Inicio > Mis eListas > chamanismognostico > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 1161 al 1180 
AsuntoAutor
Lucha contra la ma octavio
St. Germain - Elit yosoy _j
RE: comentarios pa karu min
EL CONSUMISMO balaram
Re: RE: comentario Los Arra
R E S P U E S T A yosoy _j
Re: R E S P U E S Los Arra
Cuentos de Brujas Los Arra
algo sobre transge Radarani
El Padre Nuestro O yosoy _j
"Mapuches" MANQUE R
Otra leyenda mapuc MANQUE R
Prevencion de Can Jose Wil
Re: Re: R E S P U inti ana
RE: Re: R E S P U yosoy _j
Mensaje de las Abu yosoy _j
Re: Mensaje de las Los Arra
RE: Re: Mensaje de yosoy _j
R:/Canalización Los Arra
Juguetes de miseri karu min
 << 20 ant. | 20 sig. >>
 
Chamanismo Gnostico
Página principal    Mensajes | Enviar Mensaje | Ficheros | Datos | Encuestas | Eventos | Mis Preferencias

Mostrando mensaje 1168     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto:[ChamanismoGnostico] Cuentos de Brujas
Fecha: 13 de Octubre, 2007  04:35:27 (+0200)
Autor:Los Arrayanes <comarrayanes @.....com>

Jamaica, 168 años después del desembarco en América

Luego de ser robada Jamaica por los ingleses a los españoles, nombraron allí a
sus autoridades, convirtiéndose en una base Inglesa y Port Royal – una aldea de
casuchas de bareque- en caleta de piratas, delincuentes, brujas, putas, por lo
cual sus contemporáneos la llamaron “EL PARAISO DE SATANÀS”.

Las brujas llegaban al caribe en los barcos ingleses entre la oleada de mujeres
sindicadas en su tierra como putas o como hijas de cristianos, y Satanás en forma
de colono, artesano, hijodalgo, soldado o pirata.

Port Royal fue destruido un sábado, casi dos siglos después de Colon. Al
comienzo de la hora sexta, con el sol en su punto más alto, sobrevinieron tres
terremotos seguidos de gran violencia. La tierra se abrió en bocas profundas y
parte de las construcciones fueron a dar a la mar. Una ola gigantesca barrió el
muelle, rompió amarras e hizo que algunas naves fueran a parar encima de las
ruinas de la ciudad. Dos mil personas murieron en el cataclismo y el maremoto que
le siguió. Tres mil más murieron por una epidemia de peste que llegó después.


Narración # 1

Cuentan que siendo muy joven, Jhon le dijo a una mujer de su pueblo que le
enseñara brujería a cambio de lo cual le regalaría una perla llevada de los mares
de América y ella lo condujo a un Aquelarre. Cuando lo presentó ante el Demonio,
Jhon vio que aquel hombre era muy extraño, con una cara horrible, pues su nariz
parecía el pico de un Águila, los ojos eran grandes y ardían, las manos y las
piernas eran peludas y las patas estaban provistas de garras como los buitres. Un
disfraz repugnante, no cabe duda. El sujeto se hizo besar el trasero por todos
los presentes, quienes mas tarde le contaron que era frió como el hielo y
nauseabundo como la carroña. Y que cuando empezaban a besarlo en aquellas partes
púdicas, él se reservaba una ventosidad aun más nauseabunda, que soltaba en la
misma cara de los brujos y brujas que lo iban a adorar. Pero que ellos no hacían
mal gesto por el contrario, sentirse agradados por haber sido escogidos para ir
allí.

Entonces, impresionado por el espectáculo, Jhon dijo en voz alta ¡JESUS! Y en
ese momento se escuchó un ruido como tropel, tembló la tierra y todo pareció
hundirse en algo espeso y oscuro y Jhon quedó allí sumergido en esas tinieblas
que le helaban la sangre. Por fin, una mañana, venciendo el abatimiento de sus
ojos, vio al frente a la mujer aquella, quien le suministró algo de beber, que le
devolvió la razón y le permitió cobrar salud. Entonces quiso volver y ella lo
llevó una vez más al sitio.

