Inicio > Mis eListas > chamanismognostico > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 4074 al 4093 
AsuntoAutor
=?UTF-8?Q?Sabidur= Maku Yan
RE: Rv: Contacto H diaghne
El instituto smith Huauky T
Re: QUE TIEMPOS AQ octavio
Re: QUE TIEMPOS AQ perenell
UN SINCERO ADAGIO Kintu —a
Re: La serpiente c agustŪn
=?UTF-8?Q?Militar_ octavio
un chistesito Kintu —a
Un Camposanto llam octavio
=?UTF-8?Q?Mercurio octavio
EL ASESINO MANUEL Cesar Mu
=?UTF-8?Q?VIVA_JOR perenell
Vigilancia Ilegal octavio
ALIMENTOS Y PLANTA luz dian
=?UTF-8?Q?Consumid octavio
=?UTF-8?Q?LAS_FARC octavio
Re: Un chiste este Cesar Mu
Diario secreto del Jari Kuy
=?UTF-8?Q?Casi_la_ octavio
 << 20 ant. | 20 sig. >>
 
Chamanismo Gnostico
PŠgina principal    Mensajes | Enviar Mensaje | Ficheros | Datos | Encuestas | Eventos | Mis Preferencias

Mostrando mensaje 4093     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto:[ChamanismoGnostico] Diario secreto del admirante Richard B. Byrd
Fecha:Viernes, 18 de Septiembre, 2015  16:16:24 (+0000)
Autor:Jari Kuyen <jarikuyen @.....es>

    la tierra Interior Mi Diario secreto  Admirante Richard B. Byrd
 
 
El Vuelo de Exploración
sobre el Polo Norte
 
 
Debo escribir este diario en secreto y oscuridad. Se refiere a mi vuelo √Ārtico del d√≠a diecinueve del mes de febrero del a√Īo de mil novecientos  cuarenta y siete. 

Llega un momento en que la racionalidad de los hombres debe desvanecerse en la insignificancia, y uno debe aceptar la inevitabilidad de la Verdad! 
 
Yo no estoy en libertad de divulgar la documentaci√≥n siguiente en este escrito... tal vez nunca ver√¡ la luz del escrutinio p√ļblico, pero debo cumplir con mi deber y grabar aqu√≠ para que todos puedan leerlo alg√ļn d√≠a. 
 
En un mundo de codicia y explotación de algunos de la humanidad ya no se puede reprimir lo que es verdad.

 
 

REGISTRO DE VUELO - BASE CAMPO √ĀRTICO - 02/19/1947
 
0600 Horas - Todos los preparativos est√¡n completos para nuestro vuelo hacia el norte y estamos en el aire con tanques de combustible llenos a las 0610 Horas.

0620 Horas - La mezcla de combustible en el motor de estribor parece demasiado rica, se ha realizado el ajuste y los Pratt Whittney est√¡n funcionando sin problemas.

0730 Horas - Chequeo por radio con el campamento base. Todo est√¡ bien y la recepci√≥n de radio es normal. 

0740 Horas - Leve fuga de petr√≥leo en estribor del motor, sin embargo el indicador de la presi√≥n de aceite parece normal. 

0800 Horas - Leve turbulencia observada en direcci√≥n este a una altura de 2,321 metros, correcci√≥n a 1700 pies, ninguna turbulencia adicional, pero la cola del viento se incrementa, ligero ajuste en los controles del acelerador, las aeronaves funcionando muy bien ahora. 

0815 Horas - Chequeo por Radio con el campamento base, situaci√≥n normal.  

0830 Horas - Turbulencia encontrada otra vez,  altitud aumentada a 2900 pies, condiciones suaves de vuelo  nuevamente.

0910 Horas - Vasto hielo y nieve abajo, se observa coloraci√≥n amarillenta de la naturaleza, y se dispersa en un patr√≥n lineal. Alterando el curso para examinar mejor de este patr√≥n de color m√¡s abajo, se observa color rojizo o morado tambi√©n. Circulando esta √¡rea en dos vueltas completas volviendo a direcci√≥n asignada por la br√ļjula. Comprobaci√≥n de posici√≥n nuevamente con el campamento base, y transmitiendo informaci√≥n sobre coloraciones en el hielo y la nieve de abajo. 

0.910 horas - Ambos compases magn√©tico y girosc√≥pico comenzando a girar y tambalearse, somos incapaces de mantener nuestro rumbo con la instrumentaci√≥n. Tomamos orientaci√≥n con br√ļjula solar, sin embargo todo parece estar bien. Los controles est√¡n bastante lentos en responder y tienen una calidad lenta, pero no hay ninguna indicaci√≥n de formaci√≥n de hielo! 

