Inicio > Mis eListas > ajedrezlapalma > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 101 al 120 
AsuntoAutor
1ª partida Krámnik Angel Ji
Qué fácil lo veo.. Angel Ji
Sobre las eleccion Felipe R
Invitación Agustín
Partida nº 2 Angel Ji
Nadie va a hablar Angel Ji
HOLA FELIPE CARMAR35
del foro de Teneri Agustín
INSCRITOS III TORN Agustín
Así no Felipe R
Así no ferape20
XIII MEMORIAL DE A Agustín
INSCRITOS III TORN Agustín
Simultanea Korneev Agustín
La tercera en la f Angel Ji
Cuarta partida hom Angel Ji
Sobre el "Krámnik- Angel Ji
5ª partida : Atrac Angel Ji
Nuevas actualzacio Agustín
Café de la Régence Angel Ji
 << 20 ant. | 20 sig. >>
 
Ajedrez en La Palma
Página principal    Mensajes | Enviar Mensaje | Ficheros | Datos | Encuestas | Eventos | Mis Preferencias

Mostrando mensaje 120     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto:[ajedrezlapalma] Café de la Régence: En busca del templo de Caissa.
Fecha:Lunes, 14 de Octubre, 2002  18:09:29 (+0100)
Autor:Angel Jiménez <aarteaga @...............com>

CRÓNICAS SOBRE AJEDREZ.                               Por Angel Jiménez Arteaga

e-mail: aarteaga@canariastelecom.com

“AngelJim” en Internet Chess Club (I.C.C.):

Mejor Elo en Blitz 3’ 0: 2.311 (16-8-2.002).

 

                                                                                                         

 

 Café de la Régence: En busca del templo de Caissa.

 

 

 

 

 

Siempre admiré a los primeros maestros del “Ajedrez Moderno”.

 

Hace unos años, con motivo de mi viaje a París – Eurodisney - para llevar allí a mis dos hijitas, me propuse de camino, buscar el templo perdido...

 

A principios del siglo XVIII, la escena del ajedrez está dominada por Inglaterra y Francia, donde ya se juega en los cafés. En Londres, el más frecuentado es el Slaugter´s Coffee House. En París, el Procope y el café de la Régence, principal club de la época.

Los apasionados por el juego, entre ellos el joven francés Philidor y el sirio Felipe Stamma, se dan cita en estos locales.

En 1.749 mientras Londres bulle, Philidor establece en Francia los fundamentos de su Análisis, provocando una auténtica revolución.

 

Lo cierto es que hasta entonces no había lugares dedicados en exclusiva al ajedrez, por lo que tanto los principiantes como los jugadores famosos tenían que ir a los cafés para satisfacer su pasión.

 

En París, el primer sitio donde se dan cita los mejores jugadores es el Procope, al principio de la calle Fossé Saint-Germain (hoy calle Ancienne-Comédie).

Se trata de una época de grandes inquietudes ajedrecísticas, en la que se publicaron múltiples obras y revistas sobre el tema. El principal círculo de reunión fue el café de la Régence, establecido por primera vez, por el mismo dueño del café Procope, siciliano de igual nombre (Procopio dei Coltelli), al final de la mencionada calle Ancienne-Comédie, durante el gobierno del duque de Orleáns (1.747 – 1.793).

Cuando las discusiones de enciclopedistas y promotores de las nuevas ideas sociales dificultaron la celebración apacible de las partidas, los ajedrecistas trasladaron sus enseres en la plaza del Palais Royal, donde recomenzaron sus célebres batallas. Sin embargo su tranquilidad no duró demasiado, pues hasta allí llegó la tormenta revolucionaria: Danton, Robespierre, Mirabeau y tantos otros iban a jugar su partida, que sazonaban con tempestuosas discusiones sobre el momento político.

Algunos acuden a disputar partidas amistosas a la salida del trabajo, otros permanecen allí todo el día, jugando a veces con apuestas de por medio, o concediendo uno u otro hándicap (la salida, un peón o dos, una torre, ¡e incluso la dama!).