Esa noche el diablo lo inició carnalmente y el quedó muy lastimado y aturdido,
pero una vez más volvió al bosque y otra vez y otra, hasta llegar a convertirse
en uno de los pajes del diablo y de allí pasó a ser uno de sus ayudantes de mejor
oficio y conocimientos hasta que, atendiendo los llamados de la mar, se vino al
caribe enrolado en la tripulación de un buque de piratas y una vez aquí, resolvió
no regresar jamás a su tierra.



Narración # 2 

Antes de comenzar la misa, los criados de Satán ponían un altar con un paño
negro y en él unas imágenes de figuras del demonio, cáliz, hostia, misal y
vinajeras y unas vestiduras como las que usan los católicos en sus iglesias para
decir misa, pero negras y el demonio se vestía ayudándole sus criados. Y él
cantaba por un libro como misal, que parecía de piedra. Hacían ofertorio,
sentándose él en una silla negra y la bruja mas antigua, la reina del aquelarre,
se ponía a su lado sosteniendo en una mano un portapaz en que estaba pintada la
figura del demonio, y en la otra mano una bacinilla, con una cadena como de oro
al cuello que en cada eslabón tenía esmaltada la figura del mal y todos los
brujos iban a ofrecer cada uno por sí, haciendo tres reverencias a sus señor con
el pie izquierdo, hasta llegar a hincar las rodillas en el suelo y luego besar la
figura del portapaz y echar el dinero en la bacinilla que llevaban para ofrecer.
Y las mujeres también ofrecían cosas para comer. Luego se hincaban junto a él y
le besaban la mano izquierda y los pechos encima del corazón. Dos brujos que
hacían el oficio de caudatarios, los que llevan la cola de la capa, le alzaban
las faldas para que le besaran las partes vergonzosas y revolviéndose el demonio
sobre la mano izquierda, le levantaban la cola y descubrían aquellas partes que
son muy sucias y hediondas y al tiempo que le besaban debajo de ella, tenía el
diablo prevenido y soltaba una ventosidad de muy horrible olor. Por eso hacía
generalmente que lo besaran allá.

Hecha la ofrenda, seguía la misa cando el demonio alzaba una cosa redonda como
si fuera de suela de zapato en la que estaba pintada su figura y decía: “Este es
mi cuerpo” y todos los brujos y brujas puestos de rodillas lo adoraban dándose
golpes en los pechos. Y lo mismo hacían cuando alzaba el cáliz que era como de
madera, negro y feo y comía la hostia y bebía de lo que había en el cáliz y
después se ponían todos alrededor y él les daba a cada uno un bocado que era muy
áspero y malo de tragar y luego un sorbo de una bebida muy amarga que tragándola
enfriaba mucho el corazón.

Como el demonio los conocía a todos por lo que pensaban y también los conocía
carnalmente, a todos, hombres y mujeres, una vez acabada su misa, la bruja que
era reina iba señalando a las que debían pasar a donde estaba el demonio, un poco
apartado para el dicho efecto. El las tendía en el suelo con su mano izquierda o
las arrimaba contra un árbol y allí las conocía, muchas veces delante de sus
propios maridos. Y así la reina iba señalando a todas las que debían ir a
ensamblarse con su dueño y todas daban el dicho chillido cuando acababan los
actos deshonestos.

Luego que el demonio acababa de cometer sus maldades y otras más abominables que
no se dicen, los brujos se mezclaban unos con otros, hombres con mujeres y
después hombres con hombres, sin tener consideración a grados ni a parentescos. Y
el demonio los apareaba y señalaba con cuales se debían juntar en forma de
casamiento y en aquellos actos se juntaban en el aquelarre y fuera de él con
nefandas maldades y en sus propias casas y en los campos se les aparecía el
demonio en espantosa figura y los conocía carnalmente de día o de noche. Cuando
el quería.


