Inicio > Mis eListas > chamanismognostico > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 4135 al 4154 
AsuntoAutor
Asamblea Naciona C octavio
Andan sueltos los octavio
El paramilitarismo octavio
Corte constitucion octavio
Indigenas en medio octavio
Indigenas en medio octavio
=?UTF-8?Q?EL_FIN_D octavio
Complot contra el octavio
=?UTF-8?Q?_=C2=BFQ octavio
Respuesta a Antoni Cesar Mu
La menstruacion en octavio
La minga campesina octavio
=?UTF-8?Q?El_lado_ octavio
LIBERACION FEMENI Melipal
MANIFIESTO POR LA octavio
las 10 enfermedade JOSEACHI
Re: REVOLUCION ALI Karent T
Re: Respuesta a An Dulima
Respuesta a Antoni octavio
La ONU promueve la octavio
 << 20 ant. | 20 sig. >>
 
Chamanismo Gnostico
PŠgina principal    Mensajes | Enviar Mensaje | Ficheros | Datos | Encuestas | Eventos | Mis Preferencias

Mostrando mensaje 4136     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto:[ChamanismoGnostico] Asamblea Naciona Constituyentel- NO PLEBISCITO
Fecha:Sabado, 19 de Marzo, 2016  21:35:44 (+0000)
Autor:octavio moreno <practik_37 @.....es>

 Si queremos paz, no debemos apoyar el plebiscito, pues solo seria un compromiso del Ejecutivo, que despues incumpliria o simplemente cambiaria cuando termine su mandato el presidente Santos.
Lo que Colombia verdaderamente necesita para que tenga paz con justicia social y un cumplimiento verdadero de los acuerdos es un cambio de constituci√≥n, mediante la convocatoria a una ASAMBLEA NAL. CONSTITUYENTE, abierta, incluyente y democr√¡tica. El siguiente articulo de Maria Jimena Duzan es bastante acertado.

No al plebiscito

Si Santos gana el plebiscito, tambi√©n pierde. El pa√≠s quedar√≠a mucho m√¡s polarizado debido a que el uribismo ser√≠a se√Īalado como el √ļnico grupo que se neg√≥ a subirse al bus de la paz.
Mar√≠a Jimena Duz√¡n Foto: Guillermo Torres
La insistencia, casi obsesiva, del presidente Santos por seguir adelante con el plebiscito por la paz demuestra que el poder vuelve ciegos a los gobernantes; los desconecta de la realidad y los confina a un peque√Īo c√≠rculo que los a√≠sla.
No de otra forma se explica que el presidente Santos insista en seguir adelante con un plebiscito por la paz, que, seg√ļn todos los vaticinios, terminar√≠a perdiendo incluso si llega a ganarlo. 
Aunque el gobierno parece muy confiado, las posibilidades de que lo pueda perder son grandes, sobre todo, si este se convierte, como de hecho ya est√¡ ocurriendo, en una refrendaci√≥n en torno a la gesti√≥n de Santos. Hacer un plebiscito por la paz con una aprobaci√≥n en las encuestas de menos del 30 por ciento, en medio del impacto que ha tenido en la clase media la ca√≠da de la renta petrolera, que se est√¡ viendo a gatas para cumplir con sus obligaciones, y en momentos en que el desempleo ha vuelto a ser de dos d√≠gitos y cada d√≠a hay m√¡s j√≥venes saliendo de las universidades sin posibilidades de encontrar puestos dignos es un suicidio pol√≠tico.
La mayor√≠a de los sufragantes votar√¡n pensando en sus bolsillos y aprovechar√¡n el plebiscito para demostrar su descontento, lo cual puede ser utilizado h√¡bilmente por la oposici√≥n uribista para ganar terreno. En ese escenario, los acuerdos de paz ser√¡n unos convidados de piedra y una excusa para que las elites pol√≠ticas sigan divididas y puedan seguir ech√¡ndole m√¡s gasolina a la polarizaci√≥n. No m√¡s.
Pero lo m√¡s grave: si Santos pierde el plebiscito, los colombianos perder√≠amos la capacidad de so√Īar con un pa√≠s distinto al que tenemos, porque el acuerdo de paz se convertir√≠a en una incomodidad fat√≠dica, en una especie de alma en pena viviente y en un imposible. Se perder√≠a todo lo pactado en La Habana, los colombianos quedar√≠amos condenados a vivir otros 100 a√Īos de sangre y las elites seguir√≠an otro tanto aplazando las reformas que nos deben. 
Pero si Santos gana el plebiscito, tambi√©n pierde. El pa√≠s quedar√≠a mucho m√¡s dividido y polarizado debido a que el uribismo ser√≠a se√Īalado como el √ļnico grupo pol√≠tico que se neg√≥ a subirse al bus de la paz. La posibilidad de reconciliaci√≥n nacional se har√≠a mucho m√¡s dif√≠cil y la radicalizaci√≥n de las fuerzas entrabar√≠a no solo la aplicaci√≥n de las reformas, sino la entrada de las Farc como nuevo movimiento pol√≠tico.
Pero, adem√¡s, el triunfo ser√≠a una victoria amarga porque se lo deber√≠amos a los √Ďo√Īos y a todos los jefes pol√≠ticos que manejan desde sus c√¡rceles los entresijos del poder local que le da los votos a la Unidad Nacional. Ese triunfo se lo deber√≠amos a una clase pol√≠tica corrupta a la que le importa la paz muy poco y que, en el fondo, no quiere reformar nada, as√≠ de dientes para afuera diga que s√≠ apoya lo pactado en La Habana.
En este pa√≠s no hay un alcalde que acepte mover sus huestes sin pedir algo a cambio. Ni siquiera por la paz. ¬¿Cu√¡nto le va a costar al gobierno aceitar esos votos?
Si Santos gana el plebiscito, es probable que el dinero destinado al posconflicto quede en manos de esta clase política, que mira con desdén los acuerdos de La Habana.
¬¿Valdr√¡ la pena, dilapidar esos dineros en campa√Īas pol√≠ticas y dejar desamparadas a las comunidades que s√≠ lo necesitan?
El presidente Santos insiste en que los acuerdos de paz deben ser refrendados por el pueblo y que no es suficiente el poder que le concede la Constituci√≥n para hacerlo. M√¡s all√¡ de saber si jur√≠dicamente sus argumentos son razonables en otras circunstancias, un plebiscito podr√≠a ser la v√≠a para darle legitimidad a lo que se vaya a pactar en La Habana. Pero en esta dif√≠cil coyuntura, cuando, adem√¡s, ni siquiera ha sido acordado con las Farc, es un salto al vac√≠o.
Hace seis a√Īos, cuando era candidato presidencial de La U, Juan Manuel Santos dijo en una oportunidad que ‚Äúsolo los imb√©ciles no cambian de opini√≥n cuando cambian las circunstancias‚ÄĚ, parafraseando una frase de Winston Churchill que dec√≠a que ‚Äúun fan√¡tico es alguien que no puede cambiar de opini√≥n‚ÄĚ.
Increíble que ese sea el mismo Santos que hoy insiste en seguir adelante con el plebiscito con el argumento de que fue un compromiso que él adquirió con los colombianos. Hay promesas que se pueden incumplir, presidente, sobre todo si nos llevan al abismo.