Inicio > Mis eListas > chamanismognostico > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 641 al 660 
AsuntoAutor
RE: LA FAMILIA juan pab
Usos terapéuticos octavio
los lakota hoy dia juan pab
Sobre conferencias Listas D
LAS SIETE PROFECIA SIMON GU
LAS SIETE PROFECIA SIMON GU
Crudas realidades MANQUE R
Re: PERU - OLIGARQ Cesar Mu
Amèrica Latina . E octavio
CATESIS SIMON GU
SANTA FLAUTA Cesar Mu
UN CAMPO DE CONCEN SIMON GU
SANTA FLAUTA II Cesar Mu
USA RAZA DE DEMONI Steven W
ACCIÓN POPULAR FRE SIMON GU
ACTIVIDADES GEOMET Pilar
Cuba pide a No Ali octavio
Re: PARA LOS FANAT Cesar Mu
¿Hitler murió de v octavio
LA TORTURA DE HABL Cesar Mu
 << 20 ant. | 20 sig. >>
 
Chamanismo Gnostico
Página principal    Mensajes | Enviar Mensaje | Ficheros | Datos | Encuestas | Eventos | Mis Preferencias

Mostrando mensaje 642     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto:[ChamanismoGnostico] Usos terapéuticos de la Canabis.
Fecha:Domingo, 20 de Agosto, 2006  01:07:00 (+0200)
Autor:octavio moreno <practik_37 @.....es>


Leslie L. Iversen, nos ofrece en su libro: Marihuana, conocimiento
científico actual, el siguiente resumen de las conclusiones relativas
a los usos terapéuticos del cannabis:

1. Los únicos usos terapéuticos de los que se tienen pruebas
científicas son en el tratamiento de las náuseas y los vómitos
asociados a la quimioterapia contra el cáncer, y como estimulante que
contrarreste la pérdida del apetito y la caquexia asociada al SIDA.
Hay, no obstante, pruebas científicas que avalan el uso potencial del
cannabis en otras dolencias, en concreto para las relacionadas con los
dolorosos espasmos musculares y posiblemente como método alternativo
en el tratamiento de los dolores clínicos resistentes. Por el momento,
sólo se disponen de casos anecdóticos en enfermedades tales como la
esclerosis múltiple, la espasticidad, las lesiones de médula espinal,
la migraña, el glaucoma o la epilepsia.

2. El perfil de seguridad del THC -el ingrediente activo del
cannabis- es bueno, ya que presenta una toxicidad muy baja a corto y a
largo plazo. Sin embargo, algunos de sis efectos agudos, entre ellos,
reacciones centrales desagradables, intoxicación y lesiones temporales
de las funciones motoras y cognitivas, limitan la utilidad del THC
como fármaco. Al parecer, existe un margen muy estrecho entre las
dosis que producen los efectos deseados y los indeseados.

3. Debido a los efectos cardiovasculares del THC y a su tendencia
a empeorar los síntomas de esquizofrenia, los pacientes con trastornos
mentales o con enfermedades cardiovasculares no son sujetos aptos para
tratamientos eleborados a partir del cannabis. Como sucede con otros
muchos fármacos que afectan el SNC, se debería evitar el cannabis
durante la gestación.

4. La seguridad de la marihuana fumada es una cuestión más
controvertida, ya que en un buen número de consumidores habituales
provoca bronquitis crónica, y debido al riesgod e que a largo plazo se
establezca una relación con los cánceres del tracto respiratorio, no
parece aconsejable recomendar su uso prolongado. Con todo, en
determinados casos de pacientes gravemente enfermos está justificado
el uso de la marihuana con fines humanitarios.

5. En todos los casos, sin olvidar el uso de la marihuana fumada,
hacen falta pruebas clínicas mejor controladas y se necesita también,
con urgencia, investigar en la mejora de los métodos de administración del fármaco.
 
En cuanto a los efectos físicos, tenemos que después de la
administración se presenta una ligera aceleración del ritmo cardíaco,
dilatación de los vasos sanguíneos, expansión de los bronquiolos,
enrojecimiento de los ojos y sequedad de boca. La coordinación
psicomotriz puede sufrir alteraciones dependiendo de la cantidad
utilizada.