0915 horas - En la distancia hay lo que parecen ser monta√Īas. 
 
0949 Horas - 29 minutos transcurridos tiempo de vuelo desde el primer avistamiento de las monta√Īas, no es una ilusi√≥n. Son monta√Īas  consistiendo en una peque√Īa cordillera nunca antes vista! 

0955 Horas - Cambio de altitud a 2950 pies, encontrando fuerte turbulencia otra vez. 

1000 horas - Estamos cruzando sobare una peque√Īa cordillera y procedemos hacia el norte lo mejor que podemos comprobar. M√¡s all√¡ de la sierra hay lo que parece ser un valle con un peque√Īo r√≠o o arroyo que corre por la parte central. ¬¡No deber√≠a haber valle verde de abajo! ¬¡Algo est√¡ definitivamente mal y anormal aqu√≠! ¬¡Deber√≠amos estar sobre hielo y nieve! Por el lado de babor grandes bosques crecen en las laderas de las monta√Īas. Nuestros instrumentos de navegaci√≥n sigue girando, el giroscopio oscila hacia atr√¡s y adelante! 

1005 Horas - Alter√© la altitud a 1400 pies y ejecut√© una vuelta cerrada a la izquierda para examinar mejor el valle de abajo. Es verde con musgo o bien un tipo de hierba muy unida. La luz aqu√≠ parece diferente. Ya no puedo ver el sol. Hacemos otro giro a la izquierda y detectamos lo que parece ser un gran animal de alguna especie por debajo de nosotros. ¬¡Parece ser un elefante! ¬¡NO! Se parece m√¡s a un mamut! ¬¡Esto es incre√≠ble! Sin embargo, ah√≠ est√¡! Disminuyo la altitud a 1000 pies y tomo los prism√¡ticos para examinar mejor al animal. Se confirma - es definitivamente un animal gigantesco parecido a un mamut! Reporto esto al campamento base. 

1030 Horas - Encontrando m√¡s colinas verdes ahora. El indicador de temperatura externo lee 74 grados Fahrenheit! Continuando nuestro rumbo ahora. Los instrumentos de navegaci√≥n parecen normales ahora. Estoy perplejo por sus acciones. Intent√© ponerme en contacto con el campamento base. ¬¡La radio no est√¡ funcionando! 

1130 Horas - El campo abajo es m√¡s llano y normal (si se me permite usar esa palabra). M√¡s adelante detectamos lo que pareciera ser una ciudad!! Esto es imposible! El avi√≥n parece extra√Īamente ligero y boyante. ¬¡Los controles se niegan a responder! ¬¡Mi Dios! Fuera de nuestro puerto y el tablero de estrellas del ala est√¡ un extra√Īo tipo de aeronave. ¬¡Est√¡n cerrando r√¡pidamente a lo largo! Tienen forma de disco y radiantes. Est√¡n lo suficientemente cerca como para ver las marcas en ellos. ¬¡Es un tipo de Sw√¡stica! Esto es fant√¡stico. ¬¿D√≥nde estamos? Qu√© es lo que ha ocurrido. Yo tiro de nuevo de los controles. ¬¡No van a responder!! Estamos atrapados en un f√©rreo control invisible de alg√ļn tipo! 

1135 Horas - Nuestra radio cruje y se escucha una voz en Ingl√©s con lo que tal vez es un ligero acento n√≥rdico o germ√¡nico! El mensaje es:
'Bienvenido, Almirante, a nuestro dominio. Vamos a hacerlo aterrizar en exactamente siete minutos! Rel√¡jese, Almirante, est√¡ en buenas manos.'
Observo que los motores de nuestro avi√≥n han dejado de funcionar! El avi√≥n est√¡ bajo cierto extra√Īo control y ahora se est√¡ dando vuelta por s√≠ solo. Los controles son in√ļtiles. 

1140 Horas - Otro mensaje de radio recibido. Comenzamos el proceso de aterrizaje ahora, y en momentos el avi√≥n se estremece ligeramente y comienza un descenso como si estuvi√©ramos atrapados en alg√ļn gran ascensor invisible! El movimiento hacia abajo es insignificante, y aterrizamos con s√≥lo una sacudida leve! 