Narración # 3


En otras ceremonias llevaban niños sin bautizar, pequeños, de meses de nacidos
que les quitaban a sus madres y allá los sacrificaban. Pero los sacrificaban de
una manera muy especial como era chuparlos por los sesos y por su natura,
apretando recio con las manos y chupando fuertemente, les sacaba la sangre. Y con
alfileres y agujas les picaban las sienes y en lo alto de la cabeza y por el
espinazo y por otras partes y miembros de sus cuerpos y por allí les iban
chupando la sangre mientras el demonio los animaba a chupar.

Algunas veces, las brujas iban a los cementerios y desenterraban los cuerpos de
los difuntos que ya estaban gastados y de ellos sacaban los huesos de los
menudillos de los pies, las ternillas de las narices y todos aquellos huesillos
que hay alrededor y los sesos hediondos que tardan mucho en acabarsen de
consumir, recogían todo en cestas pequeñas y volvían a cubrir todo con tierra,
llevando consigo luz para ver.

Esa luz eran teas que hacían en algunos casos con el brazo izquierdo de niños
sin bautizar, todo entero y lo encendían por la parte de los dedos. Daban una luz
como si fuera de antorcha. Los brazos tenían la particularidad de que los brujos
y brujas podían ver con su luz y los que no lo eran, no podían ver a los brujos.

Cuando morían brujos o ciertas personas o criaturas, después de enterradas, en
las primeras noches que iban a ir al aquelarre, se juntaban brujas y brujos con
el demonio y sus criados y llevando consigo azadones iban a las sepulturas y
desenterraban los tales muerto y quitándoles las mortajas los parientes mas
cercanos, con machete que para ello llevaban, los abrían y sacaban las tripas y
los descuartizaban. Luego tomaban a cuestas al difunto los parientes llevando los
padres a sus hijos y los hijos a sus padres y hermanos, y las mujeres a sus
maridos, se iban con mucho regocijo al aquelarre y los despedazaban en tres
partes: una la cocían, otra la asaban y otra la dejaban cruda. Y sobre una mesa
tendían en el campo con unos manteles negros, los parientes los iban repartiendo
entre los demás brujos y se lo comían asado, crudo y cocido, comiendo el demonio
el corazón y los sesos que son los más fétidos. Ellos afirmaban que cuanto mas
podridas y hediondas estuvieran las carnes, les sabía mejor que la gallina, mucho
mas que todos las de los brujos y que la de los hombres es mejor que la de las
mujeres.

ESTE HA SIDO UN PEQUEÑO RELATO TOMADO DEL LIBRO EL HURACAR DE GEMAN CASTRO
CAICEDO QUE MUESTRA LOS INICIO DE LA COLONIZACION EN AMERICA POR PARTE DE LAS
GRANDES POTENCIAS QUE AHORA GOBIERNAN EL MUNDO. ESTOS SON SUS PRINCIPIOS, SUS
BASES QUE SENTARON EN NUESTRA MADRE AMERICA Y NOS AYUDA A ENTENDER EL PORQUE HAN
LLEGADO HASTA EL PUNTO EN DONDE SE ENCUENTRA LA HUMANIDAD DE DORMIDA Y DE
ENTREGADA A LA BESTIA. MELL GIBSON DIRECTOR DEL FILM APOCALITO TRATA DE
TERGIVERSAR LA REALIDAD DE LAS COSAS Y PRESUME QUE LA CONQUISTA FUE UNA AYUDA
PARA QUE NUESTRA RAZA SALIERA DEL SALVAJISMO Y DEL HOMOSEXUALISMO MAS LA HISTORIA
PRESENTA UNA FACETA REALISTICA Y CONTUNDENTE AL RESPECTO. ELLOS TRATAN DE CONTAR
NUESTRA HISTORIA ACOMODANDO LOS HECHOS PARA NO VERSEN MANCHADOS Y EVITAR QUE LOS
RECARGOS DE CONCIENCIA QUE LLEVAN NO LOS ATORMENTEN MAS. 

NIÑOS, LOS HECHOS QUE SE PRESENTAN AQUÍ NO ES PARA QUE LOS REPITAN EN SUS CASAS,
ESTO ES SOLO UN CUENTO DE BRUJAS…

KINTUÑANCO.


-~--------------------------------------------------------------------~-

-~--------------------------------------------------------------------~-