado izquierdo quedaba el
coro de Isis ( ), compuesto por mujeres de diferentes
edades, la cuales escuchaban con mística emoción el
Verbo de Samael.

La esposa de Samael siempre estaba presente. Con su
simplicidad característica, vestía una túnica blanca,
que contrastaba positivamente con su piel morena. Ella
siempre me impresionaba por su humildad, su silencio y
por el brillo de sus ojos, que titilaban como las
estrellas en la noche.

Vestido con su túnica blanca, el Maestro era figura
imponente . Su voz grave y firme retumbaba todo el
recinto y también nuestras consciencias. Su rostro, de
piel blanca y nacarada, su mirar dulce mas penetrante,
inspiraba en todos nosotros a los altos vuelos del
espíritu.

Las tres velas encendidas sobre el altar irradiaban
una luz que iluminaba los contornos del cuerpo del
Maestro, dando siempre la impresión de que su luminosa
aura se estaba materializando para la felicidad de
todos sus discípulos.

El incienso que era quemado durante esas actividades
se mezclaba con la fragancia del amor del Maestro para
con sus discípulos, siempre abiertos para recibir y
aceptar la reveladora ciencia.

Sus cátedras internas se caracterizaban por la
simplicidad y por la síntesis. Realmente, todos
nosotros, los que tuvimos la oportunidad de participar
de esos momentos de pura sabiduría, pudimos alimentar
nuestras almas con el tercer canon del pensamiento (
). Las enseñanzas gnósticas dadas por el Maestro,
efectivamente, eran el más auténtico néctar servido en
el anfiteatro de la Ciencia Cósmica.

Los mantras que entonábamos con el Maestro y que luego
pasaban a vibrar en la regiones más profundas de
nuestra consciencia hacían que nuestro cuerpo y
psiquis vibrasen con superlativas emociones.

Lo que más me gustaba de la meditación en Tercera
Cámara era el hecho de que el Maestro no la dirigía.
Con esta actitud, él enseñaba a convertirnos en
Adeptus, o sea, aquél que trabaja para convertirse en
el dueño de su propio conocimiento. Siempre admiré el
hecho de que el Maestro jamás nos motivó a ser
Imitatus, o sea, practicar o motivar a otros a repetir
mecánicamente sus propios conocimientos e ideales.

Jamás podré olvidar aquellos sublimes momentos cuando
el  Maestro bendecía el pan y el vino vertido en un
cáliz sagrado. Esto siempre me transportó al pasado de
los Caballeros del Grial ( ). Samael, para mi, era el
propio Anfortas, el rey de los Caballeros del Santo
Grial, elevando a los cielos el símbolo divino de la
carne y la sangre de nuestro Señor el Cristo. Y
nosotros, los participantes de esta ceremonia sagrada,
éramos los propios Caballeros sedientos de la Verdad.




_________________________________________________________
Do You Yahoo!?
Información de Estados Unidos y América Latina, en Yahoo! Noticias.
Visítanos en http://noticias.espanol.yahoo.com



_______________________________________________________________________
Visita nuestro patrocinador:
~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~
                         DamePrecio . Com
            !!Presupuestos en tu e-mail gratuitamente!! 
        Informatica, electrodomesticos, viajes, reformas, 
               material de oficina, mudanzas, etc.
  Haz clic aquí -> http://elistas.net/ml/104/
~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~