Los jugadores volvieron a mudarse esta vez, al café Militar, en la calle Saint Honoré.

Por fin terminada la revolución, pudieron volver tranquilamente al primer Régence, donde se habría una nueva etapa para el ajedrez francés:

 

 

 

 

En Le Neveu de Rameau (El sobrino de Rameau), Diderot  ha dejado constancia de su interés por el lugar: “Si el tiempo es frío o lluvioso, me refugio en el café de la Régence. Allí, me divierto viendo jugar al ajedrez [...]. En casa de Rey (el gerente del café) rivalizan Legal el profundo, Philidor el sutil, el sólido Mayot; allí se contemplan los movimientos más sorprendentes y se oyen las peores palabras; pues se puede ser hombre inteligente y gran jugador de ajedrez, como Legal, pero también se puede ser un gran jugador de ajedrez y un perfecto necio, como Foubert y Mayot.”

 

Otras celebridades frecuentan el lugar: el duque de Richelieu, el mariscal Saxe, Grimm, Jean-Jacques Rousseau, filósofo y enciclopedista, precursor intelectual de la Revolución Francesa, ferviente amigo de Philidor (“Los peones son el alma del ajedrez”), que es capaz de jugar largas horas; un tal Robespierre pasa por allí casi a diario; a Napoleón Bonaparte, que encontraría durante sus años de destierro en Santa Elena, un gran consuelo en el ajedrez;  Voltaire o Benjamin Franklin, quien años más tarde se convertiría en el padre de la independencia norteamericana, se les vio con la cabeza inclinada sobre el tablero.       

 

La reputación de Philidor atrajo al café a los jugadores más fuertes del momento para medirse con el maestro.

 

Después de Philidor mantuvieron la supremacía francesa jugadores como Saint-Amant, Laroche, Deschapelles, Pontalbo, Vaufreland, Sasias, Meyerbeer (el autor de Robert y los Hugonotes). Pero, sobre todos, destacó la figura de Labourdonnais, quien por dos veces consecutivas, venció a su gran rival inglés MacDonnell (1.834 – 1.835).

 

Tras el fugaz Imperio napoleónico, frecuentan el café de la Régence gran número de escritores y poetas. Entre ellos hay que destacar a Víctor Hugo, Balzac, Téophile Gautier y Dumas padre.

 

A causa de la revolución de 1.848, el café fue cerrado y su portavoz, el diario Le Palamède, dejó de publicarse.

 

Más tarde volvería a ostentar su antiguo esplendor, pero los ajedrecistas famosos no se conforman ya con verse reducidos entre sus cuatro paredes y viajan de un lado a otro.

 

Durante la segunda mitad del siglo XIX, continuará siendo centro de reunión de ajedrecistas que acuden todas las tardes a jugar sus partidas; sin embargo el ajedrez se ha liberado de su tiranía, y con motivo de la Exposición Universal de 1.851, celebrada en Londres, el Torneo Internacional de Maestros, el primero en su género, abrirá una nueva etapa en su historia.

 

Anderssen bate sucesivamente a Szen, Staunton (con problemas) y Wyvill y gana el torneo, arrebatando a Staunton el título oficioso de mejor jugador del mundo.

 

Pero la historia del café de la Régence aún coletea después de que un muchacho desde su infancia, causara sensación con sus ininterrumpidas victorias y con sus demostraciones de juegos a ciegas. En 1.850, con doce años, ya ha vencido al campeón húngaro Janos Löwenthal. Ese jovenzuelo intriga. Es bajo y endeble. Tiene la piel clara. Su gigantesca memoria se manifiesta tanto en el juego como en los estudios de derecho que cursa en paralelo. Se dice que era capaz de recitar de memoria el Código Civil de Luisiana, su tierra natal. Por lo demás, se presenta como jurista y rechaza la consideración de profesional. Su aplastante victoria en el campeonato de Estados Unidos hace que uno de los participantes, Ludwig Paulsen, declare: “Si Staunton o Anderssen estuviesen aquí, no tendrían nada que hacer contra él; ni tampoco Philidor o La Bourdonnais, si aún viviesen”.