1145 Horas - Estoy haciendo una entrada precipitada por √ļltima vez en el registro de vuelo. Varios hombres se acercan a pie hacia nuestro avi√≥n. Son altos con el pelo rubio. A lo lejos hay una gran ciudad reluciente que vibra con los colores del arco iris. No s√© qu√© va a pasar ahora, pero no veo ninguna se√Īal de armas en los que se acercan. Oigo una voz ahora orden√¡ndome por mi nombre abrir la puerta de carga. Cumplo. 
 
FIN DEL REGISTRO
 
A partir de este punto escribo todos los siguientes eventos aqu√≠ de memoria. Es un desaf√≠o a la imaginaci√≥n y pareciera casi una locura si no hubiera sucedido. 

El operador de radio y yo somos tomados de la aeronave y somos recibidos de la manera m√¡s cordial. Luego nos subieron en una peque√Īa plataforma como medio de transporte sin ruedas! Nos llev√≥ hacia la brillante ciudad con gran rapidez. A medida que nos acercamos, la ciudad parec√≠a estar hecha de un material de cristal. 
 
Pronto llegamos a un gran edificio que es de un tipo que nunca he visto antes. Parece ser sacada de la placa de dise√Īo de Frank Lloyd Wright, o quiz√¡s m√¡s correctamente, de un Buck Rogers! Se nos ha dado alg√ļn tipo de bebida caliente que sab√≠a como nada que haya saboreado antes. Era delicioso.
 
Despu√©s de unos diez minutos, dos de nuestros maravillosos anfitriones vinieron a nuestros aposentos y anunciaron que deb√≠a acompa√Īarlos. No tengo m√¡s remedio que cumplir. Dejo atr√¡s a mi operador de radio y caminamos una corta distancia y entramos en lo que parec√≠a ser un ascensor. 
 
Descendemos hacia abajo durante unos momentos, la m√¡quina se detiene, y la puerta se levanta silenciosamente hacia arriba! Nosotros seguimos a pie por un largo pasillo iluminado por una luz de color rosa que parec√≠a emanar de las mismas paredes! Uno de los seres nos hizo un movimiento para que nos detuvi√©ramos ante una puerta grande. 
 
Sobre la puerta hab√≠a una inscripci√≥n que no pude leer. La gran puerta se desliza silenciosamente al abrirse y se me hizo una se√Īa para entrar. 
 
Uno de mis anfitriones habl√≥. 
'No tengas miedo, Almirante, usted tendr√¡ una audiencia con el Maestro...'
Entro y mis ojos se adaptan a la hermosa coloraci√≥n que parece estar llenando por completo la habitaci√≥n. 
 
Entonces empiezo a ver lo que me rodea. Lo que vieron mis ojos es la m√¡s hermosa vista de toda mi existencia. De hecho, es demasiado hermosa y maravillosa para describirla. Es exquisita y delicada. No creo que exista un t√©rmino humano que pueda describirla en detalle con justicia! 
 
Mis pensamientos son interrumpidos de manera cordial por una voz c√¡lida de mel√≥dica calidad,
'Te doy la bienvenida a nuestro dominio, Almirante.
Veo a un hombre de facciones delicadas y con el grabado de los a√Īos en su rostro. √Čl est√¡ sentado en una larga mesa. Me hace un gesto que me sentara en una de las sillas. Despu√©s de sentarme, √©l junta sus dedos y sonr√≠e. 
 
Habla en voz baja otra vez, y transmite lo siguiente:
"Te hemos dejado entrar aqu√≠ porque eres de car√¡cter noble y bien conocido en el mundo de la superficie, Almirante".
¬¡El mundo de la superficie, medio grit√© en voz baja!
'S√≠', responde el Maestro con una sonrisa, ‚Äėest√¡s en el dominio de los Arianni, el Mundo Interno de la Tierra. No demoraremos tu misi√≥n, y ser√¡s escoltado con seguridad de regreso a la superficie y hasta una distancia m√¡s all√¡.
 
Pero ahora, Almirante, te dir√© por qu√© has sido convocado aqu√≠. Nuestro inter√©s comienza justo despu√©s de que tu raza explot√≥ las primeras bombas at√≥micas sobre Hiroshima y Nagasaki, Jap√≥n. Fue en ese alarmante momento que enviamos nuestras m√¡quinas voladoras, las "Flugelrads" a tu mundo de la superficie para investigar lo que tu raza hab√≠a hecho.
 
Esto es, por supuesto, historia pasada, mi querido Admirante, pero debo continuar. Ya ves, nunca hemos interferido antes ni en las guerras ni en la barbarie de tu raza, pero ahora debemos hacerlo porque habéis aprendido a manipular un cierto poder que no es para el hombre, es decir, el de la energía atómica.
 
