Inicio > Mis eListas > chamanismognostico > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 161 al 180 
AsuntoAutor
PRINCIPIOS DE VIDA LEYDA FR
Imaginación Cohere paulino1
El Rostro de Judas Hare Kri
prueba balaram
Re: quien paga los Cesar Mu
Las Influencias Pl balaram
Fwd: Re: CONSEJOS balaram
Consejos Chamanico Hare Kri
¿Conciencia? kam
Re: Conciencia Hare Kri
La Conciencia intianan
¿QUIEN ES DOUGLAS inti ana
Ecología Profunda? Hare Kri
La verbena Hare Kri
Hombres Nuevos Hare Kri
El Bhakti-yoga kam
ENCUESTA: En pelig Lista ch
ENSEÑANZAS DE LA V LEYDA FR
El Cerebro Humano paulino1
Piñay (Cuento Quec Hare Kri
 << 20 ant. | 20 sig. >>
 
Chamanismo Gnostico
Página principal    Mensajes | Enviar Mensaje | Ficheros | Datos | Encuestas | Eventos | Mis Preferencias

Mostrando mensaje 180     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto:[ChamanismoGnostico] Piñay (Cuento Quechua)
Fecha:Sabado, 2 de Abril, 2005  21:17:36 (-0600)
Autor:Hare Krishna <casatemplo @.....com>

PIÑAY (IRA)

Cuento Quechua.

Sentado sobre hermosas y abrigadas pieles de llamingos, estaba el octogenario Condorazo, Régulo de Puruhá, sintiendo el peso y el frio de la vejez, cuando se presentó un quipocamayo de los chimbos para decirle que habían rehusado dar el tributo de las cosechas de maíz y que su curaca, el astuto y feroz Quingaiza, había amenazado con levantarse en guerra, porque su comarca, extensa y rica había sido olvidada de todo beneficio.

Condorazo, después de limpiarse las narices gotosas, llamó a su hijo Duchicela y le dijo:

-Recoge a tus soldados, los más fuertes y marcha rápidamente a la comarca de los chimbos y arrasa las sementeras de maíz; toma preso a Quingaiza y le traes con soga al cuello; las mujeres de la marca repártelas a tus soldados y para mí tráeme todo lo que haya de oro y plata.

-Taira, tú eres mi jefe y señor; debo obedecerte; pero antes debo saber el motivo para esta orden.

-Los chimbos no pagan el tributo y me amenazan con la guerra. Y antes, hay que acabar con ellos.

-Y por qué no quieren pagar el tributo?

-No lo sé ni quiero saber. No dan maíz y basta, dijo ya con un enfado que le produjo tos, la tos de ira contenida que tanto daño hacía a Condorazo.

Duchicela marchó al día siguiente con rumbo a la marca de los chimbos. En el camino fue pensando en las calamidades de la guerra y en los riesgos de usar la fuerza. El maíz no debe ser arrasado ni el suelo empapado en sangre. Es conveniente una explicación y es preferible un arreglo con Quingaiza. Por qué vencer sólo po el dolor y por el hambre?, se dijo Duchicela, el gran diplomático de Puruhá.

Después de tres días estaba con su gente sobre una colina que dominaba la tierra de los chimbos. Ordenó que sus mil soldados armados acamparan allí mismo, que escondieran las armas y que no tomaran una sola mazorca bajo ningún pretexto. Tomó a tres de sus capitanes y marchó en busca del curaca supuestamente rebelde, así, en estampa de mensajero de paz.

-Gran Régulo de los chimbos: mi padre, el poderoso Condorazo, os envía un saludo afectuoso y os avisa su próxima visita. Tenéis los campos mejor cultivados y abundantes de cuantos existen en el Reino de Puruhá. Debes sentiros dichoso, porque vuestro pueblo no tendrá hambre. El Inti, os ha colmado de beneficios. En todo hay paz y abundancia. En otros pueblos hay escasez de maíz por las frecuentes heladas. ¿ Querrías dar tu parte para evitar el hambre de tus vecinos? Eres generoso y bien sabes lo que pueden la envidia y el hambre de los otros.

-Bien recibido seas, Duchicela, hijo del gran Condorazo. Tus palabras me han llenado el corazón. Es verdad que los chimbos han trabajado con tesón y pronto tendrán bastante alimento para mucho tiempo. Las cosechas no han comenzado todavía, porque no está maduro el maíz y porque no termino todavía la cubierta de los depósitos donde guardaré el grano. Y cuando venga tu padre y señor, la parte de él será dada y la parte para los demás pueblos, también será entregada.

-A fin de que mi padre y señor Condorazo tenga alegría os invito a Liribamba. Allí debeís dar cuenta del progreso y de la riqueza de los chimbos, bajo vuestro mando.

-Acepto vuestra invitación; pero decidme: Por qué habéis venido con aquellos soldados que están en esas colinas?

-Para llevaros con todos los honores que merece un gran jefe como vos.

-Ordenadles que bajen. Aquí hay comida y bebida para muchos días. Mientras ellos descansan y se alimentan yo iré contigo a Liribamba.

Dos días después entraban al palacio de Condorazo, su hijo Duchicela y Quingaiza, como buenos amigos.

Condorazo comprendió que sus órdenes no habían sido cumplidas, que su hijo Duchicela le sobrepasaba en inteligencia, en poder y que la alianza con el reino de Quitwa, a través de Toa, la princesa de los Shiris, había despertado codicia y, entonces comenzó a sentir la impotencia de la vejez. La ira de todo vencido y el orgullo ofendido de quien se cree poderoso y absoluto. Lleno de profundo encono , dijo a Duchicela:

-Tomad el reino unido de Kitwa y Puruhá en vuestras manos. Yo saldré mañana hacia la montaña lejana. No volveré jamás. Los viejos debemos desaparecer cuando los jóvenes saben gobernar y son fuertes. Tú, Quingaiza, obedece a Duchicela, pues te ha perdonado la vida. Ni las huarmis ni los hijos me sirven ya. los soldados, tampoco. Estoy demás en este mundo.......

Un largo y profundo sollozo ahogó las palabras de Condorazo. Su cara encendida de ira y despecho estaba roja a punto de estallar. Una tos maligna avisaba que Condorazo se moría.

Efectivamente, días despues salía en andas conducidas por pocos de sus servidores fieles con dirección a un cerro nevado, retirado, majestuoso como una tumba, a sepultarse vivo. Ese cerro lejano e inaccesible es el Condorazo, cuyo nombre se debe al Régulo de Puruhá, que no supo resistir a sus propias pasiones.

En verdad la ira y el orgullo, deben ser enterrados en la soledad y en el olvido para siempre jamás.

la ira y el orgullo de los jefes causa más dolor en la vejez y son inútiles para gobernar los pueblos.

La ira se enciende y erupciona como el volcán y al final se apaga y se enfría como el hielo del sepulcro.

 

 



Do You Yahoo!?
Todo lo que quieres saber de Estados Unidos, América Latina y el resto del Mundo.
Visíta Yahoo! Noticias.