Se trata del genial Paul Morphy.

 

En 1.858 Morphy embarca para Europa, decidido a enfrentarse a Staunton, que hasta entonces ha esgrimido pretextos sin cuento para no medirse con el joven prodigio. Así se dirige a Londres, al Saint George’s Chess Club. Ante las repetidas evasivas de Staunton, Morphy se enfrenta con el inglés John Owen y con Löwenthal, a quienes derrota con claridad. Meses después renuncia a conseguir que Staunton acepte enfrentarse con él y el 2 de Septiembre de aquel año cruza el canal de la Mancha para dirigirse a París y al café de la Régence. El campeón del momento es Daniel Harrwitz. ¡Sorpresa!. Morphy pierde las 2 primeras partidas y Harrwitz se pavonea: “A decir verdad, no resulta difícil ganar a este muchacho”. Morphy no rechista, pero juega sobre seguro y ¡obtiene 5 victorias!. En el momento de recibir el dinero del premio, el americano, opuesto a cualquier forma de profesionalismo, propone reservarlo para sufragar el viaje de Anderssen, en camino hacia París.

 

Cuando llega el alemán, el café de la Régence es un puro frenesí. Todos quieren asistir al choque entre el enigmático americano y los fogosos ataques del profesor de Breslau. Pero se anuncia que, dado que Morphy está ligeramente indispuesto, el encuentro comenzará en el cercano hotel donde éste se aloja, el Hotel de Breteuil. Para satisfacer al público del café, se decide hacer públicos cada treinta minutos los movimientos realizados.

 

Lo mismo que ante Harrwitz, Morphy se muestra débil en la primera partida y cae derrotada tras 70 movimientos. Pero de vuelta a la Régence, donde prosigue el enfrentamiento, se rehace de inmediato y consigue éxitos clamorosos, como el de la novena partida.

 

Anderssen está maravillado. “No se puede jugar al ajedrez mejor de cómo lo ha hecho el señor Morphy – declara-. Si hay una diferencia de nivel entre él y La Bourdonnais, es en su favor.”

Finalmente Morphy consigue una diferencia de 7 victorias.    

 

Seguidamente les ofrezco una célebre sesión de simultánea a la ciega que Morphy ofreció en el café de la Régence el 27 de Septiembre de 1.858, en una de las interrupciones de su match con Harrwitz.

Son ocho partidas las que Morphy jugó aquel día, para las que necesitó  ¡10 horas!, siendo los primeros jugadores derrotados, Potier y Préti, que resignaron al borde de la séptima hora de juego. El periodista americano Malakoff, ofreció un reportaje de la hazaña en el New York Times, indicando que detrás de cada uno de los ocho tableros en disputa, se amontonó una importante pléyade de buenos jugadores que susurraban las mejores respuestas... Sea como fuere, lo cierto es que el performance alcanzado por Morphy de 6 victorias y 2 tablas contra una poderosa oposición, fue histórico. Y lo que es más importante aún, en aquellas ocho partidas no hubieron errores de gran consideración:

 

(1) Morphy,P - Baucher,M [C41]
Paris Sim a la Ciega Café de la Régence, 27.09.1858
[Sergeant,P]

1.e4 e5 2.Cf3 d6 3.d4 exd4 4.Dxd4 Cc6 5.Ab5 Ad7 6.Axc6 Axc6 7.Ag5 f6 8.Ah4 Ch6 9.Cc3 Ae7 [ 9...Dd7 Morphy,P-Harrwith,D - (4) match café de la Régence,Paris. 1858 ] 10.0-0 0-0 11.Dc4+ Rh8 12.Cd4 Dd7 [ 12...Ad7 se debería haber jugado.] 13.Tad1 Tf7? Este movimiento es todavía menos justificable aquí que en la citada partida Morphy-Harrwitz, donde se llegó a una posición similar. [ 13...Cf7 es la jugada correcta.] 14.f4 a5 15.f5 Tff8 16.Ce6 Tg8 17.a4 [ 17.Tf3 Es todavía mejor.; Igual que 17.Cd5 según comentaba Steinitz.] 17...Cg4 18.De2 Ce5 19.Ag3 Dc8 Las negras desean capturar con el peón de dama si las blancas toman el caballo. Aparte dejan un hueco en d7 para su alfil. [ Pero 19...Cf7 con idea de Cd8 era necesario confrontando al caballo blanco de e6.] 20.Axe5 dxe5 21.Tf3 Ad7 Esta jugada pierde inmediatamente. Pero ya no hay movimiento salvador. 22.Th3 h6 [ 22...Te8 23.Dh5 h6 24.Cxg7!; Si 22...Axe6 entonces hay mate en dos.] 23.Dd2 Rh7 24.Dxd7 Ad6 25.Txh6+! Rxh6 26.Td3! Rh5 27.Df7+ [ 27.Df7+ g6 28.Dh7+ Rg4 29.Dh3#] 1-0