Nuestros emisarios ya han entregado mensajes a las potencias de vuestro mundo, y sin embargo no hacen caso. Ahora t√ļ has sido elegido para ser testigo aqu√≠ que nuestro mundo existe.
 
Ya ves, nuestra cultura y ciencia est√¡ miles de a√Īos m√¡s all√¡ de tu raza, Almirante.
Le interrumpí,
'Pero ¬¿qu√© tiene esto que ver conmigo, se√Īor?' 
Los ojos del Maestro parecían penetrar profundamente en mi mente, y después de estudiarme unos instantes, respondió:
'Tu raza ha llegado a un punto de no retorno, porque hay algunos entre vosotros que destruir√≠an su propio mundo en lugar de renunciar a su poder como ellos lo conocen...' 
Asentí con la cabeza, y el Maestro continuó:
'En 1945 y despu√©s, tratamos de contactar a tu raza, pero nuestros esfuerzos fueron recibidos con hostilidad, nuestros Flugelrads recibieron disparos. S√≠, incluso fuimos maliciosamente perseguidos con animosidad por vuestros aviones cazas. 
 
As√≠ pues, ahora, te digo, hijo m√≠o, hay una gran tormenta gest√¡ndose en tu mundo, una furia negra que no pasar√¡ en s√≠ por muchos a√Īos. No habr√¡ respuesta en vuestros brazos, no habr√¡ seguridad en vuestra ciencia. Pudiera asolar hasta que cada flor de vuestra cultura sea pisoteado, y todas las cosas humanas est√¡n niveladas en un caos enorme. 
 
Vuestra reciente guerra fue s√≥lo un preludio de lo que est√¡ por venir para tu raza. Nosotros aqu√≠ lo vemos m√¡s claramente con cada hora... ¬¿dices que estoy equivocado?'
 
'No' contest√©, 'ya sucedi√≥ una vez antes, la edad oscura vino y se prolong√≥ durante m√¡s de quinientos a√Īos.'

'S√≠, hijo m√≠o' respondi√≥ el Maestro 'las edades oscuras que vendr√¡n ahora para tu raza cubrir√¡n la tierra como un pa√Īo mortuorio, pero creo que parte de tu raza sobrevivir√¡ a trav√©s de la tormenta, m√¡s all√¡ de eso, no puedo decir. Vemos a una gran distancia un mundo nuevo saliendo de las ruinas de tu raza, buscando sus legendario tesoros perdidos, y estar√¡n aqu√≠, hijo m√≠o, a salvo en nuestra custodia. 
 
Cuando ese tiempo llegue, saldremos de nuevo hacia delante para ayudar a revivir tu cultura y tu raza. Tal vez, para entonces, habr√©is aprendido la futilidad de la guerra y de su lucha... y despu√©s de ese tiempo, seguros que vuestra cultura y vuestra ciencia ser√¡n devueltos a tu raza para comenzar de nuevo. 
 
T√ļ, hijo m√≠o, vas a regresar a la superficie del mundo con este mensaje...'
Con estas √ļltimas palabras, nuestro encuentro parec√≠a haber llegado a su fin. 
 
Me qued√© un momento como en un sue√Īo ....pero, sin embargo, yo sab√≠a que esto era realidad, y por alguna extra√Īa raz√≥n me inclin√© un poco, ya sea por respeto o humildad, no s√© cu√¡l.

De repente, me encontr√© de nuevo consciente de que las dos hermosas anfitrionas que me hab√≠an tra√≠do aqu√≠ estaban otra vez a mi lado. 
'Por aqu√≠, Almirante,' indic√≥ una. 
Me volv√≠ una vez m√¡s antes de salir y mirar hacia el Maestro. Una suave sonrisa se ‚Äč‚Äčdibujaba en su delicado y antiguo rostro. 
'Adi√≥s, hijo m√≠o' habl√≥ √©l, entonces √©l hizo un gesto con la hermosa y esbelta mano un gesto de paz y nuestra reuni√≥n realmente hab√≠a terminado. 
R√¡pidamente caminamos de regreso por la puerta grande de la c√¡mara del Maestro y una vez m√¡s entramos en el ascensor.
 
La puerta se desliz√≥ silenciosamente hacia abajo y al mismo tiempo √≠bamos hacia arriba. Uno de mis anfitriones habl√≥ de nuevo:
'Ahora tenemos que darnos prisa, Almirante, ya que el Maestro  no desea retrasarle m√¡s en su horario previsto y debe regresar con su mensaje a su raza.'
No dije nada. 
 