En mediciones con la técnica de electroencefalografía (EEG) las
respuestas a la acción aguda de este psicoactivo evidenciaban una
actividad cerebral propia de un patrón correspondiente a la vigilia,
aunque otras veces se observaba una actividad cerebral de onda corta y
lenta, típica del estado de reposo o sueño; además se reveló que las
variaciones del EEG durante el sueño posterior al consumo de marihuana
mostraban un cambio significativo en los patrones de sueño, ya que los
sujetos reducían el número de movimientos oculares rápidos que
caracteriza la fase REM y tenían más sueño no REM. (50)

En el caso de consumidores crónicos se han detectado anormalidades
menstruales en las mujeres y disminución en las concentraciones de
testosterona y cuentas espermatozoides reducidas en los hombres. No
existe ningún reporte sobre posibles daños genéticos en bebés cuyos
padres consumen habitualmente marihuana.

Varias de las fuentes consultadas señalan también que la mayoría de
consumidores que han venido fumando marihuana diariamente durante un
lapso mayor de dos años, presentan un patrón crónico de fatiga,
pereza, inestabilidad emocional, falta de energía, falta de
motivación, disminución de la productividad y pérdida de la
iniciativa. Es necesario consignar también que otras fuentes lo niegan
o simplemente no mencionan efectos acumulativos de la intoxicación
crónica.

Los riesgos comparativos a nivel pulmonar entre fumar tabaco y fumar
marihuana, son menores en el caso de la marihuana: el TCH actúa como
broncodilatador abriendo los pulmones, mientras que la nicotina hace
exactamente lo contrario; un cigarro de marihuana contiene menos
alquitrán que uno de tabaco y como se necesita un menor número de
fumadas del primero que de el segundo para experimentar sus efectos y
éstos duran más en el caso de la marihuana, un consumidor inmoderado
de tabaco fuma más cigarros que un consumidor inmoderado de marihuana;
además no hay un sólo caso documentado de cáncer de pulmón debido al
uso de marihuana en ausencia de tabaquismo.

Cabe mencionar que los riesgos derivados del acto de fumar pueden ser
minimizados mediante el uso de vaporizadores o pipas de agua. Los
alquitranes entran el organismo al momento de ser quemados. Un
vaporizador o pipa de agua, no permite ningún tipo de combustión, lo
único que hace es calentar la marihuana a 187ºC, temperatura
suficiente para que el THC se transforme en un vapor o gas
prácticamente inodoro. Este vapor de THC es lo único que inhala el
usuario.
Potencial de dependencia

Es significativamente alto, aunque se trate únicamente de dependencia
psicológica. El consumo reiterado genera hábitos y asociaciones
condicionadas difíciles de romper. La marihuana no provoca dependencia
física, por lo que su retiro no produce ningún síndrome abstinencial
orgánico. No obstante, pueden presentarse algunos síntomas de orden
psicológico como ansiedad, tensión o irritabilidad que desaparecen al
cabo de unas semanas.

El fenómeno de tolerancia en el consumo de marihuana es bastante
singular. Muchos usuarios que utilizan este psicoactivo por primera
vez no suelen experimentar sus efectos sino hasta después de la
segunda o tercera vez y mediante dosis elevadas, mientras que
consumidores crónicos suelen presentar casos de tolerancia revertida,
esto significa que, ante la repetición de la misma dosis por tiempos
prolongados, ocurre un descenso en la cantidad necesaria para provocar
los mismos efectos. Se ha comprobado que el THC se acumula en las
zonas grasas del cuerpo y se reintegra lentamente al torrente
sanguíneo para ser excretado, de manera que un consumidor habitual que
tiene una reserva corporal del principio activo, requiere sólo de una
pequeña dosis para echar a andar un proceso condicionante de
activación del THC acumulado.



>



LLama Gratis a cualquier PC del Mundo.
Llamadas a fijos y móviles desde 1 céntimo por minuto.
http://es.voice.yahoo.com