(2) Morphy,P - Bierwirth [C00]
Paris Sim a la Ciega Café de la Régence, 27.09.1858
[Sergeant,P]

1.e4 e6 2.d4 c6? Intentando una especie de Caro-Khan. Pero Morphy con su cuarta jugada, traspone a una usual variante de la defensa francesa, incluyendo el movimiento inferior de las negras. 3.Ad3 d5 4.exd5 exd5 5.Cf3 Ag4 6.0-0 Ad6 7.h3 Ah5 8.Ae3 Cd7 9.Te1 Ce7 10.Cbd2 Axf3 11.Cxf3 h6 12.Dd2 Dc7 13.c4 dxc4 14.Axc4 f5 15.Ce5 0-0-0 [ No hay ventaja para las negras tras 15...Axe5 16.dxe5 Cxe5 17.Ae6 Td8 18.Dc3 Dd6 19.Ac5; Ni tras 15...Cxe5 que es aún peor, por 16.dxe5 Axe5 17.Ac5 Td8 18.De2 Af6 19.Dh5+ y mate en dos.] 16.Ae6 Declinando justamente ganar la calidad. 16...Axe5 17.dxe5 Rb8 18.Dc3 Cb6 19.Da3 Cbc8 20.Tac1 g5 21.f4 gxf4 22.Axf4 Td4 23.De3 Te4 24.Df3 Db6+ 25.Rh2 Txe1 26.Txe1 Db4 27.Te2 Cg6 28.Ad2 Db5 29.Axc8 Txc8 30.Axh6 Th8 31.Ag7 Th7 32.Af6 Tf7 33.Dh5 Cf4 34.Dxf7 1-0

(3) Morphy,P - Bornemann [C30]
Paris Sim a la Ciega Café de la Régence, 27.09.1858
[Sergeant,P ]

1.e4 e5 2.f4 Ac5 3.Cf3 d6 4.c3 Jugada por él mismo en su segunda y cuarta partida del match con Löwenthal, en Londres, 1858. 4...Ag4 5.Ac4 Cf6 6.fxe5 Axf3 [ 6...dxe5 7.Axf7+] 7.Dxf3 dxe5 8.d3 Cc6 9.Ag5 a6 10.Cd2 Ae7 11.0-0-0 Dd7 12.Cf1 0-0-0 13.Ce3 h6 14.Ah4 g5 15.Ag3 Tdf8 16.Cd5 Ce8 17.d4 exd4 18.cxd4 [ 18.Axc7 era más fuerte, pero mucho más complicado.] 18...Ad8 19.Thf1 Cd6 20.Ab3 Cb5 21.De3 f5?? 22.exf5 Txf5 23.Cb6+ cxb6 24.Ae6 [ 24.Txf5 Te8! salva la dama.] 24...Td5 25.Tf7 Ce7 26.Rb1 Te8 27.Tc1+ Cc7 28.Axd7+ Txd7 29.d5 Cc6 30.dxc6 Txe3 31.cxd7+ 1-0

(4) Morphy,P - Guibert [B01]
Paris Sim a la Ciega Café de la Régence, 27.09.1858
[Sergeant,P]