Todo esto era casi incre√≠ble, y una vez m√¡s mis pensamientos se vieron interrumpidos cuando nos detuvimos. Entr√© en la habitaci√≥n y estaba nuevamente con mi operador de radio. 
 
Ten√≠a una expresi√≥n preocupada en su rostro. Al acercarme, yo le dije:
'Est√¡ bien, Howie, todo est√¡ bien'. 
Los dos seres nos hicieron un gesto hacia el transporte que nos estaba esperando, nos embarcamos, y pronto regresamos a la aeronave. Los motores estaban calent√¡ndose y nos embarcamos inmediatamente. 
 
Todo el ambiente parec√≠a cargado ahora con un cierto aire de urgencia. Cuando la puerta de carga del avi√≥n se cerr√≥, el avi√≥n  fue inmediatamente levantado por esa fuerza invisible hasta que llegamos a una altitud de 2,700 pies. 
 
Dos de los aviones estaban a la par a una cierta distancia gui√¡ndonos en nuestro camino de regreso. Debo decir aqu√≠, el indicador de velocidad no registraba lectura, sin embargo, nos est√¡bamos moviendo a un ritmo muy r√¡pido. 
215 horas - Un mensaje de radio es transmitido. 
"Los estamos dejando ahora, Almirante, los controles est√¡n libres. Auf Wiedersehen!!' 
Nos mir√≥ por un momento mientras los Flugelrads desaparec√≠an en el cielo azul p√¡lido. 

El avi√≥n repentinamente se sinti√≥ como si hubiera sido atrapado en una fuerte corriente descendente por un momento. R√¡pidamente recuper√≥ el control. No hablamos durante alg√ļn tiempo, cada hombre ten√≠a sus propios pensamientos...
 

CONTIN√öA  ENTRADA EN EL REGISTRO DE VUELO
220 horas - Estamos otra vez en vastas zonas de hielo y nieve, y aproximadamente a 27 minutos del campamento base. Les hablamos por radio, ellos responden. Se presentan todas las condiciones normales... normal. El campamento base expresa su alivio por nuestro re-establecido contacto.

300 horas - Aterrizamos suavemente en el campo base. Tengo una misi√≥n..... 
 
FINAL DEL REGISTRO DE ENTRADAS
 
 
11 de marzo de 1947
Acabo de asistir a una reuni√≥n de personal en el Pent√¡gono. 
 
He declarado completamente mi descubrimiento y el mensaje del Maestro. Todo est√¡ debidamente registrado. El Presidente ha sido informado. Ahora estoy detenido durante varias horas (seis horas, treinta y nueve minutos para ser exactos.)
 
Fui entrevistado con intenci√≥n por las Fuerzas de Seguridad Top y un equipo m√©dico. ¬¡Fue una terrible experiencia!! Estoy sometido a un estricto control a trav√©s de las disposiciones de seguridad nacional de estos Estados Unidos de Am√©rica. 
 
FUI ORDENADO DE PERMANECER EN SILENCIO EN RELACI√ďN CON TODO LO QUE APREND√ć, EN EL NOMBRE DE LA HUMANIDAD!!! Incre√≠ble! 
 
Esto me recuerda que soy un militar y que debo obedecer órdenes.
 
 
 
30/12/56 - ENTRADA FINAL
Estos √ļltimos a√Īos transcurridos desde 1947, no han sido amables... ahora hago mi √ļltima entrada en este singular diario. 
 
Para terminar, debo decir que he guardado fielmente este asunto en secreto todos estos a√Īos, seg√ļn las indicaciones. Ha sido completamente en contra de mis valores de derecho moral. Ahora, me parece sentir que la noche se aproxima y este secreto no morir√¡ conmigo, pero como toda verdad triunfar√¡ y as√≠ lo har√©. 

Esto puede ser la √ļnica esperanza para la humanidad. He visto la verdad y esto ha acelerado mi esp√≠ritu y me ha liberado! He cumplido con mi deber hacia el monstruoso complejo industrial militar. Ahora, la larga noche comienza a aproximarse, pero no tendr√¡ fin. 
 
As√≠ como la larga noche de los extremos del √Ārtico, el sol brillante de la verdad vendr√¡ otra vez... y aquellos que son de la oscuridad caer√¡ en su Luz... PORQUE YO HE VISTO ESA TIERRA M√ĀS ALL√Ā DEL POLO, ESE CENTRO DEL GRAN DESCONOCIDO.

Almirante Richard E. Byrd 
marina de Estados Unidos 
24 de diciembre 1956