Guibert era uno de los jugadores amateurs más fuertes de París. Falleció en 1.878. 1.e4 d5 2.exd5 Dxd5 3.Cc3 Dd8 4.d4 e6? 5.Cf3 Ad6 6.Ad3 Ce7 7.0-0 h6 [ Sí 7...0-0? se aplica la receta de la abuela... 8.Axh7+ Rxh7 9.Cg5+] 8.Ae3 c6 9.Ce5 Preparándose para su favorita maniobra en la siguiente movida. 9...Cd7 10.f4 Cf6 11.Ce4 Cf5 12.Af2 Ac7 13.c3 Cd5 14.Df3 De7 15.Tae1 Axe5 16.dxe5 Se podía esperar tomar con el peón f, pero Morphy quiere activar su alfil de dama. 16...h5 17.Ac5 Dd8 18.Cd6+ Cxd6 19.Axd6 g6 20.Dg3 Ce7 21.Td1 Ad7 22.Td2 h4 23.Dg4 Cf5 24.Axf5 exf5 25.Df3 Db6+ 26.Rh1 0-0-0 27.c4 [ 27.h3 podría haber detenido el movimiento siguiente de las negras, con el consiguiente debilitamiento del ala de rey que garantiza el empate.] 27...h3 28.g3 Ae6 29.Dc3 Td7 30.Tfd1 c5 31.Rg1 Thd8 32.Da3 a6 33.Axc5 Dc6 34.Ad6 f6 35.Td5 Axd5 36.Txd5 Txd6 37.exd6 Rb8 38.Dd3 Txd6 39.Dd2 Txd5 40.cxd5 Dc5+ 41.Rf1 Dc4+ 42.Rf2 Dc5+ 1/2-1/2

(5) Morphy,P - Préti,J [B21]
Paris Sim a la Ciega Café de la Régence, 27.09.1858
[Sergeant,P]

Jean Louis Préti. Nació en Mantua, 1.798. Huyó a Bordeaux en 1.826, escapando del alistamiento a filas austriaco. Experto flautista, que llegó a ser profesor del Royal College de aquella localidad. Abandonó la enseñanza musical por motivos de salud, llegando a París en 1.844. Se dedicó profesionalmente al ajedrez. Quedó primero en el Torneo del café de la Régence de 1.862. Fundó "La Stratégie" en 1.867, de la que fue editor hasta su muerte en 1.881. 1.e4 c5 2.d4 cxd4 3.Cf3 e5 Aunque fue en un principio recomendado por v. d. Lasa, con el tiempo este movimiento fue abandonado, por considerarse dudoso. Las blancas logran un fuerte ataque en compensación por el peón perdido. 4.Ac4 Ab4+ devolviendo el peón. [ Con 4...Dc7 se sostiene, como en la partida v. d. Lasa-Mayet, 1.847.; 4...Cc6 también era conocido aquí. Blackburne-De Vere, 1.886.] 5.c3 dxc3 6.bxc3 Ac5 7.Cxe5 Df6 8.Axf7+ Rf8 9.Cd3 Ab6 [ No 9...Axf2+ por 10.Cxf2 Dxf7 11.0-0 con ventaja.] 10.Ab3 d6 11.Aa3 Cc6 12.0-0 Ch6 13.e5 Dg6 14.Cf4 Dg4 15.Ce6+ Axe6 16.Dxd6+ Rf7 17.Dd7+ Rg6 18.Axe6 Dg5 19.Ad5 Cxe5 20.Ae4+ Cf5 21.De6+ Df6 22.Axf5+ Rh5 23.g4+ Cxg4 24.Axg4+ 1-0

(6) Morphy,P - Potier [C27]
Paris Sim a la Ciega Café de la Régence, 27.09.1858
[Sergeant,P]

1.e4 e5 2.Cf3 Cf6 3.Ac4 Cxe4 4.Cc3 Cf6 evitando entrar en Boden-Kieseritsky, pero a costa de una partida compleja. [ 4...d5] 5.Cxe5 d5 6.Ab3 Ae7 [ 6...c6 con idea de Ad6, era mejor.] 7.d4 c6 8.0-0 Cbd7 9.f4 Cb6 10.Df3 h5 11.f5 Dc7 12.Af4 Ad6 13.Tae1 Rf8 14.Dg3 h4 Las negras caen en una ingeniosa celada. [ Si 14...Axf5 15.Cg6+; 14...Rg8 era imperativo.] 15.Cg6+ Rg8 16.Axd6 hxg3 17.Axc7 fxg6 18.fxg6 gxh2+ 19.Rh1 Ag4 20.Te7 Cbd7 21.Ae5 Rf8 22.Tf7+ Rg8 23.Cxd5! cxd5 24.Axd5 Cb6 [ 24...Cxd5 25.Txg7#; 24...Cxe5 25.T7xf6+ Cf7 26.Txf7 Ae6 27.Axe6 Td8 28.Txb7#] 25.Ab3 1-0

(7) Morphy,P - Lequesne,E [B00]
Paris Sim a la Ciega Café de la Régence, 27.09.1858
[Sergeant,P]

Eugene Lequesne. Famoso escultor. Nacido en París en 1.815. Su busto de Morphy en mármol, ha servido siempre como referencia a los grandes estudiosos de su biografía, como Préti y Maroczy. 1.e4 b6 2.d4 Ab7 3.Ad3 e6 4.Ch3 [ 4.f3 es mejor.] 4...Ce7 5.0-0 d5 6.e5 Cec6 7.c3 Ae7 8.f4 g6 9.g4 h5 El avance de los peones blancos del flanco de rey ha sido prematuro. Con su movimiento, Lequesne encuentra la mejor manera de contrarrestarlo. Ahora sigue una partida llena de filigranas. 10.gxh5 Txh5 11.Dg4 Th4 12.Dg3 Rd7 13.Cd2 Dh8 14.Cg5 Cd8 15.Cdf3 Axg5 16.fxg5 Th3 17.Dg2 Cbc6 18.Ad2 Ce7 19.Tac1 Tc8 20.b4 a6 21.a4 Dh5 22.Ce1 Cf5 23.Tf3 Th4 24.Tf4 Txf4 25.Axf4 c5 26.bxc5 bxc5 27.Tb1 Las blancas tienen ahora una columna abierta, pero no pueden hacer nada con ella. 27...c4 28.Axf5 gxf5 29.Cc2 Ac6 30.a5 Dh4 31.Dg3 Dh5 32.Dg2 Dh4 1/2-1/2

(8) Morphy,P - Seguin,M [C41]
Paris Sim a la Ciega Café de la Régence, 27.09.1858
[Sergeant,P]

M. Seguin. Nacido en 1.809 y fallecido en 1.887. 1.e4 e5 2.Cf3 d6 3.d4 exd4 4.Cxd4 [ 4.Dxd4 era la usual continuación de Morphy.] 4...Cf6 5.Cc3 Ae7 6.Ad3 0-0 7.f4 este movimiento evidencia ánimos de lucha, algo evidente en esta simultánea. 7...c5 Debilitando el centro. Algo que será costoso para las negras. 8.Cf3 Cc6 9.0-0 [ 9.e5 Clamado por Maroczy como ventaja ganadora, tras 9...dxe5 10.fxe5 Cd7 11.De2 Te8 12.Af4 Ad6 13.0-0-0! . Lo que pasa es que las negras no tienen por qué jugar 12...Ad6. ] 9...Ag4 10.Ae3 a6 11.a4 h6 12.h3 Axf3 13.Dxf3 Cb4 14.Tad1 Dc7 15.b3 Cxd3 16.cxd3 Tfe8 17.d4 Dc6 18.dxc5 dxc5 Morphy traslada ahora la debilidad de las negras al peón alfil dama, que tras el cambio de damas, será condenado. 19.e5 Dxf3 20.Txf3 Ch7 21.Td7 Tab8 22.Cd5 Af8 23.Af2 Ted8 24.Cb6 Txd7 25.Cxd7 Tc8 26.Tc3 Tc7 27.Cxf8 Cxf8 28.Txc5 Txc5 29.Axc5 Ce6 30.Ae3 g6 31.g4 Cd8 32.Rf2 Cc6 33.Re2 b5 34.axb5 axb5 35.Rd3 Rf8 36.Ac5+ Re8 37.Re4 Rd7 38.Rd5 Cd8 39.f5 gxf5 40.gxf5 h5 41.Ab6 Cb7 42.e6+ fxe6+ 43.fxe6+ Re7 44.Rc6 Cd8+ 45.Axd8+ Rxd8 46.Rd6 Re8 47.e7 Esta fue la última partida en concluir, pasada diez horas desde su comienzo, pero el resultado solo confirmó una bella masacre. 1-0

Así con este grato recuerdo, se diluye la crónica sobre el café de la Régence, no sin antes comentaros que aquella noche después de cenar en el café Procope, un empleado del mismo, me comentó que el edificio original del café de la Regence había sido derruído por un fallo en la estructura.

Me indicó que al final de la calle, había una gran tienda de víveres, y que era allí donde se ubicaba.

 

Desaparecí entonces entre la penumbra y entre tanta callejuela, salía algo de mi interior que, ¡engrandecía mi espíritu!.

Por mi mente pasaban entonces los nombres de tantos buenos ajedrecistas que habrían visitado aquel café alguna vez... Los campeones mundiales Steinitz, Lasker, Capablanca, Alekhine (Aliejin, como bien me indica un fiel seguidor de la página WEB de Inforchess: D. Jesús Suárez: “Alekhine prefería que su nombre se pronunciara Aliejin y no Aliojin, como dice Hans Kmoch que lo conoció personalmente. Según Alekhine, Aliojin era una distorsión yiddich de su nombre, Aliejin, que provenía de un tipo de árbol, el aliesha, que crecía abundantemente en las propiedades rurales de su familia.”), Euwe, Botvinnik...

También recordaba nombres de otros célebres jugadores, muchos no de tanta jerarquía, pero todos de gran carácter como: Harrwitz, Anderssen, Mongredian, Baucher, St. Amant, Chamouillet, Journoud, de Riviere, Bottin, Duque de Brunswick, Conde Isouard, Journoud, Bierwirth, Bornemann, Guibert, Préti, Potier, Lequesne, Seguin, Devinck, LaRoche, Budzinsky, Schrufer, Bousserolles, Delannoy, Ehrmann, Maurian, St.Leon, Barnes, Falkbeer, Blackburne, Boden, de Vere, Dubois, Dufresne, Falkbeer, Fritz (¡no el programa!), Goring, Kieseritzky, Kolisch, Lange, Lowe, Löwenthal, MacDonnell, Mackenzie, Mason, Mayet, Mieses, Neumann, L.Paulsen, W.Paulsen, Rosenthal, Schallopp, Staunton, von der Lasa, Winawer, Zukertort, Alapin, Albin, Bird, Burn, Chigorin, Green, Janowski, Kolisch, Marco, Maroczy, Marshall, Mieses, Napier, Pillsbury, Schallops, Schiffers, Schlechter, Schwarz, Showalter, Tarrasch, Teichmann, von Bardeleben, Walbrodt... ¡Y TODA FRANCIA!.   

BIBLIOGRAFÍA USADA PARA LA ELABORACIÓN DE ESTE ARTÍCULO:

- Ajedrez Brillante. Máximo Borrell. Edt. Bruguera.

- Larousse del Ajedrez.

- A Picture History of Chess. Fred Wilson. Edt. Dover.

- Morphy´s games of chess, Philip W. Sergeant. Edt. Dover.

- The Games of Wilhelm Steinitz, Edt. Pickard.

- The chess games of Adolph Anderssen – Master of attack. Edt. Pickard.

- Paul Morphy and the evolution of chess theory.  Macon Shibut. Edt. Caissa editions.

-El genio del ajedrez: Paul Morphy. Valentín Fernández Coria y Luis Palau. Edt.  Sopena Argentina.  

- Ajedrez a la ciega – Blindfold chess. Benito López Esnaola. Edt. Fundamentos.

 

14-10-2002.